destacada
Última actualización: 12/08/2020

Nuestro método

25Productos analizados

19Horas invertidas

8Artículos evaluados

180Opiniones de usuarios

En la época en la que vivimos, casi todo da vueltas en torno a lo visual. Independientemente de que seas influencer o de que tengas una pequeña tienda en línea, la imagen que proyectas en las redes es crucial. Vale, crear contenidos profesionales no es barato, pero, ¿qué pasa si te contamos que puedes hacerlo en tu propia casa con un aro de luz y una inversión mínima?

Los anillos lumínicos se han popularizado mucho y los emplean muchos fotógrafos y camarógrafos —tanto profesionales como amateurs—, youtubers e instagrammers, dado que simulan los efectos de un auténtico estudio en tus tomas. En este artículo, aprenderás para qué sirven exactamente, cómo se usan y qué debes tener en cuenta al comprar uno, ¡no te lo pierdas!




Lo más importante

  • No creas que por no ser un profesional de la creación de contenidos no necesitas un anillo de luz. Este accesorio se ha popularizado mucho en los últimos años porque es muy versátil y puede tener muchos usos, incluso a nivel amateur.
  • Un aro de luz puede tener lámparas de tipo fluorescente o bombillas LED. Las primeras son más económicas, mientras que las segundas tienen una mayor durabilidad.
  • Cuando te decidas a adquirir un aro de luz, te recomendamos que consideres su tamaño, el control de la temperatura, la intensidad que ofrece y su portabilidad, entre otros criterios de compra. Profundizaremos más en esto en la última sección del artículo.

Los mejores aros de luz: nuestras recomendaciones

Aunque los aros de luz llevan usándose ya muchos años por profesionales, ha sido en los últimos años cuando se han popularizado más entre los profanos. Aquí tienes cinco opciones con buena relación calidad-precio para todos los niveles.

El mejor aro de luz LED

Neewer es una marca reconocida por diseñar aros de luz aptos para profesionales. Este kit incluye un anillo de luz LED de 48 centímetros, trípode de 155 centímetros, receptor bluetooth, soporte para teléfono y bolsa de transporte.

Lo hemos seleccionado porque, dentro de un rango de precios «asequible», creemos que es una estupenda opción tanto para amateurs como para personas que necesiten prestaciones más profesionales.

El anillo de luz más colorido

En caso de que estés buscando un aro de luz para sacar fotos que te ofrezca efectos asombrosos y que sea muy personalizable, no busques más. Este modelo de Blitz Wolf destaca por su RVA de siete colores y sus diez niveles de brillo.

Es un anillo de 26 centímetros de diámetro, formado por 120 bombillas LED. ¿Que por qué está en esta selección? Porque los efectos de color que te ofrece son únicos: tus fotos o vídeos no tendrán rival.

Un aro de luz muy versátil

Aquí tenemos un anillo lumínico de tamaño medio, con 25 centímetros de diámetro, que incluye un trípode retráctil. La temperatura de la luz tiene tres niveles de colores —cálido, frío y luz diurna— y diez niveles de brillo para cada color, con un total de treinta opciones.

Es una opción estupenda por sus prestaciones, porque es compatible con la inmensa mayoría de dispositivos, porque ofrece rotación de 360 grados y porque cuenta con conector USB, ¿qué más se le puede pedir por este precio?

El aro de luz más compacto

Este anillo de luz de escritorio tiene 20 centímetros de diámetro, 80 LEDS y cuenta con soporte para el teléfono móvil. Es un aro compacto, ideal para casas pequeñas o para maquillarse en el tocador.

A pesar de su pequeño tamaño, lo hemos seleccionado por sus tres modos de brillo y sus tres temperaturas —blanca, natural y cálida—. La pinza se puede abrir hasta 8 centímetros, para que puedas anclarlo donde quieras.

El mejor anillo de luz para móviles

Este anillo de luz de AUTOPkio es lo más pequeño y portable que podrás encontrar, dado que está diseñado para colocarse en el marco de tu teléfono móvil. Cuenta con 35 bombillas LED y tiene distintos modos de iluminación.

Por supuesto, no ofrece tantas prestaciones como sus hermanos mayores, pero proporciona una iluminación adicional para las fotos o vídeos que haces con el smartphone y te puede venir muy bien incluso en videoconferencias.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre aros de luz

Vamos a centrarnos un momento. La locura de los aros de luz nos está afectando a todos, pero, ¿qué necesitamos saber para que nuestra compra sea todo un acierto? Te lo contamos todo en esta sección.

No creas que por no ser un profesional de la creación de contenidos no necesitas un anillo de luz. Este accesorio se ha popularizado mucho en los últimos años porque es muy versátil y puede tener muchos usos, incluso a nivel amateur. (Fuente: Cottonbro: 4620801/ Pexels.com)

¿Qué es un aro de luz y qué usos tiene?

Un aro de luz es una herramienta económica que nos brinda una iluminación ideal tanto en contextos profesionales como de hobby. Gracias a su forma circular, produce una luminosidad en 360 grados muy uniforme y elimina sombras indeseadas al mismo tiempo que suaviza las texturas —como imperfecciones de la piel, por ejemplo—.

Por estos motivos, se usan mucho en el ámbito de la moda, en el que se necesita una iluminación favorecedora, sin contrastes exacerbados. Los aros lumínicos, además, normalmente ofrecen luces con distintas temperaturas, lo cual repercute de forma positiva en la tonalidad de las imágenes. ¿Quieres saber qué usos puede tener un anillo de luz?

  • Para hacer retratos, que es su uso más habitual, aunque tiene sus detractores. Los que lo aman valoran el acabado uniforme que brinda a la piel, mientras que los que lo odian detestan el anillo iluminado que aparece en los ojos del retratado.
  • Para plasmar alimentos y otros objetos, dado que nos ayudan a enfatizar los detalles. Por este motivo, son prácticamente obligatorios en las fotos de catálogo para tiendas en línea o en las cartas de restaurantes.
  • Para sacar fotos macro, sobre todo los aros de diámetro pequeño. Son perfectos para sacar fotos macro porque su iluminación uniforme acentúa los detalles, como acabamos de mencionar.
  • Para probar efectos de color, especialmente en aros de luz que ofrezcan bombillas LED de distintos colores. No te cortes con la experimentación.
  • En vídeos, por supuesto. Los aros de luz son el secreto de esos vídeos con tan buena calidad de imagen que ves en YouTube. Los anillos especiales para móviles, además, pueden serte muy útiles para darle un aire más «profesional» a tus videoconferencias.
  • Para maquillar. En efecto, el uso de un anillo de luz no se limita a fotografía o vídeo, sino que también resulta muy práctico en sesiones de maquillaje en las que se requiere una iluminación similar a la natural.

¿Qué no es un aro de luz?

Vale, ya sabemos lo que es un anillo de luz y para qué podemos usarlo, pero, ¿qué no podemos esperar de este artículo? Para empezar, debes tener claro que un aro lumínico no es un flash. La luz que emite es menos potente y nos lleva a trabajar con aperturas mayores e ISO más elevados que un flash. También es importante que la fuente de luz esté más cercana a lo retratado.

No queremos asustarte, pero debes tener en cuenta que no son accesorios muy resistentes, así que te recomendamos que te lo pienses bien antes de usarlos en terrenos poco estables o de darles «mucho trote». Los más baratos suelen estar fabricados con plástico, así que pueden ser un poco endebles. Nada que un poco de mimo y cuidado no puedan solucionar.

Un aro de luz puede tener lámparas de tipo fluorescente o bombillas LED. (Fuente: Dissx: 121853364/ 123rf.com)

¿Por qué necesitas uno?

No importa que no te dediques a sacar fotos o a hacer vídeos. El económico precio de los aros de luz hace que sean perfectos para todo el mundo. Apostamos a que tú también necesitas uno, ¿qué opinas?

  • Son muy sencillos de usar, incluso por principiantes.
  • Te ofrecen una iluminación sin sombras poco favorecedoras en tus fotos y vídeos, y disimulan las imperfecciones de la piel.
  • Los detalles resaltarán mucho más, lo cual es especialmente importante en fotos de tipo macro.
  • Tus vídeos pasarán de tener un aspecto «de andar por casa» a parecer profesionales. Aunque hemos de decirte que esto también depende de tus habilidades.
  • Te permiten obtener una iluminación correcta y también producir efectos de colores.

¿Cómo se usa un anillo lumínico?

A diferencia de lo que ocurre con otros accesorios, un aro de luz es muy sencillo de usar. Vayamos paso a paso:

  1. Monta el anillo sobre un soporte o trípode.
  2. Coloca la cámara en el centro del anillo, en el soporte especial para dispositivos —si lo incluye— o en una ubicación próxima al foco.
  3. Te recomendamos que lo uses al modo tradicional, o sea, colocando la cámara en el centro, antes de empezar a experimentar.
  4. Para asegurarte de que tu imagen mostrará los colores reales —siempre y cuando esto sea lo que quieres—, debes aprender a jugar con la temperatura y la intensidad lumínica.
  5. Por supuesto, prueba, prueba y prueba antes de empezar a sacar fotos o a grabar.

¿Qué es mejor, un aro de luz o un softbox?

Aquellos que no sean principiantes en cuestiones de iluminación, es muy posible que ya se hayan hecho esta pregunta. No podemos decirte qué opción es mejor, pues responden a distintas necesidades, pero sí que podemos resumirte las características de cada producto.

Aro de luz Softbox
Forma Los aros de luz son circulares y nos permiten ubicar la cámara en el centro del anillo Un softbox tiene una forma cuadrada, como de caja
¿Qué tipo de luz emiten? Un círculo de luces con variación de color Una luz suave y tenue
Portabilidad Más portables, los hay de tamaño muy pequeño Más aparatosos y complicados de transportar
Uso ideal En retratos de rostros, autofotos o primeros planos Habitual en estudios, cuando se esperan resultados más profesionales
Precio Más económico Un poco más caros que los aros de luz

¿Cómo obtener catchlights con un anillo de luz?

Puede que esta palabra no te suene de nada, pero los catchlights son esas luces que se reflejan en los ojos de los modelos en un retrato. Sirven, como su nombre indica, para «atrapar» la luz en la mirada, o sea, para iluminarla y dar vida, profundidad y expresión a la persona, o al animal, retratado. Podemos crearlos fácilmente usando un aro lumínico:

  1. Tu modelo debe orientarse hacia la fuente de iluminación.
  2. Cuanto mayor sea el aro que uses, más fácil será obtener el ansiado efecto catchlight. En caso de que tu anillo de luz sea pequeño, acércalo al máximo al retratado.
  3. Para una máxima naturalidad, aprovecha las tonalidades neutras de tu anillo o aquellas que imiten la luz del día.
  4. En caso de que estés usando un aro con bombillas LED, es posible que quieras evitar la corona de puntos de luz pequeños que estos crean. Para ello, emplea un difusor o cubre el aro con una tela translúcida.

Criterios de compra

Bueno, ha llegado el momento de centrarnos en las características más deseables que debe tener un anillo lumínico. Presta atención a estos criterios de compra y tu adquisición será todo un acierto.

El tamaño importa

Es posible encontrar anillos muy pequeños —como los que se pueden acoplar el teléfono móvil— o de buen tamaño. Por supuesto, el tamaño determina el peso del accesorio, pero también sus prestaciones. Los anillos de mayor diámetro nos brindan un ángulo de cobertura más amplio, con lo que podremos sacar fotos o hacer vídeos en planos más abiertos.

Los anillos de pequeño tamaño focalizan más la luz y son ideales para autofotos, para producciones caseras o para llevar a eventos. Consideramos que la opción más versátil es un aro de alrededor de treinta centímetros de diámetro: no son demasiado «aparatosos», se transportan sin complicaciones y nos brindan amplitud de la luz más que aceptable para amateurs.

El uso de un anillo de luz no se limita a fotografía o vídeo, sino que también resulta muy práctico en sesiones de maquillaje en las que se requiere una iluminación similar a la natural. (Fuente: Patrick: 1910051/ Pexels.com)

LED o no, esa es la cuestión

Normalmente, cuanto mayor sea el diámetro del anillo lumínico, más luces tendrá. Hasta ahí es todo bastante sencillo, pero es importante que sepas que el tipo de luces también importa.

Bombillas LED Tubo fluorescente
Tonalidad de la luz Blanca, pero tiende al color rosado Blanca, pero tiene al verde sutil, prácticamente imperceptible
Control Temperatura y potencia controlables No admiten cambios en la temperatura —solo con filtros— ni en la intensidad
Durabilidad Más Menos
Precio Mayor inversión inicial Más económico
Consumo Mínimo Mayor que las bombillas LED

Variación de la temperatura

La temperatura es el principal factor que determina el tono de la imagen: de amarillento a azulado. Los aros de luz para fotografía que pueden encontrarse en el mercado oscilan entre los 3200 K y los 6500 K. A menor numeración, más cálida la temperatura —colores más amarillos, dorados y anaranjados—, mientras que las numeraciones altas proporcionan luces más frías.

Hay aros de luz que incluyen accesorios que se colocan delante de la luz a modo de filtros y así cambian su temperatura. Lo malo de esta opción es que estos accesorios pueden perderse o deteriorarse, y también restan un poco de potencia al foco. Lo más recomendable, si te lo puedes permitir, son los anillos LED que integran un regulador de la temperatura.

¿Es posible ajustar la intensidad?

No todos los aros de luz nos dan la posibilidad de ajustar la intensidad de esta. Esta función es muy práctica para adaptar la potencia en función de la distancia entre el anillo de luz y el tema a retratar sin mover el accesorio. Es muy importante en caso de que busques un aro de luz para maquillaje, pues te permitirá ver el resultado de tu trabajo con luz «natural».

foco

Los aros de luz fueron desarrollados en un primer momento para que los dentistas pudieran sacar fotos de la dentadura de sus pacientes, iluminando de forma uniforme todas las zonas de la boca.

¿Con o sin trípode?

Aunque hoy en día casi todos los modelos incluyen un trípode —más o menos precario—, te recomendamos que pienses si necesitas uno o si necesitas una versión avanzada del que trae tu aro. Opta por modelos retráctiles y reclinables, que te permitan mover el anillo de luz en distintas direcciones y que sean estables, sólidos.

Portabilidad y batería

Por supuesto, los pequeños son más portables que los de mayor tamaño. En cualquier caso, ten en cuenta que se trata de un accesorio que suele estar hecho de plástico, así que no suelen ser pesados nunca. Por otro lado, hay modelos de anillo de luz LED que pueden funcionar con baterías externas, con lo que son más versátiles, sobre todo para trabajar en exteriores.

Los anillos de mayor diámetro nos brindan un ángulo de cobertura más amplio, con lo que podremos sacar fotos o hacer vídeos en planos más abiertos. (Fuente: Andersonrise: 94695021/ 123rf.com)

Mantenimiento

Antes de comprar un aro, comprueba si es posible reemplazar los componentes que puedan deteriorarse —como las bombillas, por ejemplo— y a qué precio. Asimismo, debes prestar atención a la durabilidad y a la solidez del producto. En caso de que no puedas verlo en persona, lee detenidamente los comentarios de otros usuarios que ya lo hayan probado.

Resumen

El mundo en que vivimos es muy visual, de modo que es necesario apostar por la calidad si queremos destacar entre la multitud. No importa que estemos empezando con un canal de YouTube, que queramos ganar followers en Instagram, que tengamos un restaurante y queramos actualizar nuestra carta con fotos o que nos dediquemos a maquillar a otras personas.

No importa, porque un aro de luz incrementará la calidad y la repercusión de tus contenidos en cualquier caso. En este artículo, hemos intentado hablarte sobre este accesorio —que hasta hace poco solo era popular entre profesionales— y echarte una mano para que adquieras uno sin miedo a equivocarte con tu compra, ¡esperamos que te haya servido!

Y tú, ¿estás preparado para dar este salto de calidad en tus fotos y vídeos? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir esta guía en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Cottonbro: 4620853/ Pexels.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Traductora y redactora de textos
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.