bebé-durmiendo-en-columpio

Los que somos padres sabemos que no hay nada mejor para calmar, relajar y distraer a nuestros hijos que el movimiento. Seguro que muchos de nosotros hemos experimentado el cansancio que supone cargar con el bebé, sobre todo cuando ya van creciendo, durante un largo rato para conseguir que se duerman o dejen de llorar.

Por suerte, con el paso del tiempo los artículos de puericultura se van modernizando con el objetivo de facilitarnos la vida. Los columpios para bebés son un gran ejemplo de ello. Además de todos los beneficios que acabamos de nombrar, estos productos aportan muchas ventajas al desarrollo de los más pequeños.

Lo más importante

  • Los bebés pasan la mayoría del tiempo tumbados, simplemente observando el entorno que les rodea. Por ello, ofrecerles un espacio adecuado y cómodo es fundamental para que el peque se relaje y se encuentre a gusto.
  • Gracias a los columpios para bebés conseguimos que se calmen más rápido y, además, favorecemos el desarrollo de sus principales capacidades, tanto cognitivas como físicas. Sin duda alguna, son uno de los artículos de puericultura más útiles y prácticos.
  • Antes de elegir cuál será el columpio perfecto para nuestro hijo, debemos tener en cuenta aspectos como la estructura, el funcionamiento, la seguridad o los diferentes usos que le podamos dar. Para acertar, antes nos debemos informar.

Los mejores columpios para bebés del mercado: nuestros favoritos

Para nuestros hijos, siempre queremos lo mejor. Y si se trata de un artículo en el que van a pasar gran parte de su tiempo, no podemos escatimar en calidad. Para hacerte más fácil la elección y evitar que le des demasiadas vueltas, hemos seleccionado los tres mejores columpios para bebés que se pueden encontrar actualmente en el mercado.

El columpio para bebés más sofisticado y moderno

Este moderno columpio dos en uno pasa de mecedora a asiento vibrador sin ningún esfuerzo, gracias a su sistema easylock. Cuenta con cinco velocidades y un modo de vibración relajante ideal para los más pequeños. Sus ocho melodías y tres sonidos de la naturaleza mantendrán al bebé entretenido y se lo pasará en grande.

Su diseño slimfold permite plegar el columpio hasta quedar completamente plano, lo que facilita su transporte y almacenamiento mientras no se utilice. Funciona por baterías Hybridrive Technology, que duran hasta tres veces más que las normales, para un uso prolongado. El paquete no incluye las pilas (tipo 4D o 1C).

El columpio para bebés ideal para llevar a cualquier parte

Este columpio portátil de seis velocidades emite música y sonidos de la naturaleza. Es apto para niños desde el nacimiento hasta los 9 kilogramos de peso. También es una hamaca que vibra suavemente para relajar al bebé. El artículo óptimo para que los más pequeños puedan relajarse, dormir, jugar y pasarlo en grande.

La tecnología SmartSwing ofrece seis velocidades de balanceo para adaptarse a tu hijo en cada momento. De hecho, el columpio detecta el peso y regula automáticamente su velocidad para que no se ralentice conforme el niño va creciendo. Para más comodidad, se pone en marcha sin necesidad de empujarlo. Además, se convierte en una hamaca.

El columpio para bebés más divertido y original

Baby Einstein ofrece a los más pequeños una aventura submarina sin moverse de casa. A los bebés no solo les encantará rebotar, sino que se mantendrán entretenidos con los divertidos juguetes que incorpora el columpio: un espejo, un mordedor, un sonajero y tres tarjetas crujientes. La posición de los accesorios es regulable.

El diseño tan ligero de este columpio lo hace muy fácil de montar, desmontar y llevar a cualquier lugar. Las correas se ajustan para lograr la altura perfecta, dependiendo del crecimiento del pequeño. Además, la abrazadera también cuenta con una correa única secundaria para aportar mayor seguridad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los columpios para bebés

Cuántas vueltas le damos a cada compra de artículos para nuestros hijos. Y no nos falta razón, ya que es importante que conozcamos bien los productos que les ofrecemos a los más pequeños para asegurarnos de que son adecuados. Con el objetivo de despejar cualquier duda sobre los columpios para bebés, hoy respondemos a las preguntas más frecuentes.

Columpio-para-bebés

Los columpios para bebés están sujetos a normas y estándares que garanticen su seguridad. (Fuente: Famveldman: 29702510/ 123rf.com)

¿Qué son los columpios para bebés y qué ventajas tiene su uso?

Los columpios para bebés son un artículo de puericultura destinado a ofrecer al pequeño un espacio cómodo y seguro en el que pasar su tiempo. El uso de este tipo de productos aporta numerosas ventajas a nuestros hijos, pero también nos facilita mucho la vida a los padres. Veámoslo de manera más clara:

Ventajas para los bebés:

  • Ofrecen un espacio alternativo al carrito o a la cuna par que el bebé pase el tiempo.
  • El movimiento calma al bebé y ayuda a que esté relajado.
  • Muy beneficiosos para bebés con cólicos.
  • Proporcionan entretenimiento, ya que se les pueden incluir diferentes tipos de juguetes.
  • Favorecen el desarrollo de las capacidades cognitivas y físicas.

Ventajas para los padres:

  • Son espacio seguro en el que dejar al bebé mientras realizamos otras tareas.
  • Son portátiles, por lo que podemos llevar a nuestro pequeño con nosotros a cualquier estancia de la casa.
  • Ayudan a calmar al bebé.
  • Ofrecen la posibilidad de colocar a nuestro hijo en una posición en la que podemos interactuar más con ellos.

Los columpios para bebés son un accesorio muy completo que traerá múltiples ventajas a nuestro hogar. Estas son las principales razones por las que a día de hoy es prácticamente imposible encontrar una casa con niños en la que no cuenten con uno de estos, ya que se convertirá, al mismo tiempo, en un aliado para nosotros y en el lugar favorito de nuestro hijo.

¿Qué tipos de columpios para bebés existen?

Para hablar de los tipos de columpios para bebés debemos diferenciar primero algunos aspectos. En primer lugar, distinguimos entre los columpios de interior y los de exterior. Mientras que los primeros se utilizan cuando el bebé todavía es más pequeño, los segundos tienen forma de columpio de parque infantil y se recomiendan para niños más grandes.

Por otro lado, una de las características fundamentales de los columpios para bebés es el balanceo o movimiento que realizan. Justamente en él radica la efectividad de estos artículos, ya que es el encargado de calmar y relajar a los más pequeños. Según el origen de esta funcionalidad podemos diferenciar entre distintos tipos de columpio:

  • Con balanceo natural: resultado de la propia inercia del movimiento. En este caso, somos nosotros quienes activamos el balanceo ejerciendo presión sobre el columpio y, después, la inercia se encarga del resto.
  • Balancín con soporte: con un diseño muy minimalista, únicamente constan de un asiento anclado a una base que permite un balanceo de tipo gradual. Gracias a su amortiguación, el movimiento es agradable.
  • Columpio aéreo: se trata de una estructura más o menos alta de la que cuelgan los arneses que sostienen al bebé y que se mueven como un péndulo.
  • Columpio automático: los más modernos. Cuentan con diferentes velocidades y, los más sofisticados, incluso con un sensor que detecta si el bebé se ha quedado dormido y detiene el movimiento.

Por último, podemos mencionar la presencia de juguetes en el columpio. En este sentido, diferenciamos entre aquellos que incorporan elementos de entretenimiento y los que no. La elección de uno u otro modelo es completamente subjetiva. Únicamente, debemos tener en cuenta nuestras necesidades y escoger el que más se adapte a ellas y las satisfaga.

Mónica GonzálezRedactora en mibebeyyo.es

“El columpio, al igual que la hamaca, permite tener al bebé en un lugar seguro y confortable mientras los papás realizan tareas en el hogar: preparar la cena, poner una lavadora, hacer limpieza… O, simplemente, mientras se relajan en el sofá”.

¿Son seguros los columpios para bebés?

Parece que a todos nos da un poco de miedo dejar a nuestro hijo en un lugar que se mueve por sí solo. Si bien es cierto que, si no se realiza un uso correcto, los columpios para bebés pueden resultar peligrosos, la mayoría de ellos incorporan todas las medidas de seguridad necesarias. Estos son algunos de los aspectos en los que debemos fijarnos:

  • Que el fabricante del columpio haya establecido un peso máximo recomendado.
  • Si lo vamos a utilizar con bebés recién nacidos, que cuente con una posición de reclinación adecuada para ellos (algo más horizontal).
  • Que el balanceo no sea brusco ni molesto.
  • Que cuente con un soporte flexible, sin bordes duros y que sea cómodo en la espalda.
  • Importantísimo que incluya una correa de seguridad para evitar que el bebé se mueva.
  • Que la base sea ancha y no haya posibilidad de que se vuelque con el balanceo.

Si el columpio que escojamos cumple todos estos requisitos, no debemos preocuparnos por la seguridad del mismo. Por supuesto, que el columpio sea un lugar seguro para dejar a nuestro bebé mientras realizamos otras tareas no implica que podamos perder de vista a nuestro hijo ni un solo minuto, debemos estar constantemente vigilando.

¿Para qué edades están recomendados los columpios para bebés?

Aunque cada niño es un mundo y no existe una edad fija y universal en la que se recomiende utilizar los columpios para bebés, podemos dar algunas nociones generales. Algunos modelos están diseñados incluso para recién nacidos, ya que cuentan con una inclinación idónea para estos primeros meses en los que nuestro hijo todavía no se sienta en posición vertical.

Por lo tanto, podremos utilizarlos desde el momento que queramos. Por su parte, la edad máxima de eso se determinará siguiendo dos factores: el peso máximo soportado por el columpio y el nuestro propio hijo. Llegará un momento en el que ya no le apetezca estar sentado todo el día y empiece a gatear y a conocer mundo. Es importante no sobrepasar el peso indicado.

Padres cansados después de cuidar a bebé

Recuerda que tu bebé siempre debe tener la supervisión adecuada. (Fuente: Dmitrii Kotin: 51515818/ 123rf.com)

¿Qué precauciones se deben tomar con el uso de los columpios para bebés?

Como hemos advertido antes, aunque los columpios para bebés sean completamente seguros para el uso infantil, no está de más que tomemos ciertas precauciones. Además de, por supuesto, leer detenidamente las indicaciones del fabricante en cuanto a montaje y pesos máximos. Estos son algunos de los consejos que podemos darte:

  • Asegúrate siempre de que los anclajes están bien colocados antes de apoyar al bebé.
  • Coloca el columpio en suelo firme y plano, nunca en altura.
  • Aunque los columpios están pensados para soportar los movimientos del peque, no lo pierdas de vista por si un mal movimiento hace volcar el soporte.
  • Cierra el arnés o correa de seguridad correctamente.
  • Mantén el asiento del columpio siempre en buen estado, tanto de limpieza como de mantenimiento.
  • Nunca superes el peso máximo establecido por el fabricante, puede ser peligroso para el bebé.

Estos sencillos consejos son los que garantizarán que hagamos un uso correcto del columpio y que nuestro hijo pueda divertirse con total seguridad y comodidad. Se recomienda, además, comprobar antes de cada uso que el columpio se encuentra en buenas condiciones y cambiarlo en caso de que esté deteriorado.

¿Existe alguna normativa que regule los columpios para bebés?

Por supuesto. Igual que el resto de artículos de puericultura, los columpios para bebés están sujetos a una normativa que garantiza la seguridad de los mismos y su adecuación para el uso infantil. En este caso, debemos recurrir a la norma de la Normalización Europea UNE-EN 16232:2014+A1:2019 (Artículos de puericultura. Columpios para bebés), recientemente actualizada.

Además, debemos fijarnos que el columpio que vayamos a escoger cuente con el distintivo CE (Conformidad Europea) que certifica su homologación y el cumplimiento de los requisitos mínimos de calidad y seguridad infantil. Evita comprar cualquier artículo que no atienda a estas normativas, ya que pueden no ser seguros para el pequeño.

¿Qué “imprescindibles” deben tener los columpios para bebés?

Con la cantidad de modelos diferentes que podemos encontrar en el mercado a día de hoy, hay veces en las que es difícil decantarnos por uno. Siguiendo la opinión de especialistas y padres que los han utilizado, podemos establecer una lista con los “imprescindibles” que debe tener un columpio para resultar del todo útil y práctico:

  • Una base ancha que proporcione estabilidad suficiente.
  • Un cinturón o arnés de seguridad que cumpla con la normativa.
  • Un asiento acolchado y cómodo.
  • Funcionamiento por pilas y por corriente, para poder utilizarlo en cualquier lugar.
  • Accesorios y artículos de entretenimiento.

Si cuenta con todos estos aspectos, no busques más, es el columpio ideal. A esta lista también se le puede añadir la presencia de un toldo en caso de que lo vayamos a utilizar al aire libre. Ya sabemos lo delicada que es la piel de los bebés y lo perjudicial que puede resultar la exposición al sol durante un largo rato.

¿Qué accesorios pueden traer los columpios para bebés?

Además del toldo que acabamos de mencionar, para los columpios de exterior, existen otros accesorios que pueden resultar muy prácticos mientras nuestro bebé disfruta del balanceo. Estos complementos pueden venir incluidos en el paquete del columpio o bien podemos comprarlos por separado e incorporarlos.

Los accesorios que más éxito tienen entre los más pequeños son aquellos que emiten luces y sonidos. Suelen venir con forma de cinturón, que se coloca de un extremo al otro del columpio y permiten que el bebé alcance cada uno de ellos con facilidad. Este tipo de complementos favorecen tanto la diversión como el desarrollo de los peques.

Columpio color blanco

El columpio debe de estar en una superficie completamente plana. (Fuente: Famveldman: 29967773/ 123rf.com)

Criterios de compra

Cuando estamos comparando diferentes modelos de un artículo para nuestro hijo, nos fijamos en distintos aspectos que pueden determinar nuestra elección. Estos aspectos dependerán de las necesidades que busquemos satisfacer y de nuestros gustos. Seguidamente, explicamos los criterios de compra para los columpios para bebés:

  • Seguridad
  • Durabilidad
  • Tipo de balanceo
  • Accesorios
  • Material

Seguridad

Lo primero en lo que debemos fijarnos es, por supuesto, la seguridad. Además de que el columpio cumpla con la normativa vigente de artículos de puericultura, es importante que sea sólido y robusto. Con “sólido y robusto” no queremos decir aparatoso, más bien que dé la impresión de no romperse con facilidad y de soportar los movimientos del niño.

También debemos cerciorarnos de que el modelo elegido cuente con un cinturón o un arnés de seguridad que mantenga al bebé siempre en la posición correcta. Los puntos mínimos de cierre que debe tener el cinturón son tres. Aunque la mayoría los tienen, no está de más comprobarlo. Por debajo de ese número no podemos asegurar que el niño no se suelte por sí solo.

Elizabeth StoneEducadora y presidenta de la American Library Association

“Tomar la decisión de tener un bebé es decidir tener tu corazón andando fuera de tu cuerpo para siempre”.

Durabilidad

Con la cantidad de artículos de puericultura que tenemos que comprar durante los primeros años de nuestros hijos, cuanto más duren, mejor. En el caso de los columpios para bebés, la media de tiempo que lo utilizarán está entre los dos y los cuatro años. Lo ideal sería que pudiéramos usar el mismo todo el rato, sin necesidad de comprar varios.

Para ello, debemos fijarnos en el peso máximo que establece el fabricante. Cuanto más alto sea el peso máximo soportado, más tiempo podremos utilizar el columpio. Lo más duraderos suelen rondar los dieciocho o veinte kilogramos (más o menos cinco años). Con esta franja da de sobra, seguro que mucho antes de eso el bebé ya quiere andar.

Tipo de balanceo

Antes hemos explicado los diferentes tipo de balanceo que pueden tener los columpios para bebés. Este criterio depende más del gusto de los padres y del bebé. No podemos establecer una escala en la que un tipo de balanceo es mejor que el otro, ya que no sería real. Lo único que podemos mencionar son las diferencias entre cada uno.

Con todo, lo más recomendable es contar con un columpio que cuente con un sistema automático de balanceo que se pueda regular. De esta forma, podremos ajustar el movimiento exacto que nuestro bebé necesita en cada momento y a medida que va creciendo. Aunque, de todas maneras, el balanceo manual también se puede regular.

Accesorios

El bebé pasará mucho tiempo en el columpio, por lo que es aconsejable incorporar algún accesorio que favorezca su entretenimiento. Aunque los más pequeños se sorprenden simplemente con mirar a su alrededor, incluir complementos que, además de divertir, aporten beneficios a su desarrollo cognitivo y físico, está genial.

Por lo general, estos accesorios vienen en forma de arco de juegos, que se colocan de un extremo a otro del columpio. Así, los bebés alcanzan cada uno de los juguetes y van aprendiendo mientras se lo pasan en grande. Los complementos que más les suelen gustar a los peques son aquellos con música o texturas diferentes.

Anónimo

“Las joyas más preciosas que jamás tendrás alrededor de tu cuello son los brazos de tu bebe”.

Material

Por último, aunque no por ello menos importante, hablamos del material. En este sentido, debemos tener en cuenta dos aspectos diferentes. Por un lado, que los materiales con los que se fabrican los columpios para bebés sean resistentes y duraderos, pero que no resulten tóxicos o nocivos (libres de bisfenol A, por ejemplo).

Pero, además, es importante que el asiento del peque sea de tela. De esta manera, podremos lavar la funda tantas veces como lo necesitemos y proporcionaremos al bebé un espacio siempre limpio y adecuado. También debemos tener en cuenta que esta parte del columpio sea transpirable, para que nuestro hijo esté cómodo.

Resumen

Los columpios para bebés han llegado a nuestras casas para facilitarnos la vida durante esos primeros años de nuestros hijos en los que cada día es un caos. Gracias a estos artículos de puericultura tan prácticos, ofreceremos al peque un espacio en el que descansar de manera cómoda, segura e independiente.

Estos columpios aportan beneficios tanto a nuestros hijos como a nosotros, que bien sabemos que una ayudita nunca viene mal. Debemos tener en cuenta cuestiones de seguridad y precaución antes de utilizar estos productos, y no podemos olvidar nunca que la vigilancia de un adulto siempre es obligatoria. ¡Tanto tu bebé como tú os vais a enamorar!

Si te ha gustado nuestra guía sobre columpios para bebés, compártela en redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Dmitrii Kotin: 51515818 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.