Mujer en corredora
Última actualización: 27/02/2020

Nuestro método

12Productos analizados

24Horas invertidas

8Artículos evaluados

77Opiniones de usuarios

Hacer deporte es beneficioso para la salud, además de ideal si queremos tonificar nuestro cuerpo. Entre las actividades más demandadas por los usuarios —excluida la musculación— están el running y la carrera en cintas de correr. Pero, ¿por qué no disfrutar de esa actividad sin tener que desplazarnos a un gimnasio? Eso es posible gracias a las cintas de correr plegables.

Las cintas de correr plegables nos permiten realizar ejercicio físico a diario o cuando más nos apetezca. No tendremos que salir de casa para correr durante unos minutos. Bastará con montar la cinta, correr y luego plegarla y guardarla de nuevo. Gracias a esa característica —ser plegables— no tendremos problemas de almacenamiento en casa. ¡Todo son ventajas!




Lo más importante

  • La cinta de correr plegable es una herramienta de ejercicio físico. Permite realizar ejercicio cardiovascular o aeróbico —comúnmente llamado cardio— de forma cómoda. Además de para correr, podemos utilizarla también para caminar a distintos ritmos y velocidades. Es ideal para uso en zonas con clima poco agradable o si no disponemos de tiempo para desplazarnos a un gimnasio.
  • La principal diferencia —y ventaja— respecto a las cintas de correr tradicionales es que se pueden plegar. Es decir, una vez terminada la sesión de ejercicio, podemos guardar la cinta. Las tradicionales, al ser rígidas y muy pesadas, necesitan una ubicación fija.
  • A la hora de elegir una cinta de correr plegable, debemos tener en cuenta varios criterios de compra. Uno de los más importantes es la inclinación. Que una cinta para correr tenga inclinación o no —y el grado de la misma— le aportará un plus a nuestro entrenamiento. A más inclinación, mayor resistencia de la superficie; por lo tanto, mayor fuerza y consumo calórico por nuestra parte.

Las mejores cintas para correr plegables del mercado: nuestras recomendaciones

La forma más sencilla de conocer lo que nos ofrecen las sillas de correr plegables es observar sus características. En esta lista, te ofrecemos cuatro modelos especialmente seleccionados para ti. De cada uno de ellos te contamos lo más relevante, para que así puedas decidir si se adaptan a lo que buscas. ¡Échales un ojo!

La cinta de correr plegable más barata

Esta es una cinta de correr plegable y eléctrica que triunfa gracias a su excelente relación calidad-precio. Su potencia es de 750 vatios (W) y cuenta con sistema de parada de emergencia. Dispone de pantalla LCD que indica las calorías, la velocidad, la distancia y el tiempo.

Su velocidad máxima es de 10 km/h. El plegado es muy sencillo y cuenta con ruedas para su transporte. Sus dimensiones son 1,24 cm de alto y 57 cm de largo. ¡No te defraudará!

La mejor cinta de correr plegable por su relación calidad-precio

Si estás buscando una cinta de correr plegable de calidad realmente excelente y a un buen precio, aquí la tienes. Se trata de un artículo de Sportech, una marca alemana popular por artículos como este, que cuenta con 13 programas, es inclinable y dispone de consola LCD.

Además, incluye pulsómetro, soporte para tablet y portabotellas. Su motor es silencioso y su velocidad máxima es de 10 km/h. Los usuarios destacan su calidad y facilidad de plegado.

La cinta de correr plegable ideal para adelgazar

Si lo que quieres es adelgazar con una cinta de correr eléctrica y plegable, has encontrado el artículo perfecto. Se trata de una cinta de 1.800 W, muy compacta y con 12 programas de entrenamiento.

Es fácil de mover y almacenar, además de contar con una pantalla LCD digital con diversas funciones. Además, es compatible con la app Kinomap con bluetooth para controlar la cinta desde cualquier dispositivo. Sus dimensiones, plegada, son 60 x 64 x 126 cm.

La mejor cinta para correr plegable de alta gama

Una cinta para correr plegable y de alta gama perfecta para los atletas más exigentes. Su potencia le permite alcanzar 20 km/h, además de una inclinación de hasta el 18 %. El sistema de amortiguación activo previene lesiones y mejora el rendimiento.

Incorpora una pantalla táctil LCD de 15,6 pulgadas con sistema operativo Android. El peso total es de 140 kilos y sus dimensiones son 1956 x1022 x 1393 mm. Su calificación es de 5 sobre 5 estrellas, ¡ahí es nada!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cintas de correr plegables

Seguro que has visto cientos de cintas de correr tradicionales. En gimnasios, centros de entrenamiento o rehabilitación o incluso en casa de algún amigo. Pero, ¿qué sabes acerca de las cintas de correr plegables? No son tan frecuentes, por lo que algunas de sus características resultan desconocidas. ¡Conozcámoslas un poco mejor en esta sección!

La cinta de correr plegable es una herramienta de ejercicio físico. Permite realizar ejercicio cardiovascular o aeróbico —comúnmente llamado cardio— de forma cómoda. (Fuente: Jackson: 27251847/ 123rf.com)

¿Qué es una cinta para correr plegable?

Una cinta de correr plegable es un aparato compuesto por una estructura sobre la que se sitúa una cinta transportadora. Sobre dicha cinta se sitúa la persona que realiza la actividad física, para caminar o correr. El desplazamiento de la cinta permite recorrer distancias sin variar la posición de salida, es decir, sin abandonar la estructura de la cinta de correr.

Además, las cintas de correr plegables se caracterizan porque su estructura no es completamente rígida. De esta manera, es posible reducir su tamaño a la mitad y transportarla de un lado a otro. Son más ligeras que las cintas de correr tradicionales para facilitar su desplazamiento. Por lo demás, el funcionamiento y los componentes mecánicos son idénticos.

¿Cómo funciona una cinta de correr plegable?

El movimiento de la cinta puede producirse de dos formas: mecánicamente —cuando hay un motor eléctrico— o manualmente —si no hay motor y sí una rueda—. En este último caso, será la inercia de nuestros movimientos lo que desplace la cinta. Como es lógico, será más difícil mantener una velocidad constante, pues dependerá de nuestro ritmo. Hoy, la mayoría son mecánicas.

Las cintas de correr plegables con motor presentan potencias variables. Sin embargo, más del noventa por ciento de ellas funcionan con el mismo tipo de motor. Se trata del modelo PMDC, siglas inglesas para Corriente Directa de Imán Permanente. Su mecanismo es sencillo y, básicamente, consiste en el envío de fuerza electromotriz a través de una correa de transmisión.

Nature Scientific ReportsInvestigadores de la Western University de Ontario (Canadá)

"La práctica de ejercicio aeróbico durante veinte minutos diarios en una cinta para correr ejerce sobre el cerebro los mismo efectos psicoactivos que la cafeína".

¿Por qué es útil una cinta para correr plegable?

La cinta de correr es uno de los aparatos de ejercicio físicos más famosos y populares del mundo. Junto con la bicicleta estática y, en menor medida, la máquina elíptica, son las estrellas de la zona de cardio del gimnasio. En el caso de las cintas de correr plegables, su ventaja comparativa es la de permitir el uso en espacios no habilitados para su instalación fija.

La cinta de correr plegable permite realizar varios tipos de ejercicios.

Por una parte, podemos correr a velocidades variables en función de los programas de la cinta. Esta actividad es ideal para quemar grasas y activar el corazón. Además, para personas de más edad o que simplemente quieran hacer ejercicio leve, es perfecta para caminar en espacios cerrados.

¿Quién puede utilizar una cinta para correr plegable?

La cinta de correr plegable es apta para usuarios de todas las edades. No existen limitaciones de uso más allá de las que marca el sentido común. Es el caso de los niños de corta edad o las personas con algún tipo de problema de movilidad. Por lo demás, la cinta de correr plegable es una herramienta útil para jóvenes y mayores que deseen hacer ejercicio.

En general, se asocia al entrenamiento de la carrera de fondo o de velocidad, así como para el mero ejercicio a través de caminatas. Esta última función es la más extendida entre las personas de más edad o en tratamiento de recuperación y rehabilitación. La versatilidad de la cinta de correr plegable hace que su uso no se limite a una única actividad o propósito.

La cinta de correr es uno de los aparatos de ejercicio físicos más famosos y populares del mundo. (Fuente: Lightfieldstudios: 118714094/ 123rf.com)

¿Qué tipos de cintas para correr plegables existen?

La tipología de las cintas de correr plegables, al igual que las rígidas, se puede dividir en función de varios parámetros. En ese sentido, veremos a continuación cuáles son esas características que definen un tipo u otro:

  • Manuales o mecánicas: como ya explicamos antes, las manuales no tienen un motor interno. Este es característico de las mecánicas que, aunque son más caras, resultan mucho más apropiadas para un uso eficiente y adecuado.
  • Con o sin inclinación: algunas cintas para correr no permiten inclinar la superficie sobre la que se realiza el ejercicio. Es decir, siempre caminaremos o correremos en llano. Otras sí admiten esa inclinación, permitiendo así ejercitar más y mejor la musculatura.
  • Con mayor o menor variedad de programas: determinará la versatilidad de la cinta de correr plegable. Además, algunos modelos cuentan con pantallas interactivas que permiten al usuario controlar su actividad. Estos equipos pueden integrar tecnología para controlar el ritmo cardíaco, las calorías consumidas y otros parámetros.

¿En qué se parece y en qué se diferencia una cinta de correr plegable de una cinta de correr tradicional?

Es, sin duda, una de las cuestiones más relevantes a la hora de analizar las cintas de correr plegables. ¿Qué las distingue de las cintas de correr tradicionales? Las similitudes ya las hemos ido viendo a lo largo del artículo. Pero, realmente, ¿qué hace que una cinta de correr plegable sea tan interesante? ¡Veamos una tabla comparativa para entenderlo mejor!

Parámetro Cinta de correr plegable Cinta de correr tradicional
Tamaño Flexible: ocupan menos al estar plegadas Fijo
Transporte Más sencillo Difícil: pesadas y rígidas
Potencia Igual, en función del motor Igual, en función del motor
Rendimiento   Igual, en función de las prestaciones Igual, en función de las prestaciones

¿Qué potencia necesito en mi cinta de correr plegable?

Por supuesto, cuando nos referimos a la potencia estamos aludiendo directamente a las cintas de correr plegables con motor. Ya dijimos que estas representan la mayor cuota de mercado a día de hoy. Por eso, vamos a centrarnos en ellas en este apartado.
La potencia determinará, en líneas generales, a qué velocidad podemos utilizar la cinta.

Una potencia mayor o menor dependerá del tipo de uso que vayamos a darle y también de nuestras características físicas. A más peso, mayor potencia necesitaremos. Si queremos entrenar nuestro sprint, querremos que la potencia sea suficiente para aportarnos picos de velocidad elevados. Sin embargo, para la carrera continua o el paseo, bastará una corriente continua normal.

La cinta de correr plegable es apta para usuarios de todas las edades. No existen limitaciones de uso más allá de las que marca el sentido común. (Fuente: langstrup: 44195475/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener una cinta de correr plegable en casa?

¿Todavía no tienes claro el provecho que puedes sacarlo a una cinta de correr plegable? Si aún necesitas un empujoncito para decidirte, este apartado está pensada para eso. En él, a través de una tabla, veremos qué ventajas y desventajas nos aporta este aparato de entrenamiento. ¡Échale un vistazo!

Ventajas
  • Permite hacer ejercicio en espacios cerrados
  • Uso sencillo e intuitivo
  • Aptas para todas las edades
  • Compatibilidad con varios perfiles de usuario
  • Buena ratio de calorías quemadas por tiempo de uso
  • Cuidan las articulaciones, frente a la agresividad del asfalto
  •   Vida útil larga
Desventajas
  • Precios de salida elevados para los modelos más profesionales
  • Ocupan bastante espacio, incluso plegadas
  • Ejercicio físico demasiado localizado (pocos grupos musculares)

Criterios de compra

Llegamos a la sección más importante para los que ya han decidido comprar una cinta de correr plegable. En este momento, se estarán preguntando: “¿cuál, de entre todas las que hay en el mercado, es la ideal para mí?”. Si eres uno de ellos, ¡no te preocupes! Aquí te explicamos en qué tienes que fijarte al comprar tu cinta para correr plegable.

El perfil del usuario

Las características del usuario, tanto físicas como de otro tipo —por qué utiliza la cinta para correr, por ejemplo— son el primer filtro. Entre otros parámetros, hay que tener en cuenta el peso del usuario. Cuanto más peso, mayor resistencia necesitaremos, por lo que buscaremos una cinta robusta. También, más potencia necesitará el motor para hacer rodar la cinta.

Además, cada tipo de usuario tendrá unas necesidades más específicas. Si se trata de personas de avanzada edad es conveniente que la cinta ofrezca facilidades de agarre. Así se evitarán caídas o sustos indeseados. También, en el caso de atletas profesionales, los modelos elegidos deberán ser más potentes, con programas de entrenamiento y niveles de velocidad avanzados.

Una cinta de correr plegable es un aparato compuesto por una estructura sobre la que se sitúa una cinta transportadora. Sobre dicha cinta se sitúa la persona que realiza la actividad física, para caminar o correr. (Fuente: Lightfieldstudios: 118494375/ 123rf.com)

Potencia del motor

Ya hicimos algunas referencias al motor y su potencia a lo largo de este artículo. Ahora, concretaremos más para justificar su inclusión como un criterio de compra. Empezaremos por indicar que, al igual que ocurre con los coches, la potencia del motor se mide en caballos (CV). Aunque, claro está, aquí los valores serán inferiores a los de un automóvil: lo ideal son dos.

Con eso dos caballos de potencia alcanzaremos una velocidad máxima de unos dieciséis kilómetros por hora.

Es una buena velocidad de carrera, más rápida que el trote o la carrera ligera. Para ejercicios menos exigentes, como caminar o el propio trote, nos bastará un motor de entre uno y 1,5 caballos. A partir de dos, entraremos en el terreno de las cintas de gama alta.

Accesorios de la cinta para correr

Es importante que nos sintamos a gusto mientras practicamos deporte. Así, evitaremos aburrirnos o dejarnos vencer por la pereza un día tras otro. Para ello, algunas cintas de correr plegables incorporan accesorios muy útiles. Destacan, por ejemplo, los que tienen pantallas interactivas que permiten incluso ver la televisión a través de una conexión WiFi.

Sin ir tan lejos, existen otros accesorios más modestos como los apoyabrazos acolchados o los soportes para botellas y bidones de bebida. También, para toallas y otros útiles de los que queramos servirnos durante la práctica deportiva. Aunque no son imprescindibles para utilizar una cinta de correr plegable, sí le aportan valor añadido y hacen su uso más agradable.

Amortiguación

Antes vimos que una de las ventajas que ofrecen las cintas de correr plegables tiene que ver con las articulaciones del usuario. Pero para que eso se cumpla, la cinta deberá contar con una amortiguación adecuada. De lo contrario, lejos de ser beneficiosas en comparación con otras superficies —como el asfalto—, podrían causar lesiones. Una buena amortiguación es esencial.

Se considera buena una amortiguación que sea capaz de absorber entre el quince y el cuarenta por ciento del impacto sobre la superficie. Además, muchos modelos ofrecen la posibilidad de personalizar los niveles de amortiguación. Esto será ventajoso para aquellos usuarios que compitan en distintas superficies. La posibilidad de personalizar estos parámetros es un plus.

Inclinación

No es lo mismo correr sobre una superficie llana que sobre un terreno empinado. La misma lógica que aplicamos al ejercicio al aire libre, la aplicaremos a las cintas para correr plegables. Cuanto mayor sea la inclinación, mayor será el esfuerzo debido a la resistencia que ofrece el terreno. Por lo tanto, una cinta que pueda inclinarse será más versátil y completa.

Como vemos en la siguiente tabla, la inclinación de la superficie influye en el consumo calórico. Por eso es importante elegir un modelo que no nos permita únicamente trotar o correr en llano. De esa manera, maximizaremos las posibilidades de este tipo de aparatos. Nuestros entrenamientos serán más completos y saludables.

Rango de inclinación Calorías medias quemadas
Sin inclinación +/- 360
Inclinación hasta el 1% +/- 390
Inclinación entre el 1% y el 5 % +/- 500
Inclinación entre el 5 % y el 10 % +/- 650
Inclinación entre el 10 % y el 15 % +/- 850
Inclinación de más del 15 % Más de 850

Dimensiones y peso

¿De qué nos serviría una cinta para correr plegable si pesa una tonelada? Por mucho que podamos encogerla para reducir su tamaño, no seríamos capaces de desplazarla. Por eso, conviene buscar el equilibrio y encontrar modelos con un peso razonable. En relación con el tamaño, entran en juego dos variables: el tamaño total y el tamaño cuando la cinta está plegada.

En ambos casos, debemos tener en cuenta las dimensiones de la estancia donde vayamos a utilizar y almacenar la cinta. Cuanto mayor sea, mayor será también la sala donde tengamos pensado colocarla. Aunque podamos desplazarla plegada, debemos ser conscientes de que también así ocupará espacio y, además, será bastante voluminosa. Así que, las dimensiones y el peso importan.

foco

¿Sabías que las cintas de correr son mucho más recomendables para la práctica del atletismo que las superficies como el asfalto al maltratar menos las articulaciones?

Resumen

¿Estás listo para correr a una tienda para comprar tu cinta? En este artículo hemos hablado de las principales características físicas y técnicas de la cinta para correr plegable. Vimos todas las ventajas que ofrece en comparación con las cintas para correr tradicionales. Y, además, ahondamos en algunas especificaciones técnicas interesantes, como la potencia del motor.

También te ofrecimos una lista con nuestras recomendaciones a partir del análisis del mercado. De esa forma, acotamos la inmensa oferta disponible y facilitamos la elección de un modelo. Para que esa elección sea lo más atinada posible, incluimos una selección de los criterios de compra que nos parecen más relevantes. ¿Has tomado nota de todos ellos?

Si el contenido de este artículo te ha parecido interesante o te ha resultado útil, ¿por qué no lo compartes con tus amigos? Podrás ayudar a que otros elijan una cinta para correr plegable adecuada. ¡O déjanos aquí tus comentarios si lo prefieres!

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 112268942/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Periodista. Actualmente trabajo como traductor y redactor freelance de contenidos para varias webs y publicaciones de distintos países. Antes, aprendí inglés viviendo y trabajando cuatro años en Liverpool. También hablo y escribo portugués fluido y espero aprender algún otro idioma pronto. En mis ratos libres estudio leyes.