destacada
Última actualización: 12/08/2020

Nuestro método

11Productos analizados

8Horas invertidas

20Artículos evaluados

43Opiniones de usuarios

En los últimos años, las cajas de luz para fotografiar productos se han popularizado tanto entre los fotógrafos profesionales como entre los fotógrafos aficionados. La principal razón de ello es que permiten mejorar considerablemente el resultado final de las fotografías con una baja inversión. Esto, en última instancia, acaba redundando en que la imagen del producto resulte más atractiva.

El importante crecimiento que está experimentando el comercio electrónico, está provocando que cada vez más empresas, tiendas e incluso particulares necesiten fotografiar los artículos que venden a través de Internet. Así, a la larga, les acaba conviniendo invertir en una caja de luz para que sus fotografías resulten más profesionales.




Lo más importante

  • Las cajas de luz se utilizan principalmente para fotografía de productos, si bien también se pueden usar para fotografía artística.
  • Entre las muchas ventajas que ofrecen las cajas de luz, destacan que son plegables, fácilmente transportables, económicas y, sobre todo, que permiten obtener resultados profesionales incluso fotografiando con un smartphone.
  • Los criterios de compra que más te pueden ayudar a elegir una caja de luz son las dimensiones de la caja, su facilidad de transporte, los fondos que traen las ventanas con las que cuenta y su sistema de iluminación.

Las mejores cajas de luz del mercado: nuestras recomendaciones

Antes de empezar con la guía de compra, tal vez te interese consultar la selección que hemos preparado con cinco de las mejores cajas de luz disponibles en el mercado. Son las siguientes:

La caja de luz con mejor relación calidad-precio

Neewer es, sin duda, uno de los grandes referentes dentro del ámbito de los accesorios para la fotografía profesional de estudio. Por eso, si buscas una caja de estudio de calidad y con un precio realmente ajustado, esta es quizás la mejor opción. Además, está disponibles en diferentes tamaños: 40, 50 y 60 cm, entre otros.

Ofrece diferentes formas de apertura y cierre para que puedas elegir desde dónde tomar las fotografías. Viene con un sistema de iluminación ajustable de 26.000 lúmenes y 5.000 K (kelvin). Además, trae cuatro fondos: negro, blanco, gris y naranja. Es muy fácil de montar y transportar.

La caja de luz más versátil

No products found.

Caja de luz de Amzdeal realmente versátil, fácil de montar y de transportar. Una auténtica todoterreno pensada para adaptarse a una gran variedad de situaciones. Dadas sus dimensiones de 60 x 60 x 60 cm, permite fotografiar productos pequeños y de tamaño medio. Además, como es plegable y los bordes se aseguran con velcro, se monta y desmonta en un minuto.

Dispone de tres ventanas, viene con iluminación LED de 5.000 lúmenes y con cuatro fondos de color (negro, blanco, azul y naranja).

La caja de luz más barata

El softbox de Orthland es la mejor opción si buscas una caja de luz muy económica para uso ocasional y no necesitas unas prestaciones profesionales. Dadas sus reducidas dimensiones, 23 x 24 x 25 cm, se trata de un modelo pensado para fotografiar productos de pequeño tamaño.

Gracias a su diseño plegable es muy fácil de montar, desmontar y transportar. Viene con un sistema de iluminación LED de 550 lúmenes y una temperatura de color de entre 6.000 K y 6.500 K. Además, trae dos fondos, uno negro y otro blanco.

El mejor estudio de fotografía

El Foto Estudio HPB-80D de Havox está pensado para satisfacer a los más exigentes. Se trata de una caja de luz de gran tamaño 80 x 80 x 80 cm, pensada más bien para permanecer fija en una ubicación o para montarla y desmontarla de forma muy puntual.

Viene con un sistema de iluminación LED regulable de 13.000 lúmenes con una temperatura de color de 5.500 K. Cuenta con varias aperturas en la parte frontal y en la parte superior. Incluye tres fondos diferentes.

La mejor caja de luz para fotografiar productos pequeños

Una caja de luz ideal para productos pequeños, especialmente para fotografía artística y para productos gastronómicos. Es muy fácil de transportar, de montar y de desmontar. Cuenta con una ventana en la parte superior para fotografía cenital.

Viene con dos barras de luz LED con 2.200 lúmenes con una temperatura de color de 5.500 K, si bien permite ajustar el brillo entre un 10 % y un 100 %. Incluye cuatro fondos: negro, blanco, azul y gris.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cajas de luz

Si estás barajando comprar una caja de luz, es posible que aún no tengas muy claras algunas cuestiones sobre sus funciones, sus ventajas y sus características. No te preocupes, te hemos preparado esta sección para que puedas resolverlas y así puedas afrontar el proceso de compra con más confianza.

Las cajas de luz se utilizan principalmente para fotografía de productos, si bien también se pueden usar para fotografía artística. (Fuente: Amikishiyev: 93476520/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente las cajas de luz y para qué sirven?

Las cajas de luz son accesorios generalmente plegables y portátiles con forma de cubo, y normalmente con un sistema iluminación integrado en sus paredes. Se utilizan habitualmente para fotografía publicitaria de diferentes tipos de productos, ya que permiten trabajar con un entorno totalmente controlado.

¿Cuáles son las ventajas de las cajas de luz?

Las cajas de luz suponen un entorno de trabajo muy controlado, y son muy fáciles de montar y desmontar. Así, ofrecen una gran cantidad de ventajas. Las más importantes son las siguientes:

  • Te permiten lograr mejores resultados en tus fotografías.
  • Su precio es bastante económico.
  • En general, son muy fácilmente transportables, ya que son muy ligeras.
  • Permiten variar los fondos de forma fácil.
  • Son plegables, por lo que se pueden guardar en prácticamente cualquier lugar, ya que no ocupan mucho espacio.
Ruben GabelliFotógrafo y formador en fotografía

"La ventaja de las cajas de luz es que son muy transportables y muy ligeras".

¿Para quién es recomendable comprar una caja de luz?

Las cajas blancas son ideales para fotografiar productos. Así, te puede interesar hacerte con una si tienes tu propia tienda de venta en línea y quieres fotografiar por ti mismo los artículos que vendes. Por supuesto, también si te dedicas a la fotografía y quieres orientarte al sector de la fotografía comercial de productos.

Hoy en día, todo nos entra por la vista, de ahí la importancia de las cajas de luz. Una foto bien iluminada y de alta calidad va a permitir que tus clientes aprecien mucho mejor los detalles de los productos que comercializas. Así, les vas a facilitar mucho la tarea de elegir uno de tus productos, por lo que tus ventas y por tanto también tus beneficios, aumentarán.

¿Qué aplicaciones tienen las cajas de luz?

Como ya hemos ido viendo, las cajas de luz se utilizan a menudo para fotografiar productos y objetos de pequeño tamaño. Así, tienen aplicaciones en una gran variedad de campos. Algunos de los más habituales son:

  • Gastronomía: para fotografiar alimentos.
  • Artículos de joyería.
  • Fotografía de objetos decorativos.
  • Zapatos.
  • Gafas de sol y gafas graduadas.
  • Relojes.
  • Artículos de regalo.

En definitiva, todo lo que te permita tu imaginación y quepa en la caja de luz que tengas.

Entre las muchas ventajas que ofrecen las cajas de luz, destacan que son plegables, fácilmente transportables, económicas y, sobre todo, que permiten obtener resultados profesionales.. (Fuente: Tolipov: 129375561/ 123rf.com)

¿Qué más necesitas para hacer fotografías de productos?

Además de la caja de luz, para hacer fotografía de producto necesitas los siguientes elementos:

  • Una cámara fotográfica o, en su defecto, si tu presupuesto es un tanto ajustado, un teléfono móvil con una buena cámara.
  • Un trípode para enfocar bien y tener una buena estabilidad y lograr así una fotografía perfectamente nítida.
  • Iluminación. La caja de luz te permite tener una luz controlada. Muchas de ellas vienen con su propia iluminación, a la cual puedes añadir algunas lámparas o focos en el caso de que lo necesites. O si lo prefieres puedes recurrir a la iluminación natural.
  • Un buen programa de edición fotográfica, como Photoshop.

¿Cómo puedes realizar correctamente fotografías de producto con una caja de luz?

Para terminar con esta sección, vamos a darte algunas pequeñas indicaciones para que puedas trabajar con una caja de luz y realizar fotografías de calidad con ella. Por supuesto, no vamos a profundizar mucho.

  • Cuida especialmente la iluminación.
  • Para tus primeros pasos, es recomendable que empieces con un formato neutro: negro o blanco.
  • Utiliza un trípode y, si puedes, también un disparador remoto.
  • Dispara en formato RAW.
  • Por supuesto, selecciona el modo manual de la cámara.
  • Utiliza un ISO lo más bajo posible.
  • Si quieres un objeto cerrado, utiliza un diafragma cerrado, como puede ser un f/22.
foco

Existen modelos de cajas de luz con base giratoria, lo que facilita fotografiar los productos desde diferentes perfiles.

Criterios de compra

Contar con los criterios de compra adecuados te va a permitir elegir una caja de luz que se adapte a tus necesidades. Ten en cuenta que existe una gran variedad de modelos y que no todos ofrecen las mismas prestaciones. En REVIEWBOX, hemos utilizado los siguientes para elaborar nuestra guía de compras.

Dimensiones de la caja de luz y de los objetos que vas a fotografiar

Actualmente, puedes encontrar cajas de luz de distintos tamaños. Según el tamaño de los objetos que vayas a fotografiar te va a convenir una de un tamaño u otro. Eso sí, ten en cuenta que cuanto más grande más difícil va a ser transportarla. Las más pequeñas y, por tanto, más económicas, están en torno a los 20 x 20 x 20 cm.

Para objetos pequeños, como relojes, teléfonos móviles, zapatos o platos de comida, tienes más que suficiente con una de 40 x 40 x 40 cm. Si vas a fotografiar productos de tamaño medio, entonces te conviene más una de 60 x 60 x 60 cm. A partir de 80 x 80 x 80 cm, ya podemos considerar que se trata de una caja de luz grande. También te conviene saber su tamaño plegado.

Las cajas blancas son ideales para fotografiar productos. (Fuente: Chris: 5982346888/ Flickr.com)

Facilidad de transporte y de uso

Tanto si la vas a dejar fija en tu estudio como si piensas moverla entre diferentes ubicaciones es importante que sea fácil de montar y desmontar. Además, en este último caso, te interesa que sea ligera y muy plegable para poder llevarla en una mochila o incluso en una bolsa de fotografía. Una buena opción son los modelos que aseguran las paredes de la caja con velcro.

Fondos y ventanas

La mayoría de los modelos de cajas blancas vienen con varios fondos. Como mínimo debería traer uno blanco y uno negro. Si bien, quizá te convenga que incluya alguno más, como el verde, que es el más habitual para trabajos de superposición de fondos. A fin de cuentas, una de las grandes ventajas de las cajas de luz es que te permiten cambiar el fondo fácilmente.

Si la caja de luz cuenta con diferentes ventanas, te va a permitir tomar fotos desde diferentes perspectivas. Especialmente, te puede interesar que disponga de una ventana en la parte superior para tomar fotografías cenitales. Además, son muy prácticas las que vienen con una base giratoria.

foco

La luz ajustable te permite tener más control del tono y de la claridad de las fotografías. Además, así podrás evitar posibles lesiones oculares.

Iluminación

A la hora de considerar la iluminación tienes que tener en cuenta sobre todo las siguientes cuestiones.

  • La intensidad luminosa que se mide en lúmenes (Lx) y que es conveniente que sea regulable.
  • La temperatura de color que se mide en grados Kelvin (K). A modo de referencia, la temperatura de color de la luz del sol es de 5.600 K.

En cualquier caso, si la iluminación de la propia caja no es suficiente, siempre puedes complementarla con alguna lámpara o foco de estudio.

Resumen

Las cajas de luz vienen a ser pequeños estudios fotográficos pensados para fotografiar productos u objetos de pequeño tamaño. Son ideales tanto para profesionales como para semiprofesionales y aficionados. De hecho, permiten conseguir buenos resultados incluso fotografiando con un teléfono móvil que cuente con una buena cámara.

Además, en la actualidad, existe una gran variedad de modelos a precios verdaderamente económicos. En cualquier caso, para elegir la adecuada, te conviene tener en cuenta algunos criterios de compra. Los más importantes son el tamaño de la caja, su sistema de iluminación, y la facilidad de montaje y transporte.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Thipsorn: 78971648/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?