Última actualización: 10/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

¿Sabías que la bota de vino se remonta a la antigua Grecia? Existen testimonios de aquella época. Aunque no es únicamente ahí, antiguamente en España era un objeto bastante habitual entre los ciudadanos. Sin embargo, con el paso de los años se ha ido reduciendo su producción y demanda. Claro está que bota, no solo ha estado presente en miles de familias españolas, sino que aparece en la Biblia, el Quijote y durante todo el siglo de Oro.

La petaca, la cantimplora y ahora las botellas inoxidables han sido el sustituto de las botas de vino. No son suplentes con la misma calidad, pero cumplen una función parecida para muchas personas. Tal vez habías escuchado hablar de ellas, empero no sabía bien que era. ¿Te gustaría hacerte con alguna bota de vino? Sigue leyendo para saber más.




Lo más importante

  • Las botas de vino ayudan a mantener y guardar el vino u otro tipo de líquidos de una forma fresca.
  • Para una buena conservación y funcionamiento tiene que estar bien lavadas, en posición horizontal y si es posible un poco de licor en su interior.
  • El interior de pez es impermeable. Gracias a su capa de resina conserva más tiempo el vino a una temperatura adecuada.

Las mejores botas de vino del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te mostraremos las cinco mejores botas de vino que puedes encontrar en el mercado. Todos y cada uno de ellos destacan por su calidad y flexibilidad.

La mejor bota de vino según su relación calidad-precio

La bolsa Laken es una bota de vino de piel. Su revestimiento interior es de polietileno, por lo que es apto para todo tipo de bebidas alcohólicas y cítricos. Aconsejamos que antes de usarla se limpie de manera diaria. Si es posible lavarla con jabón y diluirlo en agua templada.

Recuerda que no se debe meter en el microondas y no se puede congelar. Asimismo, se tiene que guardar destapada y vacía para una mayor resistencia y durabilidad. Libre de BPA, Ftalatos y otras sustancias nocivas.

La mejor bota de vino de piel

Esta bota de vino de 1 litro está hecha con piel de cabra de primera calidad por un botero español. Su interior está impermeabilizado con pez. Es perfecto para conservar el vino durante un largo período de tiempo. Su cierre es hermético mediante un reborde de polietileno.

Con todo esto, al ser una bota auténtica, no necesita ningún tipo de mantenimiento exterior. Cuanto mayor sea su uso, más hermosa se verá. Asimismo, es ideal para días de caza, pesca o paseos por la montaña. Claro está que es respetuosa con el medio ambiente evitando el consumo de materiales de un solo uso como el plástico.

La mejor bota de vino de pez

La bota de vino clásica Las Tres ZZZ de un 1 litro tiene auténtica piel de cabra curtida vegetalmente. A su vez, el interior de pez es impermeable. Está formado a base de resinas naturales. Siempre siguiendo la tradición de miles de años atrás. Asimismo, el borde de este está fabricado en melamina.

Por otro lado, la bota tiene un cordón que va estupendo para facilitar su transporte. Cabe recordar que teniendo el interior de pez, se aconseja para su uso diario seguir todas las instrucciones de cuidado para evitar males mayores.

La mejor bota de vino de látex

Esta bota de vino Zetaflex Las Tres ZZZ tiene un exterior suave, resistente y además ligero. Su interior está impermeabilizado mediante látex tratado con doble espesor. Solo habrá que enjuagar con agua para lavarla. Asimismo, el brocal superior es totalmente hermético.

Es perfecta para usar con todo tipo de bebidas, al contrario que con el interior de pez. También puede dejarse en la nevera para que se refresque. Gracias a su cordón bandolera podrás transportarla con facilidad.

La mejor bota de vino curva

Esta auténtica bota de vino está hecha con piel de cabra curtida de forma vegetal. Asimismo, está tratada con tintes naturales y con efecto de envejecimiento. Su interior de pez es impermeabilizado a base de resina natural. El borde es hermético y está confeccionado en melamina. Su triple costura está creada para impedir cualquier tipo de filtración o pérdida.

Esta bota está fabricada para un uso frecuente y consumo de vino. Se aconseja siempre seguir todas las instrucciones de uso. Evitemos repelones o pérdidas de líquido. Recomendado para disfrutar de vinos y licores hasta 30º de alcohol.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el matamoscas

Las botas de vino son productos que llevan muchos años en la industria y son muy exclusivas para los amantes del vino. Es normal que cuando llega el momento de comprar una bota no sepamos cuál es la mejor según nuestros gustos y necesidades. Con este artículo, te ayudaremos a tomar la decisión final para que puedas adquirir una bota de vino conforme a tu bolsillo y prioridades.

Las botas de vino ayudan a mantener y guardar el vino u otro tipo de líquidos de una forma fresca. (Fuente: Belchonock: 157023746/ 123rf)

¿Qué es la bota de vino?

La bota de vino es una cantimplora o recipiente que contiene todo tipo de líquidos. Es ligera, versátil y está hecha con una piel muy resistente y adaptable a cualquier situación. Aunque su nombre lo indique, este producto no está hecho solo para el vino, sino que puede conservar cualquier de bebidas, desde agua hasta coñac. Sin embargo, su uso tradicional es exclusivamente para el vino.

No obstante, hay que tener en cuenta, que aunque la bota de vino pueda almacenar cualquier tipo de bebida, no es en el caso de la que en su interior está hecha de pez, este tipo solo, y repito únicamente se puede conservar vino. Claro está, que es muy importante el mantenimiento de la bota, tanto si está en uso como no.

¿Cuáles son los beneficios de la bota de vino?

Siempre que vamos a comprarnos un producto queremos saber los beneficios o ventajas que tiene este. Es por ello, que la bota de vino tiene tanto cosas positivas como negativas. Por esta razón solo nos centraremos en los elementos eficaces.

  • Son pequeñas, por lo que se pueden trasladar con una mayor facilidad.
  • Se puede beber desde la misma bota de vino.
  • Además de conservar y llevar vino dentro de la bota, se puede introducir cualquier tipo de bebidas cómo: licores, refrescos azucarados, agua, etc.
  • Se puede usar todos los días. Así como, no usarla durante mucho tiempo (tiene que estar bien conservada y lavada) y un día se puede volver a emplear de nuevo.
  • Puedes encontrar todo tipo de botas de vino.

¿Qué tipos de botas de vino existen?

Como todo producto que lleva un período largo en el mercado, con el tiempo siempre aparecen varios tipos de productos. De igual forma, existen distintas botas de vino que se clasifican por el material exterior y la apariencia.

En este apartado nos centraremos conforme a su forma, ya que más adelante en el artículo explicaremos su apariencia con los tipos de materiales. Porque, según la forma existen rectas y curvas. Aunque ambas tienen estructura de gota de agua, el tipo curva está "inclinada" para un lado.

Asimismo, cuando crees que ya es imposible renovar este tipo de forma, la cual lleva mucho tiempo con su estilo único, puedes encontrar en el mercado mil tipos más. Como por ejemplo, con aspecto de balón de rugby.

¿Cómo nutrir una bota de vino nueva?

Si estás pensando en hacerte con tu primera bota de vino, debes de tener en cuenta que nada más comprarla puedes utilizarla al instante, ya que estará nutrida y limpia. Si quieres enjuagarla con un poco de agua por lo que sea, tampoco habría ningún problema.

¿Cómo curarla después de usarla? Muy sencillo. Tienes que vaciar la bota tirando todo lo que hay en su interior. Llena la bota de agua, y déjala ahí durante un día completo. Pasadas 24h, tírala y comprueba que esta no tenga ningún color.

¿No sabes cómo conservar la bota de vino? Tiene que quedarse tumbada, nunca de forma vertical o colgada. Debe de estar en un sitio protegido de suciedad, fresco, oscuro y seco.

¿Cuánto tiempo se conserva el vino en una bota?

No es muy habitual usar una de estas botas. Durante el tiempo se ha perdido la costumbre de usarlos y se han encontrado sustitutos más económicos. Aunque su uso no sea muy corriente, sigue siendo la mejor compañera para beber un buen vino. Pero vamos a lo realmente esencial que nos trae este punto. ¿Cuánto podemos conservar el vino en una bota?

El vino se puede llegar a conservar en una bota entre 2 y 3 días. Sin embargo, a este hay que quitarle todo el aire. No obstante, el hecho de que te dure más o menos días depende de varios factores. Uno de ellos, y tal vez el más importante, es que el alcohol se convierta en vinagre. Esto se debe a que el vino ha estado demasiado tiempo en contacto con el oxígeno.

¿Cómo reparar una bota de vino?

Si estás teniendo problemas con tu bota de vino, lo más seguro es que sea por una pérdida de líquido. Esto no es muy común, pero el mismo uso termina dañando las cosas. También es posible que haya tenido un mal cuidado y se termine de estropear.

Si tu bota de vino pierde líquido, tiene que ser por dos razones:

  1. Pérdida de estanqueidad
  2. Repelón. En este caso se entiende que las paredes de la bota se quedan pegadas. Es muy importante evitar que el interior de pez se despegue. Para recuperar tu bota de vino, tendrás que aplicar calor ligero hasta que se reblandezca la pez. Una vez conseguido este último paso, deberás masajear con las manos la bota. De esta manera se separará el "muro" hinchándose con aire.

A continuación, te dejamos un video explicativo de cómo reparar tu bota de vino.

¿Cuál es el mejor vino para una bota?

¿Te han regalado una bota de vino y no sabes qué tipo de vino poner? No te preocupes. Siempre que somos inexpertos y nos regalan algo nuevo, nunca sabemos muy bien cómo empezar. Para una bota de vino puedes utilizar cualquier tipo de vino y bebida. Aunque, lo más tradicional para una bota son los famosos tempranillos. Es más, si nos ponemos más específicos, de preferencia con crianza.

Obviamente es preferible el vino tinto. Hay que evitar los vinos con burbujas como los blancos y los rosados. Sin embargo, el vino que haya dentro no hay que dejarlo mucho tiempo dentro. Aunque se conserve bien, puede llegar a picarse o convertirse en vinagre.

Las botas de vino, lo común es llenarlas de vino. Asimismo, si nos apetece se le puede echar cualquier tipo de bebida como ya hemos comentado más arriba en el artículo. Sin embargo, si se quiere utilizar a su modo, hay que seguir las indicaciones ya dadas.

Para una buena conservación y funcionamiento tiene que estar bien lavadas, en posición horizontal y si es posible un poco de licor en su interior. (Fuente: Brad2: 148503415/ 123rf)

¿Cuáles son las alternativas de la bota de vino?

La bota de vino es un producto que existe hace muchísimos años. Por lo que existen determinadas alternativas a esta. Algunas muy conocidas son la petaca, la cantimplora y la botella ergonómica.

En primer lugar, las petacas son frascos pequeños que sirven para transportar reducidas cantidades de líquidos. Normalmente suele ser alcohol. Las cantimploras suelen ser botellas de plástico redondas, que se usan para llevar agua. Ideales para excursiones y largos paseos. Por último tenemos las botellas ergonómicas. Estas son nuevas en el mercado. Lo positivo es que no contaminan y no generan patologías en el humano.

Criterios de compra

En esta última sección, hablaremos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir una bota de vino. De la siguiente manera, podrás tomar la mejor decisión de negocio. A continuación, te mostraremos los 5 criterios de compra que, a nuestro parecer, son imprescindibles.

Cuidados

Una bota de vino hay que mimarla muy bien. Son muy delicadas tanto por fuera como por dentro. Por lo que hay que seguir las normas muy a raja tabla. Debemos saber que la bota fabricada con materiales naturales tiene que tener unos cuidados constantes, para una mayor durabilidad. Comencemos.

Si el interior de tu bota es de pez y ya has terminado de utilizarla, tienes que vaciarla de vino como de aire. Sin lavarla guárdala en un lugar fresco, seco y oscuro. Que esté en posición vertical. Para volver a usarla suministra un poco de calor suave y sopla por el pitorro de una forma leve.

No la debes usar como recipiente donde conservar el líquido durante un largo período (más de 3 días). Esa no es su función.

Por otro lado, si su interior es de látex, tendrás que guardarla lavada. Si no tienes pensado utilizarla durante un corto o largo período de tiempo, te aconsejamos que la laves con agua y la dejes en posición horizontal, a medio inflar y si puede ser, con un poco de coña en su interior.

Eficacia

La eficacia y la facilidad de uso de este producto está verificada. Además, lo realmente importante es el interior de la bota de vino. Ahí es dónde se almacena la bebida y se conserva durante un tiempo limitado.

El método tradicional de una bota de vino es que esté recubierto por pez, sin embargo, la evolución y buscar otra muestra de calidad, ha traído un material distinto: el látex. Ambos son iguales de eficaces. No obstante, te recomendamos si solo vas a utilizar la bota para beber vino, te aconsejamos que te compres la de pez. Aunque, si tu idea es llenarla de refresco u otro tipo de líquido, es preferible que te hagas con una de látex.

Por otro lado, en cuanto al modelo de exterior, los modelos originales son los que ofrecen una mayor calidad. Estos son los que están hechos con piel de cabra. ¡Ojo con las imitaciones de material sintético!

Conservación

Como todo producto que termina almacenando comida y bebida, tiene una medición de preservación específica. La bota de vino, al ser un artículo bastante delicado en su interior, hay que ir con mucho cuidado. Además de respetar todas las órdenes pertinentes exigidas. A continuación, mencionamos una lista de las medidas de conservación.

  • No se pueden almacenar en su interior bebidas con una gradación de alcohol mayor de 20º.
  • Tampoco se pueden almacenar refrescos azucarados y carbonatados durante más de 24 horas.
  • Lavar siempre tras su uso. Enjuagar con agua y dejarla inflada.
  • No hay que intentar nunca aplicar el brocal (pico), porque se estará modificando la limpieza del surtidor.
  • No es recomendable usar la bota de vino como almacenaje de medio y largo plazo.
  • Si el material de la bota es de piel, no aplicar grasa para curtir calzado. Si se desea, suministrar sebo natural de vaca.

El interior de pez es impermeable. Gracias a su capa de resina conserva más tiempo el vino a una temperatura adecuada. (Fuente: Infoguides: 52146890/ 123rf)

Materiales

En el mundo de las botas de vino existen dos materiales de interior: el pez o el látex. ¿De qué está hecho la de pez?

La bota de vino de interior pez está compuesto por una resina de pino o enebro para aislar la parte interna de esta. Por consiguiente, es la bota tradicional u original. La que está hecha específicamente para el vino.

Mientras que la bota de vino con interior de látex está hecha para otros tipos de líquidos como las bebidas carbonatadas y alcoholes con una graduación superior a 30°.

Pez Látex
Función Estas tienen en su interior un aislante para el vino. Para impermeabilizar el interior y evitar que el vino se traspase. Tiene en su interior una funda de material de látex, la cual mantendrá el líquido.
Bebidas aceptadas Se aconseja solo vino Cualquier tipo de líquido.
Características Es sólida a temperatura ambiente. Conserva el frío. Es inofensivo para la salud Puedes introducir todo tipo de líquidos.

Practicidad

¿Hasta qué punto puede ser práctica una bota de vino? Ya solo el hecho de su pequeño tamaño y la buena conservación del vino, hace que esta sea muy útil a primeras. Además es muy resistente, higiénica y flexible. Aunque lo más increíble de todo, es la capacidad que tiene de mantener el líquido fresco.

Es más, es práctico hasta utilizarlo. Solo hay que cogerlo con la mano izquierda de la parte más alta. Con la mano derecha abrimos la tapa y la cogemos por el lado bajo, oprimiendo la zona interior. Lo último será apuntar bien el pico con nuestra boca.

Resumen

Después de haber presentado todos los productos, podemos llegar a la conclusión de que las botas de vino son un elemento muy útil para los amantes del buen vino. Eso sí, según tus prioridades y la forma de uso que le puedas dar, deberás escoger el modelo más apropiado para ti.

Es recomendable que antes de comprar una bota de vino mires las características y el tipo de cuidado que tiene cada una. Estas cualidades harán que disfrute más o menos del vino. Si este artículo te ha servido de ayuda, no dudes en dejar un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Infoguides: 52146861/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones