bote de cristal con aceite de coco
Última actualización: 27/05/2022

Nuestro método

25Productos analizados

58Horas invertidas

25Artículos evaluados

92Opiniones de usuarios

El aceite de coco orgánico se obtiene de un cultivo de cocoteros sin químicos o pesticidas en su producción. Esto hace que conserve sus propiedades naturales, aumentando a su vez los beneficios del coco.

Este es un producto natural, vegetal, que puede utilizarse de múltiples formas. Puedes emplearlo para cocinar u hornear, para mejorar la calidad de tu piel e, incluso, cuidar de tu pelo.

Los mejores aceites de coco orgánico: nuestras recomendaciones

El mejor aceite de coco orgánico para la piel

Uno de los aceites vegetales que utiliza la técnica del secado de la pulpa de coco. Este aceite de coco orgánico se exprime, obteniendo un aceite puro y prensado en frío que mantiene las vitaminas del coco.

Al conservar sus propiedades naturales, puedes usarlo para cocinar y para cuidar tu piel, dejando un aroma suave y delicado en ella, e hidratándola.

El mejor aceite de coco orgánico para cocinar

Este es un aceite desodorizado, libre de gluten y lactosa, lo que hace adecuado para cocinar alimentos para celíacos e intolerantes a la lactosa.

No se blanquea y tampoco se endurece, y no tiene sabor ni olor. Por esto, puedes emplearlo para freír o cocinar productos al vapor, agregando todos los beneficios del aceite de coco orgánico a tus comidas.

El mejor aceite de coco orgánico para veganos

Este aceite de coco orgánico es de gran calidad. Su producción se realiza en frío, sin químicos ni pesticidas que alteren sus propiedades.

Es un producto ideal para veganos, celíacos e intolerantes a la lactosa, por lo que podrás tomarlo sin preocupaciones. Además, tiene un aroma y sabor muy ligeros y suaves.

El mejor aceite de coco orgánico sin refinar

El aceite de coco virgen extra orgánico es un aceite prensado en frío. Destaca por su producción sin elementos químicos, sin refinar y que aúna todas las propiedades del coco.

Además, su envase es de cristal, protegiendo y conservando el aceite en buen estado. Gracias a este envase, el aceite permanece libre de residuos plásticos.

El mejor aceite de coco orgánico rico en vitaminas

Este especial aceite de coco orgánico virgen extra está creado con pulpa de coco recién recolectada. También está prensado en frío para obtener más propiedades y nutrientes naturales.

Resalta su gran aroma a coco y un sabor dulce. Igualmente, es rico en vitaminas y minerales, lo que lo hace idóneo para cocinar.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre los aceites de coco orgánico

cuchara con aceite de coco orgánico

El aceite de coco tiene múltiples beneficios, como fortalecer el sistema inmune. Aprende a utilizar este aceite y a disfrutar de sus ventajas.
(Fuente: Towfiqu barbhuiya/ Unsplash)

¿Qué diferencia el aceite de coco orgánico de otros aceites?

El aceite de coco ecológico se elabora con cocos frescos, recién recolectados. Este tipo de aceite no incluye productos químicos ni conservantes para su duración.

Un buen aceite de coco orgánico mantiene los minerales y vitaminas de la fruta del coco. De esta forma, puedes usarlo para cocinar alimentos, cuidar tu piel, tu pelo, aprovechando todos los beneficios del coco.

¿Qué tipos de aceite de coco orgánico existen en el mercado?

El aceite de coco orgánico tiene distintos tipos de origen, textura, sabor y aroma. Dependiendo de estos factores, podemos encontrar dos tipos de este aceite.

  • Aceite de coco virgen extra. Su sabor es ligero y su aroma es muy suave. No ha pasado por ningún proceso, y se puede utilizar en cosmética y para cocinar.
  • Aceite de coco refinado. Su sabor es casi inapreciable, pero conserva algunos de sus nutrientes y minerales. Pasa por un proceso donde se incluyen agentes químicos para que tarde más en estropearse.

¿Por qué utilizar un aceite de coco orgánico?

Usar aceite de coco orgánico puede mejorar tu salud y bienestar. Este producto tiene múltiples beneficios tanto si lo empleas para cocinar alimentos como para tratar problemas de la piel o el cabello.

Algunos de sus beneficios incluyen la pérdida de peso, aumento de energía, tratar bacterias y hongos, prevenir el acné, evitar la rotura del pelo, entre otros.

¿Qué alternativas existen al aceite de coco orgánico?

Hay muchas alternativas al aceite de coco orgánico. La alternativa más común es el aceite de coco refinado, que ha sido procesado y despojado de sus nutrientes. Los aceites refinados también han sido blanqueados con productos químicos que pueden ser perjudiciales para tu salud.

Otra opción para una fuente de grasa ecológica es el aceite de palma, pero este producto procede del mismo árbol que las palmeras utilizadas en la producción de papel, no siendo sostenible. Otras opciones son los aceites de oliva o de aguacate, aunque estos productos no contienen ningún ácido graso de cadena media como el ácido láurico que se encuentra en el aceite de coco.

Criterios de compra

Color

Cada aceite tiene un color y textura diferentes debido al procesamiento. El aceite de coco orgánico virgen presenta un color más blanquecino cuando está sólido y transparente cuando está líquido, conservando el sabor suave del coco.

Por el contrario, el aceite de coco orgánico refinado tiene un color amarillento, ya que se pasa por un proceso de químicos que aumenta su duración, y casi no se puede apreciar su sabor.

Aroma

El olor de cada aceite vegetal puede variar. Dependiendo de si procede de la pulpa fresca del coco o si ha pasado por un proceso donde se altera su composición, cambia su aroma.

El aceite de coco orgánico virgen extra tiene un olor suave, fresco, típico del coco. En cambio, el aceite de coco orgánico refinado puede, incluso, carecer de olor alguno.

Sello

Antes de adquirir tu aceite de coco orgánico, debes revisar que posee el sello que garantiza que es ecológico. Este sello puede variar dependiendo de tu zona.

Este sello es una certificación que da a conocer que su procedimiento respeta el medio ambiente, y que el producto y envasado es de calidad.

Prensado

El aceite de coco orgánico se puede extraer de dos maneras de prensado del coco, a través de las cuales se obtiene el líquido de la pulpa de esta fruta.

Se puede extraer mediante calor, un proceso más rápido, pero que elimina algunos de los nutrientes y propiedades del coco; o mediante prensado en frío, sin cambios de temperatura ni químicos, permitiendo conservar sus minerales y propiedades naturales.

(Fuente de la imagen destacada: Dana Tentis/ Pexels)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones