Última actualización: 29/07/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Uno de los mejores inventos hoy en día es el carro de la compra plegable. Estamos acostumbrados al uso de bolsas o incluso al tradicional carro de tela cuando vamos a comprar. La variedad de productos en el mercado y el interés a realizar grandes compras es cada vez mayor. Por esta razón, ante el excesivo uso del plástico de dichas bolsas o el empleo de un carro pesado, surge como solución el carro de compra plegable.

Con la aparición de estos carros de compra, podemos sentirnos más ágiles a la hora de realizar la compra. Sin duda, ofrecen ventajas que harán que el ir al mercado nos resulte más cómodo. Algunos modelos pueden plegarse hasta quedar a modo de bolso o incluso mochila.




Lo más importante

  • Con la aparición de los carros de compra plegables se ha facilitado mucho el realizar la compra. Estos nos han ayudado a conseguir un método de traslado de nuestras compras más sencillo.
  • Es amplia la diversidad de carros de compra plegables que podemos encontrar. Cada vez son más las aplicaciones que se le añaden, haciéndolos aún más funcional.
  • Antes de decidirte por uno debes tener en cuenta criterios como el material, formato, capacidad o tamaño.

Los mejores carros de compra plegables del mercado: Nuestras recomendaciones

En el momento de decidir cómo queremos que sea nuestro carro de compra plegable, debemos tener en cuenta ciertos criterios. Debemos ser consciente del uso que queremos darle así como de las cualidades que se ajusten más a nuestro estilo de compra. Esto hará que este tipo de carro plegable nos sea más o menos complaciente.

El mejor carro de compra por su relación calidad-precio

Este carro de compra plegable es fabricado con un chasis ligero de aluminio y materiales resistentes. Incluye una bolsa térmica de 7 litros para almacenar productos congelados y un bolsillo interior para guardar el monedero y objetos de valor. Su capacidad de carga es de 50 litros y 30 kilos.

Se trata de un carro ligero con cuatro ruedas plegables para distribuir el peso y facilitar su transporte. La cesta es desmontable y cuenta con un fuerte apoyo delantero. El sistema de tracción garantiza la estabilidad necesaria para evitar dolores de espalda al trasladarlo.

Evaluación editorial: Este carro de compra es la combinación justa entre calidad y precio. Presenta una buena calidad de chasis, una bolsa térmica espaciosa y un sistema de tracción que evita los dolores de espalda.

El mejor carro de compra plegable por su capacidad

Este carro de compra plegable es fabricado con un tejido exterior resistente al agua. Dispone de una bolsa isotérmica de 11 litros de capacidad y 65 litros disponibles en la bolsa extensible, por lo que permite realizar todas las compras de una sola vez. Además, permite una carga máxima de 32 kilos e incluye un bolsillo posterior para almacenar objetos personales.

El manillar del carro es regulable en cuatro posiciones, adaptándose a todo tipo de persona. Como si esto fuera poco, brinda la seguridad necesaria al circular por pendientes o en aquellos momentos donde sea necesario detenerlo gracias a sus frenos. Es fácil de plegar e incluye un cierre de seguridad para reducir su tamaño al mínimo cuando no es utilizado.

Evaluación editorial: Se trata de un carro de compra ideal para quienes desean realizar todas las compras en una sola salida. Ofrece una increíble capacidad de carga y el manillar puede ajustarse en cuatro posiciones.

El mejor carro de compra plegable de 6 ruedas

Este carro de compra plegable es fabricado con una estructura de aluminio que le asegura una mayor vida útil ante las inclemencias del tiempo. La bolsa de almacenamiento desmontable tiene una capacidad de 50 litros e incluye una bolsa isotérmica pequeña para mantener productos frescos dentro del carro.

Se trata de un carro de compra que sobresale por su sistema de 6 ruedas, con el cual pueden subirse y bajarse escaleras fácilmente con el mínimo esfuerzo. El chasis y la tracción se adaptan a baches, hendiduras o aceras altas. A su vez, las ruedas están fabricadas con materiales de alta calidad que resisten el desgaste y brindan un desplazamiento silencioso. Además, el carro es fácil de guardar y ocupa poco espacio al cerrarse. La bolsa dispone de bandas reflectantes que aseguran una buena visibilidad en entornos oscuros.

Evaluación editorial: Este carro de compra sobresale por su sistema de 6 ruedas y su resistente estructura de aluminio. Estas cualidades se combinan con su capacidad de almacenamiento y su facilidad de transporte.

El mejor carro de compra plegable por su diseño

Este carro de compra plegable cuenta con una bolsa diseñada en poliéster desmontable. La misma incluye un compartimento para bebidas y tiene una altura de 96,5 centímetros, con la cual puede subir escaleras cómodamente transportando objetos y alimentos.

La bolsa tiene un diseño vertical con dos juegos de ruedas triple y exhibe un atractivo color negro. El mango ergonómico acolchado permite disfrutar de un manejo y transporte cómodos. Incluye pie de apoyo y puede plegarse el carro para su almacenamiento en maleteros, armarios o garajes.

Evaluación editorial: Se trata de un carro de compra plegable con un atractivo diseño de poliéster negro. Cuenta con un mango ergonómico que hace más cómodo el manejo y facilita la subida por escaleras.

El mejor carro de compra plegable con ruedas grandes

Este carro de compra plegable tienen una capacidad de almacenamiento de 45 litros y presenta un diseño robusto y resistente. La bolsa incluye 2 bolsillos (uno de ellos oculto) y un cordón de cierre para aportar una mayor estabilidad a la carga.

El carro se destaca por sus ruedas grandes, las cuales tienen un diámetro de 20 centímetros y facilitan mucho el transporte de las compras. Además, es fácilmente plegable y ocupa poco espacio una vez que deja de utilizarse.

Evaluación editorial: Este carro de compra sobresale por sus ruedas de grandes dimensiones, las cuales lo hacen más cómodo para transportar. A su vez, ofrece una buena capacidad de almacenamiento y es fácil de plegar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el carro de compra plegable

Si hablamos de un carro para realizar la compra, sabemos perfectamente a lo que nos referimos. Sin embargo, es normal encontrarnos nuevas adaptaciones de lo que tradicionalmente conocíamos. Hay adaptaciones que sirven para hacernos más llevadero nuestras actividades del día a día. En este caso, un ejemplo claro es la aplicación de un formato plegable en dichos carros.

Son muy útiles a la hora de que vayas por tus compras. (Fuente: Rh2010: 122230232/ 123rf)

¿Qué es un carro de la compra plegable y qué ventajas tiene?

Un carro de la compra plegable es aquel tradicional carrito que se ha utilizado para transportar la compra. Sin embargo, este modelo de carro nos ofrece la oportunidad de hacerlo más pequeño, de plegarlo. Esta innovación incorporada hace que su uso sea más fácil, principalmente su transporte.

Con respecto a las ventajas que presenta, la principal es el poder transportarlo de un lado a otro sin complicación. Al encontrarse reducido a un tamaño menor, su desplazamiento nos resultará más fácil. Del mismo modo, al plegarlo, el peso que tendrá en ese momento se reducirá, ayudándonos con un traslado más ligero. A la hora de guardarlo se necesitará poco espacio, pudiendo dejarlo en cualquier lado.

¿Cómo funciona un carro de compra plegable?

Un carro de compra plegable funciona a modo de bolsa con la cual transportar nuestra compra. El funcionamiento de estos tipos de carros se centra en poder doblarlo hasta reducir su tamaño y poder llevarlo sin necesidad de arrastrar de él. Una vez realizada la compra, solo necesitamos abrirlo nuevamente y el carro estará listo para ser cargado.

Su funcionalidad, sin duda, es mejorar y ayudarnos a llevar la compra sin esfuerzo. Podrás llevar contigo el carro sin que resulte un incordio y posteriormente emplearlo para evitar el cargar con bolsas pesadas. Su apertura, a su vez, aporta la capacidad necesaria para trasladar todo lo que tengamos.

¿Es útil usar un carro de compra plegable?

Usar un carro de compra plegable se puede considerar más útil que el uso de bolsas de plástico o incluso los carros tradicionales. Al estar diseñado con la intención de mejorar el proceso de traslado, presenta unas características que hacen que se muestre más útil que otras opciones.

Sus ventajas, mencionadas anteriormente, nos muestran el gran aprovechamiento de esta capacidad de pliegue. Comparado con otros, es una pieza que podemos guardar sin problemas y emplear, evitando así ciertos daños que puede ocasionar el coger bolsas pesadas. Además, resulta más cómodo de llevar que los carros tradicionales.

¿Cuánto puede pesar un carro de compra plegable?

Dependiendo del material usado en el carro de compra plegable, este presentará un mayor o menor peso. Sin embargo, la intención con este tipo de carro de compra es buscar la mayor comodidad posible. Eso es algo que un peso excesivo no consigue. Por ello, estos carros suelen diseñarse para aportar poco peso.

Además, debemos pensar que a este carro acabaremos añadiendo un exceso de peso con la compra realizada. Por ello, se suele presentar de inicio un peso adecuado para evitar daños. Hay que ser conscientes de que un hecho así puede acabar afectando de manera importante en el bienestar de nuestro cuerpo.

El desarrollo de los carros plegables, así como los diferentes estilos que podemos encontrar hacen que tengamos una gran gama de carros de compra en la cual poder elegir. (Fuente: Nomadsoul1: 120057859/ 123rf)

¿Qué otras peculiaridades puede tener un carro de compra plegable?

Con la incorporación de la capacidad de ser plegado, este tipo de carros también puede incorporar el despliegue de un asiento. Así, en el caso de esperar largas colas, uno puede hacerlo sin necesidad de cansarse. En otros casos, destaca la incorporación de unas ruedas que permiten la subida de escaleras sin problemas.

Otras de las peculiaridades a mencionar de los carros de compra plegables es el determinado material que puede presentar. Podemos encontrarnos carros plegables adaptados para el mantenimiento de determinados alimentos más delicados, ya sea por el tipo de tejido empleado o por la presentación de una gran variedad de compartimentos.

Criterios de compra

Si tenemos claro que para llevar la compra la mejor opción es un carro plegable, debemos tener también claro cuál elegir. Saber las diferentes características que puede mostrar este tipo de carro es aconsejable para saber qué clase se adapta más al tipo de compra que solemos realizar. Los criterios más adecuados para ayudarnos a elegir son:

Material

Los carros de compra plegables pueden estar hechos por diversos materiales. En este caso, hablaremos de los tipos de tela que pueden emplear. En función del uso que queramos darle, será mejor el empleo de un tipo u otro.

  • Tela Oxford: Es la más común en los carros de compra en general. Se trata de una tela formada a partir de la mezcla de algodón y poliéster. Este tipo de tela es resistente, además de permitir una fácil doblez en el momento de plegar el carro.
  • Tela térmica: Es perfecta para llevar aquellos alimentos que necesiten permanecer a una determinada temperatura. Este tipo de material permite que el alimento conserve su temperatura durante el trayecto. Resulta adecuado, en especial, para la compra de alimentos congelados.
  • Tela impermeable: Esta tela hace que nuestro carro plegable sea resistente al agua. Hace que se mantenga seco y listo para usar en todo momento. Una de las cualidades que presentan estos tipos de tela es que son lavables. Es una característica necesaria para mantener siempre nuestro carrito perfecto y así llevar nuestras compras en las mejores condiciones.

Es amplia la diversidad de carros de compra plegables que podemos encontrar. (Fuente: Gstockstudio: 45813093/ 123rf)

Formato

Los carros de compra plegables no presentan un único formato. Podemos encontrar diferentes en función de su capacidad de carga, tamaño, uso o por puro estilismo, pero siempre adaptado a su facultad de pliegue.

  • Bolso: Este formato resulta muy cómodo para poder llevar nuestro carro plegado a cualquier parte. Solo debemos plegar el carro hasta formar un bolso, el cual podremos llevar sin dificultad. Podemos usarlo igualmente de bolsa en este formato. Una vez que queramos usarlo a modo de carro, solo tendremos que desplegarlo, obteniendo mayor espacio.
  • Mochila: Ocurriría lo mismo que con el modelo bolso. Sin embargo, al plegar este nos dará la opción de extraer dos asas con las cuales poder colgarlo a la espalda en lugar de una.
  • Estructura del carro: Solo esta quedaría plegada. En este caso, si uno quiere, se puede retirar la bolsa. Una vez reducido el carro se podrá transportar cargándose o incluso arrastrándolo. Una de las peculiaridades que presenta este formato es el poder usar su estructura para transportar otros objetos distintos.

Todos estos formatos están adaptados para que en el momento de su pliegue las ruedas queden adecuadamente recogidas. Esto hace que podamos usarlo a modo de mochila o bolso sin molestias.

Capacidad

Cuando hablamos de capacidad de un carro de compra plegable, estamos haciendo alusión a la carga que este puede soportar. En gran medida, dicha capacidad depende del tamaño que el carro pueda presentar. Al tratarse de un carro que se puede plegar hasta dimensiones muy pequeñas, nos encontramos una variada escala de cargas.

Podemos llenar un carro de compra plegable con cargas de 20, 30 y hasta 40 kg. Mientras mayor sea el espacio de la bolsa o las dimensiones de la estructura del carro, mayor peso podrá acumular. Sin embargo, para evitar excesivas cargas, independientemente de la capacidad, es aconsejable tratar de no cargarlo con más de 25 kg.

Tamaño

Los carros de compra plegable pueden presentar diferentes tipos de tamaños, pudiendo elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Básicamente, son tres los tamaños que existen: grande, mediano o pequeño. Cuando el carro de compra se encuentra plegado, su tamaño será muy pequeño para facilitarnos el movimiento. Una vez que queramos darle uso, tendremos que volver a desplegar el carro obteniendo su tamaño real.

La elección del tamaño que queremos en nuestro carro plegable podemos verla en el tipo de compra que solemos realizar. Dependiendo de la cantidad que compremos, necesitaremos que nuestro carro tenga un mayor o menor espacio.

Número de ruedas

A la hora de escoger el número de ruedas para un carro de compra plegable, debemos centrarnos en la opción que sea más cómoda. Los carros de compra pueden traer entre dos, cuatro o seis ruedas.

Al tratarse de un carro plegable, sin duda la opción más aconsejable será que tenga dos ruedas. A la hora de plegarse, el recogido de estas ruedas será mucho más fácil y el peso será menor.

En cuanto a los otros modelos, podemos encontrar una cantidad mayor de ruedas. Incluso, existen ciertos modelos en los que las ruedas están adaptadas para facilitar el subir escaleras. Suelen estar formados por seis ruedas en total, las cuales se ajustan al escalón para que levante el carro sin mucho esfuerzo. De este modo, la subida será más ligera sin tener que hacer demasiada fuerza.

Resumen

En conclusión, estos carros de la compra plegables son todo ventajas. Están creados para poder desplazarnos con ellos con total facilidad y poder emplearlos cada vez que lo necesitemos, sin ningún impedimento.

Su capacidad de pliegue hace que su uso se multiplique ofreciendo más funcionalidad aparte de la ya conocida. Solo debemos saber cuáles son las características de estos carros que más se ajusten a nuestras exigencias y el resultado que obtendremos, sin duda, será beneficioso.

Deja un comentario si este artículo te ha servido de ayuda y no dudes en compartirlo en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Violetta: 169267/ Pixabay)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones