Nuestro método

Products

17Productos analizados
Hours

20Horas invertidas
Studies

12Artículos evaluados
Comments

75Comentarios recaudados

Cualquier amante del vino sabe que algunos caldos mejoran con la edad. No obstante, es preciso almacenar las botellas en un lugar adecuado, como por ejemplo un botellero o una vinoteca. Aunque a veces tiendan a confundirse ambos términos —botellero y vinoteca—, no son exactamente lo mismo, como veremos más adelante.

Actualmente, existe una gran variedad de botelleros en el mercado: para colgar, rústicos, apilables, verticales, de madera, de metal o escultóricos, entre otros. Elegir el más adecuado para organizar nuestra bodega particular no siempre es sencillo. Desde REVIEWBOX.es vamos a hacerte esa tarea mucho más fácil.



Lo más importante

  • Quienes saben disfrutar de un buen vino conocen la importancia de su correcta conservación. Los botelleros son la solución más asequible para almacenar el vino sin que este vea alteradas sus propiedades organolépticas, como olor, sabor o color. Existen infinidad de tipos, desde los rústicos hasta modelos de diseño para hogares con decoración moderna.
  • La mayoría de los botelleros están diseñados para colocar las botellas horizontalmente. No obstante, los hay verticales para almacenar vinos espumosos y licores. No debemos confundir botellero con cava de vino, la bodega donde se almacenan las botellas. También hay que distinguir botellero de vinoteca.
  • Saber elegir un botellero adecuado requiere seguir ciertos criterios, como saber dónde lo ubicaremos o la cantidad de botellas que vayamos a almacenar. También debemos tener en cuenta sus materiales de fabricación, así como su resistencia y estabilidad, pues de ello dependerá la integridad de nuestra colección de vinos.

Los mejores botelleros: nuestras recomendaciones

Para realizar la selección de botelleros que te ofrecemos a continuación hemos tenido en cuenta criterios tales como las valoraciones y opiniones de sus compradores. Recuerda que esta es solo una pequeña muestra de la extensa gama de botelleros que puedes encontrar en el mercado. Si quieres saber cuáles son los mejores botelleros de este 2020, sigue leyendo.

El botellero apilable de plástico mejor valorado

En ocasiones, menos es más, como este minimalista botellero fabricado en plástico de alta resistencia. Disponible también en negro y blanco, este sencillo botellero se puede colocar sobre la encimera de la cocina, en la nevera o en una despensa. Además de resistente, se limpia fácilmente, basta pasarle un paño.

Estos módulos están diseñados para apilar solo cuatro, ya que si colocamos más corremos el riesgo de que las botellas puedan caerse.

El botellero de pared más decorativo

A la par que útil, este botellero de pared puede dar un toque de originalidad a cualquier rincón de la casa. Está fabricado en acero inoxidable y cuenta con una capacidad de hasta ocho botellas. Si temes que tus vinos más preciados puedan caerse, no te preocupes, este botellero cuenta con un sistema que hace imposible que ello ocurra.

Este botellero está diseñado para que coloques las botellas de forma alterna, no es posible ponerlas todas en el mismo lado.

El botellero de madera con mayor capacidad

Si tu bodega no para de crecer quizás sea hora de adquirir un botellero mayor. Este mueble botellero tiene 118 cm de alto y 72 cm de ancho, y cuenta nada menos que con 9 estantes. Podrás almacenar hasta 63 botellas, siete por estante.

Este mueble está fabricado en madera natural, sin barnizar, con una estructura sólida y estable capaz de resistir sin problemas el peso de todas las botellas. Es ideal para colocar en cualquier estancia del hogar.

El botellero de fantasía más original

Este original botellero está fabricado en resina pintada a mano. Está esculpido para insertar el cuello de la botella en las fauces del dragón mientras la sostiene con sus garras. Queda muy bonito como centro de mesa o colocado sobre una cómoda, ideal para sorprender gratamente a tus invitados.

A pesar de su forma, la figura es lo suficientemente estable para sostener el peso de una botella sin que se vuelque.

El mejor mueble botellero con portacopas

Este botellero está fabricado en bambú y tiene capacidad para 16 botellas. Con un metro de altura y 47 cm de ancho, este mueble cuenta con soportes de acero inoxidable para copas y dos bandejas para colocar otros objetos.

Este botellero ha sido tratado con una pintura especial con propiedades antisépticas y antimoho, lo que lo hace, además, muy fácil de limpiar. Es muy estable y robusto, y por sus dimensiones cabe en cualquier sitio.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los botelleros

Mientras que hace unos años solo era habitual verlos en bares y restaurantes, los botelleros son actualmente un elemento habitual en muchos hogares. Aparte de ayudar a conservar el vino en perfectas condiciones, algunos botelleros son un elemento más de la decoración de la casa. A continuación, te desvelamos todo lo que debes saber sobre ellos.

Quienes saben disfrutar de un buen vino conocen la importancia de su correcta conservación.
(Fuente: Polc: 46624014/ 123rf.com)

¿Por qué utilizar un botellero para conservar el vino?

Conservar correctamente el vino garantiza que este no pierda sus propiedades organolépticas, es decir, su sabor, su olor y su color. No basta fijarse en su procedencia, su añada o el tipo de uva con el que ha sido elaborado, también hay que saber almacenarlo correctamente hasta su consumo. De ahí la importancia de utilizar un botellero para su conservación.

¿Cómo utilizar adecuadamente un botellero?

Emplear un botellero —sea del tipo que sea— para almacenar tus vinos más preciados no garantiza automáticamente su correcta conservación. Si quieres que tus vinos conserven todas sus propiedades hasta su consumo sigue estas sencillas recomendaciones.

  • Mantén las botellas en horizontal. Asegúrate de que las botellas siempre estén en horizontal para mantener el corcho húmedo. Así no se resecará, no perderá estanqueidad y no penetrará el oxígeno, gran enemigo del vino. Los espumosos, por contra, se almacenan verticalmente, pues el contacto continuo con el corcho puede afectar a la calidad del gas carbónico.
  • Vigila las etiquetas. Coloca las botellas de modo que las etiquetas miren hacia arriba. De este modo, no tendrás que andar girando las botellas para identificarlas. Ten en cuenta que demasiados movimientos, a la larga, pueden afectar a las propiedades del vino.
  • Temperatura estable. El rango de temperatura ideal para conservar el vino es entre 15º y 20º. Asimismo, debes evitar someter el vino a variaciones bruscas de temperatura; tenlo en cuenta al elegir el lugar de la casa donde colocarás tu botellero.
  • Humedad. La estancia donde coloques tu botellero debe tener una humedad en torno al 80 %. Si el porcentaje de humedad es demasiado alto podría formarse moho en el corcho, lo que arruinaría el sabor del vino. También estropearía el vino la poca humedad, pues el corcho, al resecarse, permitiría la entrada de aire.
  • Evita colocar el botellero en la cocina. Elegir la cocina como lugar donde almacenar tus vinos más preciados no es la mejor idea del mundo. En una cocina suele haber sonidos, vibraciones, olores y cambios bruscos de temperatura que pueden afectar negativamente al vino.
  • Evita la luz directa. Otro gran enemigo del vino es la luz. Si es posible, coloca tu botellero en un lugar oscuro, lejos de la luz directa, tanto natural como artificial. La luz favorece la oxidación del vino, lo que se traduce en una merma importante de sus propiedades.
  • Controla el tiempo de almacenaje. No todos los vinos mejoran con la edad. Cada tipo de vino admite un tiempo máximo de almacenaje antes de empezar a perder sus propiedades.

Francis BaconFilósofo, político y escritor inglés

“Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer”.

¿Qué diferencias hay entre un botellero y una vinoteca?

Un botellero no deja de ser un mueble con estantes donde colocar botellas de vino. Por tanto, la conservación del vino depende en gran medida del lugar donde ubiques el botellero. No todos contamos en casa con un sótano o un rincón sombrío donde colocar nuestra bodega privada.

En estos casos, la mejor solución es invertir en una vinoteca.

Una vinoteca es, básicamente, un refrigerador eléctrico de pequeño tamaño diseñado para almacenar botellas de vino. Suelen contar con un compresor especial que no produce vibraciones, para no afectar a las propiedades del vino. También disponen de lámparas LED frías y puertas de cristal tintado que protegen las botellas de la luz directa.

Por otro lado, la temperatura de la vinoteca puede ser regulada para adecuarla al tipo de vino que vayamos a almacenar. Algunos modelos también permiten ajustar el índice de humedad. Otra función importante de las vinotecas es que en su interior no hay olores extraños que puedan afectar al vino gracias a sus filtros de carbón activado.

¿Es lo mismo cava de vino que botellero?

En alguna ocasión puede que hayas oído la expresión «cava de vino», que nada tiene que ver con los vinos espumosos que se producen en Cataluña. Una cava de vino no es otra cosa que el lugar donde se almacenan los vinos, por lo que también recibe el nombre de bodega. Suelen ser espacios situados, normalmente, en sótanos.

Las cavas de vino tienen el suelo de tierra o grava con el fin de asegurar un adecuado índice de humedad. Aunque situadas bajo el nivel del suelo, las cavas precisan de una buena ventilación. La temperatura de este recinto suele oscilar entre los 11º y 18º. En estos lugares se colocan los botelleros donde reposan los distintos caldos.

La mayoría de los botelleros están diseñados para colocar las botellas horizontalmente.
(Fuente: Rivera: ak6wgqxyhfw/ Unsplash.com)

¿Cuántos tipos de botelleros existen?

Hoy en día, es posible encontrar botelleros de los más diversos estilos, formas y materiales de fabricación. La mayoría están diseñados para almacenar las botellas horizontalmente, aunque hay modelos que permiten colocarlas verticalmente. A continuación vamos a enumerar los tipos de botelleros más importantes, así como algunas de sus ventajas e inconvenientes.

  • Botellero vertical. Es el más común y suele estar fabricado en madera. Consiste en un mueble de baldas con muescas donde se colocan horizontalmente las botellas. Existe una amplia gama de formas, tamaños y estilos, por lo que siempre será fácil encontrar uno que cuadre con nuestra decoración.
  • Botelleros rústicos. Como su nombre indica, son botelleros fabricados en madera envejecida con adornos de metal, como herraduras o aperos de labranza. Son muy decorativos, pero su precio puede ser más elevado que el de los botelleros convencionales.
  • Botelleros apilables. Son módulos que se pueden acoplar entre ellos para aumentar la capacidad de almacenaje. Son muy versátiles, pueden colocarse en cualquier sitio y, además, no suelen ser demasiado caros.
  • Botelleros de pared. Son botelleros muy decorativos, pero suelen tener como desventaja que no ofrecen demasiada capacidad. Además, el peso que pueden soportar es limitado. Son la elección ideal para ambientes con una decoración moderna y funcional.
  • Botelleros escultóricos. Son los más estéticos y decorativos, pero suelen tener como desventajas que solo admiten una o dos botellas y que son poco estables.
  • Vinotecas. Son armarios refrigerados donde se almacena el vino a una temperatura y humedad controladas. Son más caros que la mayoría de los botelleros, ya que estamos hablando en realidad de un electrodoméstico.

¿Cuánto tiempo dura el vino en un botellero?

Como te hemos advertido más arriba, no todos los vinos mejoran con el tiempo. Almacenarlos durante años en un botellero, por tanto, no garantiza que cuando descorchemos la botella el vino esté en buenas condiciones. Entonces, ¿cuánto tiempo podemos almacenar el vino sin que se eche a perder? Te ofrecemos algunos ejemplos.

Tipo de vino Tiempo máximo de almacenaje
Vino fino de Jerez Un año desde su cosecha.
Tinto Rioja con crianza Entre dos y quince años.
Tinto Cabernet Sauvignon Entre cinco y quince años.
Blanco de Burdeos Sautemes Entre diez y cincuenta años.
Chianti Clásico de la Toscana (tinto) Entre cinco y diez años.
Oporto Entre diez y veinticinco años.

¿Es recomendable colocar el botellero en el frigorífico?

Existen botelleros que están ideados para ser colocados dentro del refrigerador. Generalmente, son apilables, son bastante económicos y están fabricados de plástico o metal. Pero ¿es recomendable usarlos de este modo? Como el calor, el frío excesivo —sobre todo el frío seco de la nevera— perjudica el vino y le hace perder propiedades.

Por otro lado, el contraste entre la temperatura ambiente y el frío seco de la nevera puede provocar que se precipiten compuestos que afecten a su sabor, olor y color. A todos nos gusta consumir los vinos jóvenes muy fríos, pero hemos de ser conscientes que, al hacerlo así, pierden buena parte de sus propiedades organolépticas.

Saber elegir un botellero adecuado requiere seguir ciertos criterios, como saber dónde lo ubicaremos o la cantidad de botellas que vayamos a almacenar. (Fuente: Florent B.: 2664150/ Pexels.com)

¿Son adecuados los botelleros para almacenar licores?

Al contrario de lo que sucede con el vino —excepto los espumosos—, los licores deben almacenarse verticalmente. De hecho, si la botella tiene corcho y la guardas en horizontal, el licor podría estropearse. Por tanto, debes elegir un botellero específico para este tipo de bebidas. Eso sí, recuerda que la luz directa es tan dañina para estas bebidas como para el vino.

Si bien los licores aguantan bien la temperatura ambiente, algunos expertos recomiendan conservarlos entre 12º y 15º. Olvídate de situar la licorera en la cocina o en un lugar de la casa con grandes oscilaciones de temperatura. Conservados debidamente, los licores claros —ginebra, vodka— duran hasta dos años; los oscuros —ron, brandy, whisky—, indefinidamente.

Criterios de compra

Los criterios que te ofrecemos a continuación te servirán para elegir el botellero más acorde con tus necesidades. Ten en cuenta que no se trata de un mueble más, sino de un lugar donde almacenar con garantías una de tus posesiones más preciadas: tu bodega particular.

Lugar de colocación

Lo primero que debes hacer antes de adquirir un botellero es decidir dónde lo colocarás. Este es uno de los factores que más influyen en la correcta conservación del vino. Elige un espacio fresco y ventilado, alejado de fuentes de luz naturales o artificiales. Un trastero o una despensa son lugares adecuados siempre que estén bien aireados.

Si te decantas por un botellero de pared habrás de tener en cuenta que estos son menos versátiles que los apilables o los de mueble. Estos botelleros son más decorativos que prácticos y no suelen estar diseñados para muchas botellas ni para almacenarlas mucho tiempo. De ahí que no sean muy adecuados si tienes muchas botellas o estas son muy valiosas.

Existen infinidad de tipos de boteleros, desde los rústicos hasta modelos de diseño para hogares con decoración moderna. (Fuente: Plepraisaeng: 25232581/ 123rf.com)

Resistencia y estabilidad

Cuando elijas un botellero, revisa que sea robusto y estable. La mayoría se fabrican en madera, plástico y metal, aunque existen modelos —como el botellero dragón de nuestras recomendaciones— que pueden ser de resina. Los botelleros de suelo se fabrican normalmente en madera y suelen ser los más estables y resistentes.

La mayoría de los botelleros requieren montaje.

Suele ocurrir, sobre todo en el caso de los modelos de madera, que una vez montados no parecen muy estables. No te preocupes, porque al colocar las botellas su peso irá asentando el botellero. No obstante, no es mala idea fijarlos a la pared con uno o dos tornillos para evitar posibles caídas.

Materiales

La resistencia y estabilidad de un botellero dependen en gran medida de sus materiales de fabricación. No todos tenemos la posibilidad de construir en el sótano de nuestra casa una bodega de mampostería, lo cual sería ideal para conservar el vino. La alternativa es elegir un botellero de metal, madera o plástico, algunos de los materiales más comunes para su fabricación.

Algunos de los botelleros más resistentes están hechos de bambú, una madera incluso más dura que la de abeto o pino. Además, es muy fácil de limpiar. Los tableros de MDF son también muy utilizados en la fabricación de botelleros. No es exactamente madera, pero es un material muy sólido y resistente.

No debemos confundir botellero con cava de vino, la bodega donde se almacenan las botellas. También hay que distinguir botellero de vinoteca. (Fuente: Iriana88w: 61356083/ 123rf.com)

Diseño

Cuando elijas un botellero debes tener presente que no desentone con la decoración de tu hogar. Encontrar el más adecuado no te resultará complicado, ya que en el mercado existe una enorme variedad de modelos. Si vas a ubicar el botellero en un lugar apartado de la vista, como el sótano o el trastero, no tiene mucho sentido que te gastes mucho en un mueble de diseño.

Capacidad

Antes de elegir el botellero debes hacerte esta pregunta: ¿cuántas botellas pretendo almacenar? Si tu colección de vinos es amplia, te aconsejamos que te decantes por un botellero de suelo de madera o metal, con capacidad para veinte botellas o más. Lo que deberás tener en cuenta es si tienes suficiente espacio donde colocarlo.

Si, en cambio, no pretendes almacenar demasiadas botellas, con un botellero más pequeño te bastará. En este caso, los botelleros apilables de plástico resultan especialmente prácticos, pues pueden colocarse en cualquier rincón, incluso dentro de un armario o alacena. Los botelleros escultóricos y los de pared son los de menor capacidad.

Posición de las botellas

Si vas a almacenar principalmente vinos tintos y blancos con corcho, deberás elegir un botellero donde sea posible colocar horizontalmente las botellas. Si, en cambio, vas a emplearlo para guardar espumosos, licores y vinos con tapón de rosca, puedes elegir un botellero vertical. Hay modelos muy estéticos, como aquellos que se cuelgan en la pared.

Relación calidad-precio

Actualmente, puedes encontrar botelleros desde apenas quince euros, como los de plástico apilables. También existen modelos, como los botelleros de diseño o los que cuentan con una gran capacidad, que pueden llegar a alcanzar hasta los trescientos euros. El precio dependerá de sus materiales, su capacidad y su diseño.

La relación calidad-precio de ciertos botelleros de diseño suele ser algo desigual. En ocasiones, al elegir un botellero, lo que estamos pagando no es la calidad de su fabricación o su capacidad, sino su diseño. A veces es mejor invertir en un artículo poco vistoso, pero útil, que en uno bonito y original que no cumpla bien su función.

Resumen

Los botelleros han dejado de ser piezas propias del mobiliario de la hostelería. Cada vez es más común que los amantes del vino reserven en sus hogares espacios para almacenar adecuadamente sus botellas. A la vez que piezas decorativas, los botelleros aseguran la conservación de las propiedades del vino, como su color, su sabor o su olor.

Para elegir el botellero adecuado debemos tener claros algunos conceptos, como distinguirlo de una vinoteca o una cava de vino. También debemos saber cuáles son los lugares más adecuados para colocar nuestro botellero, así como el tiempo máximo de almacenamiento del vino. Para finalizar, te hemos ofrecido unos criterios de compra para hacer más sencilla tu elección.

Esperamos que nuestro artículo te haya sido de utilidad. Solo te pedimos que lo divulgues en tus redes sociales, así ayudarás a otras personas y, de paso, premiarás nuestra labor. Y si deseas compartir algo con nosotros, puedes hacerlo en nuestra sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Volkov: 45703404/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.