destacada
Última actualización: 26/08/2020

Nuestro método

16Productos analizados

21Horas invertidas

2Artículos evaluados

75Opiniones de usuarios

Cada vez son más quienes deciden utilizar la bicicleta en sus desplazamientos diarios. El problema surge cuando hay que subir con ellas al metro o al cercanías. O cuando pretendemos meterlas en la oficina o en nuestro centro de estudios porque no nos fiamos de aparcarlas en la calle. La solución a estos problemas está en las bicicletas eléctricas plegables.

Las bicicletas plegables son vehículos de movilidad personal utilizados por quienes suelen recorrer diariamente distancias medias y cortas. Sin embargo, el reducido tamaño de sus ruedas obliga a dar más pedaladas que en una bicicleta normal. Es ahí donde entran en juego las bicicletas plegables eléctricas, también conocidas como e-bikes.




Lo más importante

  • Las bicicletas eléctricas plegables son la mejor alternativa para quienes se desplazan habitualmente por ciudad. También existen modelos de montaña, ideales para trazados largos y complicados. Las e-bikes ofrecen numerosas ventajas, sobre todo un gran ahorro económico y de espacio. Para usarlas no es necesario permiso de conducir.
  • Las características de las bicicletas eléctricas plegables están determinadas legalmente. Existen diversos tipos, en función del diámetro de la rueda o según el nivel de asistencia a la pedalada. En este artículo solo abordamos las bicicletas plegables conocidas como pedelec, las cuales solo alcanzan los 25 km/h.
  • A la hora de elegir una bicicleta eléctrica plegable debemos considerar factores como el tipo de motor y la autonomía de la batería. También son relevantes los mecanismos de freno, así como los distintos niveles de asistencia al pedaleo. Pero lo más importante será siempre el uso que vayamos a dar a nuestra bicicleta.

Las mejores bicicletas eléctricas plegables: nuestras favoritas

Si has decidido no utilizar el automóvil para tus desplazamientos urbanos, las bicicletas eléctricas plegables son la opción más económica y sostenible. No obstante, elegir el modelo más adecuado puede ser un poco complicado. Para que no tengas que devanarte demasiado los sesos, hemos elegido para ti las cuatro mejores e-bikes del mercado.

La bicicleta eléctrica plegable con mejor relación calidad-precio

Pensada sobre todo para uso urbano, esta bicicleta plegable eléctrica cuenta con ruedas de 20 pulgadas y una batería de litio extraíble. Ofrece una autonomía de hasta 100 km en modo eco y 40 km con pedaleo asistido. También dispone de ciclocomputador con diversas funciones. Todo ello a un precio muy ajustado.

Quienes la han probado destacan la eficacia de sus frenos de disco, así como su sobresaliente autonomía. También destacan su fácil plegado y el servicio posventa.

La mejor bicicleta eléctrica plegable de montaña

Si quieres una bicicleta para tus escapadas de fin de semana, este modelo de ruedas de 26” es el más adecuado. Su potente motor sin escobillas y su gran autonomía te permitirán recorrer los caminos rurales sin apenas esfuerzo.

Los usuarios de esta bicicleta subrayan la comodidad de sus amortiguadores, así como su rapidez en cargar la batería, apenas unas tres horas. Dispone de ciclocomputador con pantalla LCD y acelerador en el manillar.

La mejor bicicleta plegable eléctrica con ruedas de 26 pulgadas

Si buscas una bicicleta eléctrica plegable, pero no te gustan las de ruedas pequeñas, este modelo de 26” es tu mejor opción. Quienes ya la disfrutan alaban la gran autonomía de su batería de litio, su bonito diseño y la ligereza que le brinda su marco de aluminio.

Este modelo cuenta con suspensión, frenos de disco, batería de carga rápida y cambio Shimano de 21 velocidades. Sin duda, el modelo ideal para quienes prefieren un diseño más tradicional.

La bicicleta eléctrica plegable más económica

No hace falta una gran inversión para tener una e-bike plegable de calidad. Este modelo de ruedas de 20” tiene batería de litio extraíble, marco de aluminio, frenos de disco y cambio Shimano de siete velocidades. Su autonomía máxima ronda los 80 km.

Los usuarios destacan la rapidez de montaje, así como su facilidad para plegarse. También subrayan el empuje de su motor, la suspensión, así como los diversos modos de marcha.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las bicicletas eléctricas plegables

Bicicletas y patinetes eléctricos son los vehículos de movilidad personal más vendidos. Destacan las bicicletas eléctricas plegables para uso urbano y las mountain bikes. Pero antes de adquirir una bicicleta eléctrica plegable hay que saber qué estamos comprando, a fin de no llamarnos a engaño. A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre ellas.

Las bicicletas eléctricas plegables son la mejor alternativa para quienes se desplazan habitualmente por ciudad. (Fuente: Microgen: 53977433/ 123rf.com)

¿Qué características tienen las bicicletas eléctricas plegables?

Las bicicletas eléctricas plegables, como otros vehículos de movilidad personal (VMP), se encuentran regulados por el Real Decreto 339/2014, de 9 de mayo y en varias directivas de la Unión Europea. En dichos textos legales se establecen los requisitos y características de las e-bikes. Veamos qué rasgos y limitaciones tienen esta clase de vehículos (1).

  • Pedaleo asistido. Estos vehículos de caracterizan por tener un motor eléctrico que ayuda a pedalear, aunque también es posible hacerlo sin su auxilio.
  • Potencia. La potencia nominal continua de una e-bike ha de ser menor o igual a 250 W (vatios).
  • Velocidad máxima. La potencia de estos vehículos disminuye paulatinamente conforme alcanzan los 25 km/h. La potencia se interrumpe si llega a esa velocidad, el ciclista frena o deja de pedalear.
  • Acelerador. Las e-bikes no pueden tener acelerador. En caso contrario, son asimilables a un ciclomotor eléctrico y, por tanto, estarían sujetas a otra normativa.
  • Matriculación. Las bicicletas eléctricas que cumplan con los anteriores requisitos se equiparan a las tradicionales, por lo que no hay necesidad de matricularlas.
  • Homologación. Las características de las bicicletas de pedaleo asistido (EPAC) se recogen en la norma UNE-EN 15194:2018 (2).

¿Se necesita algún permiso para conducir una bicicleta eléctrica plegable?

Las bicicletas eléctricas plegables no necesitan permiso de conducción ni el pago del impuesto de circulación. Ello no quita que debamos conocer las normas de tráfico. De hecho, los agentes pueden parar a cualquier ciclista y hacerle preguntas concretas sobre las normas de circulación. Una de las reglas básicas es que las e-bikes no pueden circular por la acera.

Si vas a adquirir una bicicleta eléctrica plegable no hace falta que contrates un seguro de accidente frente a terceros. No obstante, cada vez más compañías ofrecen este tipo de cobertura. Además de daños a terceros, algunas pólizas cubren el robo del vehículo y sus desperfectos, así como los gastos originados por la hospitalización y tratamiento del ciclista.

Algunas bicicletas eléctricas tienen frenos V-Brake delanteros y de disco en la rueda trasera. (Fuente: Azerbaijan: 3441/ Freepik.es)

¿Por qué comprar una bicicleta eléctrica plegable?

Comprar una bicicleta eléctrica plegable supone un importante desembolso inicial, pues hay pocos modelos que bajen de los 500 euros. Sin embargo, la inversión se amortiza con creces debido a las importantes ventajas que ofrecen frente a otros medios de locomoción.

  • Ahorro de espacio. Una e-bike plegable ocupa muy poco espacio, por lo que no tendrás problemas para guardarla en casa o en la oficina. Además, podrás llevarla en el maletero del coche o subir con ella a cualquier transporte público.
  • Ahorro económico. Aunque las bicicletas eléctricas plegables no son baratas, a la larga ahorraremos más que usando otras opciones de transporte. Gastan poca energía y apenas necesitan mantenimiento.
  • Mejora de la salud. Recordemos que, aunque las e-bikes estén asistidas por un motor eléctrico, sigue siendo preciso pedalear en todo momento. De ahí que sean más saludables que, por ejemplo los patinetes, monociclos o motos eléctricas.
  • Fácil manejo. Estos vehículos son muy sencillos de manejar, casi más que una bici tradicional. Cuando te acostumbres a una e-bike, ya no querrás conducir otra cosa.
  • Ni seguros ni permisos ni impuestos. Librarnos de impuestos, permisos, seguros y revisiones técnicas obligatorias nos permitirá ahorrar dinero y tiempo en trámites administrativos.
  • Versatilidad. Con una e-bike plegable nunca nos quedaremos tirados, pues si se agota la batería siempre podremos usarla como una bici normal. La autonomía de las baterías oscila entre los 40 y los 100 km, dependiendo del modelo y el modo de uso.
  • Ideales para padres. Los padres que llevan a sus hijos pequeños en la bicicleta pueden ver aliviado su esfuerzo adicional con este tipo de vehículos.
  • Para deportistas. Si estás pensando en comprar una bicicleta de montaña, plantéate adquirir una eléctrica plegable. Te cansarás mucho menos y llegarás a lugares inalcanzables con el pedaleo tradicional. Además, no necesitarás ningún portabicicletas para llevarlas en el coche.

¿Cuántos tipos de bicicletas eléctricas plegables existen?

Existe una amplia gama de bicicletas eléctricas plegables. Las que estamos tratando en este artículo son las denominadas pedelec, aquellas cuyo motor solo se activa con el pedaleo. Las speed pedelec funcionan igual, pero tienen más potencia, es decir, más de 250 W. Legalmente, no estaríamos hablando ya de bicicletas eléctricas, serían equiparables a los ciclomotores.

En cuanto al uso al que se destinen, las bicicletas eléctricas plegables se dividen en ligeras —o urbanas— y de montaña. Generalmente, las primeras suelen ser menos robustas, tienen ruedas más pequeñas —16” y 20”— y aguantan menos peso que las mountain bikes. Estas últimas tienen las características propias de estos vehículos de ocio, con ruedas generalmente de 27”.

Criterios de compra

La bicicleta eléctrica plegable ideal es aquella que satisface plenamente nuestras necesidades de ocio y transporte. No obstante, para acotar las numerosas opciones de compra disponibles, deberemos fijarnos en una serie de factores y características clave. Veamos cuáles son.

Bicicletas urbanas

Si buscas una bicicleta que sirva exclusivamente para circular por la ciudad elige un modelo con buenas prestaciones, ya que la utilizarás casi a diario. Comprueba que tenga buenos frenos, así como suspensión, al menos, en la parte delantera. Otras características interesantes son el manillar y sillín ajustable en altura.

Si vas a subir con tu bicicleta al transporte público debes además comprobar su peso. Una bicicleta plegable muy pesada y voluminosa puede dificultar que puedas llevarla en el metro o en el tren. El peso y el volumen de la bicicleta plegada son claves si, además, tienes que subir con ella escaleras o ascensores a diario.

Con una bicicleta eléctrica plegable ya no llegarás al trabajo cansado y sudoroso. (Fuente: Slikviditet: 556734/ Pixabay.com)

Bicicletas de montaña

Las bicicletas eléctricas de montaña permiten acceder más fácilmente a lugares a los que es difícil llegar solo con nuestra fuerza bruta. Además, si eliges un modelo plegable, no necesitarás dotar a tu automóvil de ningún accesorio portabicicletas, podrás meterlo en el maletero. Estas bicicletas son robustas y ligeras, con ruedas de 26 y 27 pulgadas.

Si te decantas por una e-bike de montaña plegable comprueba que cuente con una suspensión de calidad, al menos en la rueda delantera. Comprueba también que disponga de frenos de disco, más fiables y seguros que los de horquilla. Algunas bicicletas eléctricas de montaña pueden superar los 25 km/h y los 250 W de potencia. Su uso en vías públicas, por tanto, está limitado.

Potencia

La potencia que puede desarrollar una bicicleta eléctrica está condicionada por el tipo de motor. Existen dos tipos: el motor de escobillas y el brushless. El primero está presente en los modelos económicos. El segundo se llama así porque no lleva escobillas y es el que incorporan las e-bikes de gama media y alta.

Gracias al motor sin escobillas la bicicleta podrá desarrollar una mayor potencia, siempre con la limitación legal de los 250 W. Además, el consumo de energía será menor, por lo que podremos hacer más kilómetros entre recargas. Y lo más importante: los motores brushless son más duraderos debido a su poco desgaste, ya que apenas existe fricción.

Algunas e-bikes de montaña pueden superar los 25 km/h con el modo asistido. (Fuente: Maxfoot: 4047804/ Pixabay.com)

Autonomía

La autonomía recogida en las especificaciones técnicas de las e-bikes corresponde a unas condiciones de uso ideales. Suele estar basada en la utilización sobre terreno llano y sin baches, a una velocidad media y con personas de no más de 70 kg.

Por tanto, lo normal es que la autonomía real de la batería sea menor que la indicada en las especificaciones técnicas.

A menos que peses menos de 70 kg y que circules siempre por una ciudad sin cuestas, te aconsejamos elegir una bici con una buena autonomía. Los modos de asistencia al pedaleo también inciden en un mayor gasto energético. Comprueba también el tipo de batería: las de iones de litio son las mejores, pesan menos y brindan una mayor autonomía.

Tamaño de las ruedas

Normalmente, a fin de garantizar un menor tamaño de plegado, las e-bikes cuentan con ruedas de pequeño diámetro. Estas suelen ser de 14, 16 y 20 pulgadas, siendo este último tamaño el más extendido. Al ser tan pequeñas, este tipo de ruedas facilitan el arranque una vez que damos la primera pedalada. Esto se nota especialmente en los stops y semáforos.

No obstante, también existen bicicletas eléctricas plegables con ruedas grandes, de 26 pulgadas o más. Estas ofrecen una mayor estabilidad y agarre, así como una mejor amortiguación. También brindan más velocidad, pero pierden algo de maniobrabilidad frente a las bicicletas de ruedas pequeñas.

Las mejores bicis eléctricas plegables tienen baterías extraíbles. (Fuente: Daniel Kirsch: 4412895/ Pixabay.com)

Asistencia al pedaleo

El rasgo definitorio de una e-bike es que su motor solo se active al pedalear. De otro modo, ya estaríamos hablando de otro tipo de vehículo. Si vas a usar tu bicicleta por ciudad, debes comprobar que no asiste la pedalada más allá de los 25 km/h. Tampoco debe tener acelerador. Asimismo, si dejas de pedalear, el motor debe pararse.

Las e-bikes plegables tienen varios niveles de asistencia al pedaleo. Algunas cuentan hasta con seis modos, pero lo normal es que tengan tres. El modo eco asiste con moderación y consume poca batería. El modo equilibrado consume algo más, pero nos cansaremos menos. El modo eléctrico permite alcanzar los 25 km/h casi sin esfuerzo, pero a cambio de reducir la autonomía.

Frenos

Podemos encontrar dos tipos de frenos: los V-Brake y los de disco. Los primeros son los que usan las bicicletas eléctricas más económicas. Aunque son bastante fiables, factores como el agua o el barro pueden afectar a su eficacia. Además, son proclives a sufrir desajustes y a un mayor desgaste que los frenos de disco.

Cada vez es más común encontrarnos e-bikes con frenos de disco, incluso en aquellos modelos más económicos. La razón es que son mucho más eficaces que los V-Brake. A su vez, los frenos de disco pueden ser mecánicos o hidráulicos. Este último tipo necesita menos mantenimiento que los mecánicos, pero pueden ser algo difíciles de ajustar correctamente.

Las e-bikes ofrecen numerosas ventajas, sobre todo un gran ahorro económico y de espacio. (Fuente: Ivan Llijas: 1721390/ Pixabay.com)

Equipamiento

Entre los accesorios básicos que debe tener toda bicicleta eléctrica plegable destacan el faro delantero y el piloto trasero. Lo ideal es que se alimenten de la propia batería, en vez de usar pilas. Fíjate también en cómo son los guardabarros y si cubren la rueda lo suficiente. El timbre o bocina no son esenciales, pues puedes adquirirlos aparte.

Resumen

En este artículo hemos tratado en profundidad las bicicletas eléctricas plegables. Estas bicicletas entran dentro de la categoría de los vehículos de movilidad personal, junto a los patinetes eléctricos, los segways o los monociclos. Aunque suponen un importante desembolso inicial, el ahorro a corto plazo en transporte público y energía es muy significativo.

Urbanas o de montaña, con ruedas pequeñas o grandes, hay bicicletas eléctricas plegables para todos los gustos y necesidades. A sus indudables ventajas hay que sumar su maniobrabilidad y versatilidad. Nuestros criterios de compra te ayudarán a elegir la que más se ajuste al tipo de uso que pienses darle.

¿Te ha resultado útil nuestro artículo? Te invitamos a que dejes un comentario o  lo compartas en redes sociales, así ayudarás a quienes también busquen una buena bicicleta eléctrica plegable.

(Fuente de la imagen destacada: Polc: 115657523/ 123rf.com)

Referencias (2)

1. BOE. es. 2017. Real Decreto 339/2014, De 9 De mayo, Por El Que Se Establecen Los Requisitos Para La Comercialización Y Puesta En Servicio De Las Bicicletas Y Otros Ciclos Y De Sus Partes Y Piezas, Y Por El Que Se Modifica El Reglamento General De Vehículos, Aprobado Por Real Decreto 2822/1998, De 23 De diciembre. [online] [Accessed 20 August 2020].
Fuente

2. UNE-EN 15194:2018 Ciclos. Ciclos con asistencia eléctrica. Bicicletas EPAC. [Internet]. Une.org. 2018 [cited 20 August 2020].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo informativo
BOE. es. 2017. Real Decreto 339/2014, De 9 De mayo, Por El Que Se Establecen Los Requisitos Para La Comercialización Y Puesta En Servicio De Las Bicicletas Y Otros Ciclos Y De Sus Partes Y Piezas, Y Por El Que Se Modifica El Reglamento General De Vehículos, Aprobado Por Real Decreto 2822/1998, De 23 De diciembre. [online] [Accessed 20 August 2020].
Ir a la fuente
Artículo informativo
UNE-EN 15194:2018 Ciclos. Ciclos con asistencia eléctrica. Bicicletas EPAC. [Internet]. Une.org. 2018 [cited 20 August 2020].
Ir a la fuente
Evaluaciones