Última actualización: 17/11/2022

Nuestro método

24Productos analizados

21Horas invertidas

2Artículos evaluados

115Opiniones de usuarios

Como padres, en lo primero que pensamos es en la seguridad de nuestros hijos. Tener la responsabilidad de cuidar de un bebé no es tarea sencilla. Afortunadamente, hoy en día existe una gran cantidad de accesorios en el mercado para hacer de esta tarea algo mucho más fácil. Los corralitos para bebés son un excelente complemento en el cuidado de los más pequeños.

Pero, ¿cómo saber cuál es el modelo que mejor se adapta a nuestras circunstancias? Es necesario tener en cuenta una serie de características para encontrar el corralito para bebé que más se adapte a las necesidades de nuestro hijo y a las nuestras. Por eso, presta atención a todo lo que debes saber sobre este producto.




Los mejores corralitos para bebé del mercado: nuestras recomendaciones

El mejor corralito para bebé por su seguridad

El corralito XXL ofrece gran protección y un montado que se puede adecuar a tus necesidades ajustándose de manera individual. Además, está hecho de madera maciza de pino no tratada y su altura de 70 cm le da un extra de seguridad al producto.

Su puerta de 50 cm de ancho x 65 cm de alto proporciona un fácil acceso y su superficie lisa evita accidentes. Su montaje solo requiere de un destornillador, ya que el producto se entrega completamente pre montado y su bajo peso lo hace perfecto para viajes.

El mejor corralito para bebé con centro de actividades

Corralito destacado por las diferentes formas y juguetes que posee, deja que tu pequeño se divierta aprendiendo con círculos, rectángulos y hexágonos. La puerta del bebé tiene dos capas de hebillas, sin hendiduras, por lo cual la mano del bebé no la podrá romper.

De instalación sencilla, los paneles de plástico plegados podrán colocarse en cualquier rincón de tu casa o coche. Se incluyen paneles pequeños; 1 panel puerta y 1 panel de juego, todo lo necesario para que se pueda usar sin problemas.

El mejor corralito para bebé de fácil montaje

Es un corralito caracterizado por sus materiales ecológicos, la superficie es lisa y está compuesto de 14 paneles. Destaca por ser fácil de ensamblar y no requiere herramientas. En cuanto al almacenaje, podrás plegar el corralito y guardarlo donde lo necesites.

No hay espacio entre los paneles, por lo que el brazo de tu hijo no quedará atrapado. Finalmente, cuenta con una altura de 62 cm que evitará que tu hijo se suba y sufra algún accidente.

El mejor corralito para bebé por su estabilidad

Este corralito está hecho de plástico de polietileno de alta densidad. La obra tiene una estructura sólida y segura, por lo que tu bebé estará seguro. Destaca también por admitir paneles adicionales.

La puerta con bisagras tiene un pestillo de seguridad para mantener al niño en la cerca. Además, hay almohadillas de goma antideslizantes en la parte inferior de cada panel para evitar que se vuelque y se mueva. Finalmente, los colores neutros serán agradables para los pequeños.

El mejor corralito para bebé por su versatilidad

Se trata de un corralito que destaca por su tela Oxford, presenta laterales de malla para una fácil visibilidad y un suelo de lona resistente. A su vez, incluye una alfombra ultra suave para mayor comodidad.

Proporciona un gran espacio para que los más pequeños se diviertan, además es fácil de transportar y almacenar. No requiere herramientas para el montaje y es fácil de lavar, ya que su tapizado es desmontable.

Otros corralitos para bebé recomendados por la redacción

Otros corralitos para bebé recomendados por la redacción

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los corralitos para bebé

Es importante que el corralito para bebé sea lo suficientemente alto para evitar que trepen y caigan fuera. (Fuente: romrodinka/ 123rf)

¿Qué caracteriza a los corralitos para bebé?

Los corralitos para bebé o parques están principalmente diseñados para que los niños jueguen seguros. Estos tratan de un recinto cerrado por vallas, barrotes, barras, mallas o red. A su vez, tienen forma redonda, cuadrada, rectangular u octogonal.

La mayoría de ellos vienen con bordes recubiertos por un material blando y la base está acolchada para prevenir accidentes. Además, se encuentran acondicionados para que los niños que aún no controlan sus movimientos se encuentren seguros.

¿Qué tipos de corralitos para bebé existen?

Existen tres tipos, los cuales se clasifican en: corralitos tradicionales, cuna-parque infantil de viaje y corrales de barras. Te explicamos las características principales de cada uno de ellos a continuación:

  • Tradicionales. Pueden ser rectangulares o cuadrados. Tienen una base muy confortable y resistente. Están fabricados con plástico, madera, metal, malla y más. La mayoría son plegables, fáciles de usar y disponen de ruedas para moverlos de lugar fácilmente.
  • Cuna-parque infantil de viaje. Estos corrales son habitualmente 2 en 1, por un lado, cuna y por otro corral. Son muy parecidos a los corrales tradicionales, pero suelen ser más pequeños porque están indicados para bebés de hasta 12 meses. Son plegables y prácticos a la hora de utilizarse.
  • Barras de seguridad. Consisten en unas barras o paneles modulares. No disponen de base y se emplean creando un espacio cerrado con ellos, acotando un perímetro del tamaño que queramos para meter al bebé.

¿A qué edad se puede comenzar a hacer empleo de un corralito para bebé?

Lo ideal es hacerlo una vez que el bebé tiene alrededor de 6 meses en adelante. Es a esa edad cuando el bebé ya se puede sentar y mantenerse solo, comienzan a gatear y a explorar el mundo que les rodea de una forma más activa.

Sin embargo, si decidimos escoger la opción del corralito para bebé de tipo cuna-parque, podemos comenzar a usar el corralito desde que el bebé es más pequeño. Este tipo de corralitos suelen venir con cambiador y otro tipo de accesorios para extender su uso.

Criterios de compra

Material

Los materiales más comunes para su fabricación son el plástico, la madera y el aluminio. Los más resistentes serían los de aluminio, realizados en acero galvanizado que impide que se oxiden y pueden situarse tanto en interiores como exteriores.

Además, tenemos a los de plástico y, por último, los de madera. Las más recomendadas son las de cedro y roble por su duración y porque no se astillan. Es fundamental que este material esté protegido contra lluvia o calor para que se conserven en buen estado.

Seguridad

Garantizar la seguridad es el objetivo principal a la hora de buscar un corralito para bebé. Los principales puntos a tener en cuenta son los siguientes:

  • La estructura debe ser resistente y firme, que no se rompa ni deforme con el empleo, puesto que nuestro pequeño pasará tiempo en ella.
  • Debe ser lo suficientemente alta como para que no pueda escalar, trepar y caerse.
  • Si está fabricado con barras de seguridad o barrotes, estas deben estar forradas por materiales acolchados para amortiguar golpes. La base también debe ser acolchada.
  • Si están revestidos de mallas o redes, estas deben estar cerradas para que el niño no introduzca sus manos, pies o cabeza y se lastime.
  • Si el corralito para bebé viene con ruedas, es necesario que estas cuenten con frenos.

(Fuente de la imagen destacada: Yuri: p0hDztR46cw/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones