Última actualización: 13/01/2022

Nuestro método

32Productos analizados

43Horas invertidas

10Artículos evaluados

94Opiniones de usuarios

Una cama articulada es un tipo especial de cama de hospital que permite mover al paciente de una posición a otra sin tener que cambiar todo el colchón. Esto supone menos tiempo y esfuerzo para las enfermeras, los médicos y el resto del personal médico que atiende a los pacientes en hospitales o residencias.

También facilita el trabajo de los pacientes, porque no sienten tanto dolor al pasar de una posición a otra, como sentarse, tumbarse o ponerse de lado. Estas camas no solo se usan en hospitales, sino también otras instituciones e incluso en el hogar.




Las mejores camas articuladas del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la cama articulada

Las camas articuladas son ideales para las personas que tienen dificultades para entrar y salir de la cama. (Fuente: Martha Dominguez de Gouveia: ShJUYkshceY/ Unsplash)

¿Qué tipos de cama articulada hay?

Las mejores camas articuladas son de metal, con un marco resistente y fáciles de montar. Además, deben ofrecer un buen soporte para tu espalda y cuello mientras duermes en ellas.

Hay dos tipos de camas articuladas:

  • La primera es una cama que tiene una sección de cabeza y pies ajustable, lo que permite colocar al paciente en diferentes posiciones mientras está tumbado. Este tipo de cama también puede tener barandillas laterales para mayor seguridad al entrar o salir de la cama
  • El segundo tipo se denomina colchón de tamaño King dividido, con controles dobles en cada lado que permiten que ambos lados se muevan independientemente uno del otro, para que no necesites ayuda para mover a tu pareja si quiere tener su propio espacio por la noche

Las camas articuladas son ideales para las personas que tienen dificultades para entrar y salir de la cama. También funcionan bien para las personas con movilidad limitada, como los ancianos o los discapacitados.

¿Necesitas equipo adicional para utilizar una cama articulada?

No, la cama articulada está diseñada para funcionar por sí mismas y pueden usarse con o sin cabecera. El único equipamiento adicional que necesitarás son los acolchados para cada lado de la cama (uno encima del otro) si quieres usarla como una cama de hospital normal.

Si no es así, no se necesita ningún acolchado adicional porque ya hay uno incorporado entre los dos lados que componen este tipo de somier médico.

¿Con base en qué criterios deberías comprar una cama articulada?

Hay muchos factores que hay que tener en cuenta al comprar una cama articulada. Es importante que compres un producto en función de tus necesidades y no solo porque el precio sea adecuado o porque tenga buena pinta en la tienda. Debes hacerte algunas preguntas antes de hacer cualquier compra, como por ejemplo:

  •  ¿Para qué lo necesito?
  • ¿Con qué frecuencia lo voy a utilizar?
  • ¿Dónde lo voy a poner?
  • ¿Hay suficiente espacio para moverme mientras uso mi nueva cama articulada?
  • ¿Seré capaz de montarla yo mismo si es necesario o tendré que pedirle a alguien que me ayude con el montaje de mi nueva cama articulada?

Si puedes responder a todas estas preguntas sin vacilar, sigue adelante y haz tu compra, pero si no, tómate más tiempo hasta que encuentres lo que mejor se adapte a tus necesidades.

¿En qué debes fijarte al comparar una cama articulada?

Asegúrate de comprobar la calidad del material utilizado en su fabricación. Debe ser lo suficientemente fuerte y resistente como para soportar tu peso. El armazón también debe estar hecho de un metal duradero que no se doble ni se rompa fácilmente cuando esté sometido a presión.

También puedes buscar otras características, como el ajuste de la altura, los reposacabezas, etc., en función de lo que necesites de una cama articulada.

(Fuente de la imagen destacada: Anton Belitskiy: OfOvGfwpCIM/ Unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones