Última actualización: 28/05/2022

Nuestro método

32Productos analizados

83Horas invertidas

32Artículos evaluados

186Opiniones de usuarios

Una cesta colgante es un recipiente que se cuelga tanto en el exterior como interior de tu casa. Puede estar hecha de cualquier cosa, pero lo más usual es que estén hechas de metal o plástico.

Se pueden utilizar para: cultivar plantas como flores, hierbas y verduras en balcones o terrazas donde no hay mucho espacio disponible; o almacenar cosas ahorrando espacio.




Cesta Colgante: nuestra recomendación de los mejores productos

La mejor cesta colgante de alambre

Esta cesta colgante le aportará un espacio extra de manera elegante y sin mucha dificultad.
Su diseño la hace muy versátil, ya que la podrá emplear tanto en la cocina como en otra habitación de la casa como: dormitorio; baño; oficina; cocina.
Además, a pesar de que es bastante ligera, aguanta perfectamente hasta 4 kg. Por lo que podrás colocar diversas cosas sin preocuparte porque se doble o se rompa.

La mejor cesta colgante de algodón

Esta cesta de almacenamiento, con forma de bolsa y diseños originales, es perfecta para darle un toque divertido a esa habitación dónde necesitas espacio extra.

Además, cuenta con una barra de madera que le da un toque retro. Haciendo de una simple cesta de almacenamiento un complemento más de decoración que puede colocar en cualquier habitación.

Adicionalmente, es fácilmente plegable para que cuando no la uses la puedas recoger y está forrada con un revestimiento impermeable en el interior.

La mejor cesta colgante de metal

Esta cesta multiusos de metal, tiene una apariencia elegante y la dureza adecuada para no doblarse por el peso de los artículos que coloques en ella.

Es decir, que, por ejemplo, sirve para almacenar: útiles de cocina variados; ropa; libros; u otras cosas.

Precisamente gracias a su versatilidad es posible colocarla en cualquier habitación de la casa donde necesitas ese espacio extra, pero sin demasiado lugar para colocar un mueble más grande. Además, no necesita instalación y encaja a la perfección en baldas de unos 2 o 3 cm de grosor.

La mejor cesta colgante de plástico

La cesta de plástico es perfecta para el día a día, ya que puedes colocarla en un armario o una puerta sin perforar.

Su pequeño tamaño y profundidad: 24 centímetros de ancho; 10 centímetros de profundidad; 25 centímetros de alto. La hacen perfecta para colocar pequeños utensilios del día a día y además, tiene pequeños agujeros que facilitan el drenaje de agua.

Gracias a sus agujeros para drenar es perfecta para productos de limpieza, ya que el plástico la hace fácil de limpiar en caso de derrame y es fácil de transportar.

La mejor cesta colgante de madera

Elegante cesta colgante de madera y algodón tejido en macramé, perfecta para frutas y verduras en caso de tener poco espacio en tu cocina.

Cuenta con tres niveles, un total de unos 130 cm de longitud, que te ayudarán a ordenar tus comestibles por separado.

Es perfecta tanto para cocinas de estilo rústico como cocinas de estilo moderno. Y te permitirá ahorrar espacio, sin perder un toque de decoración en tu cocina.

Guía de compras: todo lo que debes saber sobre las cestas colgantes

Cesta colgante

Una manera de ahorrar espacio y conseguir almacenaje adicional. (Fuente: Karolina Grabowska/ pexels)

¿Qué hace una buena cesta colgante?

Una buena cesta colgante es la que tiene una forma bonita y las plantas están sanas.

Las mejores cestas tienen mucho color. Deben estar bien equilibradas, sin puntos muertos ni zonas de tierra desnuda.

¿Qué tipos de cestas colgantes hay?

Hay muchos tipos de cestas colgantes, tanto de interior como de exterior:

  • Interior: cestas de almacenamiento, que varían dependiendo de su material o su modo de montaje.
  • Exterior: las más habituales son las que se usan para plantas, también llamadas jardineras colgantes. Pero también hay cestas colgantes que se deciden utilizar como almacenaje exterior.

Adicionalmente, creo que merece la pena mencionar, que existen hamacas que imitan el estilo de una cesta colgante y que cada vez se ven más.

¿Quién debe emplear una cesta colgante?

Cualquier persona que quiera conseguir un espacio de almacenamiento extra, tanto en interior o exterior.

Aunque, dependiendo de para dónde la quieras, deberás de buscar unas funcionalidades u otras. Ya qué las cestas colgantes que sirven para plantas no suelen ser útiles para almacenar otras cosas.

¿Cuándo necesitas una cesta colgante?

Siempre que tengas poco espacio, ya que estos utensilios suelen ocupar poco espacio y al ir colgadas te dan una libertad que otros no hacen.

Asimismo, las cestas de exterior son perfectas para cultivar plantas que necesitan mucha luz, cuando no tienes mucho espacio en el jardín.

También son estupendas si vives en un apartamento o condominio, con pocos metros, ya que son fáciles de trasladar y colocar.

¿Cuáles son las ventajas de una cesta colgante?

Las cestas colgantes son una forma estupenda de añadir espacio, color y textura a tu jardín o casa.

Pueden colocarse en zonas en las que no tienes espacio para plantas más grandes, o pueden utilizarse como pieza de acento en el patio o la terraza.

¿Cuáles son las desventajas de una cesta colgante?

Las desventajas de una cesta colgante son que pueden ser difíciles de regar y abonar.

También requieren una poda más frecuente que otros tipos de recipientes, ya que las plantas tienden a crecer por encima del borde si no se recortan con regularidad.

¿Necesitas equipo adicional para emplear una cesta colgante?

No, no necesitas ningún equipo adicional.

Puedes usar una cesta colgante con tu luz de cultivo actual o incluso sin ella si no es demasiado grande y la planta no necesita mucho espacio para crecer.

¿Qué alternativas existen a la cesta colgante?

Hay muchas alternativas a una cesta colgante. Puedes convertir una vieja maceta, o incluso poner la planta en el suelo y dejarla crecer allí.

Si quieres algo que se parezca a una cesta colgante, pero que sea más fácil de mantener, prueba a utilizar una de esas macetas de plástico con agujeros en la parte superior para el drenaje.

Son bastante bonitas cuando son nuevas, pero al cabo de un tiempo empiezan a tener un aspecto bastante cutre porque la suciedad se queda atascada en todos esos agujeros y hace que sea difícil limpiarlas.

Otra alternativa sería algún tipo de recipiente hecho de materiales naturales, como el bambú o el mimbre; estos no solo suelen tener un aspecto más bonito que los de plástico con el paso del tiempo, sino que también duran más tiempo, ya que no se someten constantemente a la radiación UV de la luz solar, que descompone los plásticos más rápidamente que cualquier otra cosa.

Criterios de compra

Material

Los materiales con los que se pueden hacer las cestas colgantes son bastante variados, y dependerá mucho de su función, pero a continuación te dejaré un listado de los más comunes.

  • Metal
  • Plástico
  • Alambre o aluminio
  • Bambú u otro tipo de madera

Cada una tiene un uso distinto, y algunas que son más aptas para unas cosas que para otras, por lo que antes de adquirir una, ten muy claro para qué quieres utilizarla. ¡Saber en qué la usarás te ayudará a escoger la mejor para ti!

Usos

Dependiendo de para que quieras tu cesta, tendrás que escoger el material, así como las funcionalidades de esta. Por eso está bien saber en qué se pueden utilizar:

  • Maceta: quedan muy bien y te ahorran mucho espacio, pero necesitan tener drenaje.
  • Almacenaje: dependiendo de si es para interior o exterior, deberás de valorar el mejor material.

Los utensilios de exterior deben de estar reforzados para no dañarse por las inclemencias del tiempo, así que si escoges por ejemplo algo de madera, esta deberá de ir barnizada.

Tamaño

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de escoger cualquier accesorio para tu hogar, es el espacio que tú tienes disponible.

Una cesta colgante es bastante compacta, así que ocupa poco espacio, pero dependiendo del lugar donde quieras colocarla necesitaras tener en cuenta lo siguiente:

  • Altura o Longitud
  • Profundidad
  • Ancho

Una vez que tengas en cuenta estas medidas, podrás escoger la cesta que mejor se adapte a tu disponibilidad y tu necesidad.

Instalación

La instalación de este tipo de artefactos pueden variar. Hay algunas que no necesitan instalación, ya que exclusivamente se colocan de manera adicional a las baldas de un armario.

Otras si necesitan instalación, y dependiendo del tipo de cesta puede ser de varios tipos: clavos de pared, tornillos u otro tipo de dispositivo sustitutivo de este.

(Fuente de la imagen destacada: 167161177/123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones