chaleco naranja
Última actualización: 25/05/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Para muchas actividades, llevar un chaleco salvavidas en perfectas condiciones es fundamental. Nadie quiere poner en riesgo su salud por un descuido. Por ello, te vamos a dar todos los detalles clave que necesitas conocer para estar siempre listo a la hora de vivir una gran aventura.

Existe una amplia variedad de chalecos salvavidas en el mercado. Por lo tanto, te vamos a proveer de los tips que necesitas para elegir entre uno y otro. Verás que tan solo depende del uso que quieras darle o de la actividad para la que lo necesites. ¿Estás dispuesto a volverte un experto?




Lo más importante

  • Un chaleco salvavidas es un dispositivo de flotación y seguridad. Nos va a permitir realizar innumerables actividades al aire libre sintiéndonos a salvo.
  • Prescindir de él puede ser igual de grave que usar un chaleco salvavidas incorrecto. Por ello, es crucial atender a cuestiones como la fisionomía del usuario o la actividad a realizar.
  • No solo hay que usar el chaleco adecuado para nosotros. También es necesario saber cómo se utiliza y cuáles son todas sus prestaciones. En caso de emergencia, será nuestro gran amigo.

Los mejores chalecos salvavidas del mercado: nuestras recomendaciones

Seguro, más de una vez, te has sentido abrumado por la cantidad de opciones que hay disponibles en el mercado. En ocasiones, se hace difícil elegir la mejor alternativa. Además, cuando hablamos de seguridad, siempre buscamos lo mejor. Para tratar de ayudarte en tu decisión, hemos hecho una pequeña selección en función de diferentes criterios.

El mejor chaleco salvavidas para niños según su relación calidad-precio

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Splash About es el chaleco salvavidas más vendido para niñas de entre 1 y 3 años. Se trata de una chaqueta con un sistema de flotación de 8 piezas ajustables. Su éxito se debe a su floreado diseño y a la seguridad que aporta a los padres. Es ideal para los niños cuando están aprendiendo a nadar.

Además de tener una protección solar de UPF50+, su sistema está diseñado para ajustarse a las necesidades de los más pequeños. A medida que el niño va ganando confianza en el agua, se podrán ir retirando las piezas. Por ello, la incomodidad nunca será un problema.

El mejor chaleco salvavidas para adultos

Rrtizan, se trata de un chaleco salvavidas unisex inflable y portátil para adultos. Se encuentra entre los más vendidos para actividades como natación, snorkel o pesca. Es fácil de usar, resulta apto para 80 – 220 lbs y su precio es muy económico.

Presenta una correa de cintura de 116,8 cm que se podrá ajustar de acuerdo con tu peso, gracias a su hebilla. Su tamaño es de 28 x 18 x 2 cm y tan solo pesa 0,64 kg. Esto lo convierte en un aliado para llevar de viaje. Además, es bastante cómodo: su material es 60% poliéster, 40% PVC y su tacto suave.

El mejor chaleco salvavidas para perros

BOBKY es un chaleco salvavidas pensado para perros o animales de similares características. Se suele recomendar para estos animales porque es ajustable. Además, tiene un mango ergonómico y bastante fuerte para el dueño. Con él, podrás transportar a tu perro alrededor del agua.

Su tejido es ultrafino y ligero. En concreto, la parte inferior de la malla es transpirable, por lo que garantiza un secado adecuado. Están equipados con velcro y hebillas ajustables alrededor de la cintura y del cuello. Así, tu mascota estará cómoda y segura.

El mejor chaleco salvavidas para niños

¿Buscáis un chaleco salvavidas más discreto para niños que ya saben nadar y desean realizar actividades como vela ligera, kayak o esquí náutico? Lalizas 71077 es la mejor opción. Se caracteriza por ser unisex y de color naranja, lo que le aporta una gran visibilidad.

Presenta un diseño ergonómico, gracias a su cremallera y correa ajustable en las zonas del pecho y la pierna. Cumple con la certificación ISO 12402-4 y se trata de un chaleco salvavidas 45Nt. Esto último se refiere a los Newtons (N), característica técnica que se mencionará más adelante.

El mejor chaleco salvavidas para bebés

Bestway Fisher-Price 93521, es un chaleco salvavidas pensado para bebés que vayan a realizar actividades como natación. Presenta una cubierta textil de dibujos divertidos en color amarillo.

Obviamente, no se recomienda bajo ningún concepto dejar solos a los bebés. Sin embargo, este producto contiene correas y hebillas ajustables para que el pequeño esté seguro y sujeto.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los chalecos salvavidas

Seguro que después de esta introducción te quedan un montón de preguntas. En esta sección, queremos determinar los criterios esenciales de evaluación a la hora de optar por un chaleco salvavidas. Así, después de esta lectura, tus dudas habrán desaparecido.

Un chaleco salvavidas es un dispositivo de flotación y seguridad. (Fuente: Bian Ye: nvgeN21Pruk/ Unsplash)

¿Qué ventajas tiene un chaleco salvavidas?

Los chalecos salvavidas fueron diseñados para mantener a las personas a flote en el agua si cayeran a ella. Sin embargo, eso no quiere decir que estén pensados solo para aquellos que no saben nadar. De hecho, los chalecos salvavidas suelen ser de uso reglamentario para actividades en aguas bravas. Por ejemplo, rafting, descenso de ríos o kayak.

Su principal misión es garantizar la seguridad. Especialmente, en situaciones en las que el socorrista acuático no puede llegar a tiempo. También en el caso de no haber socorrista. De esta manera, evita un ahogamiento.

Ventajas
  • Elemento esencial para la flotabilidad de nuestro cuerpo
  • Modelos con diseños muy cómodos
  • Te permite realizar actividades acuáticas de manera segura, incluso si no sabes nadar
  • En general, son productos de bajo coste
  • Capacidad de aislamiento término
Desventajas
  • La elección de un mal chaleco puede ocasionar molestias físicas, sobre todo en las cervicales

¿Quién inventó el chaleco salvavidas?

Antes de la aparición del chaleco salvavidas, las personas utilizaban otros medios para flotar en el agua. Por ejemplo, algunos recurrían a pieles de animales. También se agarraban de las ramas de los árboles o a materiales de corcho. Sin embargo, no era, ni de lejos, el método más eficaz.

Teniendo en cuenta el gran número de marineros que arriesgaban sus vidas en el mar, algo había que hacer. Así fue como en 1854, el capitán Ward, diseñó un traje de corcho en Reino Unido. Con los años, se fue convirtiendo en lo que es ahora.

¿Qué tipos de chaleco salvavidas hay?

Como dato curioso, quizás no sabías que los chalecos salvavidas miden su índice de flotabilidad en Newtons (N). Es por eso que se pueden encontrar diferentes números seguidos de la letra N. Además, esto es muy importante porque forma parte del equipo de seguridad de nuestra embarcación.

Existen de cuatro tipos: 50 N, 100 N, 150 N y 275 N. Usaremos unos u otros en función de la distancia de la costa donde nos encontremos y nuestro peso corporal. Además, los chalecos salvavidas deben estar homologados.

Sin embargo, esto no quiere decir que sean más incómodos. Se puede distinguir entre modelos rígidos de espuma, pero también hay otros más cómodos de inflado automático. Estos no molestan para maniobrar. Si buscas algo más práctico, definitivamente no tendrás que conformarte con la primera opción.

Tipo de usuario Tipo de actividad o situación
Chalecos de 50N Saben nadar bien, pero necesitan una ayuda para mantenerse a flote en aguas interiores tranquilas Actividades náuticas deportivas, como vela ligera, kayak o esquí náutico
Chalecos de 100N Ideales para mantener a flote a una persona que no sepa nadar, pero que se encuentre consciente Para embarcaciones alejadas hasta 5 millas del puerto base o refugio
Chalecos de 150N Permiten mantener boca arriba a una persona inconsciente para evitar que se ahogue Recomendables en náutica de recreo y para barcos que naveguen en alta mar y en navegación costera
Chalecos de 275N Es el más empleado en trabajadores de plataformas petrolíferas, pero es cierto que dificulta más el movimiento Pensado para navegación de altura o incluso oceánica

¿Por qué flota el chaleco salvavidas?

Para contestar a esta pregunta tenemos que recurrir al Principio de Arquímedes. Éste descubrió que cuando un objeto se sumerge en el agua, consigue que el agua provoque un movimiento. El mismo será diferente de acuerdo con su peso. En estos casos, el agua empujará hacia arriba el objeto con una fuerza igual al peso de la que está siendo desplazada.

Si viajas con tu mascota en una embarcación, recuerda colocarle su chaleco salvavidas. (Fuente: Katieb: EsFWhGY66S8/ Unsplash)

¿Cómo funciona un chaleco salvavidas?

Los chalecos salvavidas se inflan gracias a una cápsula de gas de dióxido de carbono adherida a ellos. Algunos modelos necesitan ser activados. Sin embargo, en otros, esto sucede de manera automática una vez que el chaleco está sumergido en el agua. Por otra parte, si optas por chalecos de espuma, es simplemente ponértelo.

¿Cómo colocar el chaleco salvavidas?

Antes de zarpar en una embarcación, o de realizar cualquier tipo de actividad acuática, cada persona debe colocarse su propio chaleco salvavidas. Este debe ser de su talla y encontrarse ajustado al cuerpo.

Siempre se debe colocar el chaleco salvavidas, con anterioridad a la realización de cualquier actividad acuática. Es que, si las condiciones se complican, puede ser tarde. La forma correcta de colocarlo es por encima de la ropa, incluso por encima de un chubasquero. En ocasiones de emergencia, no hacerlo así, podría dificultar la respiración.

¿Qué alternativas existen al chaleco salvavidas?

Existen diferentes instrumentos que nos ayudan a flotar en el agua. Algunos ejemplos son: manguitos, flotadores, colchonetas, asientos, tablas, churros de flotación, rulos o bandas pectorales.

Algunos consideran que es suficiente con utilizar flotadores. Sin embargo, ningún experto en el tema haría jamás una recomendación así para realizar una actividad acuática. Especialmente, si esta podría presentar algún tipo de riesgo.

muchos chalecos de colores

Recuerda tener en cuenta tu peso a la hora de elegir el mejor chaleco salvavidas para ti. (Fuente: A. Amutio: efc_wvilRs4/ Unsplash)

Criterios de compra

Cuando comprobamos que el producto viene con marcado CE y cumple las normas UNE referenciadas, sabemos que sirve para evitar ahogamientos. Sin embargo, cada usuario tiene un tipo de necesidad distinta. Por ello, hemos hecho una selección entre distintos criterios de compra:

Perfil del usuario

Como venimos repitiendo a lo largo del artículo, el chaleco salvavidas es un elemento de uso individual. Entre todos los disponibles, tenemos que atender al tipo de usuario.

Bajo ninguna circunstancia debemos adquirir un chaleco que no cumpla con la normativa exigida. Para ello, recomendamos revisar las etiquetas.

Niños o bebés. Es imprescindible elegir un chaleco con cierres de seguridad ajustables. Son los modelos más seguros del mercado. Así, conseguiremos que se adapten al cuerpo de los más pequeños. Para evitar incomodidades, el mejor material es el neopreno de tacto suave. Además, como su piel es tan sensible, los chalecos con protección UV servirán para protegerla. En caso de llevar incorporados flotadores, lo mejor es que estos también puedan quitarse.

Adultos. Nuestra recomendación es utilizar un chaleco salvavidas que disponga de relleno de espuma de flotación de neopreno. Estos suelen ser los más cómodos. Si buscamos un ajuste más seguro, existen modelos que ofrecen dos cinturones adicionales a la cremallera lateral.

Animales. Aunque no sea un buen nadador, con el chaleco salvavidas puesto no tendremos que preocuparnos. Debemos buscar el mejor ajuste alrededor del pecho del animal. Si se trata de un animal pequeño, podemos incorporar al chaleco un asa en la espalda y enganches de seguridad ajustables.

Actividad

En el caso concreto de los chalecos que se usan para rafting o kayak, ambas actividades son consideradas de cierto riesgo. Los chalecos deberán llevar un acolchado en la espalda y en el cuello. Es para que los hombros y la zona lumbar estén protegidos, incluso, si el tejido del chaleco choca con alguna roca.

Cuando practicamos esquí acuático u otras actividades similares que usen un remolque, los chalecos salvavidas deberían incorporar 3 sistemas frontales de cierre. Al menos dos de ellos deben ser correas que consigan rodear todo nuestro cuerpo.

Para actividades más "tranquilas", como la navegación, en principio no se requiere de ningún requisito adicional.

deporte kayak

Los chalecos salvavidas son de uso obligatorio en ciertas actividades acuáticas. (Fuente: Merrikh, Nadim: LJ36url5Z_U/ Unsplash)

Material

Los materiales deben ser resistentes, cómodos y de calidad. Además, tienen que tener colores brillantes para que contrasten con la superficie del agua. Así podrán ser visibles en todo momento y desde cualquier ángulo.

Por ejemplo, los chalecos de neopreno suelen ser bastante cómodos y prácticos. Por ello, se usan frecuentemente para deportes como el esquí náutico o el wakeboard.

Sistema de seguridad y cierre

Todos los productos deben poder ajustarse con seguridad, ser cómodos y permitir el movimiento. Una vez colocado correctamente, no debería alterarse su posición en el cuerpo por el uso. Esto sería un problema.

Algunos chalecos salvavidas llevan incorporados un arnés de seguridad. Están especialmente pensados para cuando necesitamos ir sujetos a alguna parte fija del barco, cáncamo o línea de vida. En cualquier caso, si llevan hebillas o cremalleras de cierre, debemos evitar que su apertura pueda ser involuntaria. Para ello, será necesaria más de una acción para desajustarse.

Además, suele ser una muy buena idea llevar colocados en cada chaleco salvavidas algunos accesorios. Por ejemplo, el silbato en caso de necesitar pedir auxilio o una luz de emergencia para poder ser fácilmente localizable en la oscuridad. Aunque es más infrecuente, algunos chalecos salvavidas disponen de una radiobaliza personal.

Resumen

Ten siempre presente que, a la hora de realizar actividades acuáticas, prescindir de un chaleco salvavidas es una mala idea. Puede costarte la vida, incluso si tienes experiencia en natación. Es nuestra responsabilidad informarnos previamente.

Debemos conocer cuál es el chaleco salvavidas que se ajusta a lo que queremos hacer y a nuestro cuerpo. Nunca se sabe lo que puede ocurrir y es mejor ir preparados. Si te pareció interesante nuestro artículo, compártelo. Si tienes alguna duda, escríbenos y con mucho gusto te la responderemos.

(Fuente de la imagen destacada: Billionnet: 114181326/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones