Bebé durmiendo en cuna
Última actualización: 20/07/2022

Nuestro método

32Productos analizados

67Horas invertidas

14Artículos evaluados

225Opiniones de usuarios

Una chichonera de cuna es una funda acolchada de tela o vinilo que se coloca alrededor del interior de la cuna de tu bebé. Puede utilizarse para evitar que los bebés se golpeen la cabeza con los barrotes de madera de la cuna, pero también proporciona un aspecto atractivo y decorativo a la habitación del bebé.

Por otro lado, las chichoneras de cuna son una forma estupenda de mantener a tu bebé seguro mientras juega. Pueden ayudar a prevenir las lesiones en la cabeza si se cae, y también proporcionan algo de amortiguación para los bebés a los que les gusta dormir boca abajo.




Las mejores chichoneras de cuna del mercado: nuestras recomendaciones

La mejor chichonera de cuna transpirable

Fabricada en poliéster de alta calidad y rellena de microfibra de alta densidad, esta chichonera de cuna es muy transpirable. Adicionalmente, ofrece una protección de 360°, que asegura que el niño no solo no se golpeará, sino que sus manos y pies no se atascarán entre los barrotes.

Con respecto a sus dimensiones, la presentación es de 4 paneles, entre ellos, dos de 340 x 30 cm, y dos de 160 x 30 cm. La forma de sujetarlos es por medio de lazos, lo que facilita el retiro para el lavado.

La mejor chichonera de cuna de mayor compatibilidad

No products found.

Gracias a sus dimensiones, esta chichonera de cuna se adapta a la mayoría de cunas de 120 x 60 cm. En su presentación incluye un edredón y almohadón que combinan con el diseño de la chichonera.

Por otro lado, las tres piezas del este set son desenfundables para un mejor lavado tanto en invierno como verano. Adicionalmente, el relleno es de una fibra antibacteriana y anti olores.

La mejor chichonera de cuna más acogedora

Esta chichonera de cuna destaca por sus materiales. Con espuma en su interior y material minky recubriéndola, la cabeza del pequeño está protegida al tiempo que siente gran suavidad.

En cuanto a su colocación, es muy sencilla y se realiza por medio de apertura de sus lados. Estos brindan una fijación mayor y ofrecen un respaldo extra cuando el niño se sienta en la cuna.

La mejor chichonera de cuna más versátil

Esta chichonera es un modelo que funciona muy bien, ya sea para la cuna, el colecho o la cama de los padres. En forma de serpiente, tiene un largo de 300 cm y un diámetro de 13 cm.

Por otra parte, el lavado se puede hacer en lavadora a temperaturas de hasta 30 °C, sin necesidad de retirar la funda. Además, esta chichonera es ideal para proteger la cabeza, pies y manos del pequeño, así como frenar las corrientes de aire.

La mejor chichonera de cuna de doble función

Esta chichonera de cuna es un modelo que cumple con dos funciones. La primera es la reducción del riesgo de asfixia y la segunda es que evita los cabezazos. Esto se debe a que cuenta con una malla transpirable 3D.

Con respecto a las características de su material, es un tejido de poliéster hipoalergénico. Una vez lavado, el secado de la fibra es rápido. Asimismo, su instalación es sencilla con ayuda de su manual.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre las chichoneras de cuna

Mujer embarazada con cuna

Además de proteger a tu bebé, la chichonera de cuna da un aspecto más delicado a su habitación. (Fuente: Cengiz/ unsplash)

¿Quién debe utilizar una chichonera de cuna?

Cualquier persona que tenga un bebé y lo haga dormir en su cuna, debería contar con una chichonera de cuna. Este accesorio brinda mayor seguridad de que el pequeño no se golpeará en la cabeza si lo descuidas por un segundo. Asimismo, la chichonera evita que las manos del bebé se atoren entre los barrotes de la cuna.

Por otro lado, la chichonera de cuna puede utilizarse en los corrales. De esta forma, si tienes que realizar otras actividades y no puedes estar pendiente del bebé constantemente, la chichonera te brinda la seguridad de que mientras juega, el niño o niña no sufrirá accidentes en su cabecita.

¿Qué tipos de chichoneras de cuna hay?

Hay dos tipos de chichoneras de cuna. El primer tipo es la chichonera tradicional que se ajusta a las paredes de la cuna de tu bebé y se sujeta con lazos o correas de velcro. Pueden estar hechos de diversos materiales, como algodón, vellón de poliéster, franela y rizo. Están disponibles en muchos colores diferentes para que combinen con el tema que hayas elegido para la habitación de tu pequeño.

El segundo tipo se llama "chichonera interior de cuna" porque va dentro del colchón en lugar de encima, como la mayoría de los otros estilos. Los protectores interiores de cuna suelen consistir en tiras de tela cosidas en forma de tubo largo; sin embargo, algunas marcas también incluyen pequeñas piezas de espuma unidas a cada tira para que no haya demasiado movimiento entre ellas mientras las lleva tu hijo cuando duerme.

¿En qué tengo que fijarme al comprar una chichonera de cuna?

Hay varias cosas en las que hay que fijarse a la hora de comprar una chichonera de cuna. En un principio, debes revisar la calidad de los materiales utilizados en su fabricación y comprobar también si han superado alguna norma de seguridad o no. Este accesorio estará en contacto con la piel del pequeño, por lo que no quieres que le provoque alergias.

Finalmente, es muy importante ver la forma de sujeción de la chichonera. La mayoría se sujetan por velcro, tiras que anudas a los barrotes, o botones. Debes comprobar que ninguno de estos materiales pueda ser potencialmente dañino para el bebé. Si el sistema de sujeción es con botones, busca unos botones de gran tamaño, que el niño no pueda tragar por accidente.

¿Qué es una buena chichonera de cuna?

Una buena chichonera de cuna debe estar hecha de un material suave que no se rompa fácilmente. También debe tener lazos o velcro para mantenerlo en su sitio y evitar que el bebé se enrede con él. Los mejores son los que no tienen cuerdas, cintas u otras partes sueltas que puedan suponer un peligro de asfixia para tu hijo.

Adicionalmente, un aspecto que hace buena a una chichonera, es la medida. Si su largo no llega a cubrir todo el contorno de la cuna, es preferible buscar otra que si lo haga. Esto se debe a que el bebé se moverá por toda la superficie de la cuna, y si dejas un espacio sin cubrir, puede ser que caiga allí y se golpee.

(Fuente de la imagen destacada: ruslangaliullin/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones