La Navidad es sinónimo de felicidad e ilusión para muchas familias: somos muchos los que, a medida que esta época se va acercando, nos vemos invadidos por el espíritu de la Navidad. El árbol ocupa una posición destacada en la decoración navideña. Su historia, que te contaremos más adelante, se remonta al siglo XVI, pero sus raíces son mucho más profundas.

Cada vez queda menos para la Navidad y la compra de árboles se dispara en estos meses, así que no está de más que te vayas informando con tiempo en caso de que carezcas de uno o de que necesites reemplazar el que ya tenías. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para adquirir uno. Ya sabes, si eres un duende, mejor que no leas más.

Lo más importante

  • El árbol de Navidad es uno de los elementos más importantes y vistosos de la decoración de esta época tan especial del año.
  • Los árboles artificiales tienen un impacto medioambiental menor que los naturales, siempre y cuando se reutilicen varios años.
  • Al comprar un árbol de Navidad, te recomendamos que tengas muy en cuenta sus dimensiones y las de la estancia donde piensas colocarlo, el material del que está fabricado y su color.

Los mejores árboles de Navidad: nuestros favoritos

Uno podría pensar que los árboles navideños se parecen todos entre sí, pero no hay nada más alejado de la realidad. Hoy en día podemos adquirir árboles de distintos materiales, distintos tamaños, distintas formas e incluso distintos colores. A continuación, te presentamos cuatro opciones variadas, ¡no nos cabe duda de que alguna encajará con tus preferencias!

El mejor árbol de Navidad clásico

Cierra los ojos e imagínate un árbol de Navidad. Ahora, ábrelos, ¿a que has pensado en un pino similar a este? La opción que nos presenta FairyTrees es muy realista y está fabricada con plástico PVC de la más alta calidad.

Cuenta con piñas verdaderas como decoración. Repele el fuego, con lo que evita el riesgo de accidentes domésticos, y está disponible en distintas alturas y estilos.

El mejor árbol de Navidad para unos días blancos

En caso de que alguna vez hayas deseado pasar unas Navidades blancas, este es el árbol perfecto para ti. Esta opción tiene soporte metálico, mide 180 centímetros ―aunque está disponible en distintas alturas― y tiene 477 puntas de alta densidad del todo flexibles, de modo que no son peligrosas para los niños.

Para instalarlo, no hay más que unir linealmente entre sí los troncos individuales.

El mejor árbol de Navidad para espacios reducidos

Después de ver los frondosos árboles de Navidad que te hemos enseñado por el momento, te parecerá que este se ha sometido a una dieta. Se trata de un pino alto, de 180 centímetros, pero con un diámetro reducido, de 50 centímetros, lo cual lo convierte en el árbol ideal para pequeños rincones.

A pesar de su aparente estrechez, las ramas están muy tupidas. Consta de dos piezas de fácil montaje.

El árbol de Navidad más moderno, ecológico

Aquí tenemos un árbol de Navidad un tanto inusual y entendemos que no es para todos los gustos. Sea como sea, no puede negarse que su diseño es simple y sobrio.

Está fabricado en madera de haya esloveno de color natural y es totalmente sostenible y ecológico. De sus ramas puedes colgar todo tipo de adornos, pues soportan el peso perfectamente. Está disponible en distintas alturas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre árboles de Navidad

Cuando se está pensando en adquirir un producto, lo mejor es informarte tanto como sea posible para así no cometer errores. En este apartado vamos a tratar de resolver varias de las dudas más frecuentes entre las personas que están pensando en adquirir un árbol de Navidad: desde su historia hasta dónde debe colocarse, pasando por cuándo es el momento de ponerlo.

Familia poniendo árbol de navidad

Aunque hay árboles menos tupidos intencionalmente, lo normal es que los mejores árboles estén más poblados de acículas, que son las hojas de las coníferas. (Fuente: Ammentorp: 88275904/ 123rf.com)

¿Cuál es la historia de los árboles de Navidad?

La historia del árbol navideño no está del todo clara. Parece que, cuando los primeros cristianos llegaron al norte del continente europeo, se encontraron con que los pobladores celebraban el nacimiento del dios del Sol y la fertilidad con un árbol adornado. Los conversos conservaron esta tradición y cristianizaron para que conmemorase el nacimiento de Jesucristo.

La tradición del árbol, tal y como la conocemos actualmente, se inició en Alemania y Escandinavia alrededor del siglo XVI y se fue extendiendo posteriormente por el resto de Europa. Según la tradición cristiana, el árbol de Navidad representa el árbol del Paraíso, pero, de acuerdo con otras interpretaciones, también representa el árbol de la vida o la vida eterna.

¿Cuándo se pone el árbol de Navidad?

Aunque cada cual monta el árbol cuando quiere o cuando tiene tiempo, y muchos esperamos hasta bien entrado el mes de diciembre para hacerlo, la tradición dicta que debe ponerse el día 8 de diciembre, ya que ese día se celebra la Inmaculada Concepción. También hay quien dice que debe ponerse en el primer domingo de Adviento y mantenerlo hasta la Epifanía, el 6 de enero.

Arbol de navidad blanco

La mayor parte de árboles artificiales son de policloruro de vinilo (PVC), de polietileno, plásticos o una mezcla de los anteriores. (Fuente: Gilitukha: 46608783/ 123rf.com)

¿Dónde debe colocarse el árbol navideño?

Lo primero que debes tener claro es que es un adorno que, aunque parezca mentira, tiene un papel protagonista durante varias semanas al año ―como mínimo, lo tendrás puesto dos semanas―, así que debes ubicarlo en un espacio donde toda la familia pueda disfrutarlo, como puede ser el recibidor o el salón.

Ten en cuenta que hablamos exclusivamente de árboles no naturales.

Otra cuestión que debes considerar es que el tamaño del árbol debe ir acorde con el espacio donde piensas ubicarlo para que el conjunto resulte equilibrado. Un árbol muy pequeño en una estancia muy grande pasará completamente desapercibido; en cambio, un abeto demasiado grande en una habitación pequeña se comerá visualmente todo el espacio.

¿Cómo montar un árbol de Navidad?

Muy bien, supongamos que ya has comprado tu árbol navideño, has llegado a casa con él y por fin ha llegado el momento de montarlo. Puede parecer una tarea sencilla, y lo es, pero todo irá aún más sobre ruedas si sigues los siguientes pasos:

  • Despeja el espacio donde piensas colocarlo y saca de su caja todas las piezas del árbol.
  • Antes de nada, ensambla la base del árbol y asegúrate de que el resultado es estable.
  • Casi todos los árboles de Navidad vienen divididos en dos o tres secciones que se conectan fácilmente entre sí. Comienza montando la pieza inferior sobre el soporte, y después las superiores.
  • Una vez hecho esto, ha llegado el momento de abrir las ramas. Ve separándolas con cuidado hasta darles una forma natural y un aspecto tupido.
  • Los más detallistas pueden curvar ligeramente hacia arriba las puntas de las ramas para darle un aire aún más natural al árbol.
  • Y ya solo queda decorarlo, de lo que hablaremos a continuación.
arbol de navidad

Otra cuestión que debes considerar es que el tamaño del árbol debe ir acorde con el espacio donde piensas ubicarlo para que el conjunto resulte equilibrado. (Fuente: Leon: 8VQhCM9C1nM/ Unsplash.com)

¿Qué opciones tenemos para decorar los árboles de Navidad?

Los elementos más tradicionales para decorar el árbol navideño son las guirnaldas de luces, las cintas brillantes, las bolas de Navidad y las estrellas, especialmente la que corona el abeto en su rama superior. El «problema» en ocasiones se presenta a la hora de combinar los colores del árbol, ¿cómo hacer para que el resultado sea lo más armónico posible?

Color protagonista ¿Cómo podemos combinarlo?
Rojo Verde, blanco, dorado, estampado de tartán, bolitas de acebo, flor de Pascua, Papás Noel, renos, guirnaldas o bastones de caramelo.
Azul Plateado, blanco, verde, copos de nieve o muñecos de nieve.
Rosa Plateado, blanco, verde lima, purpurina o cristales.
Blanco Dorado o plateado, ramas nevadas, luces blancas, frutos rojos, muérdago, angelitos u otras notas de color.
Marrón Dorado, turquesa, naranja, crema, piñas, renos, rodajas de naranja secas o palos de canela.
Verde Blanco, marrón, bronce, dorado, piñas, renos o lazos.
Morado Blanco, dorado, lila, copos de nieve, ramas nevadas o purpurina.

¿Qué es mejor para el medioambiente: un árbol natural o uno artificial?

Cuando llega el momento de adquirir o de renovar el árbol de Navidad, muchas personas se plantean qué es más sostenible: un árbol artificial o un árbol natural. Cada opción tiene sus ventajas ecológicas, que dependen de distintos parámetros, como cómo lo cuidemos, cuántos años dure o de las políticas de reciclaje de nuestras autoridades locales.

Árboles naturales Árboles artificiales
Impacto ambiental Se cultivan y se restituyen: no desertizan el bosque. Mantienen limpias las áreas de bosque, de modo que eviten los incendios forestales. Además, son biodegradables. Aunque muchos de ellos están fabricados de plástico, también puedes adquirir árboles de madera sostenible o de otros materiales orgánicos totalmente biodegradables. Pueden reutilizarse tantas veces como se quiera.
Ventajas Mantienen las economías locales. No requieren que se aumenten las áreas dedicadas al monocultivo. En zonas cálidas y áridas evitan emisiones de transporte.
Huella de carbono Según un informe de Carbon Trust, su huella de carbono es de 3,5 kilogramos de dióxido de carbono cuando se convierte en astillas para carpintería o de 16 kilogramos cuando se descompone en un vertedero. Su huella de carbono es de 40 kilogramos, de modo que, cuando se reutilizan, son más sostenibles.

¿Es mejor un árbol con iluminación integrada o sin ella?

Hoy en día, pueden adquirirse árboles con iluminación en sus ramas o sin ella. Los árboles sin iluminación pueden ser más versátiles, dado que te permiten ponerles el tipo de luces que más te gusten. También has de tener en cuenta que hay árboles preiluminados de todo tipo: con luces de colores, blancas, cálidas, combinadas o incluso con fibra óptica.

Por otro lado, los árboles con iluminación integrada se consideran más seguros, dado que están diseñados en conjunto con sus luces, así que minimizan el riesgo de cortocircuitos o accidentes. Ahora bien, ¿qué pasa cuando se funde una bombilla? No podemos saberlo. La decisión de adquirir un árbol con iluminación o uno sin ella te corresponde solo a ti.

Arbol de navidad en la sala

Los árboles artificiales pueden reutilizarse tantas veces como se quiera.
(Fuente: Ozerova: 34257551/ 123rf.com)

Una vez que la Navidad ha terminado, ¿cómo lo guardamos?

¡Qué pena! Cuando la Navidad toca a su fin, llega el momento de almacenar nuestro arbolito. Lo más importante es no dejarnos vencer por la pereza y la melancolía, y guardar el abeto de modo que las próximas Navidades, cuando llegue el momento de volver a sacarlo, lo encontremos en perfecto estado. Te damos unos consejos:

  • Si puedes, conserva su caja original. Así, no tendrás que romperte la cabeza buscando un nuevo estuche para el árbol de Navidad.
  • Retira los adornos y ordénalos en sus respectivos embalajes a medida que los vas sacando. No lo dejes para más tarde: te dará mucha más pereza.
  • Desmonta el árbol con cuidado y peina sus ramas para que queden lo más cerca posible del tronco.
  • Mete todas las piezas en la caja, con cuidado y sin forzarlas para que quepan. Ten paciencia y recuerda que, si pudieron salir de ahí, también pueden volver a entrar.
  • Cierra la caja con cinta adhesiva, de modo que no pueda entrar polvo.
  • Guárdala en el desván, si tienes, o en un altillo donde no te moleste durante el resto del año. Lo ideal es un espacio seco y oscuro, alejado de la humedad y con una temperatura estable.

Criterios de compra

La Navidad está a la vuelta de la esquina ―¡parece mentira!― y ha llegado el momento de adquirir un nuevo árbol de Navidad o de renovar el que ya tenías. Puede que, desde la última vez que compraste uno, las cosas hayan cambiado: ahora hay muchísima oferta. Ten estos criterios en mente y no te arrepentirás de tu compra:

  • ¿Qué tamaño debe tener?
  • El material puede variar
  • Forma y estilo
  • Número de ramas
  • No todos los árboles son verdes

¿Qué tamaño debe tener?

No todas las estancias tienen el mismo tamaño. Por este motivo, en el mercado hay árboles con tamaños muy variados. No te dejes llevar por tus impresiones: si no quieres llevarte una sorpresa, lo mejor es que midas a conciencia el espacio del que dispones para ubicar tu árbol de Navidad y que prestes mucha atención a las dimensiones del árbol.

  • Altura: Mide la altura del techo de la estancia donde pretendes poner el árbol. No deben quedar menos de 30 centímetros entre la punta superior del árbol y el techo. De lo contrario, no podrás ponerle la estrella decorativa.
  • Ancho: Una buena idea es marcar el suelo con cinta antes de recibir el árbol. De este modo, te harás idea del diámetro que puedes permitirte. Haznos caso: los ojos humanos no funcionan tan bien como la cinta métrica.
Arbol de navidad con chimenea

Los elementos más tradicionales para decorar el árbol navideño son las guirnaldas de luces, las cintas brillantes, las bolas de Navidad y las estrellas, especialmente la que corona el abeto en su rama superior. (Fuente: Zaytseva: 83561638/ 123rf.com)

El material puede variar

Al comprar un árbol de Navidad para tu casa, es importante pensar en los materiales de los que está hecho. La mayor parte de árboles artificiales son de policloruro de vinilo (PVC) o de polietileno, plásticos ambos. El tipo de plástico y su tratamiento determinarán lo realista que parezca nuestro pino. A mayor calidad, más realismo y mayor precio, por supuesto.

También hay árboles fabricados a base de materiales menos tradicionales y frecuentes que el plástico, con una estética más innovadora. Es el caso del árbol de madera que se presentamos en apartados anteriores, por ejemplo. También pueden ser de espumillón u oropel, de plumas, telas tratadas, metal o incluso de cartón o papel.

Forma y estilo

La forma del árbol también puede variar. Aunque, en principio, pueda parecerte una cuestión meramente estética, también debes tenerla en cuenta en función del espacio donde pienses colocar tu árbol. No todas las formas encajan a la perfección en cualquier rincón. Optando por la adecuada, conseguirás que tanto el árbol como la estancia luzcan al máximo.

  • Muy tupidos: Son toda una declaración de intenciones navideñas en tu hogar. Su circunferencia es mayor, y quedan muy bien en salones amplios y espacios abiertos.
  • Tupidos: Es la variedad más común, la más estándar. Apto para la práctica mayoría de espacios, combina bien con cualquier estilo.
  • Esbeltos: Son una buena opción cuando no dispones de mucho espacio, dado que tienen un diámetro menor. Además, tienen un estilo que hoy en día se considera más moderno.
  • Poco tupidos: Más minimalistas, son ideales cuando quieres darles mayor protagonismo a los adornos. Combinan muy bien con decoraciones de tipo nórdico.

Árbol de navidad gif

Número de puntas

El número de puntas es una buena forma de determinar la calidad de nuestro árbol de Navidad. Aunque hay árboles menos tupidos intencionalmente, lo normal es que los mejores árboles estén más poblados de acículas, que son las hojas de las coníferas. Cuando adquieras un árbol a través de Internet, presta atención a este aspecto y compara entre sí varias opciones.

Para que un árbol de Navidad parezca tupido, opta por opciones de unas 400 puntas en árboles de 180 centímetros, de unas 250 en árboles de 150 centímetros, y así proporcionalmente para el resto de dimensiones. Es una cuestión que depende mucho de tus gustos, pero en árboles tradicionales no puedes aspirar a menos que eso.

No todos los árboles son verdes

Pues no, la época en que los árboles tenían que ser verdes por naturaleza ya ha pasado. En la actualidad, los árboles de Navidad pueden ser verdes, por supuesto, pero también blancos, dorados, plateados, rojos, azules o incluso negros. ¿Cuál escoger? Depende de tus gustos personales, de la decoración y del estilo de tu casa.

Por ejemplo, los hogares más minimalistas casan bien con árboles blancos o negros. Los verdes combinan especialmente bien con decoraciones más clásicas. Las personas locas por la Navidad, pueden inclinarse por tonos rojos o dorados. Y, aquellos que no estén dispuestos a renunciar a la moda ni siquiera en esta época, pueden inclinarse por morados o plateados.

Resumen

El tiempo pasa volando y, cuando nos queramos dar cuenta, ya estaremos en las fechas navideñas. En esas semanas, la decoración de las casas cambia: sacamos los belenes, la mantelería especial, el muérdago, las guirnaldas, las coronas de acebo, las velas y el árbol de Navidad. ¿Ya lo tienes todo para poner tu casa a punto?

Como te hemos contado a lo largo de este artículo, no importa que no dispongas de mucho espacio o que tu casa tenga un estilo muy peculiar que creas imposible de combinar con un árbol de Navidad. Hoy en día pueden adquirirse árboles de muchos tamaños, con muchos formatos distintos e incluso del color más rebuscado que se te ocurra.

Esperamos que ahora tengas más claras las ideas respecto a la compra de tu árbol navideño. En caso de que nuestra guía te haya resultado útil, te animamos a dejar un comentario y que la compartas en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Євгенія Височина/ Unsplash.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
28 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…