Última actualización: 18/02/2020

Nuestro método

Products

14Productos analizados
Hours

29Horas invertidas
Studies

7Artículos evaluados
Comments

73Opiniones de usuarios

¿Tienes un montón de brocas y hojas de sierra sin afilar? Si tienes un taller o te gusta el bricolaje y eres de los que le dan mucho a las sierras y los taladros, sabrás lo molesto que es quedarte una y otra vez sin filo. ¿Qué haces? ¿Comprar brocas nuevas? Es un despilfarro. La solución para tener tus herramientas listas es una amoladora de banco.

Estos equipos están diseñados con dos muelas o una muela y una lijadora de banda, ideales para recuperar el filo de brocas, sierras y cualquier otra herramienta. Son muy potentes y, al no ser muy grandes, las puedes colocar sobre cualquier mesa. En este artículo queremos ayudarte a encontrar la amoladora de banco más adecuada para ti, ¿vienes?



Lo más importante

  • Las amoladoras de banco incorporan protectores de materiales plásticos. Sin estos protectores nunca deberías usar el equipo, ya que las chispas podrían afectarte a los ojos.
  • Las piedras de las amoladoras se deben seleccionar siempre en función del material sobre el que tienes pensado trabajar. Incluso puedes cambiar las muelas por discos de corte si es necesario.
  • A la hora de comprar una amoladora de banco, debes tener en cuenta criterios de compra como la potencia del motor y sus RPM (revoluciones por minuto). A mayor RPM, más rápido se eliminará el material y mejor pulirá.

Las mejores amoladoras de banco del mercado: nuestras recomendaciones

Con los discos más juntos, más separados o con una lijadora de banda, en el mercado encontrarás una gran variedad de amoladoras de banco. Cada una de ellas se adaptará mejor a un espacio y a un trabajo concreto. Para ayudarte a escoger la mejor para tu taller, hemos investigado el mercado y seleccionado estos modelo, esperamos que te gusten:

La amoladora de banco favorita de los compradores online

Una amoladora de banco versátil y potente. Se trata de un modelo compacto, con discos de 150 mm y un motor eléctrico de 150 W (vatios). Dispone de ajuste de velocidad y funciona a 2950 RPM.

En la máquina se incluyen dos muelas: una de grano fino y otra gruesa para correcciones. La carcasa es de metal, resistente y con ruedas laterales cerradas y escudos de protección regulables.

La amoladora de banco combinada

Einhell es reconocida por fabricar herramientas de primera calidad. En este caso tenemos una amoladora combinada, con disco de muela y cinta abrasiva. Tiene un motor de 240 W y el árbol de rodamientos es de bolas sin juego, lo que posibilita los trabajos más precisos.

Es ideal para metales blandos y madera. Dispone de cuatro patas de goma para mejorar la estabilidad y de una carcasa de metal resistente.

La amoladora favorita de los aficionados al bricolaje

La amoladora de Silverline es un modelo muy compacto y ligero, ideal para tu taller personal. Dispone de un motor de 150 W y un eje de 150 mm. Con ella tendrás fuerza suficiente para afilar tus brocas y cuchillas.

Dispone de dos muelas, una de grano medio y otra de grano fino. Incluye dos protectores oculares amplios, pies de goma para mejorar la estabilidad y soportes de acero.

La amoladora de banco más económica y fiable

Este equipo es perfecto para trabajos domésticos y profesionales. Con un motor eléctrico de 120 W y un eje de 125 mm. Tiene un diseño compacto. Ofrece un giro muy estable, sin saltos, es silenciosa y no vibra.

Es ideal para brocas, cuchillos y cualquier trabajo sobre materiales blandos. No conviene utilizarla mucho rato, ya que se calienta, pero ofrece resultados óptimos a un precio razonable.

Guía de compras: Lo que debes saber de las amoladoras de banco

Las amoladoras de banco están presentes en todos los talleres del mundo. Son herramientas muy versátiles, ya que las puedes usar para afilar una broca, pulir un material o desbastar piezas recién cortadas. Para hacer una buena compra, necesitarás conocer la herramienta, por eso a continuación te explicamos lo que debes saber sobre ellas:

Las amoladoras de banco incorporan protectores de materiales plásticos.
(Fuente: Hofer: 71292913/ 123rf.com)

¿Qué diferencias hay entre una amoladora angular y una de banco?

Las amoladoras de banco tradicionales, esas que están en todos los talleres y fábricas, tienen un eje central que une ambos extremos en forma solidaria. Esto significa que, con un solo motor, se pueda disponer de dos piedras, una en cada extremo. El problema con esa configuración es que, si una piedra es más pequeña, la máquina vibra descontrolada.

Las amoladoras angulares, como vimos en el artículo que les dedicamos, son herramientas manuales. Estas no se deben utilizar bajo ningún concepto para afilar o trabajar sobre piezas sujetas con una mano. En este caso, son máquinas pensadas para realizar labores de corte y de pulido de esquinas.

¿Qué tipos de amoladoras de banco encontramos en el mercado?

Las amoladoras de banco también son llamadas esmeriladoras, ya que se utilizan sobre todo para trabajos de esmerilado. En el mercado solo encontrarás dos tipos de amoladoras de banco: las simples y las dobles. Sin embargo, existen muchas máquinas con las que puedes realizar operaciones de esmerilado y que suelen confundirse entre ellas:

  • Amoladora: máquina manual de corte.
  • Esmeriladora angular: es básicamente una amoladora angular.
  • Esmeriladora de banco: igual que la amoladora de banco.
  • Esmeriladora de banda: en lugar de muelas, utiliza una banda de material abrasivo.
  • Rectificadora: muy parecida a una fresadora, es una máquina más compleja.
  • Esmeriladora de terminales de tubos: específica para tuberías.

Las piedras de las amoladoras se deben seleccionar siempre en función del material sobre el que tienes pensado trabajar. (Fuente: Wytrążek: 99991184/ 123rf.com)

¿Qué usos tiene la amoladora de banco?

En la siguiente tabla te mostramos algunos usos y procedimientos de esmerilado con las amoladoras de banco:

Usos Procedimiento
Desbaste y afilado de herramientas de corte Se realiza con una piedra de muela tradicional. Se elimina el material sobrante en los bordes de una pieza recién cortada.
También se puede utilizar para afilar herramientas de corte como serruchos u hojas de sierra. En este caso, el procedimiento debe hacerse en húmedo, es decir aplicando líquido refrigerante.
Limpieza de materiales En talleres y fábricas, las piezas deben limpiarse antes del anodizado, blastinado o soldadura. Este proceso requiere que se elimine el óxido, la pintura y cualquier impureza, dejando las piezas lisas.
En este caso se debe cambiar la muela por un disco con cerdas metálicas (carda o cepillo).
Afilar brocas helicoidales Para afilar las brocas conviene disponer de líquido para afilar.
Se debe apoyar la punta de la broca en el ángulo correcto sobre la muela, luego hay que ir girando, siempre con la punta en contacto con el material abrasivo.
Esta labor requiere cierta práctica, ya que es muy importante mantener el ángulo correcto de la broca sobre el material.
Afilar cuchillas de podadora o cortacésped La amoladora de banco puede utilizarse para afilar las cuchillas de una podadora o un cortacésped.
Hay que afilar ambos lado de manera uniforme y, una vez finalizado, equilibrar la cuchilla de nuevo.
Para equilibrar la cuchilla se debe retirar el material sobrante de cada lado.
Afilar cinceles y destornilladores Para afilar destornilladores y cinceles, debe apoyar la herramienta en el ángulo correcto.

¿Por qué hay diferentes tipos de tambores para las amoladoras de banco?

Lo primero que debes saber es que existen diferentes acabados al trabajar con una amoladora. Son los siguientes:

  • Desbarbado: consiste en retirar los restos de metal después de un gran corte con una amoladora o una ingletadora.
  • Desbarbado fino: es lo mismo, pero mucho más fino. El corte en este caso se realiza con una sierra metálica o de vaivén.
  • Formateo: es una operación destinada a dar forma al metal.

Cada acabado tiene una finalidad concreta. Por ejemplo, el desbarbado no da forma al material, sino que elimina los restos sobrantes (barbas o rebabas) y deja la pieza lisa. Es por eso que existen varios tipos de tambor:

Tambor doble Tambor mixto Tambor de afilado
Forma Dos muelas, una en cada extremo del eje. Dos sistemas diferente. Cuenta con velocidad y muelas adaptadas.
Velocidad Giran a la misma velocidad. La velocidad de cada extremo puede variar. Cuenta con velocidad y muelas adaptadas.
Extras Se puede afilar por un extremo y formatear por el otro. Se puede afilar,
formatear y afilar en húmedo.
Indicado para trabajos de afilado fino.

¿Por qué hay muelas de colores diferentes en una amoladora de banco?

El color de las muelas sirve para orientarse sobre los diferentes tipos de afilado. La elección del grano de la muela determinará la finura del afilado. Aunque el color es muy importante, tienes que saber que la mayor parte de las muelas funcionan en seco, aunque para el afilado de ciertos materiales necesitarás incorporar agua o líquidos refrigerantes.

Te recordamos que, sea del color que sea, no debes usar la muela para afilar o desbarbar materiales blandos, ya que la obstruirás. Los colores de las muelas son los siguientes:

  • Marrón: destinada a trabajos gruesos, sobre todo desbarbado.
  • Gris: para afilar acero corriente.
  • Blanco: para afilar útiles (cuchillos, tijeras, entre otros)
  • Verde: de carburo de silicio, se utiliza para el afilado fino de hojas, brocas y herramientas de carburo.

¿Cómo puedo afilar una hoja de sierra o de un cortacésped con una amoladora de banco?

En primer lugar, debes tener muy claro que el afilado debe realizarse sin que se produzca ningún tipo de calentamiento. Una pieza que se recalienta pierde su dureza y por tanto, la resistencia de su superficie. Por eso, desde antiguo, se utilizan muelas de agua. Un pequeño truco para evitar el calentamiento es tener agua fría cerca o utilizar líquidos refrigerantes.

Aunque requiere práctica y paciencia, afilar una hoja de sierra o una cuchilla de cortacésped es muy sencillo, solo tienes que:

  • Utiliza una muela gris para trabajar y recuperar el filo del objeto.
  • Recuerda que debes mantener el ángulo correcto en todo momento.
  • Cambia a una muela blanca para afinar el filo al máximo sin estropearlo.
  • Utiliza agua fría o algún líquido refrigerante para no recalentar el metal.
  • Puedes acabar el proceso bruñendo o puliendo sobre cuero para liberar la hoja de residuos y dejarla brillante.

¿Qué precauciones debo tomar al trabajar con amoladoras de banco?

Incluso con las guardas de seguridad intactas y puestas, las amoladoras de banco son herramientas peligrosas que deben utilizarse con extrema precaución. Antes de su uso debes leer detenidamente el manual de instrucciones de la herramienta. Además, nosotros te recomendamos que:

  1. Revises siempre los materiales de protección de la máquina antes de utilizarla.
  2. Comprueba que los ejes se ajustan correctamente y que las muelas no vibran o “bailan”.
  3. Comprueba que los discos de la muelan no están demasiado ajustados, ya que podría causar problemas.
  4. Cuida que el eje de la máquinagire en cojinetes de libre juego y que no golpee.
  5. Al poner en marcha la muela, procura aumentar las revoluciones poco a poco. Nunca la enciendas de golpe al máximo.
  6. En la primera puesta en marcha, y especialmente cuando la muela esté descubierta o poco protegida, ten mucho cuidado de ponerte delante.
  7. Debes proteger la muela y sobre todo los discos de golpes.
  8. Si uno de los discos presenta golpes o melladuras cámbialo, no lo uses, ya que podría reventar y causar daños graves.
  9. La muela se recalienta al afilar. Este calentamiento no debe producirse demasiado rápido. Si una muela fría se somete a un esfuerzo rápido y fuerte, puede desprenderse. Esto es especialmente importante durante el invierno.
  10. Si vas a someter la muela a grandes esfuerzos, procura usar piedras de grano grueso. Si el trabajo es continuo, utiliza muelas de forma.
  11. Si no tienes práctica con el afilado de herramientas, utiliza plantillas para guiarte en el ángulo correcto.
  12. Trata de trabajar siempre con posicionadores regulables y robustos.
  13. Sobre todo, utiliza todos los elementos de protección personal, especialmente las gafas de protección.

Criterios de compra

Ya te hemos explicado todo lo necesario sobre las amoladoras de banco y sus características. Ahora vamos a ver qué factores debes tener en cuenta para comprar el equipo que mejor se adapte a tus necesidades. En la siguiente sección de nuestro artículos encontrarás una guía con los criterios de compra más importantes.

Potencia

La potencia suele ser un factor determinante en todas las herramientas eléctricas. La potencia viene determinada por el motor, así que a mayor motor más potencia y más RPM. A mayor RPM más rápido podrás trabajar, ya que eliminarán más material en menos tiempo. Dependiendo del tamaño de las muelas y el espacio entre ellas puedes encontrar equipos de hasta 3600 RPM.

Incluso para un uso esporádico y doméstico, te recomendamos que evites cualquier equipo con una potencia inferior a los 250 W, ya que la muela podría bloquearse y ocasionar un accidente. Para un uso profesional en taller o fábrica busca una potencia de más de 500 W, lo que te asegura una amoladora resistente y duradera.

Las amoladoras de banco también son llamadas esmeriladoras, ya que se utilizan sobre todo para trabajos de esmerilado. (Fuente: Dmitry: 37729275/ 123rf.com)

Tambores

El tipo de tambor que escojas determinará en gran medida los trabajos que podrás realizar con tu máquina. Por ejemplo, para un uso doméstico y de baja intensidad, lo mejor es un tambor doble simple, que te permitirá trabajar cómodamente con las dos muelas sin problemas.

Estos equipos son más económicos, pues son más simples.

Para trabajos profesionales, lo mejor es buscar una máquina con tambores mixtos o una amoladora con cinta. Estas máquinas, aunque son más caras también son más versátiles y te permitirán hacer trabajos diferentes. Para este uso debes buscar modelos con los tambores separados del eje, para trabajar con mayor comodidad.

Discos

La mayoría de amoladoras de banco vienen equipadas con dos discos abrasivos o dos muelas de un mismo color. Lo más habitual es que sean dos muelas grises, es decir, dos muelas para acero. Esto será ideal para un uso doméstico o de bricolaje, ya que las muelas serán pequeñas y los recambios, en caso de necesitarlo, más baratos.

Si lo que necesitas es una máquina para un taller, lo mejor es que busques una con discos de varios materiales. En todo caso, la mejor opción sería una amoladora que incorpore un juego de muelas de todos los colores. Si sueles soldar o tienen un taller de galvanizado, también necesitarás un cepillo o carda. Todo esto encarece el producto.

El color de las muelas sirve para orientarse sobre los diferentes tipos de afilado. La elección del grano de la muela determinará la finura del afilado. (Fuente: Dmitry: 40094398/ 123rf.com)

Accesorios de seguridad

El único accesorio de seguridad que no puede faltar en tu amoladora de banco son los escudos de protección de los discos. Jamás compres una herramienta que no disponga de estos discos. Trabajar sin ellos es muy peligroso, pues los discos giran muy rápido y al “comerse” el material, lanzan residuos hacia todas direcciones.

A partir de aquí, puedes buscar otros accesorios que mejoren la seguridad de la máquina. Algunos equipos cuentan con sistemas de bloqueo o de apagado de emergencia que detienen los discos. También las hay con luces incorporadas que mejoran la visibilidad durante el trabajo. Algunos modelos incluyen gafas de protección.

Ajustes de velocidad

Como ya te hemos explicado, a mayor velocidad (RPM), mejor trabajarás. Este aspecto es especialmente importante para trabajos profesionales. La velocidad de giro depende de muchos aspectos: la potencia del motor, el tamaño de la muela y el espaciado. Una amoladora de banco de 5 HP puede alcanzar las 12000 RPM, mientras que una de ⅓ HP girará a 3600 RPM.

Motor

En el mercado encontrarás amoladoras de banco con muchos motores. Del motor dependerá el uso que puedas darle a tu amoladora. El motor también influirá en el diámetro de volteo del eje en el que se instalará la piedra de amolar. Para un uso doméstico te sobrará con un eje de 152 mm, mientras que para trabajos profesionales es mejor un eje de 250 mm.

Las amoladoras son máquinas eléctricas, por lo que sus motores suelen dividirse en monofásico y trifásicos. Además, puedes encontrar diferentes tipos de motor en función de su potencia:

  • ¼ “ HP
  • ½ “ HP
  • ¾ “ HP
  • 1 HP

Resumen

Las amoladoras de banco son una de esas máquinas que están presentes en todos los talleres e industrias. No son tan llamativas como otras herramientas, pero cumplen una función muy necesaria. Con ellas podrás devolver el filo a tus brocas, destornilladores, cinceles y a todas las hojas de sierra o cuchillas que tengas.

En este artículo te hemos explicado todo lo que necesitas saber sobre estos equipos. Además, te hemos detallado uno por uno todos los factores de compra determinante. Sigue nuestras recomendaciones y escoge la máquina que mejor se adapte a tu trabajo, ya sea un taller profesional o las pequeñas labores de bricolaje casero.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario y comparte con tus amigos y familiares para que ellos también puedan encontrar las mejores amoladoras de banco del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Dmitry: 34800082/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Me dedico a la redacción de textos para diferentes páginas webs y medios electrónicos. Me encanta escribir para Internet y soy un friki del SEO. Especializado en herramientas y productos tecnológicos.