Cesto para la ropa
Última actualización: 27/05/2022

Nuestro método

27Productos analizados

47Horas invertidas

19Artículos evaluados

173Opiniones de usuarios

Un cesto para la ropa sucia con tapa es un recipiente que puede utilizarse para guardar la ropa sucia. Tiene una tapa que ayuda a evitar que el contenido se pueda derramar por el suelo cuando se mueve o se transporta. Las tapas suelen tener agujeros para facilitar la ventilación del cesto.

El cesto para la ropa sucia con tapa puedes usarlo en cualquier habitación de tu casa o apartamento, así como en los dormitorios. Este producto te ayudará a tener todo bajo control a la hora de hacer la colada.




Los mejores cestos para la ropa sucia: nuestras recomendaciones

[kb_produclist]

El mejor cesto de tela para ropa sucia por su peso

Este cesto de ropa sucia, pesa apenas 1,2 kg, lo que lo hace muy manejable a la hora de transportarlo en vacío y con ropa.
Además, su capacidad,100 litros, es perfecta para almacenar la ropa de toda una familia durante una semana de manera discreta.
Su aspecto elegante facilita el que pase desapercibido, y la variedad de colores te permite adaptarlo a la decoración de tu casa.

El mejor cesto para ropa sucia con tapa plegable

Este cesto de ropa sucia, hecho en tela y con marco de bambú, es fácilmente plegable para ahorrar espacio cuando no es necesario.

Tiene una capacidad amplia, perfecta para almacenar bastante ropa antes de hacer la colada, sin un peso excesivo, lo que facilita su movilidad.
Asimismo, cuenta con una bolsa de red extraíble y lavable que permite mantener la higiene del cesto de ropa.

Está disponible en varios diseños y capacidades para adaptarse a las necesidades concretas de cada persona.

El mejor cesto de ropa sucia con tapa de bambú

Este cesto de ropa de bambú, le da un toque de elegancia rústica a tu hogar de manera discreta gracias a su pequeño tamaño.

A pesar de que su estructura rígida podría hacerlo parecer aparatoso, sigue siendo ligero. Apenas pesa 2 kg, lo que lo hace fácil de manejar y su estructura impide que se deforme por la forma que toma la ropa cuando la introduces en él.
Su pequeño tamaño lo hace bastante fácil de posicionar en cualquier rincón de la casa y tiene una capacidad para 72 litros, más que suficiente para acumular la colada de la semana.

El mejor cesto de ropa sucia con tapa de diseño trenzado

Este cesto de ropa sucia, de plástico y sin bolsa extraíble, es fácil de limpiar y de mantener ventilado gracias a su diseño trenzado abierto.

Cuenta con una capacidad de 55 litros, es decir, tiene una espaciosa cesta para almacenar la ropa sucia. Así como con un tamaño bastante ajustado para ahorrar el máximo espacio en su hogar.

El mejor cesto de ropa sucia con tapa de plástico

Este cesto de ropa sucia con tapa, fabricado en plástico polipropileno, es muy ligero, con apenas 0,5 kg y una capacidad de 60 litros.

Es una opción recomendada si quieres poco peso, con bastante capacidad, en plástico. No contiene bolsa extraíble, pero el hecho de ser de plástico facilita su lavado.
Además, cuenta con unos agujeros para ventilar y evitar la acumulación de olores.

[/kb_productlist]

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los cestos de ropa sucia con tapa

Sala de lavado

La bolsa extraíble te permite llevar sin problema tu ropa a la lavadora. (Fuente: PlanetCare/ Unsplash)

¿Qué es un buen cesto para la ropa sucia con tapa?

Un buen cesto para la ropa sucia con tapa debe ser de un material fácil de limpiar y duradero.

También debe tener un cierre hermético para que no salga el olor, pero no debe ser demasiado hermético, ya que tienes que meter la ropa sucia. Los mejores suelen ser de plástico o metal.

¿Qué tipos de cestos para la ropa sucia con tapa hay?

Hay dos tipos de cestos de ropa con tapa:

  •  plegable
  • estructura fija.

Los plegables se pueden plegar cuando no se usan, mientras que el otro no se puede plegar, pero tiene más espacio para guardar la ropa que el primero.

¿Quién debe utilizar un cesto para ropa sucia con tapa?

Este cesto para la ropa sucia es ideal para quien quiera mantener su ropa sucia contenida y oculta a la vista.

Es perfecto para dormitorios, apartamentos o cualquier otro espacio pequeño en el que no tengas mucho espacio, pero necesites un lugar donde guardar la ropa sucia.

La tapa mantiene el olor dentro para que no se impregne en el resto de tu casa, a la vez que mantiene el polvo fuera cuando no se usa.

¿Cuándo necesitas un cesto para la ropa sucia con tapa?

Cuando tengas mucha ropa sucia y no tengas tiempo para lavarla. Puedes meter toda la ropa sucia, cerrar la tapa y sacarla para lavarla. ¡Es muy cómodo!

¿Cuáles son las ventajas de un cesto para ropa sucia con tapa?

Las ventajas de un cesto para la ropa con tapa son que es fácil de transportar y guardar.

Además, tiene un cierre hermético que mantiene la ropa fresca durante más tiempo. Esto los hace ideales para las personas que viajan con frecuencia o tienen poco espacio en sus casas.

También se pueden utilizar como cestas de almacenamiento, por lo que no necesitas comprar otras por separado si quieres, una solamente para lavar la ropa y otra para guardar cosas como juguetes, etc.

¿Cuáles son las desventajas del cesto de la ropa sucia con tapa?

La principal desventaja de un cesto para ropa sucia con tapa es que no tiene ruedas. Esto significa que tendrás que llevar la colada de un sitio a otro, lo que puede ser bastante incómodo si llevas cargas pesadas.

Otra cosa que vale la pena mencionar aquí es que estos cestos no vienen en diferentes tamaños y formas como otros tipos de cestos para la ropa. Por tanto, es posible que no encajen en todo tipo de espacios o habitaciones tan bien como otros.

¿Necesitas un equipo adicional para emplear el cesto de la ropa sucia con tapa?

No, no necesitas ningún equipamiento adicional para usar el cesto de la ropa con tapa.

¿Qué alternativas existen al cesto de la ropa sucia con tapa?

Hay muchas alternativas al cesto de la ropa sucia con tapa. La alternativa más común es el cesto de mimbre para la ropa sucia, que puede encontrarse en casi todos los hogares y oficinas del mundo.

Otra opción popular para guardar la ropa sucia es la utilización cubos de plástico o incluso cajas de cartón, aunque estas opciones no ofrecen ninguna protección contra los ácaros del polvo y otros alérgenos que pueden causar problemas respiratorios con el tiempo.

Criterios de compra

Material

Los cestos para la ropa sucia con tapa, pueden estar fabricados en distintos materiales.

Lo más habitual era encontrarlos en alguna variedad de plástico o metal, pero actualmente, es muy habitual encontrarlos hechos en bambú, mimbre o tela.

Las nuevas alternativas en cuanto a materiales son variadas y abren una ventana de opciones más amplia de la que ya existía.

Capacidad

La capacidad de un cesto de la ropa varia, desde los 10 litros hasta los 100 litros. Es decir, que queda en sus manos escoger la que mejor se adapte a sus necesidades.

Los cestos de la ropa con tapa, suelen ser de capacidad más grande. Por lo que es común encontrarlos con capacidades desde 40 litros hasta los 100 litros, pero eso no implica que no haya cestos con tapa más pequeños.

Peso

Por la misma razón que la capacidad varia, también lo hace el peso de este producto. Aunque no solo depende de su capacidad, ya que el material con el que esté fabricado puede jugar un papel muy importante.

Lo más habitual es que pesen de 1 a 5 kg, pero también hay cestos de ropa que pesan incluso menos. ¡No te quedes con el primero que veas!

Busca el que más se adapte a tus necesidades y capacidades de espacio.

Ecológico

La preocupación por el medioambiente va en aumento, y eso se refleja en todos los productos. Incluso en un cesto de ropa sucia, por eso actualmente se ven algunos fabricados completamente con materiales ecológicos y reciclables.

Sí, realmente quieres algo completamente ecológico, tu mejor opción serán los fabricados en materiales biodegradables.

Hermeticidad

Cuando buscamos un cesto con tapa, buscamos evitar que nuestra ropa acumule polvo y ácaros principalmente. Por eso, los cestos para la ropa, nunca pueden ser completamente herméticos, ya que los olores se acumularían impregnando el material.

Así que la mejor opción es buscar un cesto para la ropa con tapa, que impedirá la entrada de esos ácaros o polvo, pero permitirá salir los olores gracias a los agujeros de ventilación.

(Fuente de la imagen destacada: Sarah Dorweiler/ unplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones