Última actualización: 07/01/2022

Nuestro método

9Productos analizados

20Horas invertidas

6Artículos evaluados

69Opiniones de usuarios

Dicen que la sonrisa es el espejo del alma, ¿o eran los ojos? No importa, porque, sea como sea, la sonrisa nos sirve como tarjeta de visita. En palabras del doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Asociación Española de Ortodoncia, «detrás de una sonrisa bonita o de una boca cuidada, hay (…) una persona que se cuida y que se preocupa de su imagen».

No obstante, no se trata únicamente de belleza, sino que, como continúa este especialista. En este artículo vamos a hablarte de una herramienta que puede ayudarte a conseguir esa sonrisa bonita que todos anhelamos, ¡un cepillo de dientes eléctrico!




Lo más importante

  • Una buena higiene bucal nos ayuda a mantener nuestras encías y piezas dentales sanas, de modo que puedan cumplir con su función durante muchos años.
  • Varios estudios independientes han demostrado en los últimos años que los cepillos eléctricos son más efectivos a la hora de acabar con la placa bacteriana que se acumula en los dientes.
  • A la hora de comprar un cepillo eléctrico, debes tener en cuenta con qué cabezales es compatible, su fuente de alimentación y la autonomía de su batería, entre otros criterios.

Los mejores cepillos eléctricos del mercado: Nuestras recomendaciones

Hoy en día, el precio no es una excusa para no adquirir un cepillo eléctrico; tampoco lo es la falta de opciones. Hay cepillos para todos los bolsillos, para todas las edades, de distintos colores y con funciones que casi parecen más propias de una nave espacial. En este apartado, hemos seleccionado algunos cepillos que merecen la pena, tanto por calidad como por durabilidad.

El mejor cepillo eléctrico con temporizador

Este cepillo eléctrico es recargable e incluye un cabezal de recambio. Cuenta con control de presión de encías, tecnología 3D y un temporizador de 2 minutos.

Este cepillo eléctrico es ideal para realizar una limpieza profunda de tus dientes y encías sin esfuerzo. Ofrece 2 modos de cepillado: limpieza diaria y cuidado de las encías. Además, su batería de iones de litio dura más de 2 semanas con una carga.

El mejor cepillo eléctrico con sensor de presión

Con este cepillo eléctrico notarás tus dientes más blancos en tan solo una semana. Elimina hasta 7 veces más placa que un cepillo normal.

Dispone de un sensor de presión para un cepillado seguro y cuenta con 2 modos de cepillado: limpieza y blanqueamiento. Además, te avisa cuando llega el momento de sustituir el cabezal.

El mejor cepillo eléctrico ultrasónico

Con este cepillo eléctrico, eliminarás hasta 10 veces más placa y conseguirás una limpieza más profunda gracias a su exclusivo cabezal. Está disponible en blanco o en negro.

Su batería ofrece un tiempo de funcionamiento de hasta 14 días. La caja incluye un cepillo de dientes eléctrico, cabezales de recambio, un estuche de viaje y un cargador.

El mejor cepillo eléctrico de alta vibración

Este cepillo de dientes eléctrico es recargable y ofrece 40.000 vibraciones de alta velocidad por minuto para eliminar la suciedad dental en áreas profundas. Con solo 8 horas de carga, podrás disfrutar de hasta 30 días de funcionamiento.

Cuenta con 5 funciones de limpieza: blanquear, limpiar, pulir, masajear y modo sensible. También incorpora un temporizador inteligente de 2 minutos con apagado automático.

El mejor cepillo eléctrico para viaje

Se trata de un cepillo eléctrico de gama alta que te proporcionará una limpieza profunda y unas encías más sanas. Gracias a su tecnología 3D y a su control de presión visual de 360 grados, obtendrás resultados óptimos. Además, la batería de iones de litio dura más de dos semanas con una carga completa.
Por otro lado, cuenta con tres modos de limpieza: limpieza diaria, blanqueamiento y sensible. Y el temporizador de 2 minutos integrado ayuda a mantener el tiempo de limpieza de dos minutos recomendado por los dentistas.

El mejor cepillo eléctrico más completo

Consiste en un cepillo eléctrico que posee la tecnología de limpieza 3D de Oral-B. Con este aparato puedes oscilar, girar y pulsar para conseguir unas encías más sanas. Incluye dos mangos, un cargador y tres cabezales de repuesto.

El cabezal redondo del cepillo está inspirado por dentistas y se adapta a cada diente para una limpieza profunda, mientras que la batería recargable garantiza un uso duradero. Además, el cabezal Oral-B cambia de color en función de la frecuencia de uso para que sepas cuándo es el momento de sustituirlo.

El mejor cepillo eléctrico con tecnología 2D

Si quieres un cepillo de dientes para automatizar la limpieza de tu boca, el cepillo eléctrico Vitality PRO de Oral-B podría ser el adecuado. Este cuenta con una exclusiva tecnología de limpieza 2D que oscila y gira para eliminar hasta un 100% más de placa que un cepillo manual.

Además, tiene tres modos de cepillado diferentes (limpieza diaria, sensible y sensible plus) para que puedas personalizar tu experiencia de cepillado. El cabezal redondo del cepillo se adapta a cada diente individualmente para una limpieza profunda pero suave.

El mejor cepillo eléctrico más simple

Este asombroso cepillo de dientes eléctrico es una opción económica y simple para comenzar a probar este tipo de producto. Al igual que otros aparatos de Oral-B, oscila, gira y pulsa para eliminar hasta un 100% más de placa que un cepillo manual, incluso en zonas de difícil acceso.

Además, la función de control de la presión de las encías las protege de un cepillado excesivo. Por otro lado, este cepillo recargable tiene una batería de larga duración y viene con un indicador de carga para que nunca te pille sin energía.

El mejor cepillo eléctrico para una limpieza suave

El cepillo eléctrico Vitality Pro de Oral-B tiene tres modos de cepillado diferentes: limpieza diaria, sensible y el exclusivo sensible plus para una experiencia increíblemente suave. Solo debes asegurarte de tener carga en el dispositivo para utilizarlo.

Además, este cepillo recargable tiene una batería de larga duración para que puedas seguir usándolo una y otra vez. Y cuando llega el momento de cambiar el cabezal, este pasa de verde a amarillo para indicar que ha llegado el momento de sustituirlo, lo que garantiza que siempre tendrás un 100% de eficacia al limpiar tus dientes.

Otros cepillos eléctricos favoritos de la redacción

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los cepillos eléctricos

La salud dental es un tema que nos preocupa a casi todos. Sabemos que es fundamental lavarse los dientes varias veces al día, pero muchas veces no sabemos hacerlo bien y empeoramos así la salud, tanto de nuestras piezas dentales como de nuestras encías. A continuación, vamos a tratar de resolver las dudas más frecuentes sobre cepillos eléctricos.

Los cepillos eléctricos eliminan más placa bacteriana que un cepillo manual.
(Fuente: Citalliance: 19392888/ 123rf.com)

¿Cómo funciona un cepillo eléctrico?

Depende mucho de cada fabricante, no todos los cepillos trabajan de la misma manera. Todos funcionan a partir de un motor que produce una vibración que se traduce en uno u otro movimiento y que se canaliza hacia las cerdas del cabezal. Sus movimientos pueden resumirse en oscilación, rotación, pulsación y distintas combinaciones.

En caso de que estés a punto de estrenar tu cepillo, debes saber que, antes de nada, tendrás que cargar la batería de este durante más horas de lo normal para poder empezar a usarlo. Sea como sea, es importante que leas con atención las instrucciones facilitadas por el fabricante.

  • Antes de nada, coloca el cabezal en el cepillo.
  • Moja las cerdas y aplica tu pasta de dientes habitual.
  • Introduce el cepillo en tu boca y pásalo por cada diente y cada muela. En caso de que tu cepillo no tenga sensor de presión, trata de no presionar demasiado.
  • Cuando hayan pasado los dos minutos recomendables, tu cepillo te avisará o se apagará por sí solo.
  • Separa el cabezal del mango y límpialo detenidamente. Es mejor que lo laves, a poder ser, con agua tibia al menos una vez a la semana, dado que el agua fría no disuelve del todo la pasta de dientes y esta se va acumulando entre las cerdas del cabezal.

¿Cómo se limpia un cepillo eléctrico?

Limpiar un cepillo eléctrico es tan sencillo como limpiar un cepillo manual. Lo primero que debes hacer es limpiar las cerdas del cabezal. Ya que, normalmente, el mango no es sumergible, te recomendamos que separes el cabezal del mango para ponerlo debajo del grifo. Puedes limpiar el mango con un trapo húmedo una vez por semana.

También es una buena idea dejar en remojo los cabezales cada cierto tiempo en colutorio o pastillas para la limpieza de dentaduras o aparatos. Como ya hemos mencionado antes, el agua fría por sí sola no disuelve por completo la pasta dental, así que, al menos una vez a la semana, es buena idea limpiar los cabezales con agua tibia o caliente.

Limpiar un cepillo eléctrico es tan sencillo como limpiar un cepillo manual.
(Fuente: Kal Visuals: b1Hg7QIzcc/ Unsplash.com)

¿Con qué frecuencia se deben reemplazar los cabezales del cepillo eléctrico?

Los especialistas recomiendan cambiar de cabezal con la misma frecuencia con la que cambiarías tu cepillo de dientes manual, o sea, cada tres meses. Hay cabezales, de hecho, que cuentan con filamentos teñidos con una tinta especial que va perdiendo color para indicarte que, cuando lo han perdido por completo, ya es el momento de reemplazarlos.

Por supuesto, también es un tema de sentido común y la duración de cada cabezal dependerá también de su fabricante, de la dureza de las cerdas y del uso que le des ―no es lo mismo usar el cepillo eléctrico dos veces al día que solo una―. Es recomendable que adquieras los recambios en lotes de varios cabezales, pues así te saldrá más económico.

¿Qué ventajas y desventajas tiene usar un cepillo eléctrico?

El uso de un cepillo de dientes eléctrico, como ya veníamos mencionándote en el apartado anterior, tiene muchas ventajas, casi todas ellas relacionadas con su simplicidad de uso. No obstante, como casi todo en esta vida, también tienen desventajas. Tú eres quien debe poner toda la información en la balanza para decidir si son una buena para opción para ti.

Ventajas
  • Eliminan más placa bacteriana que un cepillo manual
  • El esfuerzo de cepillarse los dientes es menor porque el cepillo hace el trabajo por ti
  • Son menos abrasivos con el esmalte dental
  • Mejoran la gingivitis y la periodontitis
  • Los distintos cabezales disponibles se adaptan a las necesidades de cada persona
  • Te avisan cuando pasan los dos minutos de cepillado recomendados
Desventajas
  • La inversión inicial es más elevada
  • Hay que comprar cabezales de recambio y usar uno nuevo cada tres meses
  • Puedes reutilizar el cepillo tantas veces como quieras, pero tendrás que cambiar los cabezales, produciendo así residuos plásticos
  • Dependes de la batería o de la electricidad para usarlos

¿A partir de qué edad se puede usar un cepillo eléctrico?

No hay una edad concreta a la que los niños puedan empezar a usar cepillos eléctricos. Normalmente, lo recomendado es que empiecen a usarlos cuando sean capaces de hacerlo, lo cual suele ocurrir entre los siete u otro año de edad. Los cepillos eléctricos, especialmente los equipados con sensor de presión, no están contraindicados en absoluto para los niños.

En cualquier caso, si el niño es de corta edad, lo mejor es que uno de sus progenitores u otra persona responsable esté presente mientras realiza su limpieza bucal. Lo ideal sería, dado que los niños tienden a imitar las conductas de su entorno, lavarse los dientes al mismo tiempo que él o ella para que tome ejemplo y aprenda a usar su cepillo eléctrico correctamente.

¿Qué diferencias existen entre un cepillo eléctrico estándar, sónico y ultrasónico?

Para evitar confusiones, antes de nada debes tener claro que los tres son cepillos eléctricos que funcionan mediante un motor que mueve los cabezales. Los tres están diseñados para eliminar al máximo la placa, pero su forma de trabajar es distinta. Hoy en día, el precio también varía: los cepillos sónicos y ultrasónicos son más caros que los cepillos eléctricos estándar.

  • Cepillo eléctrico estándar: Pueden alcanzar los 12000 movimientos por minuto, aunque lo normal es que se queden en unos 6000. Rotan y oscilan alrededor de cada pieza dental.
  • Cepillo sónico: Este tipo de cepillos tienen velocidades de más de 30.000 movimientos por minuto. Las ondas se introducen en las cavidades bucales mediante la saliva y eliminan así las bacterias incluso en los huecos más escondidos.
  • Cepillo ultrasónico: Llegan incluso a 192.000.000 movimientos por minuto y superan el umbral de audición humana. Aunque el primer cepillo ultrasónico se patentó en 1992, no fue hasta 2013 cuando empezó a popularizarse en el mercado.

¿Un cepillo dental eléctrico es mejor que uno manual?

Muchas personas se preguntan si realmente merece la pena invertir en un cepillo eléctrico. Nuestra opinión es que sí. Según un estudio publicado en 2014 por la organización independiente Cochrane, en los primeros tres meses de uso la eliminación de la placa bacteriana mejora en un 11 % de media, y a largo plazo, pasados esos tres meses, en un 21 %.

Un estudio del Consejo General de Farmacéuticos publicado en 2007 concluyó que un 80 % de la población tiene una mala higiene bucal. Gracias a sus funciones de potencia ajustable, temporizador, movimientos por minuto o sensor de presión, entre otras, lavarse los dientes “bien” con un cepillo eléctrico es mucho más fácil, lo cual los convierte en una apuesta segura.

Los cepillos eléctricos son menos abrasivos con el esmalte dental.
(Fuente: Alena Ozerova: 116758149/ 123rf.com)

Criterios de compra

Lo has podido comprobar a lo largo de este artículo: hay muchos tipos de cepillos eléctricos. Las prestaciones de unos y otros varían bastante entre sí, del mismo modo que sus precios. ¿Cómo no perderse en este maremágnum? ¿Qué cepillo comprar? Sin duda, teniendo muy presentes ciertos criterios. Los más importantes, a nuestro juicio, son los siguientes:

Cabezales

A la hora de adquirir un cepillo eléctrico, es importante que pienses en sus cabezales. En el mercado hay una enorme variedad de cepillos que varían casi en exclusiva por el tipo de cabezal que traen de serie, así que sé consciente de que puedes comprar cabezales compatibles para adquirir un cabezal que se adapte al máximo a las necesidades de tu boca.

Un aspecto fundamental es que tu cepillo sea compatible con distintos cabezales o que encontrar repuestos sea sencillo. De lo contrario, el cepillo eléctrico te durará tanto como los cabezales que incluya en la caja. Las marcas de los modelos que hemos reseñado en apartados anteriores producen cepillos y cabezales muy disponibles en cualquier tienda.

También es una buena idea dejar en remojo los cabezales cada cierto tiempo en colutorio o pastillas para la limpieza de dentaduras o aparatos. (Fuente: Lesly Juarez: 1AhGNGKuhR0/ Unsplash.com)

Alimentación y autonomía

En el mercado encontramos tanto modelos alimentados por baterías recargables, normalmente de litio, como modelos a pilas ―aunque estos cada vez son menos comunes―. La batería te obliga a depender de los enchufes, mientras que puedes adquirir las pilas en cualquier tienda. También hay modelos con cable, pero hoy en día son muy raros.

Lo más habitual en los cepillos más modernos es que cuenten con una base de carga inductiva, o que puedan alimentarse directamente a través de la corriente eléctrica, o incluso por cable USB. La autonomía también es un punto a tener en cuenta. Una autonomía óptima debería ser superior a un par de semanas de uso normal ―tres veces al día de dos minutos cada una―.

Funciones

La mayor parte de los cepillos eléctricos que se pueden adquirir actualmente ofrecen características adicionales que van más allá del mero cepillado. Estas funciones los hacen más efectivos o facilitan, más aún, su uso. Por supuesto, estos extras encarecen el coste del cepillo eléctrico, pero no está de más conocerlos para tomar una decisión informada:

  • Temporizador: El temporizador te avisa o detiene la vibración del cepillo pasados dos minutos, que es el tiempo que debería durar un cepillado completo.
  • Alarma de sector: Esta alarma suena cada treinta segundos, aproximadamente, para avisarte de que debes pasar a limpiar otra zona de la boca.
  • Sensor de presión: Esta función evita que te laves los dientes ejerciendo demasiada presión sobre las encías. De este modo, evitarás sangrados o retraimientos gingivales.
  • Modos de limpieza: Sirven para adaptar el lavado a las necesidades concretas de tu boca.
  • Pantalla: En la pequeña pantalla que incluyen algunos cepillos se informa sobre el modo de limpieza elegido o el tiempo de cepillado.
  • Bluetooth y aplicaciones: Los modelos más modernos permiten la conexión a un smartphone para monitorizar la limpieza bucodental.

Los especialistas recomiendan cambiar de cabezal con la misma frecuencia con la que cambiarías tu cepillo de dientes manual, o sea, cada tres meses. (Fuente: Ian Allenden: 81939661/ 123rf.com)

Diseño

La estructura del cepillo eléctrico debe ser un criterio decisivo a la hora de comprar un modelo concreto, dado que influye en el uso que se le dará al aparato. No nos referimos tanto a unos colores o un diseño atractivo, sino a la funcionalidad del mango y su ergonomía. No están de más tampoco los dibujos antideslizantes que evitan accidentes desafortunados.

Comprueba, además, que tanto el cepillo como su base de carga sean robustos, sólidos y que den impresión de buena calidad. Debe contar con un compartimento de almacenaje para cabezales que, en ciertos modelos, puede funcionar como esterilizador. También puede existir la posibilidad de anclar el dispositivo a la pared para que ocupe menos espacio.

Accesorios

Los cepillos eléctricos más completos incluyen accesorios adicionales, como un estuche para almacenarlos y transportarlos, o cabezales de repuesto. El modelo más sencillo es capaz de limpiar los dientes de forma perfectamente efectiva, pero también es de agradecer que un dispositivo de este tipo nos ofrezca extras que faciliten el proceso de lavado.

Cuantos más accesorios incluye un cepillo de dientes, más elevado será su precio. En caso de que ese no sea un problema para ti, nuestro consejo es que valores especialmente el maletín o estuche de viaje, los cabezales adicionales o un sistema irrigador, como mencionamos anteriormente, que inyecte agua a presión en los espacios y cavidades interdentales.

La mayor parte de los cepillos eléctricos que se pueden adquirir actualmente ofrecen características adicionales que van más allá del mero cepillado. (Fuente: Olaf Speier: 81600490/ 123rf.com)

Resumen

La higiene bucal es una cuestión que cada vez preocupa más en nuestra sociedad. Una bonita sonrisa es uno de los rasgos más valorados y anhelados, así que no es de extrañar que cada vez nos ocupemos más de cuidar nuestras valiosas piezas dentales. Una buena forma de lavar los dientes a diario es mediante un cepillo eléctrico como los que te hemos presentado anteriormente.

No olvides que, uses un cepillo manual o eléctrico, es importante que te laves los dientes al menos dos veces al día ―aunque lo ideal son tres― y que el proceso de lavado dure en torno a dos minutos, tal y como recomiendan los dentistas. De este modo conservarás unos dientes sanos por más tiempo.

(Fuente de la imagen destacada: Sergey Kolesnikov: 57045204/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones