Última actualización: 23/09/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

La alfombra no es solo un elemento decorativo más. Tienen identidad propia y el estilo escandinavo o nórdico está de moda. Esta peculiar, pero sobria manera de decorar tu casa hará de tus estancias los lugares más acogedores y hogareños. Casi cualquier tipo de alfombra es combinable con esta personalidad del norte, y las convertirá en algo mucho más útil que simplemente decorativo.

Proteger tus pies del frío suelo es solo una de las múltiples ventajas de colocar alfombras por toda la casa. El estilo nórdico, además, aportará luminosidad, ya que se trata de convertir los hogares en lugares llenos de vida y cálidos. Para combatir la baja temperatura del invierno "escandinavo", los tapetes nórdicos, ideales para cualquier estancia, incluso el exterior, son un must have.




Lo más importante

  • La alfombra escandinava presenta multitud de posibilidades. Podrás emplearlas para contagiar rápidamente todo tu hogar del carisma nórdico.
  • Una alfombra nórdica aportará a tu hogar luminosidad y calidez. La convertirá en el lugar más acogedor para el frío invierno.
  • Para conseguir la decoración de carácter nórdico que estamos buscando, deberemos tener en cuenta múltiples factores antes de comprar nuestra alfombra.

Las mejores alfombras nórdicas del mercado: Nuestras recomendaciones

Las alfombras nórdicas cuentan con infinidad de posibilidades. Las puedes colocar en cualquier lugar de tu casa, las hay de mayor o menor tamaño, de diferentes formas, colores, estampados, materiales. ...A continuación, podrás descubrir en el ranking las que hemos escogido como las mejores para ti, según distintos criterios. ¡Échale un vistazo!

La alfombra nórdica más acogedora

Lo que hace de esta alfombra la más acogedora es su pelo largo y suave. Paco Home consigue, con un diseño de rombos y un color característico de la personalidad escandinava, un tapete ideal para colocar en estancias como tu salón, el comedor o la habitación. La pura elegancia se mezcla en este elemento de decoración gris y beige con la originalidad en el estampado.

Esta alfombra antideslizante de Paco Home cuenta con un tamaño de 120x170, el material 100 % polipropileno y su forma rectangular. El pelo tiene una longitud de 40 milímetros. El fabricante promete una facilidad de cuidado y limpieza, además de una entrega segura y rápida a la puerta de tu hogar. El felpudo alto es ideal para crear en tu casa el ambiente escandinavo y cálido que buscas.

La alfombra nórdica ideal para climas fríos

¿Una alfombra de lana 100% natural? Esta fantasía es posible con la elegante estera que ofrece MOLDABELA. Puedes realizar tu pedido en varias medidas diferentes, según tus necesidades. Las opciones rondan desde 80x150 hasta 310x430 centímetros. La altura es de 7, 5 milímetros y sus colores beige y azul la hacen amoldarse perfectamente al estilo nórdico.

Se trata de una alfombra que se adapta a cualquier estilo: clásico, moderno o contemporáneo. La comodidad que aporta bajo los pies es increíble, a pesar de ser duradera y resistente. MOLDABELA asigna a esta moqueta una seguridad excelente, además de una resistencia inigualable a las manchas y la retención de polvo, que queda entre sus fibras. Los expertos lo califican como el tapete ideal para un lugar que requiera luminosidad.

La alfombra nórdica más original

¿Buscas romper con todo y decorar tu casa de manera rústica, sorprendiendo a todos tus invitados? Esta alfombra de yute es ideal para crear ambiente nórdico. Según los usuarios que ya la han adquirido se puede andar sobre ella descalzo, pues su tacto es suave. Son fáciles de combinar con cualquier tipo de colores y decoración del resto del mobiliario.

Alfombras Hamid ofrece una alfombra de 5 milímetros de altura tejida a mano con material vegetal natural. Este tapete tiene un aspecto muy llamativo y se puede limpiar con un aspirador a media potencia. Ideales para recibidores, comedores, salones o pasillos, podrás elegir su forma: redondeada, cuadrada, ovalada o rectangular.

La mejor alfombra nórdica más económica

Si lo que estás buscando es una alfombra de estilo nórdico elegante, pero económica, la opción de ‎SXYHKJ es para ti. Un tapete perfecto para colocar en cualquier sitio por su tamaño más reducido: 60x90, 60x160, 75x120 o 80x180. Es ideal para dar un toque distinguido y de lujo a tu hogar con un felpudo de piel sintética. Su extrema suavidad no resta importancia a la resistencia de su composición.

Seguramente la utilices para descansar los pies bajo el sofá un lugar cálido, para practicar yoga o meditación, o para decorar la estancia de manera muy elegante. Esta estera de varios colores disponibles es, además, muy fácil de lavar, ya que se puede poner en lavadora utilizando agua fría o un programa para prendas delicadas. Incluso es apta para secar en la secadora.

La mejor alfombra nórdica para bebés

No products found.

Tienes un bebé y no quieres dejar de prestarle todas sus comodidades sin romper con el aspecto escandinavo de la decoración de tu hogar. Esta alfombra redonda para juegos de niño o niña de Ruick es perfecta en tu caso. Se puede utilizar como alfombrilla para jugar, pues su material es algodón. Las dimensiones del producto son 30 x 30 x 3, y su peso es de tan solo 460 gramos.

Los usuarios que han comprado la alfombrilla de Ruick la describen como una alfombra muy suave y mullida, ideal para jugar con los pequeños en sus cuartos. Su color rosa la hace excelente para una decoración infantil pero a la vez elegante y acogedora. A la hora de lavarla, el diseño de su cremallera se puede retirar para hacerlo de manera más sencilla.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la alfombra nórdica

¿Deseas adquirir una alfombra nórdica que se adapte completamente a tus necesidades? Primero necesitarás conocer todos los detalles sobre este artículo de diseño. Un tapete nórdico puede colocarse en muchos lugares de tu hogar, dándole un aspecto cálido y acogedor. En primer lugar, hemos recopilado una serie de respuestas a preguntas frecuentes.

La alfombra de estilo nórdico presenta numerosas ventajas. (Fuente: Lanoy: rSGdLWXpKzk/ unsplash)

¿Qué es una alfombra nórdica?

Seguramente te estás preguntando qué diferencia a una alfombra convencional del tapete nórdico o escandinavo. Se trata de un estilo de decoración que busca la calidez y la luminosidad, debido a la tendencia de los países escandinavos al frío invernal y la oscuridad la mayor parte del día. Por lo tanto, una moqueta nórdica hará de las salas de tu casa estancias llenas de colores tierra y, sobre todo, gran funcionalidad.

El carácter escandinavo en alfombras combinará perfectamente con suelos de madera y un mobiliario minimalista. Puedes colocar una de estas alfombras en prácticamente cualquier espacio de tu casa, haciendo de tu hogar un lugar ideal por el que poder pasear con los pies descalzos, si el confort total es lo que te gusta. De esta forma, el estilo nórdico se convierte no solo en el diseño de moda, sino también en uno perfecto para los hogareños.

¿Qué tipos de alfombras nórdicas hay?

Claro está que existen multitud de factores por los que diferenciar unas alfombras nórdicas de otras. Por lo tanto, es esencial que puedas entender perfectamente qué tipos hay y cuál es el que más te gusta. Es conveniente saber catalogarlas según su material, el color, la suavidad, así como si es moderna o clásica. Échale un vistazo a la siguiente tabla para no perderte nada.

Tipo de alfombra.
Según el tamaño. A medida/tamaños estándares.
Según su altura. Entre 0 y más de 25 mm.
Según la suavidad. Entre muy poca o tacto normal y extra suave.
Según la quieras combinar. Modernas o clásicas.
Según el material. De lana o de pelos.

El estilo nórdico es fácil de compatibilizar con cualquier otro. Como resultado, es posible crear un ambiente clásico moderno colocando una alfombra nórdica, pero clásica.

¿Cuáles son las ventajas de la alfombra nórdica?

La realidad es que una alfombra de tipo nórdico tiene múltiples beneficios en comparación con otros diseños de alfombras. No solo podrás notar sus ventajas en tu hogar, sino también en ti mismo y las personas con las que convives. A continuación, te dejamos una lista llena de las virtudes de un felpudo escandinavo.

  1. Calidez y confort. La alfombra nórdica hará de cualquier espacio de tu hogar una estancia muy acogedora y elegante.
  2. Aislante del frío. Se recomiendan especialmente si el suelo de nuestra casa es de mármol o losetas, aunque combinan perfectamente con superficies de madera.
  3. Elegancia. Se trata de una alfombra cuyos colores y estilo ofrecen una distinción como pocas.
  4. Multitud de posibilidades. Existen infinidad de diferentes alfombras escandinavas. Varía el tamaño, la forma, el pelo. Por consiguiente, sirven tanto para los dormitorios de casa o el salón, como para los baños o, incluso, el exterior.

¿Dónde colocar una alfombra nórdica?

Probablemente el tapete nórdico sea uno de los estilos más versátiles a la hora de elegir una alfombra. No solo aportan elegancia y combinan perfectamente con todo tipo de mobiliario. Además, son completamente funcionales, ya que permiten aislar el frío del suelo, y con ellas, podrás andar cómodamente descalzo. Por consiguiente, esto las hace ideales también para niños o mascotas.

Tipo de alfombra. Emplazamiento Idea
Alfombra grande. Salón/comedor. Si tienes un salón de gran tamaño o un salón comedor, puedes utilizarla para dividir ambos espacios.
Alfombra más resistente y lavable. Cocina Escoge una alfombra de color oscuro o con estampado para disimular las posibles manchas.
Alfombra alargada y estrecha. Pasillo. Mejor elige una alfombra con colores claros si tu pasillo carece de ventanas.
Alfombra específica para exterior. Patio o jardín. Deberás tener muy en cuenta que tu tapete sea resistente al agua, al sol y la humedad.
Alfombra pequeña. Baños. Piensa en el tamaño de la estancia. Colocar una alfombra muy pequeña en un espacio muy grande puede resultar extraño.

Las alfombras nórdicas suelen ser muy agradables al tacto y pueden colocarse en prácticamente todas las salas de tu casa.

¿Cómo se limpia una alfombra nórdica?

Ciertamente, a nadie le gusta tener felpudos sucios en casa, ¿verdad? Esto puede aportar un aspecto descuidado a nuestro hogar, algo nada deseable. Sin embargo, pueden ensuciarse fácilmente, especialmente si tenemos animales en el interior. Si deseas que todos tus tapices estén impolutos, incluidos los de la cocina o exterior, sigue leyendo. Para saber cómo limpiar correctamente tu alfombra nórdica es imprescindible diferenciar entre el tipo de material o pelo que tiene.

  • Alfombra de pelo corto: con cuidado, utiliza un cepillo y límpiala despacio con agua caliente y un poco de amoniaco.
  • Alfombra de lana: limpieza en seco. Aplica bicarbonato de sodio en toda la superficie y deja actuar una hora. Más tarde, pasa la aspiradora.
  • Alfombra de pelo largo: cuelga la alfombra en algún sitio amplio donde puedas sacudirla para eliminar el polvo. Mezcla agua y un poco de vinagre blanco, e introdúcela en el líquido. Después, déjala secar unas tres horas.
  • Mantenimiento de la alfombra: es imprescindible limpiar a fondo el tapete, nunca empaparlo del todo con los líquidos y tener en cuenta que los productos que utilicemos para eliminar las manchas depende del tejido y la composición de nuestros felpudos.

Si buscas un confort total, la alfombra nórdica es para ti. (Fuente: Danilyiuk: 7120927/ pexels)

¿Es recomendable una alfombra nórdica para las alergias?

Cuando se trate de comprar una nueva alfombra, sobre todo si tienes alguna alergia, deberás tener en cuenta la recomendación de un médico. No obstante, es fundamental poder diferenciar entre la reacción al polvo o a los ácaros. Muchas de las alfombras del mercado son antialérgicas: antipolillas, ácaros, entre otros. Por consiguiente, es más probable que cualquier individuo, alérgico o no, pueda decorar su casa con uno o varios felpudos nórdicos.

Además de limpiar a fondo nuestras alfombras escandinavas, te recomendamos buscar estos materiales, que van a facilitarte la vida:

  • Vinilo: son lavables y aptas para cualquier producto de limpieza.
  • Polipropileno: muy similar a la lana y naturalmente repelente de polvo y suciedad.
  • Fibra natural: no tienen pelo y por tanto no acumulan tanta cantidad de polvo.

Criterios de compra

Tu objetivo es claro, comprar una alfombra nórdica, inspirada en la corriente escandinava de decoración. Sobre todo si buscas la sencillez y funcionalidad, por encima de cualquier otra cosa. Probablemente quieres un ambiente acogedor y sutil, pero original. Antes que nada, deberás conocer todos los detalles que pueden servirte para realizar la mejor adquisición de tus tapetes nórdicos.

Composición

Ya sabemos que las alfombras de estilo escandinavo son el perfecto complemento tanto para un piso como para una casa con numerosas estancias y exterior. Entre los criterios más importantes que debemos tener en cuenta para elegir la mejor, está el material. Son múltiples las posibilidades, y cada una aporta algo diferente al carácter nórdico que queremos para nuestro hogar.

Piel sintética, Goma Eva, algodón, vinílica, de bambú, fibras vegetales, lana, piel o fibras sintéticas. Dependiendo de tus necesidades y tu estilo de vida deberás elegir entre una u otra. A continuación, te dejamos unos consejos sobre algunos de los materiales:

  • Algodón. Se trata de un material absorbente y fácil de lavar. Ideal para las alfombras de la cocina.
  • Yute: tienen un tacto muy suave, puedes colocarlas tanto en el interior como en el exterior.
  • Fibras naturales o vegetales: aíslan sobremanera el frío y la humedad.
  • Fibras sintéticas: perfecta si buscas una alfombra de las que duran toda la vida.

Las alfombras nórdicas aportan calidez a tu hogar. (Fuente: Franco: nLOBQLmmRDk/ unsplash)

Estilo

Las alfombras nórdicas se inspiran en el movimiento del diseño escandinavo en el siglo XX. Es por ello por lo que, la búsqueda de este estilo en nuestros espacios requiere de un conocimiento previo de las distintas opciones. Para poder ofrecer a nuestras salas la frescura y originalidad de tal diseño, es muy valioso pararnos a pensar qué personalidad queremos para el tapiz.

Para conseguir el carácter escandinavo existen multitud de estilos entre los que elegir: moderno (con formas geométricas, por ejemplo), clásico o vintage (boho o finas), abstractas (efecto mármol), étnicas o estilo bereber, y de efecto desgastado.

Lo fundamental es que decidas qué estilo pega más con tu casa. ¿Contemporáneo, vintage o algo mucho más moderno?

Color

Ya hemos visto que tu alfombra adquirirá uno u otro carácter, el cual contagiará al resto de tu decoración, dependiendo el estilo que elijamos para ella. No obstante, queda aún un detalle considerable para tener en cuenta. ¿Qué color vamos a elegir? El estilo nórdico se caracteriza por la calidez, por lo que quizá prefiramos tonalidades más tipo nude o neutras.

La personalidad de tu alfombra nórdica igualmente la marca el contraste, por lo que existe también la posibilidad de escoger colores llamativos.

Además de tener en cuenta tus propios gustos personales, párate a analizar los tonos que resaltan más en tu vivienda. Los pigmentos claros como el beige pegarán con todo, y con ellos siempre acertarás. A menos que seas de los que si no arriesga no gana, entonces decántate por las explosiones de color y las formas. Serán esenciales para aportar luminosidad, un aspecto clave en el estilo escandinavo.

Medidas

A la hora de calcular la medida de nuestra alfombra nórdica, tendremos que tener en cuenta, en primer lugar, el espacio en el que la vamos a colocar. Pero también la función que deseamos para ella: separar ambientes en la misma sala, delimitar salón y comedor o zona de lectura, entre otras opciones. Aquí abajo compartimos contigo una lista de consejos para que el tamaño de tu estera se vea correcto.

  1. Cuanto mayor sea la alfombra, mejor. Si es demasiado pequeña, no favorecerá la armonía de nuestro espacio.
  2. Si la alfombra es para el pasillo, siempre mídelo correctamente previo a la compra.
  3. En el salón, lo mejor es que las patas de los sillones o los sofás queden sobre la alfombra, al menos las delanteras.
  4. Para saber las medidas de una alfombra grande de dormitorio, incluye el espacio que delimitan las mesillas y la parte inferior de la cama. ¡Nunca te quedes corto!
  5. En el caso de un felpudo para el comedor, también debes fijarte bien en que su tamaño sobrepase el de toda la superficie de la mesa y el espacio que ocupan las sillas. Piensa en un margen extra de 50-70 cm.
  6. Nunca pegues un tapete a la pared. Deja un espacio de al menos 45 cm.
  7. Busca una alfombra cuya forma respete el espacio que quieres cubrir: mesa redonda, tapiz redondo.

Un espacio demasiado grande con una alfombra demasiado pequeña siempre será una mala combinación.

Altura

Puedes pensar que, habiendo elegido el tamaño, el diseño y el color tenemos cubiertos todos los factores esenciales para la compra de nuestro tapete nórdico ideal. Sin embargo, aún queda por valorar la altura de este. Sí, se trata de un aspecto que marca la calidad de este elemento decorativo del hogar. ¿Te has parado a pensar con qué muebles vas a combinarla y cómo afecta al deslizamiento de sillas o mobiliario con ruedas?

Es primordial que observes la altura de cualquier alfombra que vayas a adquirir, pero especialmente de las de lana. Un tapete de pocos milímetros vendrá bien en lugares donde suela hacer calor, o para épocas de verano, porque el pelo es más corto. Por otro lado, en cuanto al estilo nórdico marca, lo habitual en un tapiz de lana es rondar los 13-15 mm de longitud del pelo. Aun así, la altura de tu estera nórdica puede variar entre los 5 mm o, incluso, más de 25 mm.

Resumen

Y tú, ¿te vas a quedar sin tu alfombra nórdica? Una vez valorados todos los detalles necesarios para tu compra, es hora de que empieces a colocar tapetes por toda tu casa que mantengan el estilo hogareño y acogedor que buscas. Tapices lavables, con estampados elegantes, de fibras vegetales... en tus manos está elegir el felpudo que se adapta mejor a lo que deseas.

El estilo escandinavo está de moda, y se combina con una gran variedad de diferentes tipos de alfombras: de distintos materiales, colores, estampados... En climas frescos, agradecerás tenerlas por toda la casa para mantener los pies calientes. Las alfombras son todo un mundo, pero si buscas sencillez, sutileza y funcionalidad, las de carácter nórdico son tu must. Si este artículo te ha ayudado, deja un comentario y compártelo en tus redes.

(Fuente de la imagen destacada: in4mal: 91701128/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones