No dejes que tus condiciones de vida influyan en la elección del instrumentos que tocarás. ¿Cuántos músicos con vocación se ven abocados al piano porque es el instrumento que ya hay en su casa? ¿Cuántos otros a la guitarra por simple moda? ¿Y cuántos percusionistas en potencia han de renunciar a su pasión porque una batería molestaría a los vecinos de su edificio?

Si quieres tocar la batería, puedes. El amplísimo abanico de baterías electrónicas que ofrece el mercado es la solución para que la batería se adapte a tus condiciones y no al revés. Sin apenas ruido y de talla reducida, estos instrumentos minimizan los daños colaterales de una batería tradicional y, además, son ideales para aprender a usar el instrumento.

Lo más importante

  • Debes tomarte el precio como una inversión. Las baterías electrónicas no son un producto de usar y tirar, así que piensa bien qué quieres lograr con ella y qué usos le darás, elige cuidadosamente tu modelo e invierte sin miedo. Acabarás gastando más dinero si apuestas por una batería barata y en el futuro decides comprar una de gama más alta.
  • Algunos formatos de venta pueden ser engañosos, así que fíjate en qué extras incluye cada batería y asegúrate de que no tendrás que incurrir en demasiados gastos en accesorios (como baquetas, módulo o pedales) una vez hayas adquirido tu nueva batería. Prestaremos más atención a este aspecto en criterios de compra.
  • El módulo de sonido de cada batería puede ser el punto de inflexión entre la calidad de un modelo u otro. Sus posibilidades darán lugar a un perfeccionamiento más o menos rápido de la técnica del usuario, por ejemplo. Pero, ante todo, marcarán la sensibilidad de la percusión y la precisión de los sonidos logrados.

Las mejores baterías electrónicas del mercado: nuestras favoritas

Así pues, elegir una de las mejores baterías electrónicas puede resultarte complicado. Para que no desesperes y la búsqueda del modelo adecuado no se convierta en caldo de cultivo para las frustraciones, iniciamos esta guía de compra con los que, a nuestro parecer, se sitúan a la cabeza de las mejores baterías electrónicas de la actualidad.

Para bateristas principiantes

Se trata de una de las opciones más económicas, que te permitirán ir desde un nivel de principiante a un grado de gran especialización. Es por su calidad de materiales, pero también gracias a su módulo, que le da muchísima versatilidad gracias a sus sonidos predeterminados, los kits, el metrónomo o la grabación en tiempo real.

Los parches de malla (habitualmente se utiliza el anglicismo mesh heads) aportan mucha sensibilidad y un buen contacto físico con la batería a través de las baquetas, que deberán estar a la altura. Incluye, asimismo, la función cymbal choke, que permite detener el sonido al tocar los platos con la mano, y un doble pedal, que no es frecuente en los modelos de esta gama.

La favorita de los usuarios online

París bien merece una misa, dice el refrán. Este es el caso de la batería electrónica Alesis Turbo Mesh, cuyas virtudes la hacen una de las más vendidas del mercado. Siete piezas de malla, un bastidor de acero que ofrece gran robustez, un módulo de más de cien sonidos y hasta 30 melodías de acompañamiento te garantizan horas sin dejar de agitar las baquetas.

Junto con el metrónomo y la función de entrenamiento, estas características la hacen idónea para que los novatos aprendan y los expertos ensayen. Además, el producto incluye todo lo necesario, desde las baquetas o cables de conexión hasta la llave de batería o la fuente de alimentación. También un pedal de charles y uno de bombo diseñados específicamente por la marca.

Para tocar en cualquier lugar

El módulo Yamaha es una de sus principales ventajas, al conseguir la máxima fidelidad en la transmisión del sonido a través de los auriculares, capaz de registrar todas las variaciones que experimentes. Y es que estas pueden ser muy diversas, ya que el módulo también ofrece muchas posibilidades de personalización de sonidos y melodías.

Incluye diez modos de entrenamiento y gracias a su interfaz de sonido, esta batería electrónica es apropiada para grabaciones de audio o a través de MIDI. Su puerto USB permite conectar el conjunto al PC o la tableta. A falta de una mayor robustez, sí es un modelo ligero que te permitirá transportarlo a donde necesites.

La batería electrónica con mejor relación calidad-precio

Aunque planteamos la compra de una batería electrónica como una inversión a largo plazo, las gamas muy altas pueden resultar caras para quien todavía no esté dentro de este mundo. Así, esta propuesta de Alesis te permitirá llegar muy lejos en tu aprendizaje por un precio relativamente bajo, lo que, con el tiempo, te permitirá decidir si invertir de nuevo o no.

Aquí entra en juego, sobre todo, el módulo, que es intuitivo y a la vez muy completo, con una buena variedad de sonidos para cada platillo y pistas que podrás configurar. La calidad de edición, con salidas al móvil, ordenador o tableta, es otro plus. Por lo demás, viene equipada con todo lo necesario para que te pongas a practicar en cuanto la recibes.

La mejor batería electrónica de alta gama

Un pro y un contra caracterizan este modelo de Roland: su precio. Y es que aunque es el más elevado de esta lista, sus prestaciones son excelentes para quien vaya a exigir lo máximo a su instrumento. Lo principal es el módulo SuperNatural Td-11, que garantiza los sonidos más naturales y adaptabilidad a todos los estilos musicales.

El realismo aumenta gracias a los parches de malla y su software Hit-Hat-FD8, con transiciones suaves y un sonido muy logrado del charles. Por último, otro punto a favor es su pantalla LCD de gran tamaño, que permite configurar los modos de reproducción y jugar con las diferentes canciones y sonidos. Recuerda que no incluye el pedal de bombo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las baterías electrónicas

Ya lo has visto. Este es un mundo variado, con grandes especificidades que varían según el poder adquisitivo del usuario, su nivel como músico y sus aspiraciones en este ámbito artístico tan exigente. Por eso, aquí recogemos algunas de las cuestiones más habituales entre los compradores de baterías electrónicas, que esperamos sean de tu interés.

Joven tocando bateria

La distribución de los componentes de la batería electrónica es similar a los de la acústica. Así, ocupa el mismo espacio físico dentro de una habitación. (Fuente: Jiroe: XAG-tDlV4-8/ Unsplash.com)

¿Qué es una batería electrónica?

La respuesta es más exigente de lo que parece. En términos musicales desempeña unas funciones similares a las de una batería tradicional, tanto en cuanto a que es un instrumento de percusión. Sin embargo, la generación del sonido es más compleja y no depende exclusivamente de un proceso físico, sino de un software muy particular, capaz de llegar a distintos matices.

Así, su rango de posibilidades llega mucho más lejos e incorpora, según las características de su módulo -más adelante veremos qué es-, hasta centenares de sonidos para cada uno de sus parches -o pads-. Cuenta con decenas de kits de sonidos sobre los que poder tocar. Todo esto, con la ventaja de canalizar todo el sonido a través de cascos, sin molestar a tu alrededor.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas sobre una batería acústica?

Como decimos, lo que marca la diferencia para muchos compradores es el permitir que un instrumento tan estridente como la batería pueda ser utilizado en un contexto doméstico, sin romper el silencio. Las baquetas sobre los parches producen un sonido sordo y apenas perceptible, que genera de manera electrónica el sonido predeterminado, audible a través de auriculares.

Además, son más fáciles de transportar y a menudo están concebidas para ayudar, con su programación, a mejorar el dominio del instrumento que tenga el usuario. De la misma manera, la edición del audio generado es mucho más eficiente, ya que la grabación del sonido y la canalización a dispositivos electrónicos es sencilla, mediante USB o cable. Lo vemos en la tabla.

Ventajas
  • Más registros de sonidos
  • Ritmos incorporados
  • Programas de entrenamiento incorporados
  • Canalizan el sonido a través de auriculares, con lo que puedes practicar sin molestar
  • Facilitan la edición de la música gracias a la conexión con dispositivos como ordenadores o tabletas
  • Son fácilmente transportables
Desventajas
  • Los modelos antiguos pueden acusar cierta latencia de sonido
  • Pérdida de sensibilidad relativa a la intensidad de percusión
  • Sonidos poco naturales en los modelos con módulos anticuados

¿De qué se compone una batería electrónica?

Existen tres elementos principales. Primero, destacan los pads, donde se encuentran los llamados capturadores piezoeléctricos. Estos recogen un estímulo, que un convertidor transforma en señal MIDI. El módulo es la parte que produce un sonido determinado a través de la señal MIDI recibida. Este incluye la función de convertidor en modelos modernos.

Los pads se distribuyen de forma similar a una batería tradicional. Un modelo estándar se compondría, por tanto, de los elementos típicos de las baterías de siempre: redoblante, hi-hat con pedal, ride, crash, toms 1 y 2, Goliat, el bombo y el pedal. Aunque parezca anecdótico, la calidad de las baquetas, que suelen venderse aparte, puede marcar la diferencia.

Batería electrónica completa

Presta atención a los detalles. Algunas baterías están a la venta sin algunos de los complementos más básicos y necesarios, como pueden ser el módulo, las baquetas o los pedales. (Fuente: Monpaneevong: 43455878/ 123rf.com)

¿Cuáles son las innovaciones de las baterías electrónicas más modernas?

Destaca la profesionalización de los modelos que están saliendo al mercado, ya centrados en músicos con carrera a sus espaldas y no solo principiantes. Así, actualmente encontramos un sonido de gran calidad digital (con pads de 24 bits y cientos de sonidos para elegir), con sensores de dinámica y posición (que modulan el sonido según intensidad).

Además, suelen incorporar múltiples disparadores (que identifican en qué parte del aro toques), charles más realista (ya se distingue entre un charles abierto o cerrado mediante un pedal), múltiples salidas (hacia la mesa de mezclas o USB) y la posibilidad de actualizar los elementos que contengan software.

¿Cómo elegir un buen módulo de sonido para mi batería electrónica?

El módulo de sonido te permitirá jugar con los kits concretos y específicos de cada tipo de música diferente, de tal manera que no solo adaptes tu estilo, sino también los timbres del sonido a los géneros establecidos, como jazz, rock, pop o rap, por ejemplo.

Lo mejor es que un buen módulo te permite personalizar estos sonidos y grabarlos bajo cada género.

Así, podrás configurar toda una biblioteca propia, tanto con tus sonidos favoritos como con tus ritmos y las canciones ya grabadas. Pero no solo eso, sino que un módulo de calidad te permitirá actualizarlo periódicamente con softwares gratuitos, sonidos descargables o nuevos ritmos. Veamos las condiciones ideales y principales de un módulos de sonido.

Sonidos

Una mayor variedad de sonidos implica algo más que una gran capacidad de memoria, lo que se acaba reflejando en un mayor precio debido a las exigencias técnicas que requiere. Los módulos sencillos, de gama baja, poseen los sonidos de la batería analógica y otros efectos de diversos instrumentos musicales.

Sin embargo, un módulo más desarrollado permitirá al usuario que juegue con estos sonidos. Los podrá editar, crear sonidos propios y descargar otros que se incorporen a su repertorio, de por sí más amplio de lo normal. La calidad de los mismos, además, será mayor cuanto mejor sea el módulo gracias a la sensibilidad en la recepción de los pads.

Ritmos preestablecidos

Son ideales para ensayar y dejarte guiar a través de los amplios estilos musicales en los que hacer destacar tus habilidades con las baquetas. Estos te permitirán mejorar técnicas concretas de cada género y realizar ejercicios específicos con los que desarrollar tus capacidades.

Pero no descartes la fuente de inspiración que pueden llegar a ser para hacer de tu conocimiento musical algo más ecléctico, con referencias cruzadas de las bases fundamentales de cada género. Recuerda que es fácil editarlos, tanto tocando en tu batería como con tu ordenador, mediante una sencilla conexión.

Sensación y sonidos naturales

Es el aspecto que más marca la diferencia entre un módulo mediocre y otro excelente; los de alta gama podrán replicar los sonidos naturales de la batería. Para mejorarlos, suelen ofrecer un buen sistema de ecualización, fácilmente regulable. También pueden incluir efectos de ambiente para mejorar el colorido de la canción.

En este sentido, también puedes fijarte en las salidas de sonido para saber hasta cuántas combinaciones puedes llegar a realizar instantáneamente y a tocar sobre canciones ya grabadas. Observa, por último, si tiene un software propio u otro fácilmente adaptable; quizá haya aplicaciones que te permitan adaptar nuevas canciones con facilidad.

Hombre tocando bateria electrónica

La latencia es el período de tiempo comprendido entre que percutes el bombo, caja o plato hasta que escuchas el sonido. (Fuente: Sjjerez: 3862668/ Pixabay.com)

¿Es sencillo trasladar una batería electrónica?

La distribución de los componentes de la batería electrónica es similar a los de la acústica. Así, ocupa el mismo espacio físico dentro de una habitación. No obstante, y dado que las baterías electrónicas no necesitan las cajas de resonancia típicas de las baterías tradicionales, cada componente es de menor tamaño. Menos volumen implica menor peso.

Además, son muchas las marcas que empiezan a poner a la venta modelos plegables para facilitar el traslado desde tu local de ensayo a la sala de conciertos. Ten en cuenta también que los platos suelen ser más pequeños, con lo que debes ser más preciso; pero también están más cerca, con lo que podrás tocar más rápido. Veamos las medidas de referencia en esta tabla.

Modelo XDrum Alesis Turbo Yamaha DTX402 Alesis DM Roland TD
Alto (cm) 150 116,8 100 63 n. d.
Largo (cm) 50,7 81,3 77 24 n. d.
Ancho (cm) 32,5 81,3 38 52 n. d.
Peso (kg) 26 17,1 13 8 25

Criterios de compra

Llegados a este punto, esperamos haber resuelto tus posibles dudas sobre las mejores baterías electrónicas de 2019. Sin embargo, todavía no hemos acabado. Ahora que ya conoces a fondo estos estos innovadores instrumentos, cabe centrarse en los criterios que debes seguir para comprar la batería que mejor se adapte a tus necesidades de trabajo y ocio.

  • Precio
  • Formatos de venta
  • Módulo
  • Latencia
  • Nivel de experiencia

Precio

Como venimos diciendo, una batería electrónica no es un producto de usar y tirar. Debes pensar bien qué características le exigirás y tener en cuenta que, si tu intención es usarla a largo plazo, ahorrar en una primera batería implicará tener que comprarte una segunda y, en consecuencia, acabar por gastar más dinero. No escatimes si crees que es tu batería ideal.

baquetas sobre batería electrónica

Es posible que en función de tu nivel de experiencia te convenga más uno u otro modelo. (Fuente: StockSnap: 2597045/ Pixabay.com)

Formatos de venta

Presta atención a los detalles. Algunas baterías están a la venta sin algunos de los complementos más básicos y necesarios, como pueden ser el módulo, las baquetas o los pedales. En otras ocasiones, estos accesorios sí están incluidos, pero son de muy mala calidad y no te permitirán alcanzar las posibilidades reales de tu nueva batería.

Módulo

El módulo ha sido una constante a lo largo de este artículo. Y no es para menos, ya que es lo que marca la diferencia en la mayor parte de los casos. Dependiendo de él, podrás tener más o menos sonidos a tu disposición, así como distintos kits de ritmos. También entra en juego en la edición de la música y la conexión a otros dispositivos electrónicos.

Latencia

La latencia es el período de tiempo comprendido entre que percutes el bombo, caja o plato hasta que escuchas el sonido. En las baterías acústicas es instantáneo, pero en las electrónicas puede haber un ligero retraso debido a la generación digital del sonido. No obstante, la mayor parte de modelos actuales consigue solucionar este problema satisfactoriamente.

Bateria eletrica gif

Nivel de experiencia

Es posible que en función de tu nivel de experiencia te convenga más uno u otro modelo. De hecho, muchos de ellos están pensados para principiantes, con módulos que incluyen un modo de entrenamiento y ritmos básicos que puedas imitar y, así, interiorizar los diferentes estilos. Otras baterías, más profesionales, permitirán ahondar mejor en los entresijos de cada género.

Resumen

La batería es uno de los instrumentos más carismáticos de los géneros de música tradicionales. Ya sea por suponer la base de la canción o por alzarse sobre los demás con impresionantes solos. Pero es que, además, sus características se aprovechan cada vez más a menudo en los géneros de música contemporáneos, donde la percusión toma un papel fundamental.

Acoplarte a este dinamismo que exige la música es más sencillo con una batería electrónica. No solo te guiará marcándote las pautas de cada estilo, sino que además te permitirá adaptar los sonidos de cada género, así como experimentar con nuevos timbres que te lleven a la constante innovación de esta disciplina artística.

Esperamos haberte orientado en tu decisión de adquirir una batería electrónica. Si es así, ¡no dudes en dejar un comentario o compartir este artículo en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Sjjerez: 3862668/ Pixabay.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
37 Voto(s), Promedio: 4,51 de 5
Cargando…