El amamantamiento crea un vínculo irremplazable.
Última actualización: 15/04/2021

Nuestro método

21Productos analizados

16Horas invertidas

4Artículos evaluados

65Opiniones de usuarios

La lactancia materna es un momento muy especial y delicado en el cuidado de un recién nacido. El cojín de lactancia es un gran aliado para esos instantes y un accesorio que una madre recordará toda la vida.

El amamantamiento es un momento íntimo que crea un vínculo irremplazable y da mucha felicidad. No obstante, también crea mucha preocupación y miedo en las madres. Por ello, hicimos una guía para aclarar todas las dudas que surjan al elegir un cojín de lactancia.




Lo más importante

  • El cojín de lactancia es un accesorio que aporta mayor comodidad durante la lactancia. Existen diferentes tipos según las necesidades que tengas como madre.
  • Un buen uso del cojín abre un gran abanico de posibilidades. Disfrútalo durante el embarazo y la lactancia. Haz que tu bebé lo disfrute en su descanso y también en su tiempo de ocio.
  • Existe el cojín de lactancia perfecto para ti y para tu bebé. Basta con conocer ciertos atributos a la hora de saber cuál elegir.

Los mejores cojines de lactancia del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te mostramos una lista con los mejores cojines de lactancia del mercado. Esto te ayudará a decidir cuál es el que mejor se adapta a ti y a tu pequeño. Te enseñamos modelos distintos entre sí para satisfacer a distintos públicos. ¡Comenzamos!

El mejor cojín de lactancia según su relación calidad-precio

El cojín de lactancia de Bamibi de poliéster es resistente y recupera su forma original con facilidad. El material de la funda es de algodón y tiene cinco estampados a elegir. Su tamaño es de 170 centímetros de largo y va acompañado de un cojín interno de 50 centímetros.

Cuenta con unos broches de cierre que permiten usarlo tanto de forma alargada como de forma cerrada. Además, el cojín interno aumenta todavía más el número de posibilidades.

Es un cojín de lactancia muy completo. Dispone de las características y atributos beneficiosas a un precio adecuado y económico.

El mejor cojín de lactancia para el equilibrio del bebé

El material de relleno del cojín Beta de Niimo es de una fibra de poliéster 100 % siliconada, resistente al paso del tiempo. La funda viene con 12 estampados distintos, pensada para satisfacer así todos los gustos. Además, es 100 % algodón. Cuenta con una longitud de 45 centímetros.

Tiene forma única de herradura, ideal para acoger al pequeño durante la lactancia, el descanso, juegos o simplemente para mantenerlo en una posición reclinada. De hecho, es perfecto para que el bebé aprenda a sentarse, ya que le sirve de apoyo para mantener el equilibrio.

El mejor cojín de lactancia durante el embarazo

El cojín Gamma de Niimo tiene fibra de poliéster 100 % siliconada como material de relleno. La funda es 100 % de algodón y hay tres modelos para elegir.

Es uno de los modelos más grandes del mercado, contando con 150 centímetros de longitud. Destaca por su multifuncionalidad, ya que abarca todas las necesidades de la mujer durante el embarazo.

Este cojín modular de lactancia adquiere gran protagonismo durante el embarazo. Su forma abraza el cuerpo de la mujer en su totalidad, aportando comodidad en el descanso cuando se está en posición lateral. Adicionalmente, se transforma en un cojín con forma de herradura para el bebé.

El cojín de lactancia más versátil

El cojín KHugs PLUS de Koala Babycare está relleno de fibra poliéster siliconada. Tienes seis opciones de funda a elegir, todas hechas 100 % algodón. En cuanto al tamaño, mide 42 centímetros de largo y pesa poco más de 2 kilogramos.

Su principal característica es su soporte lumbar y cervical. Esto te permitirá utilizarlo durante el embarazo, tanto en actividades que requieren una postura sentada o de medio lado. Por otro lado, cumple con las funciones de soporte durante la lactancia.

Es un cojín pensado tanto para mujeres embarazadas como para bebés. La posibilidad de posturas y utilidades es muy variada.

El mejor cojín de lactancia gemelar

El cojín de lactancia gemelar de Peanut Piglet Ltd. tiene forma de herradura. Podrás escogerlo entre dos tamaños, uno mediano y otro pequeño, dependiendo de la altura de la madre y la longitud de su torso. El material de relleno es algodón. La funda es hecha de tela de 100 % franela y viene con distintos estampados.

Es un cojín robusto, ideal para que soporte a los dos bebés y que la madre adquiera una postura adecuada para la lactancia de ambos. Además, puede adaptarse al crecimiento de los pequeños.

Permite vivir la experiencia gemelar en su totalidad. La lactancia simultánea es un vínculo muy especial también entre los hermanos.

Guía de compras: lo que debes saber sobre el cojín de lactancia

¿Es necesario un cojín de lactancia? Es una pregunta frecuente durante la espera de la llegada del bebé. En nuestra guía de compras te indicamos toda la información necesaria sobre el cojín de lactancia para que tomes la decisión adecuada.

bebe viendo camara

Como accesorio, el cojín de lactancia debe ser a nuestro gusto. (Fuente: Marcin Jozwiak: OKnatfQhNNQ/ unsplash.com)

¿Qué es un cojín de lactancia?

Un cojín de lactancia es un elemento de apoyo durante el amamantamiento. Su objetivo principal es hacer la lactancia más cómoda y sencilla, reduciendo el peso y esfuerzo de la madre, mientras ofrece una postura adecuada al bebé.

Además de su objetivo principal, el cojín de lactancia puede acompañar a la madre durante la etapa de preparto, ayudandole así a adoptar una mejor postura de descanso.

¿Qué tipos de cojín de lactancia hay?

Vas a encontrar varios tipos de cojines en el mercado, cada uno con características y funciones particulares. Uno de ellos se ajustará mejor a lo que necesitas. A continuación, compartimos contigo los más importantes:

Forma de herradura o de ‘U’ Forma de serpiente o alargada
Para la madre Se acopla alrededor de la cintura de la madre. De esta manera, el bebé se acomoda sobre él, así como descansan los brazos de la madre. Es utilizado por la madre durante el embarazo para la mejora del sueño. También alivia el dolor de lumbares cuando está en posición reclinada.
Para el bebé Sirve de abrazo y de envoltura del bebé para dormir, para permanecer quieto y seguro, o para permanecer sentado y con apoyo. Puede adquirir también la forma en ‘U’. Incluso mantenerse cerrados y crear una forma de nido para el bebé.
Extra Es práctico, de un tamaño aceptable y no molesto. Es flexible, por lo que se puede adaptar la forma a los distintos usos que se les quiera dar.

¿Qué beneficios tiene el cojín de lactancia?

El cojín de lactancia es un complemento que aporta beneficios tanto a la madre como al bebé. Durante la lactancia, su uso es de apoyo, sosteniendo bebé, mientras le reduce la carga a la madre. Con el bebé sobre el cojín, el brazo no carga con su peso e incluso queda libre para responder ante cualquier otra necesidad.

Asimismo, es útil para la seguridad, comodidad y buena postura del bebé. Se puede utilizar como protección, envolviendo al pequeño mientras se encuentra en la cama, en el sofá o en su cuna. También como ayuda para mantener el equilibro en una postura reclinada o sentada.

¡Los bebés disfrutan estar boca abajo! El cojín de lactancia hace que no les resulte cansado cuando llevan un tiempo.

¿Es útil un cojín de lactancia si no amamanto?

Sí. Las prestaciones del cojín de lactancia seguirán beneficiando tanto al pequeño como a la madre. Te servirá como soporte a la hora de darle el biberón a tu pequeño recién nacido, reduce el peso de carga y ayuda a mantener una mejor postura para ambos.

Este es un producto del que, amamantes o no, podrás sacar provecho durante un largo periodo de tiempo. Incluso meses antes del parto beneficia a la madre embarazada. Y, en los meses posteriores al parto, durante el tiempo en el que el bebé avanza en motricidad y equilibrio.

¿Cómo usar un cojín de lactancia durante el embarazo?

Durante el embarazo, el cojín de lactancia es un gran aliado para conseguir un buen descanso. Sobre todo en los últimos meses del embarazo, ya que lograr una postura cómoda resulta más complicado.

El cojín ayuda a descansar la barriga, piernas, cervicales y espalda, quitando peso y presión.

Con un producto como este, es posible acomodarse de lado en la cama, evitando el dolor de las piernas y las caderas. También es beneficioso para las cervicales y la espalda.

chica embarazada

Existen hasta seis tipos de posturas para amamantar. Las más utilizadas son la clásica, la inversa o la estirada en paralelo. (Fuente: serezniy: 110907146/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del cojín de lactancia?

En definitiva, este es un accesorio que facilita en gran medida la comodidad del día a día, antes, durante y después del parto. Incluso resulta funcional todo el primer año del bebé.

Con todo lo que tiene por ofrecer es difícil encontrarle desventajas al cojín. Sin embargo, su tamaño, y a veces su peso, hacen que cueste trabajo su transporte y almacenamiento.

A continuación, compartimos contigo sus principales ventajas y desventajas:

Ventajas
  • Apoyo para dar el pecho o biberón
  • Apoyo para sujetar al bebé
  • Descanso del bebé
  • Posición boca abajo del bebé
  • El bebé aprende a sentarse
  • Mejora el descanso durante el embarazo
  • Reduce el dolor durante el embarazo
Desventajas
  • Dificultad de transporte
  • Dificultad de almacenamiento
  • Dificultad de traslado

¿Qué dicen los expertos sobre el cojín de lactancia?

Los expertos comentan que el bebé tiene que estar a la altura del pecho durante la lactancia. Sin un cojín de lactancia, esta postura  puede terminar agotando y congestionando los brazos de la madre, debido al peso.

Además, dicen que los pies, la espalda y la cabeza de la madre deben estar en una posición cómoda durante el proceso de amamantar al pequeño. El cojín de lactancia está pensado para que la madre adopte una postura relajada y cómoda, sin dañar sus lumbares, cervicales y piernas.

Criterios de compra

A la hora de adquirir un cojín de lactancia debes tener en cuenta ciertas características y atributos, los cuales te explicamos a continuación. Según el uso que quieras darle, la importancia de una característica u otra varía.

Material de relleno

Todos hemos tenido en casa algún cojín o peluche que con el paso del tiempo termina deformado y laxo. El material de relleno es importante para que ese periodo de tiempo sea el máximo posible, determina la comodidad y durabilidad del cojín de lactancia.

Del material depende la elasticidad del cojín, de manera que vuelva a su estado original una vez termine de usarlo o, por el contrario, se deforme.

Es recomendable elegir un modelo cuyo material de relleno sea poliéster siliconado. Hoy en día, la mayor parte están fabricados con este material. Es el más adecuado para que el cojín vuelva a su forma original después de su uso y perdure en el tiempo.

cojines de lactancia

Es recomendable elegir un cojín de lactancia cuyo material de relleno sea poliéster siliconado. (Fuente: Olga-Yastremska: 98987725/ 123rf.com)

Forma

La forma del cojín es un factor clave para que cumpla con la función que esperas. Asimismo, de esta dependerá el espacio que ocupe. Una forma no es mejor que la otra, pero algunos modelos sí te servirán más para ciertas tareas específicas.

Si el uso que le quieres dar es el de lactancia y apoyo al bebé, un cojín de lactancia en forma de herradura será suficiente. Mientras que si necesitas soporte durante el embarazo, un cojín en forma de serpiente será útil para ti y para el bebé.

Tamaño

El tamaño de un cojín de lactancia suele estar bastante estandarizado. Con una longitud de entre 40 y 45 centímetros, una altura de entre 20 y 25 centímetros y una anchura de 30 centímetros aproximadamente.

Sin embargo, aparece la excepción con el cojín de lactancia gemelar y también con los cojines XXL o plus. Es lógico que el gemelar requiere mayor tamaño para acoger a los dos bebés. Por ello, tiene unas medidas aproximadas de 60 centímetros de largo, 55 centímetros de alto y 35 centímetros de ancho.

La diferencia entre un cojín de lactancia estándar y uno plus está en la longitud, alcanzando los 150 centímetros. La altura y la anchura se ven modificadas mínimamente. Este tamaño se aconseja a aquellas embarazadas que quieran emplearlo para dormir.

Funda

Es importante tener en cuenta el material de la funda, ya que no solo es lo que protege el cojín, sino que también estará en contacto con el bebé. Además, al ser usado durante la lactancia, es normal que se pueda ensuciar con facilidad. Por lo tanto, una funda lavable es aconsejable.

El material más utilizado y más recomendado es el algodón. En el mercado existen infinidad de fundas intercambiables, con distintos estampados hechos 100 % algodón. De esta manera, puede lavarse cuantas veces sea necesario.

Seguridad

El cojín de lactancia más básico aporta seguridad al bebé. Esta es una de sus principales funciones. Sin embargo, algunos cuentan con un complemento que aumenta esa seguridad y da opción a más posibilidades de uso.

Este complemento es un cinturón de seguridad. Sirven para anudar y sujetar el cojín a las barras de la cuna. De esta manera, el cojín queda inmóvil en caso de que el bebé se mueva mucho. También permite anudar los extremos del cojín entre sí para evitar su apertura y mantener sujeto al bebé en un espacio limitado.

Peso

El peso del cojín de lactancia es importante porque de él va a depender que nos resulte cómodo a la hora de amamantar al bebé, de transportarlo y de proteger a nuestro pequeño. Un peso de 2 kilogramos aproximadamente es el más aconsejable.

Normalmente, el peso queda repartido por todo el cojín y no supone ningún esfuerzo. Asimismo, tiene la capacidad para sostener al bebé de la mejor forma.

Este factor tiene relación directa con el tamaño del cojín. Por lo tanto, un cojín de lactancia gemelar pesará más. Sin embargo, este peso de más es necesario para cumplir su función.

Resumen

En definitiva, el cojín de lactancia es un accesorio cuya función principal es reducir la intensidad de esfuerzo en una tarea diaria, básica y muy necesaria como es la alimentación del bebé. Por otro lado, facilita el aprendizaje de equilibrio del bebé. Además, acompaña a la madre en los meses previos al parto.

Con tal variedad de utilidades, es un complemento que cobra bastante relevancia en esta etapa de vida de muchas personas. Son muchas las mujeres que lo utilizan a día de hoy, lo han utilizado alguna vez o van a utilizarlo próximamente. Y tú, ¿serás una de ellas?

Si te gustó nuestra guía, déjanos un comentario y compártela en tus redes para que otras mamás como tú se enteren de los beneficios de adquirir un cojín para bebé.

(Fuente de la imagen destacada: valuavitaly/ freepik.es)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones