Última actualización: 17/01/2022

Nuestro método

25Productos analizados

71Horas invertidas

23Artículos evaluados

167Opiniones de usuarios

Una braga menstrual es una prenda diseñada para utilizar en los días de periodo. Está formada por un forro absorbente en la zona de la entrepierna. Dependiendo de la intensidad de tu flujo, puede soportar una cantidad de menstruación de hasta dos tampones.

Las bragas menstruales se inventaron como una alternativa para esos días en los que no te apetece llevar nada. La idea surgió de la necesidad de llevar algo más cómodo que las compresas o los tampones. Además, las bragas menstruales son un tipo de compresa de tela reutilizable, que puedes usar debajo de tu ropa interior. Tras su uso, se limpian fácilmente en agua.




Las mejores bragas menstruales del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: lo que debes saber de las bragas menstruales

Braga menstrual

La braga menstrual es una compresa de tela reutilizable que cabe dentro de tu ropa interior. (Fuente: cottonbro: 8746743/ Pexels)

¿Quién debe usar una braga menstrual?

Cualquier persona que quiera sentirse más cómoda durante su periodo. Las bragas menstruales son estupendas para quienes tienen un flujo abundante, o para quienes quieren una protección adicional contra las pérdidas y las manchas. También son perfectas para las personas que tienen la piel sensible, ya que pueden ayudar a evitar la irritación causada por el roce de los tejidos sintéticos con la zona de la vulva.

¿Cuáles son las ventajas de una braga menstrual?

La braga menstrual es una gran alternativa a los tampones y las compresas. Es cómodo, práctico, fácil de usar y ecológico. Puedes llevarla hasta 12 horas sin preocuparte por las fugas o los olores. Además, no tienes la molestia de cambiarte la compresa cada pocas horas, como ocurre con los productos de higiene femenina tradicionales.

Criterios de compra

¿En base a qué criterios debes comprar una braga menstrual?

Para encontrar la mejor braga menstrual, te recomendamos que sigas estos 4 criterios:

  1. El tamaño de tu cintura: si es pequeña, una braga menstrual con banda elástica te resultará más cómoda que una sin ella.
  2. El material: puedes elegir entre bragas de algodón o de materiales sintéticos, como el nailon. Las bragas de algodón absorben mejor la humedad y tienen un tacto más suave. El único inconveniente es que no son muy duraderas y pueden encoger después de lavarlas varias veces en agua caliente. Por otro lado, los tejidos sintéticos no absorben bien la humedad, por lo que se secan más rápidamente. Sin embargo, algunas mujeres consideran que este tipo de tejidos les irritan la piel porque tienden a retener el calor durante su uso.
  3. El color: las bragas menstruales blancas son más difíciles de limpiar, en comparación con otros colores como el negro o el azul, que ocultan las manchas fácilmente debido a su tono oscuro.
  4. Testeo: presta atención a si el producto ha sido probado por dermatólogos antes de ser vendido en las tiendas.

¿En qué debes fijarte al comprar una braga menstrual?

Lo primero que debes tener en cuenta es el material. Quieres una braga que sea cómoda y transpirable, por lo que el algodón o el bambú son buenas opciones. También debe tener una buena capa absorbente por si se producen fugas.

(Fuente de la imagen destacada: Sora Shimazaki: 5938638/ Pexels)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones