Última actualización: 10/08/2022

Los calefactores eléctricos se utilizan a menudo como dispositivos de calefacción suplementarios para zonas en las que no quieres utilizar sistemas de calefacción central.
El calentador eléctrico ahorra energía y protege el medio ambiente. Tiene las ventajas del bajo coste, la alta eficiencia, el pequeño tamaño, el peso ligero y la facilidad de instalación.




Los mejores calefactores eléctricos del mercado: nuestras recomendaciones

El calentador perfecto para el invierno

Este calefactor te ayudará en las frías noches de invierno gracias a sus dos ajustes de calor, que te permitirán lograr la temperatura deseada.
Además, no deberás preocuparte por el sobrecalentamiento, ya que cuenta con una protección a las altas temperaturas, para mayor seguridad.

Este calefactor ofrece dos ajustes de calor y la una protección contra el sobrecalentamiento para que puedas calentar los ambientes sin preocuparte por la seguridad.

Calentador de 2000 W con ventilador de aire frío y asa

Este calefactor es potente y silencioso, cuenta con dos posiciones y, además se puede ajustar su potencia. Tiene una función de silencio que te permite reducir el nivel de ruido.
Además, cuenta con una función de ventilador de aire frío que te permite refrescar las habitaciones. Cuenta con un asa que simplifica el traslado entre habitaciones.

Este calentador es de gran potencia y, además, ofrece una reducción de ruido gracias a su función Silence. También podrás usarlo para refrescar ambientes con su función ventilador de aire frío.

Orbegozo calefactor eléctrico

Este moderno dispositivo te será útil todo el año, ya que cuenta con funciones de frío y calor. Además, llegará instantáneamente a la temperatura deseada y se apagará automáticamente, ayudando a reducir el consumo de energía.
Lo podrás trasladar fácilmente, puesto que su diseño es compacto y, además, su sistema de seguridad contra el sobrecalentamiento te dará tranquilidad.

Este aparato es muy útil todo el año, tanto sea para calefaccionar o enfriar ambientes.

Convector Orbegozo: Mantenga su casa caliente todo el invierno

Este convector posee tres niveles de potencia para que logres la temperatura adecuada a tu gusto y, además, estarás seguro, ya que el fusible de seguridad evitará el sobrecalentamiento.
Posee asas, lo que lo hace de fácil traslado y por su tamaño compacto, lo podrás guardar fácilmente cuando no lo usas.

Con este compacto calefactor podrás lograr la temperatura ideal en invierno y, además, no será un problema a la hora de guardarlo.

Calentador de cerámica - Perfecto para habitaciones pequeñas y medianas

Este calentador cerámico te será muy útil para habitaciones pequeñas y medianas porque a través de su termostato, podrás controlar la temperatura y así lograr un nivel óptimo de calor.
Su indicador luminoso te hará saber si está encendido, y no deberás preocuparte por la seguridad gracias su protección contra el sobrecalentamiento.

Este calentador de cerámica tiene dos ajustes de calor, un termostato y una función de ventilador es ideal para habitaciones medianas.

Calentador oscilante: perfecto para los días y las noches frías

Este calefactor oscilante compacto te será muy útil en esos días y noches frías gracias a su gran potencia y su selector de diferentes modos de calefacción.
Lo podrás transportar muy fácil gracias a sus asas y también sabrás si está encendido cuando su luz de funcionamiento esté encendida.

Este calentador oscilante cuenta con tres modos de calefacción y es de fácil transporte.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los calefactores eléctricos

calefactor eléctrico

El calentador eléctrico ahorra energía y protege el medio ambiente.(fuente:freepik.com)

¿Quién debe utilizar un calentador eléctrico?

Los calefactores eléctricos son ideales para las personas que quieren ahorrar dinero en sus facturas de calefacción. También son estupendos si no tienes mucho espacio en tu casa, ya que pueden colocarse casi en cualquier sitio y ocupan muy poco espacio. Si vives en una zona en la que hace frío durante los meses de invierno, los calefactores eléctricos te mantendrán caliente sin tener que preocuparte por la intoxicación por monóxido de carbono u otros riesgos para la salud asociados a las unidades que funcionan con gas.

¿Qué tipos de calentadores eléctricos hay?

Hay dos tipos de calefactores eléctricos, los de convección y los radiantes. Los calefactores de convección utilizan un ventilador para soplar aire sobre el elemento calefactor que calienta la zona circundante. Los calefactores radiantes tienen un elemento calefactor expuesto que irradia energía infrarroja a tu habitación o espacio. El tipo que elijas depende de para qué lo quieras y de cuánto dinero estés dispuesto a gastar.

¿En qué debo fijarme al comparar un calentador eléctrico?

Lo más importante es comprobar la potencia de un calefactor. Esto te dirá cuánta energía consume y, por tanto, cuán eficiente es para calentar tu habitación. Si buscas un ventilador eléctrico, busca uno con velocidades variables para poder ajustar la temperatura de la habitación según sea necesario.

¿Qué hace que un calentador eléctrico sea bueno?

Los mejores calefactores eléctricos son los que pueden utilizarse de varias maneras. Por ejemplo, algunos modelos tienen la capacidad de proporcionar calefacción tanto radiante como convectiva. Esto significa que pueden calentar toda una habitación o solo una zona concreta dentro de ella. Otras unidades ofrecen múltiples configuraciones para que puedas ajustarlas en función de tus necesidades en cada momento. Algunos vienen incluso con mandos a distancia para mayor comodidad.

¿Hay alguna alternativa al calentador eléctrico?

Sí, existe un calentador de gas. Es más caro que el eléctrico, pero tiene algunas ventajas sobre este último. La principal ventaja de este tipo de calefactores es que son portátiles y pueden utilizarse en cualquier lugar que desees sin preocuparte de la electricidad o de los problemas de suministro eléctrico. También tienen una función de apagado automático que garantiza que tu casa no se incendie si algo va mal con el aparato mientras lo usas para calentar. Sin embargo, estos dispositivos no funcionan tan bien como sus homólogos cuando se comparan en términos de rendimiento, ya que no producen suficiente calor para estar a la altura de otros tipos de calefactores disponibles en el mercado actual, como los infrarrojos, etc.

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones