Hombre poniéndose los zapatos
Última actualización: 25/04/2022

Nuestro método

23Productos analizados

85Horas invertidas

20Artículos evaluados

117Opiniones de usuarios

Un calzador largo es un calzador de mango largo que puede utilizarse para ayudarte a ponerte los zapatos. Tiene un mango alargado que facilita a las personas con movilidad limitada o artritis meter los pies en los zapatos sin tener que agacharse y esforzarse.

El calzador largo es un dispositivo sencillo que te permite calzarte fácilmente. Tiene dos partes, el mango y el eje. Colocas un extremo del eje en la zona del talón de tu zapato y lo utilizas como palanca para empujar hacia abajo mientras tiras hacia arriba del otro extremo del eje para deslizar el pie hasta que salga en su posición normal para ponerse de pie.




Los mejores calzadores de zapatos largos: nuestras recomendaciones

El mejor calzador de zapatos largo para todos los públicos

Este es un calzador retráctil que puedes ajustar a cualquier longitud. Es perfecto como calzador largo para personas mayores u hombres, mujeres o niños. Podrás ponerte los zapatos sentado o de pie.

¡Si quieres un calzador duradero, este es el tuyo! Está hecho de una aleación de aluminio resistente que no se dobla, deforma ni oxida. Los bordes del calzador de aleación de aluminio cuentan con un acabado suave y pulido para evitar que se enganche en los calcetines y las medias. Evita que el talón se caiga o se abulte.

Revisión editorial: Este calzador de mango largo de aleación de aluminio es más resistentes que los de plástico y aguantará perfectamente un uso constante y el desgaste normal.

Premio: Más innovador.

El mejor calzador de zapatos largo ergonómico

Este calzador de zapatos largo se puede ajustar a cualquier longitud de 38 a 95 cm. Puede usarse con zapatos o botas mientras está sentado o de pie, sin agacharse. Es muy cómodo para el uso diario, especialmente un conjunto imprescindible para aquellos a los que les resulta difícil agacharse.

Tiene facilidad para transportarse, ya que se puede desmontar en 2 partes con una longitud de solo 21 cm y un peso ligero de 178 gramos. Hay una bolsa de viaje de tela disponible para que el calzador se pueda guardar fácilmente en una bolsa pequeña.

Revisión editorial: Es un calzador de zapatos ajustable y desmontable que además es ligero y no necesitas agacharte para usarlo.

Premio: Más cómodo

El mejor calzador de zapatos largo con diseño sencillo

Su diseño es robusto y duradero. El calzador de metal está hecho de acero inoxidable de alta calidad, que no se deforma fácilmente y no se oxida. Y es más duradero que el calzador de plástico o madera, que prolonga la vida útil del zapato.

Los bordes son redondos y suaves, sin bordes afilados, y el ángulo perfecto cabe en los zapatos y las botas sin dañarlos. El mango es curvo, por lo que es fácil de agarrar y tiene un pequeño orificio en el extremo que lo hace útil para colgarlo.

Revisión editorial: Tiene una excelente mano de obra y está hecho especialmente para personas con movilidad reducida.

Premio: Práctico y resistente.

El mejor calzador de zapatos largo de fácil manejo

Un calzador extraíble y ajustable siempre es una buena opción. Y este es perfecto para personas con discapacidad, ancianos, embarazadas, niños o personas con artritis. Tiene 4 tamaños de distintas longitudes y su material es de alta calidad.

Es suave y antideslizante. El calzador y el mango central son de plástico ABS ligero y resistente. Lo mejor es que es muy fácil de usar porque el interior está bloqueado con tornillos y no se dobla o rompe fácilmente.

Revisión editorial: Su función extraíble hace que sea un calzador cómodo y apto para todo tipo de personas. Además, no daña el zapato gracias a su material.

Premio: Fórmula innovadora.

El mejor calzador de zapatos largo clásico y atemporal

Al ser de acero inoxidable, el pie se desliza más fácilmente y es más higiénico. Es perfecto para zapatos de cuero hasta zapatillas de gimnasia, y la punta tiene el tamaño perfecto para todos los zapatos.

Podrás proteger tus zapatos con esta forma ergonómica que hace que talón se deslice suavemente hasta el interior del calzado. Se reduce la fricción excesiva, el estiramiento y el desgaste del material y, por lo tanto, contribuye directamente a la conservación del valor del zapato.

Revisión editorial: Contribuye directamente a la conservación del valor del zapato y es muy cómodo y resistente. Además, ocupa poco espacio, muy útil en cualquier zapatero y en cualquier hogar.

Premio: Diseño sencillo

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre los calzadores de zapatos largos

Hombre atándose los cordones

Un buen uso de los zapatos es fundamental para la salud de los pies. (Fuente: Fordyce/ unsplsh)

¿Qué hace un buen calzador largo?

Un buen calzador largo debe estar hecho de un material resistente, como madera o metal. Debe tener un mango ergonómico que sea fácil de agarrar y cómodo en la mano. Una buena opción es que sea ajustable y así puedas ponerlo a tu altura.

La punta del calzador debe encajar fácilmente en tus zapatos sin causar ninguna molestia cuando lo uses. Debes tener en cuenta tus necesidades para así elegir el que más se adapte a ti y a tus zapatos.

¿Qué tipos de calzador largo hay?

Hay dos tipos de calzador largo, uno es el tipo recto y otro es el curvo. La curva puede tener diferentes formas, como un medio círculo o una forma de arco. Este modelo es muy intuitivo y perfecto para personas mayores ye embarazadas que no pueden hacer muchos esfuerzos.

El calzaros recto puede ser más difícil de utilizar a simple vista, pero nada de eso. Es otro tipo de modelo que quizás está indicado para otras personas. Puede usarse con zapatos más flexibles aunque con un poco de maña, todo es posible.

¿Quién debe usar un calzador largo?

Cualquier persona que tenga dificultades para agacharse o agacharse para ponerse los zapatos. Esto incluye a las personas con dolor de espalda, problemas de rodilla y artritis. También es una gran herramienta para que los niños aprendan a atarse los cordones.

Aunque no solo personas con dificultades pueden emplearlo, si tienes prisa y no puedes desabrochar tus zapatos puede ser una buena opción para ponértelos más rápido. Además, es algo que no pasa de moda, y seguro que tienes alguno por casa.

¿Cuáles son las ventajas de un calzador largo?

Los calzadores largos son estupendos para las personas con movilidad limitada o que tienen dificultades para agacharse. También funcionan bien si llevas un vestido, una falda o unos pantalones largos y necesitas ponerte los zapatos sin sentarte.

Son algo especialmente bueno para las mujeres que llevan tacones altos y los hombres con pies grandes o juanetes. También es una buena opción un calzador largo para ponerse las botas, que suelen tener aberturas estrechas en la parte superior.

¿Cuáles son las desventajas de un calzador largo?

El principal inconveniente de un calzador largo es que puede ser difícil de usar. No es tan fácil meter el pie en el extremo del calzador, y puede que necesites que otra persona te ayude con esto.

Este tipo tampoco funciona bien para las personas que tienen pies anchos o juanetes en los dedos, porque son demasiado estrechos en la punta.

¿Qué alternativas existen a un calzador largo?

Hay muchas alternativas al calzador largo. La alternativa más común es el calzador corto, que puede utilizarse tanto para zapatos de hombre como de mujer.

Otra opción es el calzador de mango largo que tiene un mango alargado con un gancho en un extremo para que puedas colgar los zapatos cuando no los uses. Una tercera opción sería utilizar dos calzadores de tamaño normal juntos o incluso simplemente agacharte y meter la mano en los tacones.

Criterios de compra

[/kb_criteria]

Material

Un buen calzador largo debe proporcionar confort, comodidad y ser duradero. Por lo que debemos escoger un material que sea bueno para que no se rompa cuando lo estemos usando.

Los calzadores están hechos de muchos materiales y tú debes elegir cuál es que mejor te viene. Podrás decidir entre plástico, metal, aluminio... Todas las opciones son válidas, aunque no todas son acordes para todo tipo de zapatos.

Mango

El mango es un aspecto fundamental a elegir cuando queremos un calzador. Para evitar resbalones podemos optar por un calzador con mango de cuero, o si lo prefieres puede ser de plástico, aunque serás un poco más débil.

Tienes que tener en cuenta la fuerza necesaria para colocarte el zapato y si tu movilidad te permite utilizar uno más ligero. ¡Prueba hasta que encuentres el que mejor se adapta a ti!

Tamaño

Asegúrate de comparar el tamaño ideal de calzador. Para personas mayores o embarazadas lo mejor es un calzador ajustable, así no tendrán que agacharse demasiado. Para botas altas también es ideal un calzador grande, pues te dará mayor facilidad para introducirlo.

Si llevas tacones quizás sea mejor un calzador pequeño y sobre todo, si quien lo va a usar es un niño, es mejor que el calzador sea pequeño para que se adapte a él.

(Fuente de la imagen destacada: Jones/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones