Última actualización: 21/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Si eres de los que disfrutan de las fiestas al aire libre, o, incluso, uno de aquellos afortunados o afortunadas que tienen una casa con jardín y piscina, te habrás planteado cómo disfrutar mejor de tus bebidas. A veces puede resultar engorroso preparar y tomar bebidas en espacios exteriores, y, quizás, tengas que realizar demasiados viajes en busca de copas, vasos y botellas. Seguramente habrás pensado que estaría bien tener todo ello en un mismo lugar.

Pues bien, con el carrito bar podrás tener todas tus bebidas guardadas y listas para su uso, además de todos aquellos utensilios relacionados con su consumo. Sus ruedas permiten un fácil transporte y suelen tener un tamaño razonable, por lo que podrás utilizarlos en estos espacios. Pero, dejémonos de preludios y vayamos al grano. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre este tipo de carritos.




Lo más importante

  • Un carrito bar es un carrito diseñado para su uso como bar, es decir, para el almacenamiento, transporte de bebidas, que además se pueden servir.
  • Suelen constar de dos o más estantes. Un estante superior, donde preparar las bebidas antes de servirse, y un estante (o estantes) inferiores donde colocar las botellas y utensilios necesarios.
  • Pueden ser utilizados tanto en interior como en exterior, y para un uso más funcional, o, incluso, decorativo.

Los mejores carritos bar del mercado: nuestras recomendaciones

En esta sección te presentamos una selección de los mejores carritos. Los hemos elegido para ti con la idea de presentarte una amplia selección de carritos que se ajusten a multitud de situaciones y formatos. Vamos con ellos.

El carrito bar más práctico

Carrito sencillo y funcional, con dos estantes, superior e inferior, perfecto para colocar todo tipo de utensilios y botellas. La parte superior está especialmente ideada para el uso de una pequeña plancha. Fabricado en acero, tiene dos ruedas y una asa lateral para su transporte.

Carrito simple y práctico, perfecto para un uso ocasional y utilitario. Es pequeño y fácil de guardar y transportar. No obstante, el estante inferior carece de algún tipo de barrera que evite que el contenido se

El mejor carrito bar para pequeños eventos

Carrito un poco más equipado que el anterior, con almacenamiento adicional. Cuenta con un porta utensilios extraíble y un pequeño botellero. Su estante superior consiste en un bonito tablero de madera.

Perfecto para pequeñas fiestas y un uso más continuado gracias a su mayor versatilidad. El botellero evitará que las botellas se caigan mientras el carrito se mueve y con su porta utensilios ganarás espacio de almacenamiento.

El carrito bar más completo

Completo carrito con 3 estantes para transportar todo tipo de utensilios, botellas, vasos y copas. Incluye un amplio botellero para hasta cuatro botellas y una portacopas. Está fabricado con madera MDF, PVC y hierro. Tiene cuatro ruedas, dos de ellas con función de freno y un asa lateral.

El carrito más completo. Perfecto para todo tiempo de situaciones, con un tamaño considerable pero razonable, y de gran capacidad de almacenamiento. Incluye todo lo necesario para una pequeña fiesta: portavasos, botellero, espacio para coctelera, cubitera, etc. El estante inferior está cerrado.

El carrito camarera perfecto para el hogar

Versátil y funcional. Este carrito multifunción está ideado para su uso en todo tipo de estancias y situaciones. Tiene cuatro estantes, uno de ellos es un amplio botellero, y un espacio para vajilla y cubertería. La parte inferior es perfecta para colocar botes o platos. Cuenta con cuatro ganchos y una tabla de cortar en la parte superior. Está fabricado en acero inoxidable, y está equipado con cuatro ruedas, dos de ellas bloqueables, y un asa lateral.

Ideal como complemento para tu cocina. Aunque es movible, es perfecto como almacenamiento adicional si cuentas con poco espacio en tu cocina. En su estante superior puedes colocar, por ejemplo, un microondas o una batidora, mientras que en los restantes puedes disponer de toda tu vajilla perfectamente ordenada. Su amplio botellero te permite tener todas tus botellas listas para su disfrute.

El carrito bar más elegante

Carrito redondo, de diseño elegante y distinguido y color dorado. Su estructura es de acero en acabado dorado y los estantes son de espejo. El borde de la parte superior evita que las bebidas se caigan. Tiene cuatro ruedas giratorias 360º de bola para una óptima conducción.

Ideal para servir bebidas de manera elegante. Este carrito, sin duda, dotará a tu hogar de un renovado aire de elegancia y distinción. En su parte inferior se pueden colocar elementos de decoración, como jarrones y flores, mientras que su parte superior es perfecta para servir bebidas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el carrito bar

Seguramente los hayas visto en más de una ocasión y te hayas preguntado, ¿Qué los hace tan especiales? ¿Para qué sirven? ¿Qué tipos existen? En esta sección te resolveremos todas estas dudas.

Las fiestas con amigos son el mejor lugar para descansar y desconectar de las exigencias de la vida cotidiana. (Fuente: Kampus Production: 5935189/ pexels)

¿Qué es un carrito bar?

¿Has visto alguna vez esos carritos que sirven bebidas en los aviones? Realmente son prácticos y funcionales, además de bonitos y llamativos. Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado ¿Por qué no podría yo tener un carro así en mi casa?

A diferencia de los carritos normales, los carritos camarera han sido ideados y fabricados para una única función: almacenar bebidas y disponer de todo lo necesario para servirlas. Por ello, suelen contar con botelleros y soportes y espacios para almacenar copas y botellas, normalmente en varios estantes. Suelen rematar su parte superior con una mesita o bandeja donde poder servir las bebidas.

¿Para qué sirve un carrito bar?

Son una solución ideal para guardar tus bebidas de forma ordenada, además de vistosa y elegante. En ellos puedes almacenar todo tipo de bebidas y accesorios. También puedes servirlas con comodidad gracias a su bandeja superior. Además, son transportables y de pequeño tamaño, por lo que son portátiles y muy manejables.

Son perfectos para fiestas al aire libre, por ejemplo, en el jardín de tu casa. De igual forma, son muy convenientes para servir bebidas en los diferentes espacios de tu casa, ya que puedes desplazarte con tu carrito por todas las estancias. También cumplen una función de almacenamiento, pudiéndose utilizar como un mueble bar donde tener todas tus bebidas al alcance para su disfrute.

¿Qué tipos de carrito bar existen?

No existen distintos tipos de carritos camarera como tal. Todos cumplen una misma y única función: almacenar y servir bebidas. No obstante, estos sí pueden diferenciarse por su tamaño, el número de estantes o bandejas o por los añadidos que incluyan.

Así, podemos encontrar carritos sofisticados, preparados para exhibir las mejores bebidas, con todo tipo de accesorios, desde abrebotellas hasta pequeñas batidoras o refrigeradores. Por el contrario, también tenemos carritos más utilitarios con simples estantes y almacenadores, mucho más funcionales.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un carrito bar?

La principal ventaja es que puedes tener un lugar donde disponer tus bebidas completamente ordenadas y listas para su disfrute. Su otra principal ventaja es su facilidad de transporte. Pero, sobre todo, debemos tener en cuenta que este tipo de carritos han sido ideados específicamente para esta función, por lo que cuentan con todo un equipamiento adaptado para su uso.

A continuación, te mostramos una pequeña tabla con sus principales ventajas y desventajas:

Ventajas
  • Producto ideado para el uso específico como bar
  • Útil para bebidas de todo tipo
  • Materiales resistentes y aptos para exteriores
  • Capacidad de almacenamiento
  • Fácil transporte
  • Fácilmente decorable
Desventajas
  • Limitado a espacios interiores o exteriores domésticos
  • Algunos objetos se pueden romper si se mueve cuando está lleno
  • Las bebidas se pueden estropear si el carrito se coloca al aire libre durante un tiempo de tiempo prolongado y no se retira

¿Cuál es la mejor decoración para un carrito bar?

Existen multitud de opciones, tantas como tu imaginación te lo permita. Realmente puedes darle el toque que tú quieras según tus gustos y preferencias. Lo que sí está claro es que una decoración adecuada es la guinda del pastel para un carrito bar del que presumir en tus fiestas, además de un elemento decorativo más en tu casa.

Puedes darle a tu carrito un toque fresco y ecológico colocando algunas flores y alguna planta en una maceta o en un jarro con agua. También puedes optar por un toque de distinción colocando una vajilla con copas, coctelera y cubitera a juego. El estilo vintage tampoco pasa de moda. Un pequeño tocadiscos y unos cuantos vinilos, o también unos libros, le darán un aspecto más intelectual y sofisticado.

¿Qué elementos necesitamos tener en un carrito bar totalmente equipado?

Los elementos indispensables son, por supuesto, las botellas, copas y vasos que necesites. Pero esto no se acaba aquí. Existen otros productos que pueden complementar tu carrito y hacer un uso de él todavía más placentero.

Por ejemplo, puedes añadir un picahielo, perfecto para preparar bebidas y dejarlas bien frías. Un medidor también es útil para calcular las medidas de tus cócteles. También puedes incluir un exprimidor por si te gusta preparar bebidas con jugos de frutas. Si eres un amante de los vinos un descorchador eléctrico es esencial. A la hora de servirlo puede serte útil una boquilla vertedora, y si, además, utilizas un corcho con boquilla, te aseguras de un buen cierre de tus botellas.

Algo que todo carrito camarera debe llevar es: cubeta para hielo, bandeja de servir, jarras y vasos. Los carritos más sofisticados pueden incluir un pequeño refrigerador.

¿Cómo hacer un carrito bar?

Puedes fabricarte un carrito bar tu mismo. Puedes transformar un mueble como un carrito de cocina o un carrito de servicio dotándolo de un botellero y un soporte para copas, además de un espacio de almacenamiento u otros accesorios, como abrebotellas o una mini-nevera. También podrías, por ejemplo, fabricarte uno con palés y unas pequeñas ruedas.

No obstante, te recomendamos que, si puedes, optes por hacerte con uno de estos carritos. Estos se ajustan mejor a este tipo de cometido, y podrás sacarles un mayor provecho.

Por su diseño, los carritos más sofisticados son perfectos para servir bebidas en fiestas elegantes. (Fuente: Los Muertos Crew: 8459381/ pexels)

¿Existen alternativas al carrito bar?

Realmente, las alternativas son muy escasas. Quizás podrías optar por una mesita con ruedas, pero perderías todos los beneficios del carrito bar. Otro tipo de carritos también podrían valer. Por ejemplo, un carro estilo frutero, o, incluso, una mesa o una pequeña estantería con ruedas.

En realidad, cualquier carrito con ruedas con al menos dos estantes te podría valer. Pero, recuerda que este tipo de productos han sido creados para servir como almacenamiento de bebidas portátiles.

Si lo que buscas es un carro que cumpla dicha función esta es, sin duda, la mejor opción.

Criterios de compra

Si te decides a comprar un carrito de este tipo es recomendable que sigas una serie de criterios que aseguren el éxito en tu compra. Si los cuidas, este tipo de carritos pueden durar toda la vida, pero, para ello, deberías tener una serie de criterios mínimos en cuenta. Te los mostramos a continuación.

Diseño

Existen tantos estilos como gustos. Pero, es cierto que el diseño es algo importante si quieres que tu carrito camarera no desentone con la decoración de tu casa o jardín. Puedes optar por diseños más minimalistas y funcionales, perfectos para realizar su función con garantías. O, en cambio, por algún estilo más recargado, o incluso elegante, que pueda ser exhibido en exteriores y mostrado a las visitas.

El diseño también depende del tipo de uso. Si lo que quieres es exponer las bebidas más que hacer un uso utilitario de tu carrito podrías optar por un diseño que se parezca al de un mueble bar típico. Si prefieres un uso completamente funcional, debes fijarte en otros aspectos, como el número de estantes, que te permitirán contar con un mayor espacio para vasos y bebidas.

Materiales

Normalmente, estos carritos van a estar expuestos al aire libre, o, incluso, van a permanecer fuera un buen tiempo. Es por ello que estos carritos están fabricados en materiales duros y resistentes a las inclemencias del exterior, como el acero inoxidable y maderas duras (eucalipto, teca, acacia). También pueden estar fabricados con plásticos, vidrio, resina u otros materiales como el ratán y el mimbre, todos ellos resistentes a la intemperie.

De ello también depende mucho la calidad del material. Los carritos de gama baja, normalmente los de plástico, se conservarán menos tiempo en el exterior. Por su parte, los de gama alta sí resistirán mejor a la intemperie, por lo que no necesitarán ser guardados en interiores tras su uso.

Este tipo de carritos son perfectos para servir el vino en tus reuniones con familiares o amigos. (Fuente: Pixabay: 290316/ pexels)

Tamaño

Todo depende del uso que le quieras dar, del tamaño de tu casa o jardín y de lo voluminoso que quieres que sea. Ten en cuenta que a mayor volumen estos carritos tendrán una menor maniobrabilidad, y que un carrito muy voluminoso y cargado corre el peligro de que algo se rompa.

Ante todo, asegúrate de que puedes maniobrar con total seguridad, ya sea a través de pasillos, puertas, esquinas o todo tipo de suelos de jardín. Si además quieres utilizar tu carrito como espacio para servir comidas la barra superior debe ser lo suficientemente ancha. El carrito también tiene que tener un tamaño adecuado al espacio donde lo vayas a guardar.

Estantes

Un carrito bar tiene, al menos un estante superior, consistente normalmente en una barra o una superficie plana y lisa, que puede ser utilizada para preparar y servir las bebidas, y un estante inferior, donde se colocarán las botellas y copas.

A más estantes el carrito ganará en tamaño, pero podrás almacenar más objetos. También será más utilitario. Normalmente, los carritos con dos estantes están destinados a un uso más decorativo. En cambio, un mayor número de estantes dotará a tu carrito de una mayor funcionalidad.

Almacenamiento adicional

Como hemos visto, los estantes te proporcionarán el mayor espacio en tu carrito. A más estantes mayor espacio de almacenamiento. Pero también existen añadidos que podrás utilizar para aumentar su almacenamiento.

Los portabotellas y los soportes para vasos y copas, así como para todo tipo de herramientas de bar o coctelería, son una buena opción y pueden acoplarse a distintos puntos de tu carrito. Estos pueden consistir, por ejemplo, en soportes de alambre para colocar vasos o botelleros. También se puede colocar una cubeta o bandeja para el hielo.

Resumen

Un carrito bar te permite almacenar y transportar todo lo necesario para disfrutar de tus bebidas favoritas como: botellas, vasos y copas, cubiteras, picadoras de hielo. Normalmente, consta de dos estantes, uno superior, donde se preparan las bebidas, y uno inferior, donde se almacenan.

Son muy útiles para servir bebidas en exteriores, como una piscina o un jardín, pero también son perfectos para tener todas tus bebidas ordenadas y guardadas en un mismo lugar, como si de un mueble bar se tratara.

(Fuente de la imagen destacada: arinahabich: 69062444/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones