Tu hermoso perrito puede a veces tener un aliento muy pestilente. Pero a eso se le puede poner remedio fácilmente. Además, un buen cepillado de dientes diario no solo sirve para que el animal luzca aún más guapo de lo que ya es, ni para que tenga un aliento fresquito. Sino que es esencial para que se mantengan sano y sin problemas derivados de la falta de higiene.

Algunos perros pueden sentirse molestos si les cepillas los dientes. Afortunadamente, el mercado ofrece una amplia variedad de productos diferentes para los gustos de cada can. Y, además de esto, es fácil educar a estos animales a dejarse llevar cuando les pases un cepillo de dientes. En esta guía te vamos a resolver todas las dudas que puedas tener. ¡No te la pierdas!

Lo más importante

  • Hay muchas enfermedades derivadas de la falta de higiene bucal para un perro. Algunas relacionadas con los propios dientes, como la gingivitis o la periodontitis, y otras que pueden llegar a afectar órganos internos.
  • Un cepillo de dientes puede tomar muchas formas diferentes para poder así adaptarse a las exigencias de tu mascota. No siempre tienen forma de cepillo como tal. Pero como los distintos estilos cumplen la misma función, cuando vayas a una tienda a buscarlos, a todos ellos se les denomina cepillos de dientes y con ese término los podrás encontrar.
  • A la hora de comprar un cepillo de dientes para tu perro deberás tener en cuenta criterios de compra como el estilo de este y, sobre todo, su tamaño. ¡Si no le cabe en la boca será imposible limpiarle sus dientes y encías! También observa que tenga un material suave para que no le haga daño.

Los mejores cepillos de dientes para perro del mercado: nuestras recomendaciones

Para que puedas visualizar más claramente qué opciones hay para mantener brillante la sonrisa de tu mascota, te hemos hecho una selección con los productos más populares del mercado. Verás la variedad de cepillos de dientes que puedes encontrar y te detallamos las características de cada producto. ¡Y es que los perros tienen muchas más opciones que nosotros, los humanos!

El mejor cepillo de dientes de dedo para perro

Este cepillo de silicona se sitúa en el dedo índice como si fuera un guante y se pasa por los dientes del perro. Es reutilizable o se puede tirar tras un solo uso.

Una parte lleva un cepillo de silicona y otra un relieve. Ambas sirven para limpiar la dentadura. Mide 5,5 centímetros de largo y tiene un diámetro de 2 cm. Destaca la suavidad y flexibilidad del material.

El mejor cepillo de dientes de juguete para perro

Este cepillo es como un juguete de silicona resistente y suave, creado para que el perro juegue con él y, en ese proceso, limpie su dentadura. Hay seis orificios donde se puede insertar pasta dental.

Se recomienda que el perro use este cepillo durante al menos 10 minutos de cada vez. Hay dos tamaños a elegir. No se debe dejar que lo use durante horas para que no rompa.

El mejor paquete de cepillos de dientes para perro

Estos cepillos están hechos de silicona suave y no tóxica. Vienen 15 piezas. Se recomienda usar cada cada cepillo solo un mes. Se coloca en un dedo y son estrechos. de 2,5 centímetros de diámetro. Miden cada uno 5,5 cm.

Por un lado, lleva un cepillo de púas cortas de silicona y, por otro, unos relieves hechos para reducir la placa de los dientes y la acumulación de sarro.

El cepillo de dientes para perro más funcional

Este es un cepillo de dientes similar al que usamos las personas, con tres filas de cerdas flexibles para llegar a todas las partes de la dentadura del animal y las encías en una pasada.

Se puede lavar en el lavavajillas para mantener su limpieza. Las cerdas son duras, pero se ablandan con agua. El mango es fácil de sujetar por la persona que realiza la limpieza.

El cepillo de dientes para perro más natural

Este cepillo de dientes está hecho de caucho natural, no tóxico. Tiene una textura suave para no dañar las encías. Es una especie de juguete donde colocar pasta de dientes.

Mientras el animal lo muerde se estará limpiando la boca. Debe usarlo entre 3 y 5 minutos de cada vez. Los fabricantes prometen que el material aguanta bien las mordidas y los usuarios lo confirman.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre un cepillo de dientes para perro

La higiene bucal llevará a tu mascota a estar más saludable. Y hasta más guapa. Pero, al mismo tiempo, puede ser que tu perro odie cepillarse los dientes, algo que es muy común. Hay aquí un largo proceso educativo al que debes enfrentarte, pero el mercado te ayudará con una amplia variedad de productos. Nosotros también queremos apoyarte con unos consejos muy útiles.

Perro oliendo cepillo de dientes

Cuando vayas a comprar un cepillo de dientes a tu perro, deberás tener en cuenta la forma de ser de tu perro. (Fuente: Mashkova: 94279794/ 123rf.com)

¿Para qué necesito comprar un cepillo de dientes para perro?

Igual que tú te lavas los dientes varias veces a diario por higiene y por salud, un perro también lo necesita y por las mismas razones. La falta de limpieza en la dentadura, además del olor fuerte que puede suponer en la boca del animal, arrastra problemas en su salud bucal a la larga. Una tarea tan sencilla como pasar un cepillo de dientes por la boca lo soluciona.

¿Qué enfermedades puede tener mi perro si no usa cepillo de dientes?

La higiene bucal no solo nos ayuda a mantener sus dientes en la boca durante muchos más años, sino que evita ciertas enfermedades que pueden venir de la mano de la suciedad dental. Hay diferentes enfermedades o simples dolencias que un perro puede contraer derivadas de la falta de higiene. A continuación, veremos todas las posibles:

  • Halitosis. Seguro que te encanta recibir “besos” de tu perro, pero que te gustan un poco menos cuando le apesta la boca. La halitosis es ese mal olor que acarrea la falta de higiene.
  • Problemas al masticar por el dolor o la debilidad de sus dientes.
  • Gingivitis o sangrado de las encías: es una enfermedad caracterizada por el sangrado de las encías. Está creada por las bacterias y el sarro que se acumulan a causa de la falta de higiene.
  • Periodontitis. Cuando una gingivitis no se trata, puede llevar a la periodontitis, que puede tener como consecuencia mucho dolor y caída de algunas piezas de la dentadura.
  • Enfermedades en órganos internos. Una gran falta de higiene bucal puede arrastrar infecciones al organismo de tu mascota. Explican los veterinarios que las bacterias que se encuentran en la boca pasan a la sangre a través del tejido de las encías. Y eso puede llevarlas a órganos como riñón, hígado o corazón.

¿Cómo acostumbrar a mi perro a usar su cepillo de dientes?

Aunque de cachorro no es necesario pasarle un cepillo, porque no tiene aún todos sus dientes, si un perro llega a tu casa de bebé, puedes acostumbrarlo para que cuando crezca sea un proceso sencillo. Si comienzas a usar un cepillo de dientes cuando tu perro es mayor, recuerda siempre la técnica de premiar a un animal cuando hace algo bien.

En este caso con caricias, para no darle chucherías cuando ya tiene la dentadura limpia y pueda volver a ensuciarla. Si ves que no llega a acostumbrarse, simplemente prueba otro estilo de pasta y de cepillo de dientes. Hay diversos productos en el mercado y puede ser que uno no le guste, pero que otra modalidad le resulte muy cómoda.

Mujer lavando dientes a perrito

Un perro debe lavarse los dientes, al menos, dos veces a la semana.
(Fuente: Lightfieldstudios: 84978621/ 123rf.com)

¿Qué proceso debo seguir cuando uso el cepillo de dientes para mi perro?

Si lo que le das es un juguete limpiador de dientes, poco podrás intervenir en el proceso de limpieza. Pero si te decantas por un cepillo o por un guante para dedo, tú serás quien tengas el control del lavado de los dientes de tu animal. Recuerda que la boca tiene varias partes. Aquí verás los pasos que deberás seguir cuando tu perro ya se haya acostumbrado al cepillado:

  • Sujétale el hocico y comienza por los colmillos o dientes caninos. Hazlo con movimientos verticales y hasta la encía para que esta también se limpie.
  • Tras esto, pasa a los dientes posteriores, es decir, los molares y premolares, con movimientos circulares. Si ves que en algún momento tu perro está muy molesto, puedes evitar esa parte trasera de su boca.
  • Acaba en los dientes delanteros o incisivos con movimientos verticales y mucho cuidado. Estas son piezas mucho más sensibles.
  • Siempre, en todas las partes del proceso, pasa por las encías. Su limpieza es igual de importante que la de los dientes.
  • Se recomienda lavarle los dientes entre tres y cinco minutos. Más, si es con un juguete. Y como mínimo deberá de hacerse dos veces a la semana.

¿Qué más puede usar mi perro para su higiene bucal además de su cepillo de dientes?

El cepillo de dientes, en cualquiera de sus formas, es esencial, aunque vayas a usar otros productos disponibles para mejorar y blanquear la sonrisa de tu perrito. Pero, si puedes incluirle un complemento, el cepillado será mucho más eficiente. A continuación tienes una lista de productos que pueden acompañar a una buena limpieza bucal:

  • Pasta de dientes. Pero no uses una tuya. A tu perro no le gustará y además puede resultarle tóxico. Debes comprar una especial para canes. Muchas tienen sabores que les encantan.
  • Snacks para limpiar los dientes. Son muy efectivos porque vienen con un sabor agradable para el perro. Y pueden combatir la acumulación de placa, sarro y el mal aliento.
  • Enjuages bucales. Eso sí, los específicos para perros, ya que lo tragará. Y suelen disolverse en agua para que los beba o pueden ser espráis.
  • Alimentación sana. Cuida la comida y premios que le das a tu mascota. No solo por su peso, sino también porque la comida sana ensuciará menos su boca que los productos de baja calidad. Los alimentos malos pueden ayudar a crear más sarro.
Perrito mordiendo cepillo

Puede ser que a tu perro le moleste el proceso en un principio, pero poco a poco puedes acostumbrarlo a lavar sus dientes. (Fuente: Belchonok: 117037473/ 123rf.com)

Criterios de compra

A la hora de comprarle un cepillo de dientes a tu maravilloso perrito, deberás tener en cuenta que hay diferentes características que estos utensilios pueden tener. Si a tu perro no le gusta su cepillo, no desistas en el intento ni le dejes con una boca con mal olor. Mejor busca otro tipo de cepillo. En estas líneas conocerás los criterios de compra más importantes:

  • Forma
  • Tamaño
  • Material
  • Complementos
  • Carácter de tu mascota

Forma

Eso que llamamos cepillo de dientes para perro no necesariamente ha de tener la misma forma que el de los humanos. Hay diferentes estilos en el mercado. Algunos sí parecen cepillos, pero otros son más bien juguetitos que cumplen la misma función. Y de hecho, a la hora de buscarlos en una tienda, podrás hacerlo usando este término. En esta tabla lo entenderás mejor:

Forma Cómo se utiliza Características
Cepillo de dientes similar al de los humanos Pones la pasta en las cerdas y tú debes sujetarlo por el mango y pasar las cerdas por la dentadura y encías de tu mascota. Para facilitar la tarea, suelen tener los cabezales situados en diferentes posiciones y así, de una pasada, llegar a diferentes partes. Muchos perros no los aceptan fácilmente, pero son muy eficientes en su función. Tú controlas el proceso y puedes hacer que todos los dientes pasen por el proceso de lavado.
Juguete Se sitúa la pasta en unos orificios específicos y se deja al perro jugando, mordiendo su juguete de material elástico durante un periodo de entre cinco y diez minutos. Están creados con agujeros estratégicos para que, mientras el perro muerde su juguete, se vayan limpiando dientes y encías. Si tu perro es muy bruto cuando juega, pueden durarle poco estos cepillos. Y si no le gusta jugar de este modo, no conseguirás que lo haga tampoco para limpiarse. Puede ser que se dedique a lamer solo la pasta que le pongas. En este caso, no tienes control sobre el proceso de limpieza.
Guante de dedo Es como una funda que se suele poner en el dedo índice. Suele tener una parte con cerdas finas y otras con unas protuberancias y, con la ayuda de pasta dental, se pasa el dedo cubierto por dientes y encías del animal. Debes fijarte que te quepa en unos de los dedos centrales porque realizar el cepillado con el meñique puede ser una tarea muy incómoda. Si el perro te mordiera sin querer por algún susto, puede hacerte daño. Al mismo tiempo, suelen tener dos partes diferenciadas para mejorar el proceso de limpieza. Tú controlas este proceso y podrás lavar todos sus dientes.

Tamaño

Es de máxima importancia que un cepillo de dientes, sea de la forma que sea, se adapte al tamaño de la boca de tu mascota. Algunos fabricantes ofrecen un mismo producto en varios tamaños. En otras ocasiones deberás mirar bien el tamaño del objeto para que no sea ni muy grande ni muy pequeño para los dientes de tu mascota. Hay razas de tamaños muy diferentes.

Perrito con cepillo en su hocico

Hay cepillos de dientes al estilo de los que usamos los humanos, pero también hay otras formas, para adaptarse a cada mascota. (Fuente: Belchonok: 106514680/ 123rf.com)

Material

Que el material sea de calidad y adaptado es importante por varios motivos. Por un lado, tiene que ser un material amable con los dientes de tu mascota para que no dañe. También ha de ser resistente para aguantar las posibles mordidas y porque, como pasa con tu cepillo, debe durar unas semanas. El material no puede ser tóxico porque entra la boca. Aquí los más comunes:

  • Caucho: Es un material natural y por tanto no es tóxico. Es muy flexible y a la vez blando, específico para mordidas. Es muy común para los cepillos de dientes a modo de juguete.
  • Silicona: El material más común en los cepillo a modo de guante para el dedo. Resulta cómodo para la persona, es flexible para adaptarse al dedo y al mismo tiempo es amable con dientes y encías.
  • Plástico duro o PVC. Para los cepillos de dientes similares a los que usamos los humanos, necesitas que el mango sea firme para poder sujetarlo correctamente y que el proceso de limpieza te resulte fácil.

Complementos

Como ya hemos visto, una limpieza eficiente se consigue de la mano de aliados que complementen al cepillo de dientes. Obligatoria la pasta dentífrica de un sabor que agrade a tu mascota. Y también puedes añadir enjuagues bucales que se disuelven en agua o en forma de espray. También puedes usar snacks creados específicamente para la higiene de los dientes.

Carácter de tu mascota

Cuando vayas a comprar un cepillo de dientes a tu perro, deberás tener en cuenta la forma de ser de tu perro. Así, por ejemplo, si no le gusta jugar a morder, no lo va a hacer con su cepillo de dientes, por lo que no servirá el estilo creado a modo de juguete. Al mismo tiempo, si es impulsivo o asustadizo, no uses el guante para dedo. Puede morderte sin querer.

Resumen

Una boca limpia no sirve únicamente para que nuestro perro esté guapo. Y no solo, que también, para que nos pueda dar besos en la cara y que nos encanten porque no les huela el aliento. La higiene bucal de tu mascota es esencial, además, para que el animal goce de buena salud. Dale comida de calidad y, al menos dos veces a la semana, pásale un cepillo de dientes.

No nos valdrá la excusa de que no les gusta porque, como hemos visto, los perros tienen más opciones que los humanos para cepillarse sus dientes. Y, además, pueden complementar ese proceso con varios elementos, como snacks o enjuagues con sabores que a tu perro le encanten. Ponle paciencia y pronto se acostumbrará en esta tarea.

Si te ha gustado nuestra guía, no dudes en compartirla. Y nos encantaría leer tus comentarios sobre tu experiencia y la de tu perro con su cepillo de dientes.

(Fuente de la imagen destacada: Thamkc: 120610621/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
31 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Cargando…