Cachimba

Nuestro método

Products

25Productos analizados
Hours

21Horas invertidas
Studies

8Artículos evaluados
Comments

71Comentarios recaudados

Shisha, hookah, pipa de agua o narguile son otras denominaciones con las que se conoce a las cachimbas. Las primeras datan de principios del siglo XVII, de Persia y la India, cuando los europeos introdujeron en aquellos territorios las primeras plantas de tabaco. Hoy en día, las cachimbas se han hecho muy populares entre los jóvenes como instrumento socializador.

Aunque últimamente han proliferado los bares donde es posible fumar en cachimba, no es el único sitio donde hacerlo. Sentarse en casa o en un parque con los amigos alrededor de una shisha no es más que una excusa para compartir un buen rato. De ahí que la cachimba se haya convertido en uno de los artículos para fumadores más vendidos por Internet.



Lo más importante

  • En los últimos años, las cachimbas se han convertido en uno de los utensilios para fumadores más vendidos. Ello es debido a que su utilidad va más allá del simple acto de fumar tabaco: es la excusa perfecta para compartir un buen rato con los amigos. Existen muchos tipos de shishas: sirias, turcas, egipcias o modernas, entre otras.
  • Fumar en narguile no es nada complicado, pero requiere seguir estrictamente una serie de pasos. Estos aparatos ofrecen ciertas ventajas frente a fumar cigarrillos, como por ejemplo que no manchan los dientes ni dejan olor en la ropa. Es fácil encontrar una cachimba con una buena relación calidad-precio, aunque hay marcas que sobresalen del resto por méritos propios.
  • Para elegir una pipa de agua adecuada deberemos tener en cuenta, en primer lugar, si somos principiantes. Este criterio influye, asimismo, en el tamaño y el diseño del narguile. También tendremos que comprobar cuántas mangueras es posible enchufar y los accesorios que incluya el narguile, como las pinzas para el carbón.

Las mejores cachimbas: nuestras recomendaciones

Los riesgos inherentes al consumo del tabaco han desplazado al tradicional cigarrillo por otras formas de fumar, como el vapeo o las cachimbas. De ahí que muchos jóvenes hayan hecho de este bonito artilugio el centro de sus fiestas y encuentros. A continuación, una selección de las cachimbas mejor valoradas.

La mejor cachimba de iniciación

Este kit contiene todo lo que puedes necesitar para iniciarte en el mundo de las cachimbas. Incluye el narguile, la cazoleta, manguera de 1,5 metros y unas pinzas para carbón. Con un altura total de casi 32,5 cm, esta hookah cuenta con depósito de agua de cristal mate disponible en varios colores.

A pesar de su precio, esta cachimba cuenta con buenos acabados y produce una buena cantidad de vapor. No incluye el carbón ni el tabaco.

La cachimba mejor valorada por los compradores online

Con un diseño poco convencional, esta cachimba fabricada en metacrilato incluye también el hornillo, un paquete de un kilo de carbón, pinzas y una bolsa de cien boquillas. Este modelo tiene aproximadamente 45 cm de altura y unos 30 de anchura.

Dispone de solo una salida, no es posible adaptar otra manguera. Su hornillo tiene una potencia de 600 W, pero con clavija americana, por lo que deberás adquirir un adaptador.

La cachimba con mejor relación calidad-precio

Esta cachimba de estilo tradicional de 55 cm de altura dispone de dos salidas y recipiente de agua de cristal. Incluye dos mangueras, pinzas y los accesorios necesarios para comenzar a fumar.

Aparte de ser muy decorativa, este shisha tira muy bien y produce bastante humo. También está disponible en colores rojo y azul. Como únicos defectos cabría señalar que tiene un plato de cenizas algo pequeño y que es difícil ver el nivel de agua restante.

La mejor cachimba de viaje

Con apenas 15 cm de altura, esta cachimba de cristal es ideal para llevar en tus viajes. Tiene el mástil de acero inoxidable, manguera de silicona lavable de 1,5 metros de longitud y plato para la ceniza. Incluye una práctica bolsa de transporte, pero no la cazoleta, que habría que adquirir aparte.

A pesar de su reducido tamaño, este narguile tira muy bien, incluso si fuman dos personas a la vez.

La mejor cachimba con luces LED

Esta cachimba con luces LED es ideal para sorprender a los amigos. Tiene 33 cm de altura y está fabricada en metal y metacrilato, con el tazón de silicona. Incluye una manguera y un útil control remoto para controlar las bombillas LED.

El único aspecto negativo de esta shisha es que el recipiente de agua no es fácil de limpiar. Por lo demás, estamos ante una cachimba de gran calidad a la par que muy decorativa.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cachimbas

Las cachimbas son objetos tremendamente populares. Incluso personas que no suelen fumar tabaco encuentran en ellas la excusa perfecta para compartir un buen rato con los amigos. A continuación, intentaremos despejar algunas cuestiones relativas a este popular utensilio que quizás te hayas planteado alguna vez.

En los últimos años, las cachimbas se han convertido en uno de los utensilios para fumadores más vendidos. (Fuente: Peggy y Marco Lachmann-Anke : 4749223/ Pixabay.com)

¿Cuáles son las partes de una cachimba?

Toda cachimba, independientemente del tipo que sea, tiene una serie de partes o componentes bien diferenciados.

  • Cazoleta. Recipiente cóncavo en el cual se coloca el tabaco y el carbón. Se sitúa en la parte superior de la cachimba y normalmente está hecho de cerámica o de algún otro material resistente al calor. En el fondo presenta una serie de agujeros por los que pasa el aire al fumar.
  • Cenicero. Platillo metálico o de algún otro material resistente al calor que se coloca bajo la cazoleta. Sirve para recoger las cenizas o colocar los carbones mientras los movemos.
  • Base. Recipiente, normalmente de vidrio o cerámica, que se llena de agua u otros líquidos.
  • Mástil o cuerpo. Es el conducto que une la cazoleta con la base y donde se conectan las mangueras para fumar. Normalmente, está fabricado de acero inoxidable.
  • Válvula de aire. Situada en el mástil, se encarga de dar salida a un eventual exceso de humo.
  • Manguera. Suelen ser de silicona, pues es un material muy seguro, duradero y de fácil limpieza. También existen mangueras desechables de un solo uso.

¿Cómo se fuma en una cachimba?

Antes de disfrutar del fragante aroma de una cachimba debemos prepararla adecuadamente. No es algo demasiado complicado, pero hay que hacerlo bien para sacarle todo el partido.

  • Limpia el aparato. Antes de usar tu narguile deberás limpiarlo bien. Utiliza agua fría o templada y un poco de jabón para no dañar el utensilio. No mojes la manguera, pues podrías estropearla.
  • Llénalo de agua. Tras lavar y secar la hookah llena el recipiente de agua. Llénalo hasta que el tubo esté sumergido unos 2,5 cm. Hay personas que utilizan otros líquidos en lugar de agua, como bebidas alcohólicas o zumos naturales. Comprueba que el nivel de agua no llega a la manguera.
  • Monta el narguile. Ajusta el poste de la cachimba al recipiente de agua y coloca las mangueras. Enchufa todas las mangueras incluso aunque vayas a fumar tú solo. Asegúrate de que las distintas partes de la cachimba están colocadas firmemente con arandelas de goma para asegurar la estanqueidad.
  • Coloca el tabaco. Echa un poco de tabaco en la cacerola, de modo que no se obstruyan sus agujeros. Si utilizas demasiada shisha te resultará más difícil fumar. El tabaco debe quedar suelto, sin apelmazar.
  • Tapa con papel de aluminio. Si la cachimba no dispone de un tamiz, deberás colocar un trozo de papel de aluminio agujereado sobre la cazoleta. Debes tener cuidado que el papel de aluminio no toque el tabaco.
  • Enciende el carbón. Enciende un par de trozos de carbón especiales para cachimbas. Una vez encendidos, colócalos sobre el papel de aluminio y espera unos minutos.
  • Comienza a fumar. Inspira suavemente con la manguera. Si aspiras muy fuerte el tabaco se recalentará demasiado y tendrá un regusto a quemado. Lo ideal cuando estás empezando es dejar al menos un minuto entre inhalaciones.

Fumar en narguile no es nada complicado, pero requiere seguir estrictamente una serie de pasos. (Fuente: Artem Beliaikin: 1689878/ Pexels.com)

¿Cuántos tipos de cachimbas existen?

Según el número de mangueras que se le pueden acoplar, existen cachimbas de una, dos o cuatro mangueras. Las pipas de agua también se clasifican en tradicionales y modernas. Las primeras son modelos inspirados en las antiguas shishas de India y Persia.

Normalmente, están fabricadas en latón o níquel de forma artesanal y suelen ser de tamaño medio o grande.

Las cachimbas modernas, en cambio, suelen ser de cristal o metacrilato. Son utensilios con diseños atrevidos e innovadores y, a diferencia de las más tradicionales, existen modelos de viaje de tamaño reducido. Mientras que la unión del mástil y la base de las cachimbas tradicionales es a presión, en las modernas es a rosca.

Existe otra clasificación que divide las cachimbas según su lugar de origen. Las egipcias son las shishas más tradicionales y se caracterizan porque solo se les puede acoplar una manguera. Las sirias son modelos estilizados, a diferencia de las turcas, que son aparatos bastante grandes y ornamentados.

¿Cómo es el tabaco de cachimba?

Para fumar en cachimba no podemos utilizar cualquier tabaco de liar. También denominado shisha, el tabaco para narguiles contiene, además, un saborizante. Entre los más comunes está el chocolate, la vainilla o el regaliz, entre muchos otros. La shisha es, esencialmente, hojas de tabaco mezcladas con un producto apelmazante, como melaza de caña de azúcar.

Cuanta más melaza contenga el tabaco de shisha más tiempo durará la sesión. Existen otros productos para fumar en pipa de agua que no contienen tabaco y, por tanto, no llevan nicotina. Se trata de piedras, granos o gelatinas derivados de la caña de azúcar y de otras sustancias que se fuman igual que el tabaco.

Las cachimbas son objetos tremendamente populares. Incluso personas que no suelen fumar tabaco encuentran en ellas la excusa perfecta para compartir un buen rato con los amigos. (Fuente: Dean Moriarty: 1435681/ Pixabay.com)

¿Qué tipo de carbón se utiliza para encender la cachimba?

Básicamente, existen dos tipos de carbón de cachimba: el natural y el de autoencendido. El natural —el más usado hoy en día— procede del bambú y de las fibras de coco. Son los carbones con mejor rendimiento calórico, ya que su combustión es excelente. Puede durar hasta una hora si se sabe encender bien y apenas deja sabor.

Los carbones naturales se comercializan en paquetes que contienen pequeños cubos de unos 2,5 cm de lado.

Para encenderlos es preciso utilizar hornillos eléctricos o de gas, no vale un simple encendedor. Este tipo de carbón no suele ser caro. Un kilo de cubos de carbón natural para pipas de agua puede rondar los cinco euros.

Los carbones de autoencendido duran menos que los naturales, media hora como máximo. Son carbones a los que se les ha añadido en el proceso de fabricación productos químicos que favorecen el encendido. De ahí que se puedan encender con un simple mechero y no necesitemos hornillo. Tienen la forma de pastillas circulares de unos 4 cm de diámetro.

¿Qué ventajas tiene fumar en cachimba?

La moda actual de fumar en cachimba no responde solo a un capricho, sino a una serie de ventajas frente al cigarrillo tradicional que enumeramos a continuación.

  • Sin restricciones. Se puede fumar en cachimba en los lugares públicos, no existen restricciones de uso a los mayores de 18 años.
  • Rápida disipación. El humo de las cachimbas se disipa rápidamente y molesta menos a las personas no fumadoras que se puedan encontrar cerca que el de un cigarrillo.
  • Coste. Una buena cachimba no requiere una gran inversión. Además, conseguir tabaco y carbón de buena calidad no es demasiado caro.
  • Menos olores. A diferencia del tabaco tradicional, el humo de la cachimba no deja la ropa o el pelo impregnado de malos olores.
  • Menos manchas dentales. Fumar en cigarrillo muy frecuentemente suele manchar los dientes. Con una cachimba eso no ocurrirá, pues el humo no pasa a través de la dentadura.
  • Favorece las relaciones sociales. Compartir una cachimba favorece el relacionarnos con otras personas. El ambiente de relajación que propicia fumar en un narguile es ideal para alejarnos del estrés cotidiano.

Las cachimbas de diseño más tradicional son las más habituales y las más asequibles, aunque hay modelos artesanales que pueden llegar a costar varios cientos de euros. (Fuente: Sadykov: 1150431/ Pixabay.com)

¿Cuáles son las mejores marcas de cachimbas?

Las mejores cachimbas son las fabricadas artesanalmente. No obstante, hay marcas comerciales que han logrado cierto renombre gracias a la calidad y belleza de sus pipas de agua. Estas son algunas de ellas.

  • Khalil Mamoon. De origen egipcio, estos narguiles se fabrican completamente a mano con latón, cobre y acero inoxidable. Suelen ser de gran tamaño, por lo que están pensados para no moverlos mucho. Disponen de solo una manguera, así que deberás utilizar boquillas higiénicas si deseas compartir esta cachimba con los amigos.
  • Starbuzz. Fabricante estadounidense de gran prestigio. Se caracteriza por su amplio catálogo y por sus modelos de variadas formas y colores.
  • Oduman. Este fabricante turco de shishas es uno de los más apreciados por los fumadores. La mayoría de sus modelos tienen diseños muy innovadores y están fabricados en acero inoxidable y cristal. Algunos también incorporan luces LED.
  • Kaya Shishas. Son cachimbas de fabricación germana, con cuatro salidas para mangueras. Tienen diseños modernos, con colores fluorescentes y bases con formas atrevidas.
  • Wookah. Esta marca polaca se distingue del resto por sus inimitables cachimbas de madera.

Criterios de compra

La gran popularidad que han adquirido las cachimbas ha hecho que haya una abundante oferta de modelos diferentes. Saber escoger una buena shisha es esencial para disfrutar plenamente de la experiencia. A continuación, te ofrecemos una sencilla guía de compra para que aciertes plenamente en tu elección.

Tamaño

Existe una enorme variedad de tipos y tamaños de cachimbas. Desde las más pequeñas, pensadas para llevarlas a cualquier lado, a enormes modelos tradicionales que pueden alcanzar el metro de altura. Si vas a fumar con amigos, lo mejor es decantarnos por un modelo de tamaño medio que podamos mover fácilmente, de entre 30 y 50 cm de altura.

Si vas a fumar normalmente en solitario, lo aconsejable es adquirir una cachimba grande, de entre 70 y 90 cm de altura. Suelen ser objetos muy decorativos, pensados para no moverlos demasiado, ya que se pueden dañar con facilidad. Ten en cuenta que el tamaño de la cachimba incide directamente en la duración de la sesión.

Antes de disfrutar del fragante aroma de una cachimba debemos prepararla adecuadamente.
(Fuente: Mürling: 625617/ Pixabay.com)

Diseño

Las cachimbas de diseño más tradicional son las más habituales y las más asequibles, aunque hay modelos artesanales que pueden llegar a costar varios cientos de euros. No obstante, si te va lo moderno, hay shishas de cristal y acero inoxidable con diseños innovadores que ofrecen resultados incluso superiores al de una cachimba tradicional.

Calidad-precio

El diseño y la calidad de los materiales influye de forma muy importante en el precio de la cachimba. Si nos dejamos tentar por un modelo demasiado económico corremos el riesgo de que los materiales de la shisha se resientan con el uso. Los modelos baratos suelen combinar plástico y bases de cristal de baja calidad, que se rompen a la primera de cambio.

Una de las partes de la cachimba que más acusa la falta de calidad es la cazoleta, pues tiende a estropearse con el calor. Los modelos más baratos ni siquiera la incluyen, por lo que tendrás que comprarla aparte. Las mejores son las de silicona, pues no se rajan con el calor ni se rompen si se caen accidentalmente al suelo.

Estabilidad

Es muy importante que la cachimba sea estable. Algunas tienden a inclinarse ligeramente por el propio peso de sus diferentes partes. También pueden perder su estabilidad por el propio movimiento de las mangueras al fumar. En ocasiones, es preferible decantarse por un modelo estable y seguro que por una cachimba con un diseño moderno que se nos pueda caer fácilmente.

Mangueras

Las mejores mangueras se fabrican con silicona, un material seguro, duradero y fácil de limpiar. No obstante, hay cachimbas que incluyen mangueras fabricadas con tela y cuero. Este tipo de mangueras son estéticamente muy llamativas, pero no son en absoluto recomendables para fumar con ellas, pues no se pueden lavar.

El número de mangueras también influirá en el precio de la cachimba. Si vas a fumar normalmente con amigos, te recomendamos un modelo que permita enchufar dos o cuatro mangueras. En el mercado también existen válvulas que permiten acoplar mangueras adicionales. Si vas a fumar solo con una manguera te bastará.

Accesorios

Como ya te hemos advertido más arriba, hay cachimbas que no incluyen elementos tan importantes como la cazoleta o unas pinzas para el carbón. Asegúrate de que el modelo que eliges las incluye. También es buena idea adquirir boquillas desechables, pues son más higiénicas que las que suelen traer las shishas.

Otro elemento clave para disfrutar de tu cachimba es el hornillo eléctrico. El carbón natural ofrece mejores resultados que las pastillas de autoencendido. Sin embargo, las primeras solo es posible encenderlas con un hornillo eléctrico o a gas, no se puede utilizar un mechero. El carbón de autoencendido arde más fácilmente, pero ofrece peores resultados que el natural.

Resumen

Aunque su verdadero origen se pierde en las brumas de la historia, se cree que las primeras cachimbas de tabaco aparecieron en la India y Persia a principios del siglo XVII. En aquella época, fumar en este tipo de utensilios era símbolo de estatus social. Hoy en día, se han convertido en uno de los artículos para fumadores más populares.

Usadas con responsabilidad, las cachimbas pueden ser un excelente modo de disfrutar de los fragantes aromas de la shisha o tabaco para hookah. Nos ayudan a relajarnos e invitan, si fumamos en compañía, a reforzar nuestros lazos sociales. Su utilización es sencilla, pero requiere seguir ciertos pasos que ya se han convertido en casi un ritual en sí mismos.

¿Te ha resultado útil nuestro artículo? Si es así, ayúdanos a difundirlo compartiéndolo en tus redes sociales. Y si deseas aportar algo, puedes hacerlo en nuestra sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Корчагин: 90504238/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.