cuarto de masaje
Última actualización: 15/05/2021

Nuestro método

19Productos analizados

15Horas invertidas

4Artículos evaluados

20Opiniones de usuarios

Si estás pensando montar un negocio de masajes, ya sean terapéuticos, relajantes o de belleza, las camillas de masaje serán tu principal herramienta.

En un mundo cada vez más sedentario, pasamos la mayor parte del tiempo sentados, incluso trabajando. Por eso, es muy probable que todos queramos o necesitemos un masaje de vez en cuando. Si estás pensando en dedicarte a esta actividad, te ayudamos a escoger tu camilla. ¡Así que sigue leyendo!




Lo más importante

  • Escoger una camilla adecuada para desarrollar tu profesión será fundamental.
  • Para elegir el mejor modelo para ti, tendrás que prestar atención a los materiales de los que está hecha.
  • El peso y la resistencia serán determinantes a la hora de comprar una camilla portátil.

Las mejores camillas de masaje del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te dejamos nuestra selección de las camillas de masaje más interesantes del mercado. Cada una de ellas atiende a diferentes criterios y se adaptan a los distintos tipos de usuarios, así que ¡toma nota!

La camilla de masajes mejor valorada por los compradores online

No products found.

Esta camilla fabricada por la marca Naipo te resultará muy fácil de transportar gracias a su bolsa de viaje incluida. La cama está hecha de espuma de alta densidad de 5 cm, por lo que es muy cómoda para el paciente. Recubierta de polierutano suave, repele el agua y el aceite. Esto hace que resulte sencilla de limpiar y mantener. Tiene un ancho de 70 cm y se divide en tres secciones.

La estructura es de aluminio, por lo que es ligera (sólo 14 kg). Pero, a la vez, el marco está equipado con una placa delantera y otra trasera más gruesa que la hace segura y robusta. La altura se puede regular desde los 61 a los 85 cm. Incluye reposabrazos y reposacabezas extras y soporta un peso de 250 kg.

La camilla de masajes de madera más vendida

Este producto, de la empresa Homcom, es robusto a la vez que ligero. Tiene un largo de 182 cm y de ancho 60 cm, lo que la hace más fácil de transportar. Al ser de madura, es más estable y fuerte, ya que soporta un peso de 250 kg. La altura es ajustable desde los 61 a los 88 cm y se divide en dos cuerpos.

La espuma es suave y de alta densidad, con 4 cm de grosor. Además, está recubierta de polierutano para facilitar la limpieza. Incorpora un soporte para la cabeza y brazos extraíbles, además del agujero para respirar. Pesa 14.8 kg y plegada ocupa 61 cm. Asimismo, incluye bolsa de transporte.

La mejor camilla de masajes según su peso

Si no quiere cargar cada día con una camilla muy pesada la marca TecTake tiene la solución. Esta cama de aluminio y plástico es de buenas dimensiones. Tiene 180 cm de largo y 61 cm de ancho, pero solo pesa 13 kg. Se pliega en 2 cuerpos para que puedas transportarla con facilidad.

Incluye la bolsa de transporte y los reposacabezas y reposabrazos son extraíbles. Su acolchado es de 4 cm de y está recubierto de PVC. Además, incorpora pies de plástico antideslizantes y cables de acero para mayor seguridad. Soporta 230 kg de peso.

La mejor camilla de masajes según su confort

La misma empresa, TecTake, fabrica también esta camilla igualmente ligera pero mucho más cómoda para el paciente. La diferencia está en la espuma de alta densidad, que tiene 5 cm de grosor y cerdas cerradas de gran calidad.

También es de aluminio y plástico como la anterior, pero esta soporta 220 kg. Mide 180 cm de largo y 61 de ancho e incluye el soporte extra para brazos y cabeza, además de la funda de transporte. Tiene unas valoraciones muy positivas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las camillas de masaje

Si estás pensando en comprarte una camilla de masaje, hay una serie de factores a los que debes prestar atención. Aparte de los materiales y dimensiones, tendrás que tener muy claro si vas a mover tu cama con frecuencia o, por el contrario, estará siempre fija en un mismo sitio. A continuación, te resolvemos todas tus dudas con nuestra guía de compras.

chica masaje

Si necesitas relajarte no dudes en solicitar un masaje terapéutico. Te ayudará a afrontar mejor una situación estresante. (Fuente: Mariolh: 567021/Pixabay)

¿Qué tipos de camillas de masaje existen?

Antes de comprar una mesa de masajes para tu negocio, piensa qué es lo que mejor se adapta a lo que tú necesitas. En el mercado existe una amplia oferta de camillas de masaje y te conviene saber cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada tipo.

Tipos Ventajas Inconvenientes
Fijas Son más resistentes y robustas, lo que dará más estabilidad al paciente. Por su tamaño y peso, no pueden moverse con facilidad. Se necesitarán mínimo 2 personas.
Portátiles o plegables Suelen ser más ligeras, lo que permite que puedas transportarlas con facilidad. El tamaño de la cama suele ser más pequeño.
Hidráulicas El sistema se avería menos y requiere poco mantenimiento. Debes pulsar una palanca para subirla al tope y luego ir bajándola.
Eléctricas Es más práctica, pulsas el botón o mando para subirlas o bajarlas. El motor requiere mayor mantenimiento y por tanto mayor coste a largo plazo.

¿Cuáles son las medidas adecuadas para las camillas de masaje?

Cuanto más ancho sea el banco de masajes, mejor estará el paciente, ya que le proporcionará una superficie mayor sobre la que tumbarse. Pero ten en cuenta que eso hará tu camilla más pesada, especialmente si quieres una portátil. Por lo general, la medida estándar suele estar entre los 70-72 cm de ancho.

Si vas a tratar a muchos pacientes grandes o gente mayor, puede que te interese un poco más ancha. No obstante, ten cuidado de que sea cómoda para ti y puedas llegar luego al centro del paciente.

En cuanto a la longitud de la camilla, lo recomendable es comprar una de 185 cm como mínimo. Suele ser la medida estándar y, salvo que vayas a tratar a jugadores de baloncesto, la mayor parte de los pacientes estarán cómodos. Si quieres puedes optar por una mesa de masajes más larga, pero ten en cuenta que si la vas a transportar eso hará que aumente el peso a cargar para llevarla.

¿Cuántas secciones debería tener una camilla de masaje?

Este es un punto importante, sobre todo para las camillas portátiles. Las secciones son las partes en las que se divide la mesa de masajes. Tu camilla se va a plegar por estos cuerpos. Cuanto más pequeños sean, más se plegará la cama y por tanto ocupará menos. Algo que tendrás que tener muy en cuenta si debes meterla en tu coche, por ejemplo.

Además, las secciones son los cuerpos que podrás mover para levantar la parte de la espalda o las piernas de los pacientes. Por tanto, procura que tenga mínimo 2 pero mejor 3, ya que eso te dará más posibilidades.

¿Cómo desinfectar y limpiar camillas de masaje?

La desinfección de la camilla entre paciente y paciente es un punto importantísimo para ofrecer un servicio profesional y evitar riesgo de infecciones entre pacientes. Además, es algo fundamental si quieres realizarle un buen mantenimiento.

Lo ideal es que la cubras con una tira de rollo de papel.

Ten en cuenta que necesitarás usar aceites, cremas o lociones que podrían resbalarse hasta la camilla y dañar el material del que está cubierto.

La opción más higiénica es cubrir la cama. Si solo vas a dar uno o dos masajes al día, también podrías adquirir una funda a modo de sábana, pero tendrás que lavarla después de cada uso.

También es aconsejable que después de usarla, o al menos una vez al día, le pases un trapo húmedo, añadiendo líquido desinfectante, si deseas, a toda la superficie. Recuerda lavarte las manos antes y después de cada sesión.

chica recibiendo masaje

En el mercado de segunda mano puedes encontrar buenas camas profesionales a un precio más reducido y, si no quieres hacer mucha inversión inicial, esta puede ser la opción ideal. (Fuente: koolshooters: 6628697/ pexels)

¿Merece la pena una camilla de masaje de segunda mano?

Si estás empezando tu actividad y todavía no sabes cómo te irá el negocio, quizás te interese adquirir una camilla de segunda mano. Sobre todo si buscas una cama fija, puesto que algunos negocios que antes ofrecían masajes solo en el local ahora han cerrado, o han decidido comprar camillas portátiles para dar su servicio también a domicilio.

Sin embargo, si buscas una camilla portátil, la diferencia entre una nueva y una de segunda mano no es demasiada. Teniendo en cuenta que seguramente tendrás que pagar los gastos de envío, quizás te interese más adquirir una sin uso. Algunas marcas incluso ofrecen un año de garantía por si la mesa de masajes tuviera algún defecto o problema.

Criterios de compra

Tratándose de un objeto con el cual vas a trabajar, es importante que hagas una elección adecuada. No solo va a ser beneficioso para ti, sino también para tu cliente. A continuación, te mostramos los criterios más importantes para realizar la elección.

Material

Uno de los criterios más importantes a la hora de comprar camillas de masajes será el material del que están hechas. Podrían ser de:

  • De aluminio. Estas serán más ligeras, puesto que es un material menos pesado. Por lo que si quieres una camilla que solamente vayas a usar como portátil, plantéate muy en serio comprarla de este metal. La diferencia de 2 o 3 kg puede ser determinante si vas a estar cargando con ella todo el día. Además de que, por lo general, son más caras.
  • De madera. Serán muchos más estables, ya que es un material más robusto. Esto también hará que la camilla resulte más pesada a la hora de cargarla.

Resistencia

Es muy importante escoger una mesa de trabajo para masajes que sea resistente. Esta tiene que soportar el peso de tus pacientes más la fuerza que ejerces sobre ellos al tratarlos. Si vas a montar un gabinete o consulta las camillas fijas (ya sean hidráulicas o eléctricas) son mucho más robustas.

Sin embargo, si vas a tener que desplazarte al domicilio del paciente u otros centros de trabajo (como empresas u hoteles), es mejor que optes por las portátiles. Fíjate siempre en el peso total que soporta la camilla y si incorpora refuerzos entre las secciones y en las patas, porque de lo contrario podría cerrarse mientras estás trabajando.

chica recibiendo masaje

No te recomendamos una camilla que pese más de 15 kg. (Fuente: 3865804: elly-fairytale/ pexels)

Confort

Para ofrecer una buena impresión a tus pacientes este aspecto va a ser crucial. Si el cliente se siente cómodo, como en una nube, sus dolencias y tratamiento las recibirá de forma más positiva.

Procura que el acolchado de la cama sea de una espuma de celdas cerradas y con un grosor mínimo de 5 cm para que cuando el cliente se suba le resulte confortable.

Peso

Hay varios tipos de camillas de masaje, pero el peso es un criterio que solo tendrás que tener en cuenta si te vas a comprar una cama portátil.

Si tu banco de masajes va a estar siempre fijo en un sitio, el peso del aparato no va a ser relevante, puesto que no tendrás que cargar con él. Por tanto, analiza bien cuántos kilos quieres soportar cada vez que tengas que moverla a otra ubicación. Recuerda que las de aluminio son más ligeras que las de madera.

Portátil

Como ya indicamos antes, deberás pensar si quieres una camilla fija o portátil. Estas últimas son mucho más económicas, muy útiles si estás empezando. Además, te dan la posibilidad de moverlas a otros lugares para hacer tratamientos a otros pacientes en su domicilio u otros centros.

Además, si vas a montar tu consulta en casa una camilla portátil, se pliega y puedes guardarla en su funda mientras no la estás usando. Esto te ahorrará mucho espacio y te permitirá utilizar esa habitación como oficina o lo que necesites.

Resumen

Esperamos que ahora tengas más claro cuál es el tipo de camilla de masajes que mejor se adapta a tu negocio o idea. Recuerda siempre que la limpieza de esta es fundamental para que te dure mucho tiempo y mantenerla en buen estado.

Si tienes cualquier otra duda o consulta puedes dejárnosla aquí en comentarios para que te respondamos.

(Fuente de la imagen destacada: atikah akhtar: 6xlyKFFvufg/ unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones