destacada
Última actualización: 04/08/2020

Nuestro método

18Productos analizados

23Horas invertidas

3Artículos evaluados

72Opiniones de usuarios

Según datos del Ministerio del Interior, en España se roban alrededor de cien coches al día, casi 36.500 vehículos al año. La probabilidad de sufrir este tipo de delito depende, principalmente, del lugar de residencia, así como de la marca y modelo del vehículo. ¿Cómo minimizar el riesgo? Utilizando un sistema antirrobo de tipo mecánico o electrónico.

Los inmovilizadores para volante y pedales son los antirrobos más vendidos. Son dispositivos de seguridad pasiva, diferentes de los sistemas activos. Entre estos últimos destacan los dispositivos cortacorrientes, los localizadores GPS, las clásicas alarmas o las novedosas máquinas de niebla. En este artículo nos centraremos en analizar los antirrobos mecánicos.




Lo más importante

  • El repunte de los robos de automóviles ha aumentado las ventas de sistemas antirrobo, tanto mecánicos como electrónicos. Dentro de los mecánicos existen varios tipos: barras para el volante, para los pedales, así como cepos y pernos de seguridad para las ruedas. Su función es evitar la sustracción del vehículo, pero también ejercen una función disuasoria.
  • Entre las ventajas de utilizar antirrobos en el coche destacan la robustez y eficacia de estos dispositivos, el precio y su facilidad de uso, entre otras. Su colocación y extracción son, en la mayoría de los casos, muy sencillas. Además, si utilizamos alguno de estos sistemas, posiblemente veremos bonificada la prima del seguro de robo que tengamos contratado.
  • Antes de elegir un antirrobo para el coche debemos considerar varios factores. El más importante es el tipo de dispositivo más adecuado a las características de nuestro vehículo. También debemos comprobar la calidad de fabricación, sobre todo de la cerradura, el elemento clave de todo antirrobo. Y, por supuesto, la facilidad tanto para colocarlo como para quitarlo.

Los mejores antirrobos para coches: nuestras recomendaciones

En ocasiones, el sistema más simple es el más efectivo. Es lo que sucede con los sistemas de seguridad para automóviles. A veces, una cerradura de volante o una barra antirrobo para los pedales disuaden más a los cacos que un inmovilizador electrónico. A continuación, los que consideramos mejores sistemas antirrobo del mercado.

La barra antirrobo para volante con mejor relación calidad-precio

Si buscas un antirrobo eficaz y fácil de colocar, esta es tu elección. Esta barra está dotada con cerradura curva, lo que la hace muy difícil de forzar, incluso utilizando gas congelante freón. Su robustez y su ajustado precio son las cualidades más destacadas por los usuarios.

Incluye tres llaves de repuesto, así como una cinta de velcro para guardarla sin que se abra. No daña el volante, pues cuenta con almohadillas protectoras. Incluso, puede usarse como autodefensa.

La mejor barra para volante y pedal con cerradura de combinación

Con esta barra no necesitarás llave, ya que su cerradura es de combinación. Por tanto, aunque te roben las llaves del coche, no podrán extraer el antirrobo. Quienes han probado este sistema destacan lo rápido que es de poner y quitar, así como su utilidad como elemento disuasorio.

Esta barra se coloca entre el volante y cualquiera de los tres pedales. Tiene un código de cinco dígitos, lo que permite 100.000 combinaciones distintas.

El cepo para rueda mejor valorado

Un buen dispositivo antirrobo no solo debe prevenir la sustracción del vehículo, también debe evitar que sea desplazado. Si buscas algo así, la mejor opción es este cepo para ruedas, adecuado para turismos, caravanas y remolques. Quienes lo usan subrayan su solidez, facilidad de uso y su ajustado precio.

Dispone de cerradura de seguridad con tapón protector para la humedad y un par de llaves de repuesto. Es adecuado para ruedas de entre 17 y 26 cm de anchura.

Los tornillos antirrobo para ruedas más vendidos

Estos pernos de seguridad, del fabricante británico Felbi, figuran entre los más vendidos por su calidad y su ajustado precio. Si te preocupa que te roben las ruedas del coche, suponen una inversión razonable.

Estos tornillos antirrobo están indicados para coches Volkswagen aunque, dadas sus dimensiones casi universales, pueden valer para otras marcas. No obstante, te recomendamos que, antes de adquirirlos, compares sus medidas con las de los tornillos de tus neumáticos.

Guía de compras: lo que debes saber sobre los antirrobos para coches

Si eres propietario de un automóvil, probablemente hayas sufrido alguna vez un robo. Este puede consistir en una simple rotura de luna o en la desaparición del propio vehículo. En cualquier caso, se trata de un hecho que hay que tratar de evitar por cualquier medio. La mejor manera es con un buen sistema antirrobo. ¿Quieres saber en qué consisten y cuántos tipos hay?

El repunte de los robos de automóviles ha aumentado las ventas de sistemas antirrobo, tanto mecánicos como electrónicos. (Fuente: Rostislavsedlacek: 44941834/ 123rf.com)

Clases de sistemas antirrobo para automóviles

Si un ladrón se empeña en llevarse tu coche, lo más probable es que lo consiga. Pero ¿por qué ponérselo fácil? Existen varios sistemas antirrobo que puedes colocar en tu automóvil, desde los más simples hasta los más sofisticados. Estos son los más importantes.

  • Bloqueo para el volante. Consiste en una barra de hierro o acero con cerradura que se fija al volante para evitar su giro. Suelen estar pintadas de colores llamativos, como el amarillo o el naranja, para aumentar su poder disuasorio.
  • Bloqueo de freno de mano. Dispositivo que bloquea a la vez la palanca de cambios y el freno de mano.
  • Barras para los pedales. Se fijan al volante y a uno de los pedales, de modo que hacen imposible la conducción. Algunas cuentan con cerraduras de combinación, como el modelo de nuestra selección.
  • Cepos para neumáticos. Se colocan en una de las ruedas para inmovilizar el coche, remolque o caravana. Los hay de diversas formas y tamaños, dependiendo del diámetro y ancho del neumático.
  • Tornillos de seguridad para las ruedas. Estos pernos se colocan en las ruedas del vehículo sustituyendo a los de fábrica, con el objeto de dificultar su sustracción. Disponen de una llave maestra, la cual debe ser única para cada tipo de tornillo.
  • Inmovilizadores. Dispositivos electrónicos que cortan la corriente del vehículo o impiden su arranque, lo que imposibilita que los ladrones puedan llevárselo. Algunos modelos se desbloquean mediante una clave o tarjeta codificada.
  • Máquinas de niebla. Emiten una densa humareda en el interior del coche que impide que el ladrón vea nada durante varios minutos.
  • Localizador móvil. Con la función geovalla, recibiremos un aviso en el móvil cuando alguien mueva nuestro coche. También podremos rastrearlo, a fin de poder facilitar la información a la policía.
  • Alarmas. Emiten una señal acústica y/o sonora cuando alguien manipule el vehículo.

¿Cuáles son las ventajas de los antirrobos de coche mecánicos?

Durante los años ochenta y noventa, era habitual ver en España muchos automóviles con barras antirrobo en el volante. El desarrollo de la tecnología ha hecho que, hoy en día, confiemos en otros sistemas antirrobo más sofisticados. Sin embargo, los dispositivos mecánicos siguen siendo una buena elección frente a otras opciones más tecnológicas.

  • Precio. Los sistemas mecánicos cuestan menos que la mayoría de los dispositivos electrónicos antirrobo.
  • Robustez. Los antirrobos para coches son aparatos de gran robustez, muy difíciles de manipular o cortar.
  • Fácil colocación. Aunque el grado de dificultad puede variar de un modelo a otro, en general son sencillos de colocar y de quitar.
  • Complementan otros sistemas antirrobo. Los antirrobos mecánicos son el complemento perfecto para otros sistemas más sofisticados, como la localización GPS o los dispositivos cortacorriente.
  • Disuasión. Los antirrobos pasivos tienen un gran componente disuasorio. Ante dos vehículos iguales, el ladrón probablemente elegirá el que no tenga sistema antirrobo visible.
  • Variedad. Existen diversas opciones para elegir el sistema que más nos convenza: pernos de seguridad para ruedas, barras para pedales, candados para el volante, cepos.
  • Ahorro. Muchas aseguradoras bonifican a los clientes que tienen algún sistema de seguridad en su vehículo.

Entre las ventajas de utilizar antirrobos en el coche destacan la robustez y eficacia de estos dispositivos, el precio y su facilidad de uso, entre otras. (Fuente: Imagesource: 116496335/ 123rf.com)

¿Cómo funcionan los antirrobos para automóviles?

El funcionamiento del antirrobo depende del tipo de dispositivo que hayamos elegido. No obstante, todos tienen una función en común: impedir que el coche sea sustraído. No van a evitar que nos rompan una luna, ni tampoco que nos roben los objetos de su interior, pero evitarán que se lleven nuestro coche.

En el caso de las barras para el volante, estas impiden su giro, de modo que hacen imposible la conducción. Más seguridad ofrece, si cabe, la barra para los pedales. Esta asegura volante y cualquiera de los tres pedales, poniéndoselo aún más difícil a los cacos. También hay candados solo para el pedal, lo que impide totalmente la conducción.

Los cepos para ruedas están diseñados para impedir su giro, de ahí que todos tengan una barra saliente, que es la que dificulta el movimiento. Antes de elegir un cepo deberemos medir tanto el grosor como el diámetro del neumático, pues no todos son universales. Son un buen elemento disuasorio frente a los robos, pues son muy llamativos.

¿Cuál es la bonificación de las aseguradoras por tener un antirrobo en el coche?

Como te hemos comentado anteriormente, muchas aseguradoras bonifican las primas de aquellos clientes que tienen algún sistema antirrobo instalado en su vehículo. De hecho, dos de las preguntas recurrentes que te hacen al contratar una póliza de coche son si duerme en garaje y si tiene algún sistema antirrobo de cualquier tipo.

Los descuentos en las primas de seguros suelen variar bastante, ya que su estimación depende de muchos factores. Para cubrir esta contingencia, lo normal es contratar un seguro frente a terceros que también incluya el robo y la rotura de lunas. En España, el precio medio de este tipo de seguro ronda los 370 euros, o algo menos si usas algún sistema antirrobo.

Dentro de las barras antirrobo tenemos las que bloquean el volante, las que fijan este a los pedales y las que bloquean solo el acelerador, freno o embrague. (Fuente: Perkin: 94093890/ 123rf.com)

¿Cuál es el mejor antirrobo para automóviles?

Un mal dispositivo antirrobo siempre será mejor que ninguno, sea mecánico o electrónico. Entre los antirrobos mecánicos, los mejores son aquellos que, aparte de estar fabricados con buenos materiales, son más visibles. Si un ladrón se acerca a un vehículo y ve que tiene un barra en el volante, posiblemente se dé media vuelta y elija otro objetivo.

Si eliges un antirrobo poco visible, como un bloqueador de pedales o de freno de mano, posiblemente evitarás que se lleven tu coche, pero no que te rompan la ventanilla. Por ello, es mejor invertir en un antirrobo pintado con colores llamativos. De este modo, tendrás muchas posibilidades que el caco ni siquiera se acerque a tu vehículo.

Según el Ministerio del Interior, los automóviles más sustraídos no son los de alta gama, sino los de gama media, precisamente los que carecen de sistemas de seguridad adecuados.

Criterios de compra

Realmente, no existen muchas opciones a la hora de escoger un antirrobo de coche pasivo. Cepos, barras y candados para el volante y pernos de seguridad para las ruedas son, básicamente, las opciones disponibles. No obstante, de estos cuatro tipos existen múltiples variantes. Te ayudamos a elegir el más adecuado para tu vehículo.

Tipo de antirrobo

Dentro de las barras antirrobo tenemos las que bloquean el volante, las que fijan este a los pedales y las que bloquean solo el acelerador, freno o embrague. Hay otros pitones o candados que traban el volante con la parte inferior del asiento del conductor, aunque son menos habituales. Todos suelen tener colores chillones, como el amarillo, para ejercer un efecto disuasorio.

Los cepos para las ruedas son, normalmente, algo más complicados de colocar que las barras para el volante. Suelen usarse para inmovilizar remolques o caravanas, o sea, vehículos que no se van a mover en un tiempo. No son antirrobos prácticos para utilizar a diario. Todas estas opciones tienen algo en común: serán inútiles si el ladrón se obstina en robarte tu vehículo.

La cerradura es un elemento clave del antirrobo, por lo que debes asegurarte de que sea de calidad. (Fuente: Bakhchev: 108241158/ 123rf.com)

Materiales

Un buen antirrobo para coche debe estar fabricado con materiales de calidad. El mejor es el acero templado, una aleación que dificulta la manipulación y el corte, incluso utilizando herramientas como una radial. El peso es un buen indicio de que estamos ante un antirrobo robusto. Las diferentes piezas del aparato deben trasmitir sensación de solidez.

Si bien el antirrobo debe ser sólido y robusto, también debemos asegurarnos de que no dañe las superficies del vehículo. Los candados y las barras de bloqueo deben tener protecciones en los lugares en los que entran en contacto con superficies suaves, como el volante. Los cepos para ruedas también deben estar provistos de protección para no rayar la llanta o el tapacubo.

Facilidad de uso

Cuanto más complicado sea colocar un antirrobo, más fácil será que lo hagamos mal. Los candados para el volante y las barras de bloqueo para los pedales son los más fáciles de utilizar: abrir, ajustar y cerrar el candado. Los cepos son algo más complicados, aunque el nivel de dificultad dependerá de su diseño. Los que tienen forma de pinza son los más sencillos de usar.

Los pernos de seguridad para las ruedas no tienen ningún misterio. Lo importante es elegir el modelo adecuado para nuestro vehículo, ya que no todos los automóviles tienen los tornillos de las ruedas iguales. Antes de comprar unos tornillos de seguridad, asegúrate de que son compatibles con los que trae tu coche de fábrica. ¡Y no olvides comprar cuatro juegos!

Los cepos para las ruedas son, normalmente, algo más complicados de colocar que las barras para el volante. Suelen usarse para inmovilizar remolques o caravanas, o sea, vehículos que no se van a mover en un tiempo. (Fuente: Christine Schmidt: 1258099/ Pixabay.com)

Cerraduras

La cerradura es un elemento clave del antirrobo, por lo que debes asegurarte de que sea de calidad. Los mejores antirrobo tienen cerraduras de seguridad, resistentes a casi todo. Algunas resisten incluso el gas freón, utilizado por los amigos de lo ajeno para congelarlas. Las cerraduras de los cepos están expuestas a la intemperie, por lo deben tener tapas protectoras.

Asegúrate de que el antirrobo incluye llaves de repuesto, al menos dos. Vigila también que no sean muy finas, pues ello es señal de que estamos ante una cerradura débil. Algunos modelos de antirrobo cuentan con cerraduras de combinación, aconsejables para quienes acostumbran a perder las llaves a menudo. Además, si te roban el llavero, no podrán abrir el candado.

Relación calidad-precio

En el caso de los antirrobos para automóviles, un aumento de precio conlleva generalmente una mayor calidad. Recuerda que estás invirtiendo en un aparato para proteger uno de tus bienes más preciados. En cualquier caso, tu elección estará ligada a tu presupuesto disponible y al tipo de dispositivo antirrobo que estés buscando.

Por menos de treinta euros puedes encontrar barras y candados para volantes que cumplan su función medianamente bien. En este segmento de precios lo que suele fallar antes es la cerradura. Si buscas aparatos de materiales más resistentes y cerraduras de seguridad de mayor calidad deberás gastarte algo más.

Resumen

Uno de los delitos más comunes en España es el robo de vehículos. Los antirrobos para coche de tipo mecánico son el método más asequible y sencillo de prevenir este tipo de actos delictivos. En este artículo hemos abordado los diferentes antirrobos que existen en el mercado, así como las ventajas de su utilización.

Aunque no existe el antirrobo ideal, te hemos indicado cuáles son los que ofrecen un mayor factor disuasorio. También te hemos hablado sobre las bonificaciones que las aseguradoras aplican a los conductores que utilizan este tipo de sistemas en sus vehículos. Finalmente, te hemos ofrecido unos criterios de compra que complementan todo lo anterior.

Si nuestro artículo te ha resultado útil e interesante, compártelo en tus redes sociales. Y si lo deseas, también puedes dejarnos tus comentarios y opiniones sobre el tema.

(Fuente de la imagen destacada: Ermolaev: 138668857/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.