Última actualización: 01/07/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Si eres un amante de la moda y el buen gusto, sabrás que las prendas de vestir han pasado de hacer meramente su función, a ser complementos indispensables. Los bolsos, cinturones y zapatos, se han convertido en un símbolo de estilo en la vida diaria. Pero, ¿qué hay de las bufandas? Estas prendas han traspasado barreras llegando a ser icónicas. Los fulares de seda, por ejemplo, eran una de las prendas estrella de las actrices de los años 50 y hasta el día de hoy.

Sin embargo, no siempre se conoce toda la variedad que ofrece este complemento. Desde utilizarlo los días de frío, hasta las noches de gala más elegantes. Infinidad de formas y estilos a los que podrás sacar el máximo partido. Si quieres saber cuál es el que más va contigo, ¡toma nota!




Lo más importante

  • Las bufandas son prendas que pueden ajustarse a cada momento del año, aportando calor o como complemento diario.
  • Dado que están confeccionadas con diversos tejidos y materiales, les confieren un grosor y calidad necesaria para el contacto con la piel.
  • Las distintas formas en las que están diseñadas, aportan infinidad de oportunidades de uso, aptas en la mayoría de los casos, para hombres y mujeres.

Las mejores bufandas del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos una lista con las 5 mejores bufandas del mercado en la actualidad. Todas ellas de la mejor calidad y confort que te ayudarán a decidir en tu próxima compra. Además, podrás saber cuál es la que más te conviene y la que necesitas.

La mejor bufanda de lana

No products found.

La lana es una fibra animal (de caprinos y camélidos) que se utiliza en muchísimas prendas para el invierno. Se trata de una fibra gruesa y elástica que funciona como aislante térmico al retener muy bien el calor.  I + K, presenta una bufanda 100% lana de merino puro, y de materias primas importadas desde Australia. Con un patrón de cuadros y rayas, esta prenda queda catalogada para los días de más frío. Cuenta con unos flecos en los dos extremos, creando una imagen más informal.

De textura muy suave, estas prendas están teñidas con tintes ecológicos no tóxicos que no dañan la piel.  Por otro lado, el fabricante recomienda lavarla a mano, con menos de 30 grados para evitar el deterioro y dañar el propio tinte. Al tener los dos extremos abiertos, es posible utilizarla en cuantas posiciones se quiera, dándole mucha utilidad. Además, los que ya la han usado, comentan que el artículo llega envuelto en una caja regalo en el envío. Aseguran que es "perfecto para regalar".

La mejor bufanda de cachemira

La cachemira es uno de los tejidos más preciados y caros para confeccionar artículos como las bufandas. Esta tela es incluso más aislante que la propia lana, con el añadido de que también es muy suave y ligera. En el mercado, esta constituye una de las telas más caras de conseguir. Riiqiichy, ofrece una selección de bufandas 20% cachemira tejidas a mano. Confeccionadas en 6 colores y de tamaño estándar, cubren gran parte del cuerpo.

De tacto suave y ligero, es una prenda para distintos tipos de ocasiones. Gran variedad de tonos para ponerse sobre los hombros o en el cuello en cualquier evento o vida diaria. Cabe destacar, que el fabricante advierte que el lavado debe efectuarse en seco, para su protección. Aquellos que ya la han utilizado aseguran que es muy ligera y que el envío es muy rápido.

La mejor bufanda de pashmina

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

La pashmina, es la lana de cachemira más fina que existe. Se trata de una fibra que entra en la categoría de lujosa por su origen. Este material se consigue exclusivamente de las cabras del Himalaya. York Shawls, ofrece una línea de chales de pashmina de grandes dimensiones y en más de 20 colores diferentes. Esta marca, aboga por la confección de prendas creadas a mano y por el uso de materiales sostenibles y de mejor calidad.

De tejido sedoso y suave, esta prenda esta creada para utilizarlo a modo de chal sobre la espalda, enrollada al cuello como una bufanda, o simplemente dejarlo caer sobre los hombros. Dado su tejido, se recomienda lavarlo en seco para protegerlo de un posible deterioro o rasgado. Los que ya lo han utilizado, destacan la gran calidad del producto.

La mejor bufanda de seda

La seda, es una de las fibras más antiguas que se conocen. De origen asiático, este tejido fino está orientado a la confección de artículos de lujo. La casa asiática Story of Shangai, ha creado una línea de fulares 100% seda de morera con diseños florales y elegantes a bajo costo. Advierten que debe lavarse a mano y con agua fría para evitar acelerar su deterioro y proteger el color.

Los diseños y patrones creados por esta marca, confieren elegancia y delicadeza a cada prenda. De tacto muy suave, pueden llevarse como fulares en temperaturas más bajas o sobre los hombros para darle carácter el vestuario. Aquellos que ya lo han comprado, lo recomiendan como regalo a un ser querido.

La mejor bufanda de lino

La fibra de lino, proveniente de una planta vegetal, es la fibra más antigua que se conoce. De origen turco, se trata de un tejido natural y sostenible por su cultivo ecológico. Además, no se utilizan químicos peligrosos a la hora de su procesado. Longwu, trae una bufanda de lino de algodón que funciona como chal, velo o hiyab. Con una textura suave y delicada, proporciona calidez y comodidad en cualquier ocasión. Apto para días de frío y entretiempo por su tejido fino y transpirable.

Se trata de un material de poca elasticidad, lo cual hace que mantenga su forma durante más tiempo. Diferentes combinaciones de colores a gusto de cada uno y para cualquier ocasión, por todas las posibilidades de uso. Complemento para ocasiones especiales o la vida diaria.

La mejor bufanda de poliéster

El poliéster es un material muy utilizado en prendas deportivas por sus componentes. Existen muchos derivados de esta prenda con la que confeccionar productos como las bufandas. Lina & Lily, han creado una línea de 4 bufandas de poliéster con diseño de notas musicales y elegantes. Se trata de prendas que resisten muy bien la humedad, se secan rápido y a penas se les crean arrugas. Por otro lado, el fabricante aconseja lavar con agua fría para evitar desgarros y deterioros.

De colores distintos, estas prendas de tacto suave y ligero pueden utilizarse en diferentes formas, ya que los extremos están abiertos. De coste económico, son un complemento fino y de fácil guardado que pueden llevarse en distintos tipos de ocasiones. Además, aquellos que ya lo han utilizado aseguran que la tela es muy suave y ligera y que puede ser un regalo perfecto.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la bufanda

Si estás pensando en adquirir una bufanda o fular que incluir en tu armario, es importante que conozcas ciertos aspectos. A continuación, te presentamos algunos de los datos más importantes que debes conocer y algunas de las preguntas más frecuentes sobre las bufandas.

Los fulares son el complemento idóneo para nuestros conjuntos de verano. (Fuente: Woodard: j4nBSqFf08U/ Unsplash)

 ¿Cómo llevar una bufanda?

La bufanda clásica, por así decirlo, es la que normalmente se lleva alrededor del cuello para proteger del frío. Dado que es el tipo de bufanda con más posiciones posibles, nos centraremos en todas las formas que se le pueden dar para todas las ocasiones.

Existen muchas maneras de llevarla, ya sea para ocasiones especiales como para nuestro día a día.

Por otra parte, y debido a las distintas formas o diseños que existen, no todas las bufandas pueden cambiar de forma tan fácilmente. Algunas de ellas, son de una forma determinada que no se puede manipular a nuestro antojo. A continuación, te presentamos una lista de las distintas posturas que puede formar una bufanda alargada y corriente:

  • Enrollado al cuello: La forma clásica de llevar una bufanda. Te da calor y no molesta porque está bien sujeta.
  • Sobre los hombros: Puedes déjalo caer por tus hombros sin necesidad de enrollarla o atarla. Esta técnica es más bien para que la bufanda sea tan solo un complemento.
  • Como un poncho: Dependiendo de la longitud, puedes dejarla caer por los hombros y extenderla. En ocasiones se combina con un cinturón, lo cual le da un aspecto totalmente diferente.
  • En la cabeza: Esta forma de llevar una bufanda, que en este caso suele ser fina, es extendiéndola sobre la cabeza y haciendo un nudo bajo la barbilla.
  • Nudo francés: Muy similar a enrollarla al cuello, pero en este caso, con un pequeño nudo. Una técnica muy práctica a la hora de cubrir todo el cuello.
  • Nudo de corbata: Sin dar la vuelta alrededor del cuello se hace un pequeño nudo. Se suele dar en bufandas de tejido fino y poco grosor.
  • El medio lazo: Muy similar al nudo de corbata pero haciendo un lazo más grande.

 ¿Qué tipos de bufandas existen?

Acostumbrados a ver siempre la bufanda larga y clásica, no hay que olvidar que existen varios tipos. Todas  diferentes para una mayor comodidad y de diseño atractivo. Cada uno suele estar confeccionado por telas específicas, lo que les confieres esas formas tan particulares que las hace tan distintas. A continuación, te presentamos una tabla con los distintos tipos que de bufandas y sus posibles usos:

Características Usos
Bufanda clásica Bufanda larga que se puede coger por los extremos y enrollarla. Enrollada, suelta, con nudo, tipo chal, como un poncho, en la cabeza.
Bufanda infinita Deforma circular o loop. Se puede enrollar al cuello dando dos vueltas y creando el símbolo del infinito. Enrollada, con 1 o 2 vueltas, en la cabeza.
Bufanda cubre-hombros Muy similar a la anterior, pero en este caso se le añade más tejido que cubre los hombros y parte del pecho. Un único uso.
Bufanda con capucha Parecida a la clásica, esta bufanda incluye una capucha del mismo tejido para aportar un calor extra. Enrollada, suelta, con nudo, con capucha, sin capucha.
Bufanda triangular Con un sistema para hacer un nudo en la nuca, se crea una forma triangular en la parte de delante. Un único uso.

 ¿Es lo mismo una bufanda para hombre y para mujer?

La gran mayoría de las prendas de vestir, están catalogadas como masculinas o femeninas. En el caso de prendas básicas, como en este caso las bufandas, pueden usarse tanto en hombres como mujeres. Claramente, existen bufandas denominadas unisex, haciendo alusión a que ambos pueden llevarlo. Con colores neutros y lisos, no hacen distinción entre ambos géneros.
La bufanda es apta para ambos sexos, y más hoy en día, que el estilo no distingue géneros.

Por otro lado, los fulares de seda con estampados, se han introducido en estilo diario de muchos hombres, dejando atrás su función más práctica, para convertirse en un complemento que añade elegancia. Los colores frescos y diseños llamativos de estas prendas, ya no son una característica de distinción, si no la del buen gusto.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una bufanda?

Como todo producto, las bufandas también tienen sus ventajas y desventajas. En este caso, las ventajas están relacionadas con su funcionalidad y posibilidades de uso. Sus diferentes tejidos son un componente extra para elegir utilizarlas en nuestra vida diaria. Además el hecho de que cubran del frío, es un componente extra.

Los distintos diseños y tamaños, hacen de esta prenda un complemento de toda ocasión. Se puede utilizar cuantas veces se quiera y no se quedará en el fondo del armario. Su uso es extremadamente fácil; hay algunas que te marcan una única forma, pero hay muchas que puedes adaptar a tu gusto, cuerpo y forma. Sin embargo, hay tejidos que pueden provocar alergias, picores y rojeces por el roce. Hay que conocer el tejido que mejor se adapte a cada uno.

Ventajas
  • Abriga en temperaturas bajas
  • Puedes utilizarla de varias formas
  • Cumple como complemento
  • Válida para situaciones o eventos muy diferentes
  • Puede prevenir resfriados
  • Es de fácil uso
Desventajas
  • Puede producir picores o rojeces

¿Son las bufandas exclusivas del invierno?

Estas prendas, siempre están asociadas el frío. La palabra bufanda, hace que una imagen de tejido grueso y trenzado aparezca en la mente. Dado que existen de todo tipo, no siempre cumplen la función de abrigo de temperaturas muy bajas. Entonces, ¿qué pasa con las de tejidos más finos?

Teniendo en cuenta los tipos de bufandas que existen, no se puede decir que estas prendas sean exclusivas del invierno.

Estas últimas pueden utilizarse como parte del vestuario pero no por razones de temperatura. Los tejidos más finos, son los que destacan por diseños más llamativos. Estos son parte de la vestimenta durante todo el año, en los meses más fríos y en los de más calor. A continuación, te ofrecemos una lista de épocas en las que se puede utilizar cada bufanda y poderle sacar el máximo partido:

  • Para el frío: En esta lista se deben incluir aquellas que realmente aportan calor en temperaturas muy bajas. Las de tejido más grueso y cálido, como la lana, son las más exitosas en esta época.
  • Entretiempo: Los fulares y las bufandas más finas, hacen su acto de presencia cuando la temperatura no es fría, pero tampoco calurosa. Se pueden llevar como sustitutivo de una chaqueta sobre los hombros.
  • Todo el año: Los fulares de seda se utilizan también como complemento para decorar bolsos y cinturones, lo cual le da un espacio durante todo el año para poder llevarlo.

¿Cuándo comprar una bufanda?

Considerando que los distintos tipos de bufanda son aptos para todo el año, esta prenda puede encontrarse y comprarse en todo momento. Siempre dependiendo del tipo de tejido, lo tendrás en cada estación del año. Como complemento en los meses más calurosos y como vestimenta en los meses más fríos.

Las bufandas tipo chales o fulares, se encuentran siempre. Es muy común utilizarlo como decorativo para bolsos o para recogerse el cabello. Las bufandas más gruesas en cambio, se encuentran solo en los meses más fríos, ya que su función principal es la de proteger.

Hay varios factores que determinan nuestra decisión al elegir un producto. (Fuente: Cagle: XzNaQtulJjk/ Unsplash)

¿Cómo lavar una bufanda y evitar el deterioro?

Cuando se adquiere una prenda, el mejor cuidado que se le puede dar es lavándolo adecuadamente. Normalmente, en cada etiqueta vendrán las instrucciones de cómo debe ser su lavado, los grados del agua y el tipo de lavado.

 Cada tejido tiene una manera específica de lavado el cual es recomendable seguir para una larga duración.

Es importante seguir estos pasos, ya que se conseguirá evitar la pelusa que se desprende de algunos tejidos. En ocasiones, aunque la prenda tenga poco tiempo de uso, puede verse más ajada. Además, puede perder calidad por no lavarse correctamente. Se deben de seguir las indicaciones del fabricante para que la bufanda luzca impecable durante el máximo tiempo posible.

Criterios de compra

Cuando llega el momento de decisión a la hora de comprar, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes que ayudarán en esa elección final. En el siguiente apartado, hemos creado una lista con los criterios más importantes que debes tener en cuenta antes de comprarte una bufanda. Son los siguientes:

Material

Este criterio es de gran importancia a la hora de escoger una prenda que estará en contacto directo con la piel. Hay que asegurarse de que se trata de un material de calidad que no provoque alergias, picores o rojeces. Existen distintos tipos de bufandas que pueden provocar este efecto, como por ejemplo, el trenzado.

El material que se elija debe ser el más conveniente, dependiendo de la función que se espera que haga, se elegirán determinados tejidos. En el caso de que se busque la protección del frío, se buscarán tejidos calientes y aislantes. Por otro lado, si lo que se quiere obtener es un complemento para el verano, los tejidos más suaves y ligeros serán los ganadores. Es importante determinar el uso que se le vaya a dar para elegir el material deseado y más conveniente.

Los distintos colores y patrones en los diseños son importantes a la hora de elegir. (Fuente: Karaivanov: K6cC1D-_k_g/ Unsplash)

Calidad

En el caso de las prendas de vestir, la calidad va de la mano con el tipo de material. La calidad es lo que marca la diferencia entre una prenda y otra. Sabrás que compras una mejor prenda, más duradera y menos nociva.

Los tipos de tintes que se utilizan para teñir los tejidos, pueden ser un engorro porque pueden desteñir y arruinar la ropa que se lleva bajo la bufanda. Cuando se llevan tintes de baja calidad sobre la piel pueden crear problemas como irritaciones y picazón que es mejor evitar. Por otro lado, es importante elegir bien, ya que si se elige un material de baja calidad podría deteriorarse, deshilacharse o encoger tras pocos lavados.

Tamaño y grosor

Este criterio está orientado en gran parte a la función de la prenda. Si se escoge una bufanda para protección del frío, lo lógico es que se elija una de un grosor adecuado y cómodo. Las que están confeccionadas para los meses de menos temperatura no tienen por qué ser siempre extremadamente gruesas; la lana, por ejemplo, es un gran material para el frío y no es excesivamente gruesa.

El grosor y tamaño que se elija al comprar la prenda, variará según el material con el que esté confeccionado. Cada tejido aporta en su mayor medida y en diferentes tamaños y grosores. Debe de escogerse el que más se adecúa a las necesidades.

¿Sabías que un tejido es de calidad si tiene temple, es decir, si tiene una firmeza propia?

Diseño

Uno de los criterios más importantes a la hora de comprar es el diseño. Es lo primero que se ve y lo que determina si es o no agraciado. El diseño de una bufanda, enmarca todos los criterios a la hora de comprarlo porque en él se incluyen el tamaño, material, calidad y comodidad de la bufanda.

Los distintos diseños y formas existentes, crean un abanico de posibilidades para escoger la más conveniente. Texturas y brillos que le confieren un aspecto más suave y delicado puede que sea lo que determine la decisión final.

Comodidad

La bufanda no deja de ser una prenda de vestir, y casi en todos los casos se busca estar cómodo. La forma de la prenda, si pica o no, o si ocupa demasiado o no, son cuestiones frecuentes. Al escoger una bufanda, también existen varios puntos a tener en cuenta para elegir la que más cómoda resulte a cada uno.

  • Si tiene más de un uso.
  • Si es de uso fácil
  • Si puede guardarse fácilmente en un bolso o llevarla en mano.
  • La forma en la que está confeccionada.
  • El tipo de tejido.
  • Si por su forma se mueve demasiado.

Se puede decir, que este criterio es muy subjetivo, ya que cada uno entiende la comodidad a su manera. Por otro lado, no se debe escatimar en buscar la que más cómoda resulte a todos los niveles. También porque se llevará mayoritariamente sobre la piel.

Resumen

En definitiva, el término de bufanda hace alusión a un producto con infinidad de tipos y variantes. Dado que existen distintos tipos, no se puede catalogar una bufanda exclusivamente en los meses más fríos. Se trata de una prenda de vestir y un complemento con distintas funciones. Ofrecer calor y aislamiento o  embellecer. Es acertado decir que es una prenda multiusos en el vestuario.

Válido para mujeres y hombres por igual, es una prenda que se adapta a cada gusto. Está creada en diferentes materiales, diseños y patrones. Hay una para cada época del año, para cada ocasión y para la rutina diaria. Además, es fácil de encontrarlas, ya que se encuentran disponibles durante todo el año. Y tú, ¿ya tienes una en tu armario?

(Fuente de la imagen destacada: Joanna Nix-Walkup: 1npMaSL9JHY/ Unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones