Dormitorio, afombra
Última actualización: 10/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Además de su función estética, la alfombra confiere confort a tu casa y sirve como aislante térmico y acústico. Hay muchos estilos, materiales y colores, pero si quieres ser original, hay un tipo de felpudo que sobresale.

Hablamos de la alfombra redonda, esa gran novedad en un mundo donde predominan el cuadrado y el rectángulo. Si quieres conocer más sobre ella, lee este artículo. ¿Quién sabe? Quizás descubras la solución que buscas.




Lo más importante

  • Al comienzo, la estera era un instrumento que transportaban los nómadas con el fin de tumbarse cobijados. Seguidamente, se convirtió en una pieza estética y en todo un arte que avanzaba en diseños y materiales.
  • Cumple varios fines: dar un toque más acogedor en casa, a la vez que sirve de aislante.
  • La alfombra redonda puede estar hecha de diferentes materiales. Entre ellos destacan la lana, yute, algodón y vinilo.

Las mejores alfombras redondas del mercado: nuestras recomendaciones

Queremos empezar este artículo recomendando una serie de productos pensando en cubrir diferentes necesidades y gustos. De esta forma, esperamos conducirte a encontrar lo que estás buscando y lo que más te conviene.

La mejor alfombra redonda para bebé

Queta alfombrilla de bebé es una alfombra de algodón. Es suave, cómoda, gruesa de 2 centímetros y cálida. Está acolchada para proteger la piel de tu hijo. Cuenta con un diseño de león que le encantará a los más pequeños.

Es la opción preferida en la categoría infantil, ya que cubre sobre todas las necesidades de confort y seguridad para los niños. Asimismo, generamos y delimitamos su entorno de juego. La pueden usar desde bebés (para dormir o gatear) hasta tus hijos de 4 o 5 años para jugar con gran comodidad.

La mejor alfombra redonda de yute

HAMID Alfombra Yute Alhambra tiene una composición natural. Son tejidas a mano y totalmente biodegradables. Es una buena opción en tamaño intermedio, pero procura colocarla en un lugar sin excesivo tránsito. También podrías encontrarla en otras dimensiones.

Tiene un color tierra muy natural de modo que resulta versátil para todo el hogar. Se limpia fácilmente con aspiradora. Se recomienda para interiores, para garantizar una gran durabilidad.

La mejor alfombra redonda pequeña de tejido sintético

Cumay Falso Piel de Carnero Vellón Alfombra emula un hilo de lana animal. Su diámetro es de 60 centímetros. Es una moqueta suave, cálida, y de pelo largo que se adaptará a cualquier estancia.

La gran ventaja de estos tejidos sintéticos es la facilidad para el lavado sin necesidad de ir a la tintorería. Con un tamaño reducido, es ideal para colocar en espacios pequeños ayudando a generar sensación de amplitud. Su color gris la hace combinable con todo tipo de colores, aunque si lo deseas existe también la versión blanca.

La mejor alfombra redonda de fibra artificial

SANAT es una alfombra de polipropileno. Tienen una composición de pelo grueso y largo. Su sensación de suavidad es ideal para levantarse descalzo de la cama o el sofá. El material es muy resistente y fácil de lavar.

Es la elección recomendada si buscas una moqueta redonda de fibra sintética de tamaño intermedio. De tono gris suave, combina con todo. Por la medida, es ideal para cubrir el espacio junto a la cama.

La mejor alfombra antideslizante

Te recomendamos la alfombra antideslizante de HEQUN. Puedes utilizarla como tapete. Su utilidad consiste en evitar el molesto deslizamiento de algunas alfombras cuando las pisas.

Esta base se adapta a todo tipo de superficies, es fácil de limpiar y resiste también en áreas mojadas. Puede recortarse fácilmente para adaptarla a las medidas que necesitas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las alfombras redondas

Usada originariamente por su funcionalidad, actualmente la moqueta es además un arte que cumple especialmente una función estética. La alfombra redonda representa el exponente de esa cuestión decorativa que podemos aportar al hogar. Veamos todo cuanto podemos conocer sobre ella.

¿Qué ventajas tiene?

Las alfombras cuadradas o rectangulares tienen unas pautas rígidas a la hora de adaptarse al ambiente y el mobiliario. Por su parte, la alfombra redonda rompe con esa jerarquía de normas, abriendo el espacio a otras posibilidades. En definitiva, son más versátiles.

Ahora bien, esto no significa que podamos ponerlas donde sea y de cualquier forma. Igualmente, deberemos buscar dónde encajaría, de qué tamaño, diseño y materiales nos convienen.

Una cuestión de forma y espacio

Este punto podríamos denominarlo “la composición del cuadro”, donde el lienzo sería nuestra casa o la habitación específica. Es decir, vamos a atender al peso visual de los objetos en el espacio. Influyen más cuestiones como el estilo general, la distribución de elementos, los colores predominantes o la luz.

En lo que a forma se refiere, la alfombra redonda es un elemento rompedor y muy original en nuestra composición. Si te fijas, la mayoría de los espacios son cuadriculados o rectangulares. Añadir un componente circular aporta frescura, distensión, aire y relaja la rigidez de una geometría predominantemente cuadriforme.

Alfombra y cojines

Las alfombras pueden ser un elemento confortable para tu hogar
(Fuente: Julien Lanoy: jV5Jqlgp4h0/unsplash.com)

¿Dónde necesito una alfombra redonda?

Un buen lugar donde ponerla es la sala de estar, para aportar calidez y cercanía. Tiene la ventaja de ser una estancia tranquila, a priori sin mucho tránsito y, por tanto, no se ensuciaría demasiado. La equidistancia de todos los puntos al centro transmite sensación de igualdad y equilibrio entre las personas reunidas.

La forma circular nos distribuye visualmente el espacio en todas las direcciones. Es por eso que el recibidor o la entrada de una casa nos parece otro sitio muy acertado. Habilita el acceso a todos los posibles caminos.

¿Algunos usos particulares?

Como extra, vamos a proponerte algunas ideas originales usando la alfombra redonda. Si tienes una habitación pequeña y poco iluminada, coloca una moqueta clara generando una sensación de amplitud y luminosidad. Por el contrario, si vas a decorar un lugar amplio y con luz, apuesta por un tapete de color fuerte e intenso. En general, se trata en gran medida de jugar con los contrastes.

Si habitas un ambiente clásico, puedes probar con una alfombra redonda de estilo rompedor y provocativo. Si tienes un suelo oscuro, ilumina la zona con un tapete claro o escógelo de color en caso de que la superficie sea clara. Por último, anímate a ensayar con una moqueta de estampados si la estancia tiene colores variados. Trata de mantener la línea cromática para no sobresaturar.

¿Cómo se mide la alfombra redonda?

La medida de estas alfombras es un solo número a diferencia de las cuadriculadas que son dos. Este valor no es el perímetro exterior de la moqueta, sino el diámetro. Es decir, que es la línea recta que, atravesando la alfombra por el centro, la dividiría en dos semicírculos iguales. Las pequeñas suelen tener un diámetro de 60 centímetros mientras que las más grandes hasta 300.

Cuidado con este punto: es intuitivo visualizar medidas con dos dimensiones, pero no es tan sencillo hacerlo si tienes un único valor. Un método fácil es imaginar que pusieras una estera cuadrada. Ahora imagina que le recortamos las esquinas dejando una forma circular. La alfombra redonda que necesitas tiene un diámetro equivalente a los lados del cuadrado inicial.

Origen de la fibra

La gran división que podemos establecer en cuanto materiales son: naturales, es decir, de origen animal o vegetal, y artificiales. Veamos una generalización de sus características, siempre teniendo en cuenta que hay excepciones.

Naturales Artificiales
Mayor delicadeza. Mayor resistencia.
Ediciones únicas. Producción estandarizada.
Menos variedad. Una gama más amplia de modelos.
Coste superior. Precio más reducido.

Algodon planta

Las alfombras pueden ser un elemento confortable para tu hogar
(Fuente: Nancy Yang:yvmg-tuc7es/unsplash.com)

¿Qué materiales puedo encontrar?

A continuación, te presentamos los materiales de los que puede estar compuesta una alfombra redonda.

  • Lana: Es gruesa, cálida y resistente. Aísla a nivel térmico, acústico y regula la humedad. Es apta para cualquier espacio interior, pero no es fácilmente lavable por su capacidad de absorción. Son una muy buena opción antialérgica y antiácaros, mejorando la calidad del aire.
  • Yute: Es una planta que proporciona una fibra rígida, estable, de aspecto natural y crudo. Por ello, resulta ligeramente áspero. Se limpia fácilmente. Es un material característico para interior pues no tolera bien el agua. Puede deteriorarse fácilmente en un lugar con mucho tránsito.
  • Algodón: Es muy resistente a la temperatura y absorbe la humedad, así que es muy indicada para el cuarto de baño. Además, se puede lavar en lavadora si su tamaño lo permite.
  • Vinilo: Entramos en las fibras artificiales. Se ha popularizado este material por su aguante, ideal para áreas de tránsito o zonas como la cocina. No es la opción más cómoda, pues no tiene la textura mullida de las materias naturales. Se limpia con mucha facilidad, incluso se puede fregar. No absorbe humedad, es antialérgico y antibacteriano.
  • Poliéster: Fibra sintética muy resistente que suele encontrarse en las alfombras de pelo largo. Es flexible, muy agradable al tacto y puede meterse en la lavadora. A menudo se combina con algodón.
  • Polipropileno: Material flexible, resistente y duradero. No absorben el agua. Se trata de alfombras porosas con un tacto más agradable que otras de fibras sintéticas como el vinilo. Sus características y su coste bajo, lo convierte en un competidor de ingredientes naturales.
  • Poliamida. Este material es de los más resistentes, por ello suele usarse para fabricar esteras a medida de grandes espacios donde hay mucho tránsito.

Criterios de compra

A continuación, te ofrecemos las variables que, a nuestro entender, deberías considerar para la adquisición de tu nueva alfombra redonda. Los criterios aquí aportados atienden esencialmente a cuestiones estéticas y funcionales.

Tamaño

Creemos que este es, sin duda, el primer criterio que debe estar muy claro al buscar tu moqueta. No se trata solo de que sea más pequeña o igual al espacio a ocupar. Debes valorar si quieres tu alfombra redonda despejada o parcialmente tapada por un sillón o por la cama.

El tapete también delimita la zona de acción de un área. Bajo una mesa redonda, la alfombra debería igualmente cubrir el espacio de las sillas al retirarlas para levantarte o sentarte.

Ubicación

Hay varios aspectos cruciales en torno a la ubicación. El estilo y los colores de la moqueta deberán ir a juego con el resto de elementos de esa habitación. Aparte de esto, valora si es una zona interior o una exterior. Considera qué cantidad y tipo de tránsito va a tener esa zona.

En función del tránsito que el área tenga, te convendrá un material u otro para alargar la vida de la alfombra. También es muy importante qué tipo de actividad se realizará en esa zona y el confort que queremos en la moqueta. No es lo mismo una sala de lectura que un baño o la mesa del comedor. Todo esto nos lleva al siguiente criterio.

Material

El material del felpudo está interrelacionado con el punto previo y con el siguiente. Si buscas una sensación placentera al pisar, calidez y algo acogedor, las fibras naturales te lo van a aportar. Claro que hay excepciones, como es el caso del yute, un poco áspero. Otra consideración es la longitud del pelo: cuanto más corto mejor para limpiar, pero menos confortable. Aunque todo depende de tus gustos.

Si priorizas durabilidad, resistencia y facilidad para lavar la moqueta, te recomendamos mirar las opciones de fibra artificial. De nuevo, es una generalización, puesto que el algodón, por ejemplo, no es difícil de limpiar. Aunque existen materiales sintéticos con gran acabado agradable al tacto, generalmente son utilizados para superficies donde habrá bastante actividad.

Durabilidad e higiene

Si tu objetivo es que la alfombra dure mucho tiempo, te interesa una de polipropileno, de vinilo o de lana. Hasta en áreas con mucha actividad, estos materiales tendrán una vida prolongada. Además, son justamente las mejores opciones en caso de que alguien en casa tenga problemas de alergia.

Las alfombras de lana tienen el inconveniente de no ser fáciles de lavar. Tener que llevarlas a la tintorería supondrá un coste añadido. Las opciones de vinilo y polipropileno son perfectas si prevés que el felpudo se manchará regularmente. Otra opción, si deseas un tacto cálido, natural y confortable es la moqueta de algodón. Podrías lavarla en lavadora siempre que el tamaño te lo permita.

Resumen

Te animamos a añadir una alfombra redonda a tu hogar. Rompe con los esquemas tradicionales y abre el espacio a la originalidad. Considera el lugar que va a ocupar. Piensa en qué disposición tendrá junto al resto del mobiliario. Recuerda todos los consejos de uso y combinación que te hemos dado.

Por último, no olvides preguntas clave: ¿busco comodidad?, ¿quiero un aporte estético?, ¿deseo aislamiento térmico? Si hay alguien en casa con problemas de alergia investiga los materiales más convenientes. Esperamos haberte sido de gran ayuda y, si es así, no dudes en compartir la información con tus conocidos.

(Fuente de la imagen destacada: shche_ team: PFi1uWHh2dQ/unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones