Mucho se ha hablado y se continúa comentando sobre este producto. Algunos accidentes aislados le han generado mala fama a los calientacamas. Pero lo cierto es que, si bien es un producto que funciona con electricidad, cuando se utiliza correctamente de acuerdo con las indicaciones de los fabricantes, no debería existir problema alguno.

Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber para comprar el mejor calientacamas del mercado. Además de su correcto uso, siempre es recomendable comprar marcas reconocidas y bien valoradas por sus clientes, por no hablar de poner énfasis en las certificaciones de calidad, especialmente cuando se trata de un artículo eléctrico.

Lo más importante

  • El marcado CE, que certifica que el producto ha superado las pruebas de seguridad, es obligatorio para todos los calientacamas que se deseen vender en la Unión Europea.
  • Las indicaciones del fabricante sobre cómo doblarlo, cuándo llevarlo para una revisión y cuándo debería ser desechado son aspectos que deben cumplirse con obligatoriedad.
  • El calor que proporciona un calientacamas es beneficioso para diferentes malestares, como dolores musculares, sinusitis, artritis, insomnio, alergias, entre otros.

Ranking: Los mejores calientacamas del mercado

Este producto tiene la particularidad de contar con innumerables especificaciones. Por eso, en las próximas líneas te detallaremos lo que más se destaca de cada uno de los modelos que hemos seleccionado, para que decidas en base a tus necesidades o preferencias. Se trata de una lista con los mejores calientacamas del mercado actual:

Puesto nº 1: Medisana-HU665 60217- calientacamas eléctrico

Con un tamaño de 150 x 80, con tres niveles de temperatura, con apagado automático luego de una hora y media y con posibilidad de lavado por su termostato extraíble, este calientacamas es uno de los más recomendados por los consumidores. Lo destacado: su composición, ya que está fabricado con un material superior blando, correspondiente al Oeko Tex Standard 100.

Puesto nº 2: Beurer-UB 66 XXL – calientacamas doble

Lo más característico de este producto es su alta tecnología aplicada en beneficio del cliente. Dispone de cuatro zonas de calentamiento, las cuales se pueden conectar por separado o de forma simultánea. Para verificar cuáles son las zonas calentadas, el producto cuenta con dos mandos led que iluminan las zonas conectadas.

Puesto nº 3 : AEG-WUB 5647 – calientacamas eléctrico

Este fabricante ofrece un calientacamas suave y esponjoso, con cuatro cintas de fijación para que la manta no se desplace. Este mecanismo le brinda un confort más duradero durante la noche. Sus medidas son de 70 x 150 cm y dispone de protección contra sobrecalentamiento. Funciona con un voltaje de 230 V 50 Hz y cuenta con una potencia de 60 vatios.

Puesto nº 4: Pekatherm-UP210DF – calientacamas doble de poliéster

Este modelo está fabricado en poliéster con un controlador separable para ser lavado a máquina o a mano. Según el fabricante, este calientacamas proporciona características y prestaciones de alta gama, como la función de calentamiento rápido, el cable de alta seguridad, los cuatro niveles de temperatura y el apagado automático.

Puesto nº 5: Astan Hogar-AH-AH51020 – calientacamas

La marca ofrece un colchón eléctrico de lana sintética y poliéster. Este calientacamas doble cuenta con una protección contra sobrecalentamiento y un apagado automático en tres horas. Este no es un detalle menor, ya que la cantidad de horas de encendido suele ser mucho mayor en otros modelos. Astan apuesta por prevenir, al extremo, los accidentes domésticos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el calientacamas

Las inquietudes sobre los calientacamas son variadas y hasta casi infinitas. A continuación, intentaremos resumir, en una sola sección, las respuestas a las preguntas más formuladas por los potenciales clientes. De esta manera, no necesitarás navegar por incontables páginas web para encontrar la solución a cada una de tus dudas.

Mujer

Uno de los beneficios del calientacamas es que reduce los ácaros.
(Fuente: Nenad Aksic: 42046412/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el calientacamas?

Un calientacamas es un colchón flexible compuesto por muchas capas, dentro de las cuales se encuentra la resistencia eléctrica para calentar el producto. La resistencia se conecta a un enchufe mediante un cable eléctrico, el cual permite alcanzar la toma de corriente. Cada calientacamas posee un regulador para ajustar la temperatura a las necesidades del usuario.

Uno de los motivos por los que los calientacamas se han hecho tan populares es debido al doble control de temperatura que ofrecen. Esto significa que cuentan con dos juegos de controladores de calor que brindan la oportunidad de poner dos diferentes temperaturas si se comparte la cama con otra persona. De esta manera, se terminan las discusiones por la calefacción. ¡Enhorabuena!

¿Dónde usar los calientacamas?

Aunque el nombre se refiera a camas, estos colchones eléctricos no son para cualquier superficie horizontal. El motivo es el riesgo de cables eléctricos combinados con telas inflamables que se encuentran en ciertos tipos de camas. Esto incluye las camas de agua (agua y electricidad no se mezclan) y camas mecánicas.

En las literas también están prohibidas porque el cable puede estirarse de más para alcanzar la cama superior y supone un riesgo de incendio. Por supuesto, aunque mucha gente lo hace sin conocer las recomendaciones de los fabricantes, se desaconseja su uso de colchones eléctricos, en sillones o sofás cama.

Mujer en cama

Las medidas de la cama son importantes a la hora de comprar un calientacamas.
(Fuente: Puhhha: 46115649/ 123rf.com)

¿Qué ventajas aporta el calientacamas?

  • Reduce los ácaros: la humedad que puede contener un colchón, más la piel y el cabello que desprende el cuerpo, es un caldo de cultivo perfecto para los ácaros. Estos insectos desencadenan, en muchos casos, síntomas de asma y alergia. Varios estudios universitarios en todo el mundo han confirmado que el uso de un calientacamas durante solo un mes puede reducir los ácaros del polvo hasta en un 50 % a través de la reducción de la humedad.
  • Usa cableado de bajo voltaje: los colchones eléctricos modernos utilizan este cableado mucho más seguro que los peligrosos modelos antiguos. Además, los calientacamas actuales vienen con un transformador que reduce el voltaje que circula por el producto. Antiguamente, las mantas usaban la electricidad directamente de una toma de corriente.
  • Ahorra energía: consumen alrededor de 60 vatios en el caso de las camas individuales y el doble si se trata de una cama matrimonial. Eso sí, solo ahorrarás algo de dinero en electricidad si apagas el calientacamas durante la noche.
  • Proporciona calor uniforme: los calientacamas generan un calor parejo en toda la superficie sin tener que agregar capa sobre capa de ropa de cama.
Kate Loring y James FriesEscritores de The arthritis helpbook

“El calor es más efectivo para reducir el dolor asociado con la tensión muscular y la rigidez. Funciona al aumentar el flujo de sangre a la piel y a los músculos alrededor del área con dolor. Esto, a su vez, mejora la nutrición muscular y la relajación. Cuando los músculos se relajan, el dolor y la rigidez disminuyen”.

¿Qué beneficios terapéuticos brinda el calientacamas?

Aproximadamente, cuarenta y tres millones de personas, solo en los Estados Unidos, sufren algún nivel de artritis. Los calientacamas se han encontrado muy útiles para ayudar a aliviar los dolores asociados a esta enfermedad. El 25 % de las personas que compran colchones eléctricos afirman que lo hacen con fines terapéuticos como, por ejemplo:

  • Artritis y fibromialgia
  • Dolores musculares
  • Insomnio
  • Tensión
  • Alergias
  • Sinusitis
  • Síndrome pospolio
  • El fenómeno de Raynund
  • Problemas de artritis

¿Cuáles son las desventajas de un calientacamas?

La principal desventaja de un colchón eléctrico es el riesgo de incendio. Cualquier aparato eléctrico puede provocar uno, y los calientacamas no son una excepción. Pero ¡tranquilo! Las mantas se han probado exhaustivamente para garantizar su seguridad. Además, la gran mayoría contiene mecanismos de apagado automático después de un cierto período de tiempo.

Esta conexión entre colchones eléctricos e incendios tiene su origen en los modelos antiguos, cuando los productos no eran completamente confiables porque no contaban con un sistema de apagado automático. Eso sí, la tarea del consumidor es no dejar encendido el calientacamas durante largos períodos de tiempo.

Otra de las preocupaciones es el cableado. El colchón eléctrico se calienta a través de una bobina cableada y cosida en la tela. Estos cables pueden romperse con el uso y con el desgaste normal, lo que hará que la manta no caliente. En esos casos, se recomienda desecharla y comprar una nueva antes que correr el riesgo de un cortocircuito.

¿Quiénes no deberían usar un calientacamas?

Si compartes tu espacio para dormir con un amigo peludo o con un niño mimoso, evita el colchón eléctrico. Las mascotas pueden dañarla accidentalmente con sus garras o masticar la tela. Como consecuencia, los cables expuestos o el aislamiento de cables perforados representarán un riesgo, además de que el calientacamas no funcionará correctamente.

Los calientacamas también son riesgosos de usar con bebés y niños pequeños. Pueden calentarse demasiado rápido o quemar su piel sensible sin que te enteres. Asimismo, los niños mayores que tienen sueño profundo y las personas ancianas o diabéticas deben evitar los colchones eléctricos, ya que pueden quemarse si su piel está expuesta al calor durante demasiado tiempo.

A continuación te mostramos un cuadro sobre el uso de los calientacamas:

Qué hacer Qué NO hacer
Revisa cada año su estado.

Úsalo bien estirado.

Apaga el controlador y desenchúfalo cuando terminas de usarlo.

Dóblalo bien cuando desees guardarlo.

No dejes el controlador al alcance de los niños.

No golpees ni presiones el adaptador.

No consumas líquidos.

No pongas el adaptador bajo las almohadas o sábanas.

¿Se pueden lavar los calientacamas?

A pesar de que muchas personas afirman que no se pueden lavar, los calientacamas modernos sí cuentan con esa opción. Para asegurarte, mira la etiqueta del producto. Se aconseja introducirlos en la lavadora a una temperatura máxima de 30 °C y sin la conexión de electricidad. Antes de conectarlo, verifica que la manta esté completamente seca.

¿Cómo se usa un calientacamas?

Es muy sencillo de utilizar. Solo debes colocar el calientacamas sobre el colchón y conectarlo a la corriente eléctrica. Luego, arma la cama con sus correspondientes sábanas, todo por encima del colchón eléctrico. Finalmente, enciende el aparato con el control que viene incorporado y apágalo unos minutos antes de irte a dormir.

Es importante resaltar dos puntos sobre el uso del calientacamas. En primer lugar, siempre se recomienda apagarlo cuando te acuestas para evitar cualquier tipo de riesgo. Permanecer con la manta encendida durante ocho horas no es la mejor opción. Y, en segundo lugar, verifica que esté bien colocado, sin arrugas ni dobleces, para que distribuya el calor uniformemente.

Hombre durmiendo boca arriba en la cama

Los calientcamas te proporcionan calor en los días más fríos. (Fuente: Subbotina: 30286412/ 123rf.com)

¿Cuál es la vida útil de un calientacamas?

Si bien se habla de 5 años como un período estándar, lo cierto es que los calientacamas no cuentan con una fecha de vencimiento exacta. La duración depende del uso y del cuidado. Lo mínimo que debería durar un calientacamas son 3 años en las peores condiciones, como cuando la persona tiene sobrepeso o se mueve toda la noche, o cuando no se quita la manta en todo el año.

¿Cuáles son las recomendaciones de los expertos?

Tanto los fabricantes como los ingenieros recomiendan seguir al pie de la letra las indicaciones de guardado que se pueden leer en el paquete del producto. Los calientacamas, al contar con cables, deben estar bien doblados. De lo contrario, se producirá un desgaste del sistema eléctrico o la destrucción total de la manta.

Por otro lado, también se sugiere realizar una revisión de los colchones eléctricos una vez al año, es decir, antes del primer uso de la temporada. Actualmente, se insiste mucho en este punto, dado que los usuarios no verifican su calientacamas, lo que conlleva, potencialmente, graves riesgos inesperados.

Criterios de compra

  • Diseño
  • Materiales
  • Voltaje
  • Certificación
  • Especificaciones

Diseño

Anteriormente, solo se ofrecía un solo diseño de calientacamas. Hoy en día, debido a la gran demanda de estos productos podrás encontrar colchones eléctricos para camas individuales, dobles e individuales medias. En el caso de las camas dobles, los fabricantes han optado por agregar un sistema de doble termostato para que cada persona seleccione la temperatura deseada.

Cama

Te recomendamos apagar el controlador de tu calientacamas después de usarlo. (Fuente: Agenturfotografin: 88566526/ 123rf.com)

Materiales

Las opciones de construcción son muy variadas: modelos en poliéster, impermeables, con un lado de lana y otro de algodón, completamente de lana o ambos lados de algodón. Sin embargo, si eres alérgico, te recomendamos que siempre consultes con el vendedor para asegurarte de que ningún material afecte tu piel al momento de que la manta se caliente.

Voltaje

Corroborar el voltaje te ayudará a saber cuál será el consumo del calientacamas, si es que andas pensando en ahorrar un poco de dinero en energía. Claro está, a mayor voltaje, más temperatura alcanzará la manta. Asimismo, también es importante comprobar la presencia de la leyenda «Clase de protección II», que se encarga de garantizar el doble aislamiento eléctrico.

Certificación

Quizá el punto más importante de todos si tenemos en cuenta que estamos hablando de productos eléctricos. Cada calientacamas debe contar con una etiqueta que garantice su certificado de seguridad. En el caso específico de Europa, para que un producto con electricidad se pueda vender, la aprobación debe estar hecha por la CE (Conformidad Europea).

El marcado CE, además de ser obligatorio, es la prueba de que el artículo ha pasado todos los controles y cumple los requisitos de seguridad, sanidad y protección del medioambiente, tal como lo expresa la Unión Europea. Es importante recordar que, aunque no sean productos de Europa, si se están ofreciendo en el mercado europeo deben disponer de esa certificación.

Especificaciones

Además de todo lo anteriormente descrito, existen ciertas características que vale la pena analizar al momento de invertir en un producto de este tipo. Piensa tú mismo qué desearías que tu calientacamas tuviera:

  • Doble termostato si se compra una cama matrimonial
  • Regulación automática de los niveles de temperatura
  • Control remoto para subir o bajar la temperatura a distancia
  • Temporizador incorporado
  • Apagado automático (después de tres, ocho o doce horas, por ejemplo)
  • Sistema Electro Safe, que desconecta el aparato en el caso de un derramamiento de líquido

A continuación te mostraremos un cuadro comparativo de los calientacamas y mantas eléctricas:

Calientacamas Mantas eléctricas
Lugar Se colocan entre la sábana y el colchón. Se colocan encima de las sábanas.
Diferencia 1 No se pueden utilizar en el sofá. Se pueden utilizar en en el sofá.
Diferencia 2 Algo rígidos para soportar cierta cantidad de peso. Es una manta de tela diseñada para cubrirnos.

Resumen

Para resumir, los calientacamas son productos realmente muy útiles para calentar el espacio donde se duerme. A su vez, permiten ahorrar energía y aliviar ciertos malestares como los dolores musculares. Pero es necesario resaltar, una y otra vez, la importancia de hacerle caso a las indicaciones del fabricante.

Con un uso adecuado, los calientacamas se convertirán en tu aliado número uno durante los crudos inviernos venideros. Anímate a probar uno y conviértete en un fanático más de este sensacional producto que, claramente, ofrece infinidad de ventajas. Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo y en dejarnos tus comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Khongkit Wiriyachan: 43215118/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Cintia Zapata Periodista y correctora
Cintia Zapata
Soy periodista y correctora de textos. Trabajo escribiendo para diferentes medios de comunicación alrededor del mundo desde hace 13 años. Siempre me apasionó la labor de los periodistas, la investigación, las entrevistas y la excelente escritura. Es por eso por lo que desde hace muchos años vengo trazando este camino, perfeccionándome y superándome día a día.