Cama plegable de pared|
Última actualización: 26/02/2020

Nuestro método

16Productos analizados

25Horas invertidas

8Artículos evaluados

98Opiniones de usuarios

Las cuotas de las hipotecas y el precio de los alquileres están obligando a muchas personas a vivir en pisos cada vez más pequeños. De ahí que la falta de espacio en los hogares se haya convertido en un problema acuciante para muchas familias. Si es tu caso, en este artículo vamos a proponerte una solución: las camas plegables de pared.

Las camas plegables de pared no son solamente adecuadas para viviendas pequeñas. Incluso en hogares donde la falta de espacio no es un problema, las camas plegables pueden ser ideales para aligerar visualmente los dormitorios. Aunque suelen colocarse en las habitaciones infantiles, también hay camas abatibles de pared de mayores dimensiones.




Lo más importante

  • Corren tiempos en los que la falta de espacio en el hogar se ha convertido en un problema para muchas familias. Las camas plegables de pared, tanto las horizontales como las verticales, son la solución ideal para pisos pequeños. Existe una amplia gama de diseños y medidas, así como diversos sistemas de anclaje.
  • Las camas plegables de pared no solo se instalan en las habitaciones de los niños, también en las de invitados e, incluso, en el dormitorio principal. Ofrecen numerosas ventajas, como la posibilidad de combinarlas con otros muebles, como estantes o escritorios. Además, son tan cómodas como las convencionales.
  • La cama es, quizás, la pieza del mobiliario más importante de la casa, ya que de ella depende nuestro descanso. Los modelos plegables de pared no son una excepción, de ahí que a la hora de elegir el más adecuado debamos vigilar ciertos detalles. Entre ellos figuran la sencillez de montaje e instalación, las medidas o la facilidad de apertura y cierre.

Las mejores camas plegables de pared: nuestras favoritas

Aunque existe una amplia variedad de camas plegables, en este artículo vamos a centrarnos en las de pared. Cuando no se utilizan se ocultan en un mueble, el cual puede tener el aspecto de un armario, de una cómoda o, incluso, de un escritorio. A continuación, hemos elegido cinco camas plegables de pared de entre las mejor valoradas por los clientes online.

La cama plegable de pared mejor valorada

Esta cama plegable de pared es ideal para la habitación de los niños. Plegada tiene el aspecto de una moderna cómoda de color blanco, pero abierta se convierte en una cama individual de 85 cm. Incluye un somier de láminas de madera y el colchón.

El mueble viene equipado con ruedas que facilitan su traslado de una estancia a otra. Los compradores destacan su comodidad y el poco espacio que ocupa, pues cerrado solo mide 35 cm de fondo y un metro de altura.

La cama plegable de pared de matrimonio más vendida

Esta cama plegable vertical tiene unas medidas de 140 x 200 cm y admite colchones de hasta 17 cm de altura. El mueble tiene unos acabados de gran calidad y es resistente a los arañazos. Además, ocupa muy poco espacio gracias a sus 45 cm de fondo.

Este mueble no incluye el colchón, que hay que comprar aparte. Por otro lado, el montaje es algo complicado, por lo que es aconsejable pedir ayuda para la tarea. Está disponible en varios tamaños y colores.

La cama plegable de pared vertical con mejor relación calidad-precio

Disponible en diversos anchos —90, 120 y 140 cm— y en tres colores —blanco mate, brillante y roble sonoma—, esta cama plegable vertical incluye somier de láminas y colchón. Estamos ante un mueble sólido y estable, con un sistema de bloqueo para que la cama no se abra accidentalmente.

Incluye, además, cinturones para mantener la ropa de cama en su lugar al plegarla y un cómodo sistema de apertura y cierre.

La mejor cama plegable de pared horizontal

Este mueble cama tiene la apertura horizontal, es decir, se abate sobre el lado más ancho. Tiene de fondo solo 46 cm, con 158 cm de altura, por lo que puede pasar perfectamente por una elegante cómoda.

Este modelo incluye un somier de láminas y un cómodo colchón. Está disponible en tres tamaños (90, 120 y 140) y tres colores diferentes. Aunque requiere montaje, ello no te resultará complicado, ya que incluye un manual con claras y precisas instrucciones.

La cama plegable de pared más económica

Esta sencilla cama plegable de pared de 80 x 190 cm consiste en un somier de lamas de madera de haya y una base de 50 cm de fondo equipada con ruedas. Incluye unas útiles correas para mantener el colchón en su sitio cuando está cerrada.

Este sencillo mueble no es necesario anclarlo a la pared ni tampoco requiere de mucho montaje. Al no tener que encajar en un mueble, podrás utilizar un colchón del grosor que prefieras, el cual deberás comprar aparte.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las camas plegables de pared

Las camas plegables de pared son muebles tremendamente útiles pues permiten aprovechar al máximo pequeños espacios. Las hay de muchos tipos: horizontales, verticales o literas plegables, entre otros. En este artículo te explicaremos todo lo que pueda serte útil para elegir la más adecuada para tu hogar.

Las camas plegables de pared, tanto las horizontales como las verticales, son la solución ideal para pisos pequeños. (Fuente: Break: 4491208/ Pixabay.com)

¿Qué es una cama plegable de pared?

Una cama plegable de pared permite ser recogida cuando no se está utilizando. Normalmente, se ocultan en un mueble que puede tener el aspecto de un armario, una cómoda o, incluso, un escritorio. Los modelos más sencillos —y más económicos— constan simplemente de un somier abatible unido a una base con ruedas.

Las camas plegables de pared se diferencian de los sofás cama en que las primeras se abaten vertical u horizontalmente. Los sofás cama, en cambio, consisten en un mecanismo que permite plegar la cama en su interior. La diferencia entre ambos muebles es, por tanto, la posición en la que queda la cama tras ocultarla.

¿Qué ventajas tiene una cama plegable de pared?

La ventaja más inmediata que ofrecen las camas plegables de pared es el ahorro de espacio. No obstante, su uso cada vez más extendido conlleva otras ventajas no tan evidentes, como las que enumeramos a continuación.

  • Ideales para la habitación de los niños. Las camas abatibles de pared permiten que los niños dispongan de más espacio para jugar. Además, se evita la tentación de colocar encima de la cama ropa, juguetes y otros objetos, algo que da sensación de desorden y caos.
  • Pueden sacarnos de un apuro si tenemos invitados. ¿A quién no se le ha presentado alguna vez un invitado sorpresa al que tener que alojar unos días? Con una cama abatible de pared tus huéspedes ya no tendrán que dormir en el sofá.
  • Favorecen la limpieza y el orden. Todos sabemos lo difícil que es limpiar bajo las camas, sobre todo si tienen debajo un arcón. Con una cama abatible la tarea de limpiar será mucho más sencilla y la habitación se verá diáfana y ordenada.
  • Son fáciles de manejar. Las actuales camas plegables nada tienen que ver con aquellos viejos y complicados armatostes de nuestra niñez. Los nuevos modelos incorporan sistemas hidráulicos que hacen muy fácil su apertura y cierre, lo que favorece que podamos utilizarlos como cama habitual.
  • Versatilidad. En una sola habitación —dependiendo de sus dimensiones— podemos instalar hasta dos y tres camas plegables. Además, existen literas abatibles diseñadas para los más pequeños.
  • Seguridad. Los actuales modelos de camas abatibles de pared disponen de sistemas de anclaje a la pared muy seguros. Es difícil que una cama de este tipo vuelque, a menos que no haya sido instalada correctamente.
  • Relación calidad-precio. Realmente, las camas plegables de pared no son más caras que los modelos tradicionales. Piensa que no solo estás invirtiendo en un mueble donde dormir, sino también en el espacio que vas a dejar libre cuando no lo utilices.

Las camas plegables de pared no solo se instalan en las habitaciones de los niños, también en las de invitados e, incluso, en el dormitorio principal. (Fuente: Monseco: 6921334197/ Flickr.com)

¿Cómo son las camas plegables de pared horizontales?

Estas camas se abaten sobre su lado más largo. Normalmente, se pliegan dentro de un mueble que simula ser una cómoda alargada o un escritorio. Puedes encontrarlas con apertura manual, así como modelos semiautomáticos equipados con pistones que despliegan sus patas conforme se van abriendo.

En los modelos automáticos solo tendrás que tirar un poco y se abatirán solos.

Las camas plegables horizontales son muy versátiles, pues el mueble ofrece más posibilidades de combinación que las verticales. Al ser muebles de poca altura —150 cm como mucho— ofrecen la posibilidad de integrarlos con módulos de estanterías o armarios. Algunos modelos, incluso, permiten colocar estanterías tras la propia cama que solo son visibles cuando esta se abre.

¿Cómo son las camas plegables de pared verticales?

Las camas abatibles verticales son el modelo más extendido de camas de pared. A diferencia de las horizontales, estas se abaten sobre su lado más corto, es decir, sobre su cabecero. Suelen integrarse en muebles que simulan armarios, aunque existen modelos más sencillos que consisten en un somier abatible unido a una base con ruedas.

Dado que el sistema de apertura es vertical, este tipo de camas plegables son menos estables que las horizontales. Por tanto, es necesario tomar algunas precauciones para evitar que el mueble se nos caiga encima mientras dormimos. Lo normal es fijar estos muebles a la pared, aunque algunos fabricantes recomiendan incluso hacerlo al suelo para mayor seguridad.

La cama es, quizás, la pieza del mobiliario más importante de la casa, ya que de ella depende nuestro descanso. (Fuente: Ariwasabi: 10874247/ 123rf.com)

¿Dónde se suelen instalar las camas plegables de pared?

Cuando alguien decide elegir una cama plegable de pared se debe, normalmente, a que vive en un piso pequeño y necesita todo el espacio posible. No obstante, cada vez es más frecuente que personas que viven en hogares donde la falta de espacio no es un problema elijan este tipo de camas. Por ejemplo, son ideales para montarlas en la habitación de los niños.

Las camas plegables de pared son también una buena opción para las habitaciones de los jóvenes. Las que se ocultan tras un escritorio están especialmente diseñadas para estudiantes. Las habitaciones de invitados son otro lugar donde suelen instalarse este tipo de camas. De este modo, cuando no tengas visita, podrás utilizar dicha estancia para otros usos.

¿Qué otros tipos de camas plegables de pared existen?

Actualmente, es posible encontrar armarios que incluyen en uno de sus módulos una cama plegable, vertical u horizontal. Estos muebles, al tener más fondo, son más estables que una cama plegable de pared individual, por lo que son adecuados para colocar en paredes poco resistentes.

Es el caso de las paredes hechas de pladur.

Existen también muebles modulares en los que la cama está en su parte superior, a modo de litera. Su parte inferior se puede aprovechar para colocar baldas, cajones o, incluso, un escritorio. Las literas abatibles son muy similares, solo que en este caso constan de muebles que esconden dos camas, de 80 o de 90 cm.

Una cama plegable de pared permite ser recogida cuando no se está utilizando.
(Fuente: Alenka2194: 111456359/ 123rf.com)

¿Son cómodas las camas plegables de pared para dormir diariamente en ellas?

Dormir diariamente en una cama plegable de pared no tiene por qué ser más incómodo que hacerlo en una cama tradicional. Un buen descanso dependerá de la calidad del colchón y de la base. Lo aconsejable es escoger modelos que incorporen un somier de lamas que, además de más cómodo, favorece la aireación del colchón.

La mayoría de las camas plegables de pared solo admiten colchones finos debido al poco fondo de estos muebles. Sin embargo, que un colchón sea fino no significa que ofrezca un mal descanso. Hoy en día hay colchones delgados de calidad igual o superior a modelos más gruesos. Debemos, por tanto, desterrar la idea de que dormir a diario en una cama plegable es incómodo.

¿Cuánto peso resiste una cama plegable de pared?

Por lo general, las camas plegables de pared resisten el mismo peso que las camas tradicionales. Normalmente, las camas individuales —entre 80 y 105 cm de ancho— soportan hasta 120 kilos, y las de matrimonio hasta 180. En el caso de las literas abatibles, es aconsejable que dispongan de patas y escalera de apoyo para aguantar mejor el peso.

¿Puede aguantar el pladur el peso de una cama plegable de pared?

En lo que respecta a su fijación, existen dos clases de camas plegables de pared: las estándares y las autoportantes. Las primeras necesitan ser fijadas a la pared, mientras que las segundas no requieren anclaje. Como regla general, se desaconseja fijar una cama plegable a una pared de pladur, sobre todo si no dispone de patas ni ningún otro elemento sustentador.

En el caso de las camas abatibles horizontales, es posible anclarlas a una pared de pladur solo si disponen de patas. Si la cama plegable es vertical, aunque tenga patas, deberás anclarla también al techo, ya que la sujeción a la pared de pladur será insuficiente. La unión a la pared se hará a los perfiles metálicos que unen las placas de pladur.

Criterios de compra

Las camas plegables de pared ofrecen numerosas ventajas, entre las que destacan su versatilidad y el ahorro de espacio. Su popularización ha hecho que exista una amplia gama, por lo que a veces es difícil escoger la que más se adecue a nuestras necesidades. Estas recomendaciones te lo pondrán más fácil.

Montaje

Si adquieres una cama plegable de pared en una tienda online, lo normal es que debas montarla tú mismo. Dependiendo del modelo y el fabricante, unas necesitarán más montaje que otras. Aunque siempre incluyen manual de montaje, si no te consideras un manitas la tarea puede ser ardua, lo que puede requerir pedir ayuda a otra persona.

Las camas plegables horizontales son muy versátiles, pues el mueble ofrece más posibilidades de combinación que las verticales. (Fuente: Suebsri: 94922360/ 123rf.com)

Instalación

Uno de los factores clave que hay que tener en cuenta al elegir una cama plegable de estas características es el tipo de pared donde va a ser instalada. Si eliges un mueble cama autoportante —que no precisa fijación— no habrá problema. El problema surge si es necesario anclarlo a la pared y esta es de pladur.

Si te decantas por una cama plegable horizontal y piensas fijarla al piso, ten en cuenta que ello no es posible en ciertos tipos de suelos, como el de tarima flotante. Tampoco podrás anclarla a suelos radiantes, por lo que deberás pensar en otro modelo de cama abatible. En cualquier caso, siempre deberemos respetar las indicaciones del fabricante para evitar problemas.

Uso que vas a dar a la cama plegable de pared

El tipo de uso es también un factor clave a la hora de elegir una cama plegable de pared. No es lo mismo un mueble de uso esporádico que una cama donde dormir a diario. Si solo vas a usarla cuando vengan visitas, elige un modelo de calidad intermedia. Si, por el contrario, vas a confiar en ella para tu descanso diario, no lo dudes y elige un modelo de más calidad.

Las camas abatibles verticales son el modelo más extendido de camas de pared.
(Fuente: Bialasiewicz: 44582477/ 123rf.com)

Medidas

Las medidas de la cama plegable que elijas dependerán, obviamente, del uso que vayas a darle y del espacio disponible. Antes de comprar, mide bien el lugar donde vayas a instalarla para evitar sorpresas. En el caso de las camas verticales, también deberás tener presente la altura del mueble, sobre todo si los techos de tu vivienda son bajos.

Otra variable que debes tener en cuenta son las dimensiones de la cama una vez abierta.

A veces medimos el hueco y la altura, pero olvidamos el espacio que ocupa la cama cuando está desplegada. Esto puede traer problemas cuando pensamos instalar la cama plegable en una habitación estrecha o con muebles enfrente.

Colchón

La mayoría de las camas plegables de pared solo admiten colchones más finos que los convencionales. La razón es que un colchón grueso puede impedir que la cama se cierre bien. El grosor del colchón dependerá del fondo del mueble, aunque suele variar entre los 17 y los 30 cm. Ten en cuenta además que no todos los modelos incluyen el colchón, que deberás comprar aparte.

Diseño

Las camas plegables de pared son muebles diseñados para disimular su verdadera función. De ahí que su aspecto sea el de una pieza del mobiliario más, la cual no debe desentonar con el resto de la decoración. Hoy en día, la gama de camas plegables de pared es muy amplia, por lo que no tendrás problemas para hallar la que más cuadre con los muebles de tu hogar.

Material de fabricación

Al igual que existe un amplio abanico de camas plegables de pared, también son variados sus materiales de fabricación. Algunos modelos se fabrican con madera aglomerada, como MDF y MDP, más barata que la madera natural. Normalmente, se recubren con una capa de melamina, un material muy estético, duradero y resistente a los arañazos.

Aunque lo recomendable es que la cama plegable incluya un somier de lamas de madera, hay modelos que consisten en un tablero sobre el cual descansa el colchón. Estos últimos son menos recomendables, ya que suelen ser más incómodos para dormir y no permiten que el colchón se ventile debidamente.

Fácil plegado

Las actuales camas plegables de pared ya no son aquellos muebles engorrosos de abrir y cerrar. Sin embargo, hay modelos más fáciles de plegar que otros y en ello repercute especialmente la calidad del mecanismo. Asegúrate que la cama que vayas a adquirir dispone de un sistema de pistones que permitan una apertura con suavidad, sin esfuerzos.

Al mismo tiempo, debes comprobar que el mecanismo dispone de un sistema de bloqueo que impida su cierre accidental. La calidad del mecanismo de apertura y cierre es especialmente importante cuando hay niños en el hogar. Hay modelos que van desplegando las patas conforme baja la cama, una opción interesante, pero que puede incrementar el coste del mueble.

Resumen

Las camas plegables de pared son la solución perfecta para las hogares aquejados de falta de espacio. Hoy en día, existe un modelo para cada necesidad específica y para cada tipo de espacio. En este artículo hemos intentado arrojar algo de luz sobre los tipos de camas plegables existentes y las ventajas que ofrecen, entre otras cuestiones.

Elegir la cama adecuada influirá en nuestro descanso. Las camas plegables de pared no son una excepción, por lo que deberemos ser especialmente cuidadosos al elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. La calidad de sus materiales y del sistema de apertura son algunos de los factores que habrás de tener en cuenta.

¿Te ha sido útil nuestro artículo? Si es así, compártelo con tus contactos en redes sociales, será tu forma de recompensar nuestra labor. Y si quieres aportar algo, hazlo en la sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Bialasiewicz: 42423732/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.