Mesa de trabajo de metal

Nuestro método

Products

24Productos analizados
Hours

27Horas invertidas
Studies

17Artículos evaluados
Comments

30Comentarios recaudados

Ya seas un profesional o un simple aficionado, trabajar sobre una base estable es primordial en cualquier labor de bricolaje. No solo por la comodidad que ofrece, sino porque de ello depende tu integridad física. Para ayudarte, en un taller específico o en el garaje de tu casa, cuentas con los mejores bancos de trabajo del mercado.

Obviamente, no hay dos bancos de trabajo iguales. El modelo que escojas dependerá del espacio que tengas para su instalación, así como de otros aspectos, como, por ejemplo, la capacidad de carga que desees que tenga. Si estás buscando el mejor banco de trabajo actual, así como si quieres saber más sobre ellos, ¡ponte cómodo y acompáñanos!



Lo más importante

  • Los bancos de trabajo te permite llevar a cabo tareas con mayor precisión y seguridad.
  • El banco de trabajo es clave, pero apostar por una buena iluminación en la estancia en la que lo vas a instalar, también.
  • A la hora de comprar un banco de trabajo, ten en cuenta aspectos tales como la portabilidad. Repasamos este y otros criterios de compra al final del artículo.

Los mejores bancos de trabajo de la actualidad: nuestras recomendaciones

Si eres un proyecto de manitas o vives del bricolaje, necesitas uno de los mejores bancos de trabajo del mercado. ¿Por qué? Porque trabajar sobre una superficie sólida, cómoda y adaptada a tus tareas no solo te hará rendir mejor, sino que aumentará tu seguridad. Para ayudarte a elegir la adecuada, a continuación, repasamos cuatro de nuestros bancos de trabajo favoritos:

El banco de trabajo favorito de los compradores online

Con una relación calidad-precio imponente, este banco de trabajo Black & Decker es el favorito de los usuarios online. No en vano, goza de más de 2500 críticas con una valoración global de 4.4/5. ¡Impresionante!

Posee un diseño ergonómico muy compacto, ya que se pliega para ocupar menos espacio y transportarse fácilmente. Su estructura está hecha a base de resistente acero. También posee patas con goma antideslizante para una sujeción superior.

El mejor banco de trabajo de gran capacidad

La propuesta de Estanterías Jomasi está entre los mejores bancos de trabajo para aquellos que buscan una alternativa de gran capacidad. Y es que este banco de trabajo es capaz de aguantar hasta 600 kg de peso.

Su sistema de montaje es bastante sencillo, ya que no obliga a utilizar tornillos. Además, en el nivel superior puedes guardar hasta diez herramientas diferentes debido a los ganchos que incluye. ¿Sus dimensiones? 1500 x 1500 x 600 mm.

El mejor banco de trabajo barato

Si no quieres dejarte un dineral o buscas un banco de trabajo para uso esporádico, prueba con esta opción de Einhell. Aunque su capacidad de carga es baja (50 kg), su facilidad de uso lo convierte en uno de los mejores bancos plegables para aquellos que buscan algo no profesional.

Además, gracias a sus reducidas dimensiones, es fácil de instalar. Por otro lado, la calidad de sus materiales está fuera de toda duda.

El mejor banco de trabajo plegable

Si buscas un banco de trabajo plegable de corte profesional, esta opción de Keter te encantará. Gracias a su diseño inteligente, puede disponerse en tan solo medio minuto. En cuanto a su transporte, es sencillo gracias a su asa integrada y al plástico ligero con el que está confeccionado.

Su cuidado acabado permite que el modelo soporte hasta 450 kg. Todo ello con la inclusión de una bandeja inferior en la que puedes colocar tus herramientas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los bancos de trabajo

Los bancos de trabajo ofrecen comodidad y seguridad en el momento de trabajar. Sin embargo, no todos son iguales. Por ello, hay mucho que decir sobre los mejores bancos de trabajo actuales. Sobre todo si estás pensando en comprar uno. Para que no te pierdas, a continuación, contestamos a las preguntas más frecuentes sobre este utilísimo producto.

carpintero usando mesa de trabajo

Los bancos de trabajo con baldas o niveles extra permiten disponer de las herramientas al tiempo que los usas.
(Fuente: Lakovenko: 81368570 / 123rf .com)

¿Por qué comprar un banco de trabajo?

Posiblemente llegue un momento en tu vida en el que tengas que abordar tareas donde lijar, cortar o martillear sean ingredientes centrales. No tienen por qué ser proyectos grandilocuentes. Es más, puede que hasta sea cosa de tus hijos y el colegio.
En esos casos, no siempre vas a tener un taller entero a tu disposición. Pero podrás comprar un banco de trabajo.

Con estos, podrás trabajar cómodo y seguro. Además, muchos están diseñados para ofrecerte unos niveles de organización superiores. Porque un banco de trabajo te permite llevar a cabo las tareas sin que te veas obligado a perder los nervios. Todo ello con una facilidad de limpieza que no te ofrecen el resto de alternativas posibles.

¿Qué partes tiene un banco de trabajo?

Obviamente, una clasificación como esta dependerá del modelo de banco de trabajo que elijas. No todos son iguales y es algo que veremos más adelante. Sin embargo, podemos hacer una aproximación general de sus partes. De este modo, te harás una idea de lo que te espera, algo que, seguramente, pueda ayudarte en el momento de comprar. ¡Empezamos!

  • Superficie de trabajo: No tiene mucho misterio. Se trata de la parte central del banco de trabajo. En ella, colocarás los elementos con los que vas a trabajar.
  • Herramientas de sujeción o medida: Al trabajar con determinados elementos, necesitas precisión. Por ejemplo, si estás usando una grapadora eléctrica sobre madera, necesitarás que esta última no se mueva. Pues bien, gracias a estos extras, es posible.
  • Patas: Generalmente, estas están reforzadas con bases de caucho antideslizante. De este modo, el banco de trabajo permanece fijo y serás todavía más eficiente al usar tu remachadora. Algunos modelos ofrecen patas plegables.
  • Elementos para ajustar la altura: Muchos de los mejores bancos de trabajo incorporan la posibilidad de regular su altura. De este modo, trabajarás más cómodo, ya que no tendrás que adaptarte tú al banco, sino este a ti.
  • Cajones, baldas, niveles extra en la zona interior: No todos los bancos de trabajo incorporan esta opción. De hacerlo, resultan ideales para colocar en ellas la caja de herramientas y acceder más rápido a todo lo que necesites.
Mesa de trabajo de metal y madera

Existen tres tipos de bancos de trabajo: plegables, portátiles y de taller. Cada tipo no es necesariamente excluyente del resto. (Fuente: Margarita Lubarskaya: 36909357/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los bancos de trabajo?

Si has leído el artículo desde la introducción, estamos convencidos de que ya habrás extraído varias ventajas. Sin embargo, tu trabajo no es el de hacer listas de pros y contras. Para eso está el equipo de REVIEWBOX.es. A continuación, vamos a recoger las ventajas y las desventajas de los mejores bancos de trabajo disponibles actualmente en el mercado:

Ventajas
  • Opciones variadas.
  • Versátiles.
  • Potencian la organización.
  • Fáciles de limpiar.
  • Muchos son portátiles.
  • Compactos.
  • Modelos económicos.
  • Amplia capacidad de carga.
Desventajas
  • Si eres profesional, necesitarás uno muy específico.
  • No harán el trabajo por ti, solo son una ayuda adicional.

¿Cómo utilizar un banco de trabajo?

Lo primero que debes hacer si buscas saber cómo utilizar un banco de trabajo es comprobar que el producto se te ha entregado íntegro. Si falta alguna pieza, no será seguro. Recuerda que un banco de trabajo se utiliza con herramientas como los taladros eléctricos, por lo que la seguridad no es negociable. Una vez hecho esto, monta la mesa y ajusta la altura. Después:

  1. Evalúa la estabilidad del banco de trabajo: Sin firmeza, no habrá trabajo seguro. Una vez configurada la mesa, prueba su estabilidad. Para ello, procura instalar el banco de trabajo en una superficie llana. Si las patas disponen de goma antideslizante, mejor que mejor.
  2. Libera la superficie y sitúa el banco de trabajo cerca una toma de corriente: Antes de empezar a trabajar, asegúrate de que vas a poder hacerlo cómodamente. Para ello, libera la superficie del banco de trabajo. Es posible que hagas uso de aparatos eléctricos. Por ello, instala el banco de trabajo cerca de un enchufe.
  3. Apuesta por una buena iluminación: Ya vayas a usar unos simples destornilladores o una herramienta que exija una mayor precisión, la luz es fundamental. Si trabajas en un ambiente mal iluminado, además, te cansarás antes, lo que repercutirá en tu rendimiento y en tu seguridad. La claridad visual es clave.
  4. Exprime los compartimentos extra: Si tiene niveles o baldas inferiores, ¡utilízalas! Otros hasta incluyen ganchos para colgar herramientas. Este tipo de elementos adicionales te permiten organizarte mejor. Con ello, tu rendimiento aumentará.
  5. No escatimes en limpieza: Se trata de tu lugar de trabajo, por lo que debe estar limpio. Además, eliminar residuos de tus sesiones de trabajo anteriores no es un capricho, sino un compromiso con la salubridad y la seguridad. Además, un pequeño elemento no deseado puede arruinar sin quererlo tu próximo proyecto.

¿Qué tipo de bancos de trabajo hay?

A grandes rasgos, existen tres tipos de banco de trabajo distintos. Hablamos de los bancos de trabajo portátiles, los bancos de trabajo plegables y los bancos de trabajo fijos, más propios de talleres profesionales. Veámoslos uno a uno con algo de detenimiento:

  • Bancos de trabajo portátiles: Estos modelos acostumbran a incorporar ruedas. Suelen ser de tamaño reducido. Gracias a ello, se pueden instalar en prácticamente cualquier sitio y son muy fáciles de transportar.
  • Bancos de trabajo plegables: Las bisagras que incorpora su estructura permiten plegar el banco de trabajo cuando no se usa. De este modo, no solo resulta fácil transportarlo, sino que a la hora de guardarlo no tendrás problema alguno.
  • Banco de taller: Suelen sujetarse al espacio en el que se instala mediante tornillos u otros elementos. Esto se explica porque son bancos de trabajo de uso profesional, pero que además suelen estar destinados a soportar grandes cargas.
foco

¿Sabías que en 1961, Rick Hickman diseñó el workmate, uno de los bancos de trabajo más populares de la historia?

¿De qué materiales son los bancos de trabajo?

Los mejores bancos de trabajo pueden estar hechos de muy diversos materiales. Lo primordial es la superficie. Por lo general, en este sentido, hay hasta cuatro posibilidades diferentes: madera, plástico, acero y tablero de partículas:

  • Madera: Los bancos de trabajo de madera son bastante populares. Esto se explica porque ofrecen una gran resistencia y una larga vida útil. Eso sí, son menos ligeros, por lo que son más difíciles de transportar.
  • Plástico: Ideales para aquellos que buscan bancos de trabajo para sus tareas personales. No conducen la electricidad y, además, suelen estar protegidos de un laminado adicional para combatir el desgaste.
  • Acero: Una auténtica apuesta por la resistencia, aunque son bastante ligeros. Eso sí, se trata de bancos de trabajo caros. Por otro lado, están diseñados para realizar trabajo pesado.
  • Tablero de partículas: Este material suelen utilizarlo los bancos de trabajo portátiles. Son opciones muy económicas, fáciles de usar y mantener. Sirven para trabajos de nivel medio o bajo, es decir, no son la mejor opción para uso profesional.

¿Cuál es el tamaño medio de los bancos de trabajo?

En principio, las dimensiones de los bancos de trabajo son muy variables. Sin embargo, podemos establecer unos promedios generales para que te hagas una idea del espacio que ocupan. Primeramente, los bancos de trabajo plegables suelen ser más pequeños en todas sus vertientes: profundidad, altura y anchura. En cuanto a los fijos, estos poseen tamaños más variados.

Un banco de trabajo fijo para instalar, por ejemplo, en tu garaje, suele estar entre los 1500 x 1200 x 600 mm. Pero si tienes espacio de sobra, un banco de trabajo con una longitud de 2000 mm (2 metros) es una gran idea. La altura, por otro lado, es importante, pero mucho más lo es la ajustabilidad. De este modo, podrás adaptar el banco de trabajo a tu anatomía.

Criterios de compra

Como has podido comprobar a lo largo del artículo, los bancos de trabajo son elementos muy útiles que te pueden ayudar a completar múltiples tareas. Sin embargo, comprar una opción u otra dependerá de tus necesidades. Para que puedas entender cuáles son, a continuación, recogemos los criterios de compra claves para comprar el mejor banco de trabajo posible.

Uso

En función de las tareas que vayas a realizar, deberás buscar un banco de trabajo u otro. ¿Eres profesional? Entonces opta por uno de acero o con un grado de estabilidad superior. El espacio del que dispones para trabajar también es esencial. En caso de que sea reducido, un banco de trabajo plegable puede ser la solución. Si tiene cajones inferiores, mucho mejor.

Estabilidad

Cuando hablamos de estabilidad en un banco de trabajo, indirectamente, lo hacemos también de seguridad. Si el banco de trabajo no soporta la presión en su superficie o se tambalea mientras lo usas: peligro. Por otro lado, si la mesa no se puede fijar, opta mejor por bancos de trabajo cuyas patas tengan goma antideslizante. Lo agradecerás cuando lo uses.

carpintería

Comprar un banco de trabajo no es apostar únicamente por el pragmatismo, sino también por la seguridad.
(Fuente: 4dolgachov: 96116801/ 123rf..com)

Materiales

De los materiales no solo depende la durabilidad del banco de trabajo, sino el tipo de tareas que vas a realizar. Ya los hemos visto en la «Guía de compras», pero no está de más repasarlos:

Madera Plástico Acero Tablero de partículas
Uso Semiprofesional Esporádico Profesional Esporádico
Resistencia Alta Media-alta Muy alta Media
Durabilidad Alta Alta Muy alta Alta
Portabilidad Baja Alta Baja Alta

Portabilidad

Es posible que necesites un banco de trabajo que te permita ir de un lado a otro con él. En ese caso, opta por uno que sea portátil. Los bancos de trabajo plegables son ideales. Por otro lado, las dimensiones y los materiales del mismo son determinantes a la hora de asegurar su portabilidad. Si vas a trabajar siempre en el mismo lugar y tienes espacio, compra uno fijo.

Extras

Ya hemos comentado que muchos de los mejores bancos de trabajo incluyen extras para potenciar la organización o permitirte mejorar el rendimiento. Este tipo de extras pueden ser de todo tipo y con los avances tecnológicos están siempre en constante evolución. En función de las tareas que vayas a realizar, así como de tu sistema de trabajo, debes valorar que incluyan:

  • Niveles o baldas inferiores: Ideales para colocar herramientas mientras no se están usando, desde unos simples alicates a otras opciones más complejas.
  • Ganchos: Situados por lo general en el nivel superior, te permiten mantener las herramientas al alcance de la mano pero sin que ello interrumpa el flujo de trabajo.
  • Elementos de ajuste: No solo para la altura. Los mejores bancos de trabajo también ofrecen extras para fijar más o menos la estructura y adaptarla así a las diferentes tareas que acometas.

Mesa de trabajo

Resumen

Los bancos de trabajo pueden serte de gran ayuda seas profesional o no. Cuando se trata de trabajar con madera o cortar exigido por una máxima precisión, estos elementos ayudan como pocos. Hechos de una gran variedad de materiales, los bancos de trabajo ofrece versatilidad, así como unos niveles de rendimiento y seguridad superiores.

Pero como es costumbre en REVIEWBOX.es, siempre se debe apostar por un consumo responsable. En este caso, para adquirir el mejor banco de trabajo en función de tus circunstancias, debes valorar diversos criterios de compra. Entre ellos, destacan la estabilidad, los materiales, el grado de portabilidad o si incluyen o no extras.

Si te ha servido de ayuda este artículo, ¡déjanos un comentario o comparte el contenido en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Ольга Глебская: 82619036/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sergio Fernández Traductor, filólogo y redactor de textos
A la hora de escribir, doy lo mejor de mí cuando me toca analizar productos del hogar, tecnológicos y relacionados con el mundo animal. Porque ¿qué sería de la vida sin ellos? En cuanto a mi vida personal, no concibo el mundo sin los discos de vinilo, la poesía de Jaime Gil de Biedma, mis dos gatos (Molly y Cohen) y el clutch time de la NBA.