caballos con cabestros
Última actualización: 23/04/2021

Nuestro método

21Productos analizados

15Horas invertidas

4Artículos evaluados

86Opiniones de usuarios

Un cabestro es un elemento indispensable a la hora de entrenar o garantizar la seguridad de tu caballo. Sin este accesorio, el animal se tornaría indomable y no lograría acatar las normas impuestas por el humano. Sin embargo, no solo están disponibles para équidos. Además, también existen para perros.

Elegir el ronzal ideal para tu compañero no es una tarea sencilla. Es que deben contemplarse ciertos detalles a la hora de elegirlo. Los materiales, el agarre y el tamaño pueden variar según la raza y estructura física del animal. ¡Quédate en este artículo! Te contaremos todo lo que debes saber para tomar la decisión correcta.




Lo más importante

  • En general, los cabestros suelen ser fabricados con cuero. Sin embargo, también existen modelos más accesibles hechos de nylon o materiales sintéticos con características similares. Debes recordar que economizar puede llevarte a cometer riesgos innecesarios.
  • La correcta colocación de las bridas es sumamente importante. Ten en cuenta que si las mismas no se ajustan de manera óptima, se pueden causar lesiones en el animal. Hay que ser responsable a la hora de manipular estos accesorios. De por medio está la salud de un ser vivo.
  • No olvides pensar en cuáles son tus intenciones a la hora de adquirir el ronzal ideal. ¿Estás buscando una cabezada para equitación?¿O simplemente quieres montar al animal?

Los mejores cabestros del mercado: nuestras recomendaciones

Como mencionamos anteriormente, la variedad de cabestros en el mercado es amplia. Existen de distintos materiales y para diferentes objetivos. Por eso, en esta sección del artículo, te ayudaremos a elegir las bridas ideales según tu necesidad.

El mejor cabestro según su relación calidad-precio

Seleccionamos este cabestro debido a que presenta una calidad muy aceptable en relación con su precio. Posee un acolchado de polar que permite una suave protección en las zonas de máxima fricción. Está hecho de un material resistente al desgaste y tiene costuras fuertes.

Es un accesorio fácil de abrir y cerrar, gracias a su mosquetón. Además, posee bandas ajustables de 2 vías para la nariz y el cuello. Sus accesorios pueden soportar incluso las tensiones más duras. Aparte, los ojales de latón evitan que las hebillas se suelten.

El mejor cabestro de cuero

Este producto ofrece, además de un diseño sumamente elegante, la posibilidad de darle a tu caballo un agarre cómodo y justo. Recuerda que el cuero es un poco más caro, pero suele ser el material más resistente. Este conjunto de bridas ofrecen una amplia variedad de colores. Estos le otorgan una belleza muy particular.

La cuerda está acolchada con suave piel negra y es ajustable por ambos lados. Además, posee herrajes de acero inoxidable. Estos son ideales para la seguridad de tu caballo.

El mejor cabestro para caballo

Este ronzal cuenta con acolchado de piel sintética, siendo un producto muy cómodo para el caballo. Es ideal para aquellos animales sensibles, ya que posee una protección óptima contra rozaduras.

Además, tiene correas de nariz y cuello con hebillas ajustables para lograr el agarre perfecto. Los acolchados pueden variar entre el color blanco o negro. Ambos tonos logran un diseño simple y muy elegante.

El mejor cabestro para equitación

Escogimos estas bridas porque están equipadas perfectamente para una competición. Poseen cuero auténtico, frontalera intercambiable y una carrillera con hebillas en ambos lados.

Asimismo, tiene un acolchado suave para la máxima comodidad de tu caballo. Están disponible tanto en color negro como marrón. Es un producto que se destaca, además, por no tener un precio excesivamente caro.

El mejor cabestro para perro

Este arnés para perros debe usarse con fines educativos y no solo para paseo. ¿Estás cansado de que tu mascota te saque a pasear a ti cada vez que salen de casa? Entonces, esta puede ser tu solución. Posee una correa plana que permite el control del hocico. Además, evita el contacto visual con otros perros, al dar ligeros tirones.

Es un producto que debe usarse responsablemente, ya que puede dañar el cuello del perro. Viene en diferentes tallas, así que debes tener en cuenta las medidas para saber cuál puede adaptarse mejor a tu mascota.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los cabestros

Si llegaste a este artículo es porque quizás tengas dudas acerca de lo que es un cabestro. Debes entender, en primer lugar, que esta palabra posee varios sinónimos. Por ejemplo, brida, riendas, cabezada o ronzal. Aquí debajo, te dejaremos información al respecto de este producto.

caballos pastando

Los cabestros son fundamentales para la seguridad de tu caballo. (Fuente: Zahaoha/ 1543827/ pexels.com)

¿Qué es exactamente un cabestro?

Un cabestro o cabezada es el conjunto de correas que se colocan en la cabeza de un caballo. Gracias a estas, podemos ordenar al animal las acciones que queremos que realice.

Debes saber que hay diferentes cabestros, ya que cumplen funciones variadas. Por lo general, la función principal es la de controlar y direccionar los movimientos del animal. Sin esta herramienta, el caballo puede irse de control y causar graves problemas.

Los materiales son múltiples, aunque el más popular suele ser el cuero. Sin embargo, son muy comunes los cabestros de nylon o poliéster. Es debido a que resultan más económicos y también son bastante efectivos. Recomendamos, de todas maneras, que no vayas por productos muy baratos. Pueden generar dolor de cabeza a futuro.

¿Cómo funciona un cabestro?

Un cabestro se encarga de ajustar, gracias a una serie de correas, la cabeza del caballo. Gracias a esta sujeción, podemos maniobrar de manera más óptima los movimientos del animal. Es fundamental, entre otras cosas, para brindarle los cuidados necesarios. Por ejemplo, cepillar o limpiar los cascos.

Se sujeta mediante hebillas y enganches, pero no de forma muy ajustada, ya que puede generar lesiones. Muchas bridas poseen 'bocados'. Es un mecanismo de comunicación que se introduce en la boca del caballo para dirigirlo.

caballos en el rio

A la hora de montar un caballo, es fundamental que el cabestro esté bien colocado. (Fuente: Nacho Canepa/ 4468841/ pexels.com)

¿Qué tipos de cabestros existen?

Teniendo en cuenta cuál es la actividad que queremos desarrollar con nuestro caballo, tendremos diferentes tipos de cabezadas. Las hay muy variadas y aquí te mostraremos algunas:

  • Cabezada de cuadra: Simple y sencilla de usar. Se utiliza básicamente para llevar al caballo de la mano y atarlo. Es fundamental para proporcionarle los cuidados básicos y mantenerlo seguro. Es un cabestro de uso diario que funciona perfectamente para atarlo a través de su ramal. Se sujeta a la cabeza por hebillas y al ramal a través de un enganche.
  • Cabezadas de dar cuerda: Suelen estar hechas de un cuero más resistente, ya que son utilizadas por los jinetes en ejercicios de tierra. El objetivo es mostrarle al caballo cómo andar correctamente con la cuerda: sin empujar, pisar ni adelantar a quien cabalga.
  • Cabezadas de montar o brida: Son aquellas que sirven para las disciplinas de doma clásica o salto de obstáculos. Resultan muy utilizadas por aquellos que realizan equitación. Este elemento se compone de un conjunto de correas de cuero, adaptadas a la cabeza del animal. Estas sostienen el bocado y las riendas, con las cuales se le guiará al caballo una vez arriba de la montura.
  • Cabezadas vaqueras: Son similares a las de montar. Sin embargo, incluyen un mosquero: tiras de cuero ubicadas sobre la frente del caballo con el objetivo de espantar las moscas de los ojos.
  • Cabezadas bordadas: Poseen bordados y decorados aptos para darle elegancia al animal. Sirven, principalmente, para eventos o competencias en las cuales se evalúa la belleza y presencia.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de usar un cabestro?

Las ventajas de usar un cabestro suelen ser múltiples. Siempre y cuando tu objetivo sea controlar un caballo, es difícil encontrar desventajas en el uso de esta herramienta. Todo dependerá de cómo manipules las partes del elemento, evitando lastimar al animal.

Ventajas
  • Proporcionan seguridad a tu caballo
  • Evitan accidentes a terceros
  • Permiten realizar los cuidados básicos del animal, como la limpieza o el cepillado
  • Permiten manipular las maniobras del caballo
  • Ajustables a cualquier raza y tamaño, siempre que se elija la talla correcta
  • Fundamental para forjar una buena comunicación con el animal
  • Mayor profesionalidad
  • Se adaptan a casi cualquier situación
Desventajas
  • Si se coloca mal, puede provocar lesiones en el animal
  • Puede generar incomodidad si no tienes gran experiencia en el mundo hípico
  • Si está hecha de materiales más baratos, puede generar un riesgo

¿Qué partes componen un cabestro?

La cabezada está compuesta por una serie de tiras y correas. Las mismas sujetan el freno y las riendas sobre la cabeza del caballo. En esta sección, te mostraremos todas las partes que componen al cabestro:

  • Frontalera: Es la tira que recorre la frente del caballo y sujeta todo el ronzal.
  • Ahogadero: Está atado a la altura de la quijada del caballo. Se debe poder pasar una mano entre el ahogadero y la quijada para comprobar que esté bien colocada.
  • Muserola: Esta cinta rodea la cabeza por encima de la nariz del animal. No es necesario que esté, pero sí es recomendable. No debe ajustarse demasiado, ya que puede generar lesiones y afectar la respiración del caballo.
  • Carrilleras: Son las tiras que caen por los costados de la cara del animal. Sujetan la muserola (cuando está) y el freno.
  • Testera: Es la tira que rodea la cabeza del caballo por detrás de las orejas. Debes comprobar que la testera no esté rozando o haciendo presión en la parte posterior de las orejas.
  • Riendas: Cintas largas que conectan la muserola o el bocado hasta la mano del jinete para dirigir al animal.
  • Bocado y/o filete: Está en la mayoría de las cabezadas para montar. Es un elemento que se introduce dentro de la boca del caballo para dirigirlo y frenarlo.

¿Cómo colocar correctamente un cabestro?

Una vez seleccionado el ronzal ideal, debemos ajustarlo a nuestro caballo. En primer lugar, tenemos que posicionar las riendas sobre su cuello. Sosteniendo la cabezada por la testera y entre las orejas, le ofrecemos el filete en los labios. Luego, con mucho cuidado, debemos colocar la testera sobre la nuca. Hay que comprobar que esta última no esté ejerciendo demasiada presión en la parte posterior de las orejas.

Chequeado esto, pasamos a tensar, ajustar las correas y atar las hebillas. En caso de que haya bocado, deberá ser fijado con correa. Entre el ahogadero y la cabeza, deberíamos poder pasar nuestra mano. Entre la muserola y la mandíbula, deben caber entre dos o tres dedos.

Nos daremos cuenta si el filete está bien colocado, porque deben formarse uno o dos pliegues en los labios del animal. Da la sensación de que está sonriendo. Puedes comprobar si la cabezada está bien colocada, fijándote si el caballo sacude la cabeza al ser montado.

¿Cabestro con bocado o sin bocado?

Recomendamos que, si eres principiante en el tema, siempre utilices bridas con bocado. ¿Por qué? Porque te ayudará a dirigir mucho mejor a tu caballo. Por lo general, estas piezas son de hierro y/o acero y van en el interior de la boca del animal.

Debes tener en cuenta las dimensiones de la boca, para encontrar un bocado que sea apto para tu compañero. Si está muy ajustado, puede ocasionar lesiones en la dentadura e incomodidad constante. Ten en cuenta que tanto la boca como la mandíbula deben encontrarse relajadas para que acepte morderlo.

Criterios de compra

Al seleccionar el cabestro ideal para tu caballo, debes tener en cuenta una serie de criterios. Estos te ayudarán a tomar la decisión correcta, favoreciendo tanto tu comodidad como la de tu compañero.

Material

El material a tener en cuenta a la hora de elegir tus bridas puede variar en cuanto a tus gustos personales. En esta tabla, te dejamos dos de las sugerencias más comunes en el mercado:

Cuero Nylon
Aspecto más elegante, apto para competiciones o exhibiciones No apto para competencias
Mayor duración Menor duración
Más difícil de maniobrar Más fácil de maniobrar, debido a que es un material más blando
Bastante más caras Más económicas
Requiere de mayor mantenimiento Fácil de mantener
Más cómodo para el caballo, otorgando mayor ajuste Mayores posibilidades de que el caballo se suelte

Ajuste

En primer lugar, debes tener en cuenta que no todos los ronzales son aptos para tu caballo. Como mencionamos previamente, debes evaluar cuáles son tus objetivos. El cabestro debe ser elegido dependiendo de los huesos de la nariz, mandíbula y lengua.

Al colocarlo, se debe hacer la menor presión sobre las fosas nasales y mejillas del animal. De esta forma, se garantiza la correcta llegada de aire, evitando bloqueos en la respiración. Cualquier presión excesiva puede causar lesiones o comportamientos que podrían poner en riesgo al jinete.

Talla

La talla de un ronzal puede ser variable. En algunos casos, hay que tener en cuenta primordialmente la raza del animal y su tamaño. Por lo general, aunque no es una regla fija, las tallas varían entre las siguientes categorías:

  • FOAL (potro): Cabeza muy pequeña.
  • COB (caballo árabe): Cabeza pequeña y muy fina.
  • FULL (standard): Cabeza tipo árabe, PSI, anglo árabe, centroeuropeos de cabeza fina.
  • XL (extra grande): Silla francés, hannoverianos y todas las líneas de centroeuropeos de cabeza ancha.

Es conveniente comprobar que el tamaño del cabestro es el correcto a través de la frontalera. De modo que, si no podemos introducir dos dedos en esta, es porque la cabezada es pequeña. Así, nuestro caballo se mostrará incómodo. Recuerda que si bien el tamaño full es el standard, no siempre es el adecuado para tu compañero.

Grosor

La selección del grosor y ancho de las partes que componen la cabezada es una decisión personal. Sin embargo, se recomienda que se base en la conformación de la cabeza del caballo. Una cabeza fina, tipo árabe o anglo árabe, se verá mejor con un material fino de 20 mm.

Por otro lado, una cabeza de caballo centroeuropeo, tipo hannoveriano, lucirá mejor con un material más grueso, de unos 30 mm.

caballos con cabestro

El grosor de la cabezada es fundamental para la comodidad de tu caballo. (Fuente: Andrew McKinney/ 4204391/ pexels.com)

Resumen

Como mostramos en este artículo, la variedad de cabestros es muy amplia. Deberás tener en cuenta, principalmente, cuáles son tus necesidades y las de tu caballo. ¿Solo quieres una cabezada para pasear o eres alguien más profesional? Recuerda que elegir materiales más livianos y baratos puede poner en riesgo tanto tu salud como la del animal.

Las cabezadas de cuero son las más aptas para equitación y las de nylon pueden ser útiles para actividades más básicas. No ajustes demasiado las bridas, ya que puedes lastimar a tu caballo. Si eres principiante en el mundo hípico, infórmate en profundidad antes.

Garantizar la seguridad, tanto de tu caballo como la tuya, debe ser la prioridad ante todo. Lo último que querrás es que tu cabestro se suelte y tengas un animal descontrolado causando problemas.

(Fuente de la imagen destacada: Eleonora Vatel: 131058249/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones