Última actualización: 21/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Podemos decir, que el uso de buenos productos es uno de los 10 mandamientos en el cuidado de la piel. Específicamente, ¿qué usamos al momento de bañarnos y dedicarnos un tiempo para nuestro cuidado e higiene? Te presentamos el aceite de ducha que es best seller de las ventas a nivel corporal.

En definitiva, todos queremos y añoramos tener la piel de un bebe y es posible a través de cuidados, buen uso de productos y protección. Así mismo, decirte que no necesariamente los productos que ayudan al correcto funcionamiento del pH deben ser los más caros. Existen todo tipo de óleos que pueden potenciar las virtudes de tu dermis.




Lo más importante

  • Los aceites de ducha, hidratan más que los típicos geles o jabones tradicionales. Cuentan con fórmulas enriquecidas con ingredientes naturales, no dañinos para la piel y de texturas oleosas. Sin embargo, están perfectamente equilibrados para darnos una linda sensación y cuidado por varias horas.
  • Están totalmente avalados y recomendados por médicos dermatólogos y asociaciones dermatológicas, incentivando su uso diario. Por sus beneficios, han logrado imponerse en el mercado por su buena imagen y cada vez tienen más adeptos.
  • Al ser aptos para todo tipo de piel, son exclusivamente recomendados en el caso de pieles atópicas, extra sensibles y sensibles también para hombres porque en general no hacen uso de cremas hidratantes y con una aplicación previenen irritaciones, sequedad y desde la practicidad.

Los mejores aceites de ducha del mercado: Nuestras recomendaciones

Como resultado de nuestra investigación, surgen estas sugerencias de este tipo de productos. Investigamos exhaustivamente el mercado y te decimos cuáles son los que realmente cumplen con lo que te prometen, recabamos información de sus consumidores y también los analizamos desde el punto de vista dermatológico. A continuación, te brindamos como armamos el ranking de los mejores.

Se trata de un producto enriquecido con lípidos nutritivos y aceite de karité con unas concentraciones excepcionales. Limpia la piel de forma suave, proporciona hidratación y nutrición y la protege.

Se aplica mediante un suave masaje y se aclara posteriormente. Deja un velo ligero y satinado sobre la piel, con un agradable aroma. Además, puede utilizarse también sobre el cabello.

Este aceite de ducha está formulado con ácidos grasos esenciales omega-3, omega-6 y dexpantenol. Sus ingredientes fortalecen la barrera cutánea y aportan suavidad a la piel. Puede usarse solo o con el resto de productos de la misma línea.

Está disponible en varios tamaños. Su fórmula está perfectamente equilibrada y enriquecida con valiosos nutrientes colaboran con el cuidado de la piel.

Este producto enriquecido con aceite de almendra deja un sutil y apetitoso aroma fresco en la piel. Proporciona una alta hidratación y suavidad.

En contacto con el agua, se convierte en una espuma que limpia la piel sin resecarla. Sin embargo, puede utilizarse también sobre la piel seca como hidratante.

Este aceite de ducha está fabricado con ingredientes de alta calidad que forman una barrera en la piel para protegerla de posibles daños por factores externos. Es apto para niños y personas con pieles sensibles o atópicas.

Está recomendado por asociaciones dermatológicas y cuenta con el sello de uno de los mejores laboratorios. Se aplica masajeando sobre la piel mojada para después aclararlo. Además, su aroma es muy agradable.

Formulado con los mejores aceites, este producto tiene como uno de sus principales ingredientes el pH5. Limpia en profundidad sin resecar y es extremadamente suave y agradable bajo el agua. Está disponible en distintos tamaños.

Es apto para todo tipo de pieles, tanto niños como adultos. Su fragancia es neutra y aporta nutrientes a tu piel de manera prolongada y saludable.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el aceite de ducha

Todos queremos que nuestra piel sea sana, aterciopelada al tacto, delicada y perfumada. ¿Cómo lograrlo? A continuación, te contamos todas las opiniones valiosas de los médicos y sus sugerencias y también te respondemos las preguntas más relevantes para que puedas comenzar a usarlos hoy mismo(1).

El momento de día en que nos cuidamos la piel. (Fuente: Crystalweed cannabis: iXpuwXVuz8E/ Unsplash)

¿Qué es el aceite para ducha?

Es un líquido con textura oleosa que se usa en la ducha en lugar del jabón. La mayoría de estos productos poseen ingredientes que en contacto con el agua se transforman, y adquieren una contextura densa, dando una sensación muy agradable y permitiendo la limpieza y la extra de hidratación que es necesaria para la salud de la piel(2) .

Así como los jabones, existen distintas fragancias para los aceites. Además, podemos encontrarlos más o menos oleosos y en algunos casos pueden crear espuma. Lo interesante del aceite es que cuida de la piel y uno se abrevia mucho tiempo al colocarse estos productos en la ducha. Suelen llamarse 2 en 1, porque simplifican dos pasos en uno, logrando muy buenos resultados.

¿Cuáles son los beneficios de usar aceite de ducha?

Estos tipos de aceites son la revolución de la higiene personal, se están convirtiendo en imprescindibles a la hora de bañarnos. Gracias a sus fórmulas, facilitan la hidratación de la piel de una forma rápida y cómoda. Además, de la practicidad posee virtudes que ayudan a la salud sin necesidad de estar pendientes de ella durante el resto del día y solo con un uso diario, nos da todo lo necesario.

A continuación te mencionamos algunas de sus virtudes:

  • Son nutritivos y protectores: cuentan con vitaminas para poder dejar tu piel preparada frente a cualquier tipo de daño que pueda tener.
  • Son aptos para todo tipo de piel: lo pueden usar adultos y niños.
  • Simplifican el tiempo que dediques a tu cuidado: humectan por gran cantidad de horas
  • Tienen larga duración: gracias a su textura, es necesaria muy poca cantidad del producto para aplicar sobre la piel
  • Hidratan y penetran en la piel: produciendo un efecto de humectación profunda

¿Cuándo se usa el aceite de ducha?

Depende, muchos se usan exclusivamente en la ducha y cuando se ponen en contacto con el agua, liberan su fragancia y virtudes, otros pueden usarse al momento de tomar un baño de inmersión. Algunas fórmulas son polivalentes, y es posible colocarlas en la bañera o ponerlas directamente en la piel, pero aún humedecida.

Momento de uso Nivel de humectación Durabilidad
En la ducha Muy alta 24 horas
Baño de inmersión Alta 12 horas
En seco Moderada 8 horas

¿Qué tipos de aceite de ducha existen?

Existen distintos tipos, según su fragancia, texturas y propiedades. Se recomiendan aquellos que están elaborados a base de extractos de almendra, coco, rosa mosqueta, argán, lavanda y otro tipo de frutos naturales. En el caso de las personas con alergias al gluten, deben evitar todos los productos que contengan trigo, avena, centeno y cebada, en cualquier proporción y siempre buscar los sellos aptos en los envases(4, 5).

Por ese motivo, es fundamental que puedas realizar tu propia evaluación de las necesidades de tu piel previamente a adquirir estos productos. Es necesario considerar, que al momento de tomar el baño, la dermis en todos los casos necesita ser humectada.

¿Por qué comprar aceite de ducha?

En general, salvo algunas excepciones, la ducha son esos minutos al día que son gratificantes y ayudan a que nuestro sistema nervioso central se relaje. Algunos, son superfanáticos y hasta pueden bañarse más de una vez en 24 horas. También sucede, que en ciudades donde el calor es extremo, es recomendable hacerlo, pero si a la jornada se le suma actividad física, termina siendo una necesidad.

Por todos estos motivos, más los que brindan los dermatólogos es necesario reemplazar el jabón tradicional por aceite de ducha para que la piel no se reseque, ni tome mal aspecto. Es decir, son ideales para tratar irritaciones, calmar el ardor y regenerarla. También ayudan a cuidar cicatrices y estrías. Así como disminuir las asperezas en codos, tobillos y rodillas.

Deysy E. Cieza DíazMédico adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, en Madrid
"El uso del jabón, es el principal culpable en la destrucción de las barreras protectoras de la piel (el manto hidrolipídico) y la apertura de puertas a distintos gérmenes."

¿Por qué el jabón no cubre las necesidades de la piel?

El jabón es la manera más antigua y económica que hay hoy en día en el mercado. También podemos encontrar el gel y la novedad que es el aceite de ducha. Aunque, no necesariamente porque huela bien y tenga linda textura, es la mejor opción.

A pesar de lo que se cree, el jabón puede taparnos los poros y eso produce grasa y en otros casos tiene demasiados ingredientes que actúan irritando o no permitiendo respirar y trayendo problemas cutáneos a la misma. Estos productos son la combinación de grasas de procedencia vegetal o animal con una sustancia alcalina, llamada el hidróxido de sodio o sosa cáustica.

Al unirlos, se obtiene la saponificación por el que el agua se evapora y aparece como resultado el producto que utilizaremos finalmente para nuestra higiene corporal.

El aceite se puede usar en ducha, baño de inmersión o en seco. (Fuente: Bruce mars: Q_iJuyRdy4c/ Unplash)

¿Qué diferencia tiene con el jabón tradicional?

El aceite de ducha no está hecho con grasas procedentes de animales o vegetales, tampoco tienen sosa entonces solo al contar con su textura mayormente oleosa genera al contacto una sensación de seda en el cuerpo. Por este motivo, el exceso de jabón sólido puede producir lesiones en la piel, porque da sequedad o irritación y la zona más externa es propensa a cortarse fácilmente o irritarse, en algunos casos podría generar dermatitis (3).

Jabones o geles Aceite para ducha
Pueden producir sequedad Brindan humedad a la piel
Están producidos con grasas animales y/o vegetales Están producidos con ingredientes naturales, aceites buenos y sin detergentes
Hacen espuma No hacen espuma
Son más económicos, pero su durabilidad es breve Son más caros, pero su durabilidad es mucho mayor a la del jabón porque se usa mucha menos cantidad
Poseen solamente la función de limpieza Poseen más de una función, ya que reparan, hidratan, nutren y aportan nutrientes a la piel

Criterios de compra

A partir de todo lo expuesto anteriormente intentamos brindarte toda la información necesaria a la hora de comprarte tu aceite de ducha. Por esta razón, juntamos las características más importantes y relevantes al momento de comprar para que puedas realizarla exitosamente y cubriendo tus necesidades.

Textura

En primer lugar, pusimos este requisito porque creemos que es fundamental dado que nos lleva al cuidado de nuestra piel. Es ese sentir, esa textura visual y táctil que tiene mucho que ver al momento de su compra.

Por consiguiente, un aceite es suave como la seda y puede llegar a las capas más profundas en comparación con la crema hidratante.

Protege, con su textura, a la piel y le brinda hidratación, humectación y brillo a lo largo de horas. Por lo tanto, lo pusimos como el criterio más valioso porque gracias a sus ingredientes generan una sana adicción, pero sin embargo en su justa medida aportan elasticidad y luminosidad.

Durabilidad

Este producto posee una larga durabilidad, más allá que es de uso diario no necesita demasiadas gotas para aportarnos todos sus beneficios y brindarnos la protección necesaria por varias horas.

Por este motivo, es una característica más que posee y que suma al momento de realizar la compra porque dura en la piel cuando lo usamos y en tu baño. Realmente, es en materia dérmica muy recomendada para uso diario.

Hay algunos aceites que hacen espuma en contacto con el agua. (Fuente: Wevibe: SHApA7ST3E/ Unplash)

Hidratación

Seguramente, cuando nos proponemos usar este producto es por la sequedad, irritación o problemas con la piel. Posiblemente, aconsejados por un médico dermatólogo tenemos la información necesaria y constatada que usarlo nos da hidratación profunda y duradera.

Se puede alternar con cremas hidratantes, con sérum corporales con aceites más ligeros post ducha. Se intenta y se apunta, a que al usarlo a diario se pueda transformar en un tratamiento y con pocas semanas podrás notar esos cambios positivos en tu piel.

Limpieza

Además de todo lo que aporta este tipo de aceite, cumple con la función de limpieza por eso el 2 pasos en 1, por eso es el producto estrella de tu higiene personal y también el de tus seres queridos.

Lo interesante y destacable es que no se convierte en detergente porque no usa productos para limpieza normal como cualquier otro producto más tradicional.

Sus ingredientes son tan nobles y apuntan potenciar tu piel y su no irritación por su uso. Además, resultan ligeros, de rápida absorción, suaves al tacto y no deja ninguna sensación pegajosa, sino todo lo contrario.

Relación precio - calidad

Está totalmente relacionado este criterio, porque si es verdad que el aceite es más caro que el jabón, pero su durabilidad es muchísimo más. Entendimos, luego de investigar el mercado, que la calidad supera ampliamente al del método tradicional y el precio se ajusta perfectamente.

Es un producto, que en su dosis diaria es muy pequeña y eso lo hace muy durable a lo largo de varias semanas. Las funciones que aporta a la piel, la alta recomendación por parte de los médicos dermatólogos y la muy buena aceptación en el mercado, es una síntesis de la fórmula perfecta para llevarnos el mejor.

Resumen

Estás totalmente preparado para usar el aceite de ducha, en su mejor versión para las necesidades de tu piel. Entendemos, que es un órgano requiere de muchos cuidados. En este artículo expusimos todo lo importante para que tu baño sea relajante pero saludable también.

Sabemos que hay cuidados como la alimentación, beber agua, usar protección solar y demás cuestiones que apuntan en todo momento a su cuidado.Esperamos que este artículo haya resultado de utilidad en tu búsqueda. Si fue así, te invitamos a compartirlo con tus conocidos.¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: alenkasm: 54740902/ 123rf)

Referencias (5)

1. Zeas D., I. M., & Ordóñez V, M. S. (2016, June). Dermatología básica para el médico general. https://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/26151/3/DERMATOLOGIA%20BASICA.pdf.
Fuente

2. Mancilla M, M. (2017, October). Cosmetología y patologías de la piel. https://digitk.areandina.edu.co/bitstream/handle/areandina/1248/Cosmetolog%C3%ADa%20y%20patolog%C3%ADas.pdf?sequence=1&isAllowed=y.
Fuente

3. Sendagorta Cudós, E., & Lucas Laguna, R. (2009). Tratamiento de la dermatitis atópica. https://scielo.isciii.es/pdf/pap/v11s15/4_tratamiento_da.pdf.
Fuente

4. Sanjinés, L., Martínez, M., & Magliano, J. (n.d.). Dermatitis herpetiforme como carta de presentación de la enfermedad celíaca. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S2393-67972016000100003&script=sci_arttext.
Fuente

5. Gil Ortega, A. M. (2014, April). Efectos de los aceites de almendras dulces y de crisálida del gusano de la seda sobre el fotoenvejecimiento cutáneo . https://digitum.um.es/digitum/handle/10201/38751.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Cientifico
Zeas D., I. M., & Ordóñez V, M. S. (2016, June). Dermatología básica para el médico general. https://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/26151/3/DERMATOLOGIA%20BASICA.pdf.
Ir a la fuente
Cientifico
Mancilla M, M. (2017, October). Cosmetología y patologías de la piel. https://digitk.areandina.edu.co/bitstream/handle/areandina/1248/Cosmetolog%C3%ADa%20y%20patolog%C3%ADas.pdf?sequence=1&isAllowed=y.
Ir a la fuente
Articulo cientifico
Sendagorta Cudós, E., & Lucas Laguna, R. (2009). Tratamiento de la dermatitis atópica. https://scielo.isciii.es/pdf/pap/v11s15/4_tratamiento_da.pdf.
Ir a la fuente
Cientifico
Sanjinés, L., Martínez, M., & Magliano, J. (n.d.). Dermatitis herpetiforme como carta de presentación de la enfermedad celíaca. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S2393-67972016000100003&script=sci_arttext.
Ir a la fuente
Cientifico
Gil Ortega, A. M. (2014, April). Efectos de los aceites de almendras dulces y de crisálida del gusano de la seda sobre el fotoenvejecimiento cutáneo . https://digitum.um.es/digitum/handle/10201/38751.
Ir a la fuente
Evaluaciones