destacada
Última actualización: 14/09/2020

Nuestro método

15Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

78Opiniones de usuarios

España es uno de los países con más variedades de embutidos. Quesos, jamones, chorizos, salchichones y otros fiambres figuran entre los alimentos procesados más vendidos. Aparte de por su sabor, un buen fiambre nos conquista por su presentación en el plato. Para que sea la mejor posible, deberemos utilizar un cortafiambres, uno de los utensilios de cocina más versátiles.

Para obtener unas lonchas de jamón cocido finas y con el mismo grosor es necesario utilizar una rebanadora. Los cortafiambres domésticos actuales cuentan con características y funciones similares a los utilizados por los charcuteros y carniceros profesionales. En este artículo te enseñaremos cómo funcionan, los tipos existentes y qué debes tener en cuenta al elegir uno.




Lo más importante

  • Los cortafiambres son utensilios de cocina muy versátiles. Se utilizan fundamentalmente para cortar chacinas, pero también quesos, carne, pan y verduras. Los cortafiambres tienen grandes ventajas, como una mejor presentación de los alimentos o el ahorro de tiempo y esfuerzo.
  • Hay cortafiambres de muchos tipos: manuales, eléctricos, profesionales y semiprofesionales, entre otros. Su utilización requiere que sigamos unas mínimas normas de seguridad para evitar accidentes. También es preciso una limpieza y un mantenimiento adecuados tras cada uso.
  • Para escoger el cortafiambres idóneo deberás tener en cuenta el tipo de alimentos que vas a lonchear. También debes fijarte en el material de fabricación, las cuchillas, así como en su potencia eléctrica. La facilidad de limpieza y el tamaño son, asimismo, factores que valorar.

Los mejores cortafiambres: nuestras recomendaciones

¿Dudas sobre qué cortafiambres se ajusta mejor a tus necesidades y presupuesto? A continuación, te ofrecemos una selección con cuatro de las mejores máquinas cortafiambres del mercado. Nos hemos basado tanto en sus características como en las valoraciones de los compradores.

El cortafiambres con mejor relación calidad-precio

Si buscas un cortafiambres doméstico con características semiprofesionales a un precio ajustado, esta debe ser tu elección. Tiene cuerpo de acero inoxidable y sistema de corte por gravedad. Con sus 150 W (vatios) de potencia y su cuchilla dentada de 19 cm corta fácilmente lonchas de 1 hasta 15 mm de grosor.

Te recomendamos este modelo si buscas un cortafiambres no muy aparatoso. Los compradores destacan que se desmonta rápidamente, lo que facilita una limpieza eficaz.

La mejor cortadora de embutidos semiprofesional

Este cortafiambres, fabricado en aluminio anodizado, está pensado para un uso frecuente. Tanto el mecanismo como sus acabados son semiprofesionales, como su disco de corte liso de 20 cm, accionado por un potente motor de 140 W.

Este cortafiambres no es ligero ni pequeño, pero a cambio ofrece características prémium, como su motor, muy silencioso. Quienes lo han probado destacan su corte limpio y su facilidad para rebanar una amplia variedad de alimentos.

El mejor cortafiambres compacto con doble cuchilla

No todos los cortafiambres son grandes armatostes. Este, por ejemplo, es un modelo bastante compacto y ligero. Fabricado en plástico de alta calidad, incluye dos discos de acero de 17 cm capaces de cortar rebanadas de hasta 20 mm de grosor.

Esta cortadora de embutidos tiene 170 W de potencia máxima, lo que permite lonchear gran variedad de alimentos. Quienes la han utilizado destacan su estabilidad y agarre, así como el poco espacio que ocupa.

El cortafiambres profesional más económico

Con un diseño rojo, este cortafiambres profesional de aluminio anodizado tiene un precio realmente ajustado para sus grandes prestaciones. Por ejemplo, su hoja de 25 cm, con afilador incorporado, o la increíble potencia de su motor, casi 250 W.

Los compradores subrayan la calidad del corte, incluso con fiambres duros como el jamón curado. Se trata de una máquina robusta y pesada, lo que la hace muy estable y segura.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los cortafiambres

Los alimentos no solo deben saber y oler bien, también deben entrarnos por los ojos. En el caso de los embutidos, cortarlos en lonchas finas y parejas es fundamental. Con un buen cortafiambres conseguirás rebanadas medidas al milímetro, algo muy difícil de lograr incluso con el cuchillo más afilado. ¿Quieres conocer más sobre estas útiles máquinas?

Los cortafiambres son utensilios de cocina muy versátiles. Se utilizan fundamentalmente para cortar chacinas, pero también quesos, carne, pan y verduras. (Fuente: Auremar: 45868261/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene utilizar una máquina cortafiambres?

Los cortadores de fiambre son herramientas muy útiles, tanto si sois varios en casa y consumís mucha chacina como si solo deseas cuidar la presentación de tus platos. No obstante, una máquina cortafiambres ofrece más ventajas que no conviene pasar por alto.

  • Innovación. Lonchear los alimentos te va a permitir preparar platos y recetas nuevas. La precisión y la calidad del corte de estos instrumentos lo hará posible.
  • Ahorro. Ya no tendrás que comprar los embutidos loncheados, con el sobrecoste que ello supone. Siempre sale más a cuenta comprar piezas enteras y cortarlas tú mismo.
  • Facilidad de uso. Estas herramientas son muy seguras y sencillas de usar. Con un cortafiambres conseguirás rebanar fácilmente lo que es casi imposible cortar bien incluso con el cuchillo más afilado.
  • Mayor frescura. Al cortar los alimentos en lonchas pierden parte de sus propiedades. Además, se resecan y se estropean antes que si los conservas en piezas enteras. Con un cortafiambres prepararás solo la cantidad que vayas a consumir en ese momento.
  • Versatilidad. Los cortafiambres no solo sirven para cortar embutidos, también puedes lonchear queso, carne y pan, entre otros muchos alimentos.
  • Higiene. Una máquina cortafiambres doméstica limpia y cuidada te garantiza unos alimentos libres de gérmenes. Con ella ya no tendrás que preguntarte con qué frecuencia limpia su máquina tu charcutero.

 ¿Tienen alguna desventaja las máquinas de cortar fiambre?

Si has decidido comprar una máquina de lonchear debes saber que la inversión inicial en un modelo de calidad puede ser algo elevada. No obstante, el gasto se amortiza en poco tiempo. También debes tener en cuenta que ocuparán un espacio importante en tu cocina, por lo que deberás tener previsto dónde guardarla.

En cuanto al manejo, al principio te costará lograr el corte perfecto. Pero no te preocupes, la técnica se alcanza con la práctica continua. Por otra parte, algunas personas recelan de tener un aparato así en casa, sobre todo cuando hay niños pequeños. Los fabricantes han pensado en esta eventualidad, dotando a sus cortafiambres con sistemas de seguridad muy efectivos.

¿En qué se diferencia una cortadora de embutido doméstica de una profesional?

Las máquinas de cortar embutido se clasifican, de forma general, en profesionales y domésticas. Las primeras son más potentes y resistentes, pues deben soportar un uso intensivo. Son aparatos voluminosos y bastante pesados, fabricados de acero inoxidable o aluminio anodizado, material altamente resistente a la corrosión.

Las cortadoras de fiambre domésticas tienen unas dimensiones más reducidas que las profesionales. Algunos modelos son plegables, lo que facilita su almacenaje en cualquier armario de la cocina. Las cuchillas son también más pequeñas, de no más de 20 cm de diámetro. Su potencia suele oscilar entre los 100 y 200 vatios.

¿Cuántos tipos de cortafiambres existen?

Las máquinas de rebanar fiambre pueden ser manuales o automáticas. En las primeras, deberemos deslizar el alimento para que se produzca el corte. Los cortafiambres eléctricos o automáticos realizan el corte sin necesidad de que empujemos la pieza que deseamos lonchear. Los cortafiambres domésticos son, mayoritariamente, manuales.

Las máquinas cortafiambres también se clasifican en función del formato y del mecanismo de corte. Estos son los principales tipos.

  • Cortafiambres por gravedad. Suele ser el sistema de corte de las máquinas de uso profesional o semiprofesional. El corte se produce por el peso que ejerce la pieza de fiambre sobre una cuchilla levemente inclinada.
  • Cortafiambres verticales. Están diseñados para lonchear carne cruda o cocinada sin que se atasque. En ellos, la cuchilla forma un ángulo de 90º con la base de corte.
  • Cortafiambres de correa. Son más económicos que los anteriores modelos, pero menos precisos. La potencia del motor se transmite a la cuchilla mediante correas, en lugar de directamente.
  • Cortafiambres de engranaje. Están pensados para chacinas duras, como el jamón curado o el queso. Son el sistema más utilizado en las cortadoras de fiambre profesionales por su gran potencia, precisión y resistencia.
  • Cortafiambres automáticos de engranaje. Son como los anteriores, solo que realizan el corte automáticamente. Es el sistema utilizado en las rebanadoras industriales.

Hay cortafiambres de muchos tipos: manuales, eléctricos, profesionales y semiprofesionales, entre otros. (Fuente: Dzinnik: 39268787/ 123rf.com)

¿Qué alimentos podemos lonchear con un cortafiambres?

Las máquinas cortafiambres no solo sirven para lonchear embutidos, también se pueden emplear para procesar otros alimentos. Para ello, es conveniente elegir un modelo con cuchillas intercambiables. La cuchilla dentada es mejor para rebanar alimentos duros, mientras que la de filo liso es más adecuada para cortar alimentos blandos.

Estos son algunos ejemplos de los alimentos que puedes procesar con una máquina cortafiambres.

  • Chacinas: salchichón, chorizo, lomo, mortadela, jamón york, jamón deshuesado.
  • Carne: podrás cortar filetes perfectos de pechuga de pollo, pavo, ternera, cerdo o cordero.
  • Productos lácteos: queso curado, fresco, semicurado, de bola.
  • Vegetales duroscalabaza, pepino, zanahoria, patatas, cebollas.
  • Pan:  con un cortafiambres el pan no se parte al rebanarlo y todos los trozos salen del mismo grosor.

¿Cómo se afilan las cuchillas de un cortafiambres?

Es importante mantener afilada la cuchilla de nuestro cortafiambres. Una cuchilla afilada garantiza un corte limpio y regular. Además, se desgastará menos, pues le será más fácil realizar el corte. Los cortafiambres de gama media-alta suelen incluir un accesorio afilador. Si tu cortafiambres no lo trae, puedes comprar un afilador universal, compatible con la mayoría de modelos.

Pero ¿cómo saber que nuestro cortafiambres necesita un afilado? Por ejemplo, cuando observes que las lonchas se rasgan y no son todas del mismo grosor. Veamos cómo realizar el afilado con plenas garantías de seguridad.

  • Desconecta el cortafiambres. Antes de colocar el accesorio afilador, desconecta la máquina. Asegúrate de que la cuchilla está completamente limpia.
  • Retira la cubierta del disco. Hecho esto, ajusta el afilador sobre la cuchilla. En los modelos que traen incorporado el afilador esto no será necesario.
  • Utiliza aceite lubricante. Algunos fabricantes recomiendan impregnar la cuchilla con un poco de aceite lubricante.
  • Enciende el aparato. Comienza a baja potencia, para ir subiendo paulatinamente durante aproximadamente un minuto. Apaga la máquina.
  • Comprueba el afilado. Puedes hacerlo cortando el canto de un papel. Si el corte es satisfactorio, limpia bien la cuchilla con un paño humedecido de alcohol.

Los cortadores de fiambre son herramientas muy útiles. (Fuente: Pangiarella: 74115488/ 123rf.com)

¿Cómo limpiar una máquina de cortar fiambres?

Debemos ser especialmente cuidadosos con el mantenimiento y la limpieza de este tipo de máquinas. Un cortafiambres con restos de comida puede ser un riesgo para nuestra salud. De hecho, una limpieza y una desinfección eficaces de estos utensilios son claves a la hora de prevenir enfermedades como la listeriosis (1). Pero ¿cómo limpiarlos adecuadamente con total seguridad?

  • Desconecta el aparato. Para más seguridad, desenchufa el cable de alimentación.
  • Limpia el brazo y el carro. Si son desmontables, extráelos y límpialos bien con agua templada y un detergente neutro.
  • Limpia la base y la bandeja. Friega concienzudamente tanto la base de la máquina como la bandeja donde se depositan las lonchas.
  • Limpia la cuchilla. Limpia el disco de corte cuidadosamente con un paño suave humedecido con agua y jabón suave. No uses estropajo, pues podrías rayarlo. No es mala idea que te pongas unos guantes de seguridad para esta tarea.
  • Seca bien todas las piezas. Utiliza papel de cocina. Algunos fabricantes recomiendan lubricar el carro y el brazo de la cortadora para un mejor deslizamiento.
  • Coloca de nuevo las piezas desmontadas.

¿Cómo usar con seguridad una cortadora de fiambres?

La cuchilla de un cortafiambres es un instrumento muy afilado que puede cortar tus dedos con la misma facilidad que un salchichón. Por ello, antes de su utilización, es necesario conocer unas pautas de seguridad con el fin de evitar accidentes. Veamos cuáles son.

  • Asegúrate de su estabilidad. Antes de proceder a cortar nada, comprueba que el cortafiambres está firmemente asentado sobre una superficie plana y estable. Algunos modelos tienen ventosas o gatos de sujeción para que no se deslicen.
  • Coloca el alimento antes de encender la máquina. Una vez situada y asegurada la pieza, elige el espesor de corte. Hecho esto, enciende el aparato y procede a cortar empujando la empuñadura del carro. Nunca empujes el alimento directamente con la mano.
  • Corta con decisión. Debes empujar el carro de manera rápida y firme, llegando hasta el final de su recorrido sin detenerte. Realiza este movimiento de vaivén tantas veces como lonchas necesites.
  • Utiliza pinzas para recoger las lonchas. No las cojas con la mano mientras caen.
  • Apaga la máquina, coloca el selector de grosor en la posición 0 y procede a limpiar el cortafiambres como te hemos indicado.

Las cortadoras de fiambre domésticas tienen unas dimensiones más reducidas que las profesionales. (Fuente: Louilarpprasert: 73950880/ 123rf.com)

Criterios de compra

Los consejos que te ofrecemos a continuación te ayudarán a elegir la máquina cortafiambres más adecuada. Estos criterios son aplicables tanto si vas a darle un uso doméstico como si vas a emplearla en un bar o charcutería. En cualquier caso, se trata de una inversión que enseguida agradecerás haber hecho.

Materiales

Te recomendamos que elijas modelos fabricados de acero inoxidable o aluminio anodizado. Este último material es muy resistente a la corrosión y al desgaste, aparte de que es más ligero que el acero. Tanto acero como aluminio son muy higiénicos y fáciles de limpiar. Además, los cortafiambres con la estructura metálica tienen una vida útil más larga.

Las máquinas de lonchear de plástico son más baratas, pero menos resistentes que las de metal. Además, son menos higiénicas y cuesta más trabajo limpiarlas bien. Ofrecen la ventaja de que son más ligeras que las de acero o aluminio. No obstante, al ser menos pesadas, también corren un mayor riesgo de que se desplacen o deslicen accidentalmente mientras se usan.

Las máquinas de rebanar fiambre pueden ser manuales o automáticas. (Fuente: Baloncici: 152787479/ 123rf.com)

Eléctrico o manual

Aparte de los eléctricos, también existen cortafiambres manuales. En estos, es preciso mantener sujeta la pieza de fiambre con una mano mientras que, con la otra, manejamos la cuchilla. Para evitar accidentes, la pieza se sujeta mediante un asa o soporte. Tanto el corte como el grosor son menos precisos que los que ofrecen los cortafiambres eléctricos.

Tamaño

Si vas a usar el cortafiambres de modo ocasional, elige un modelo compacto. Algunos, incluso, se pueden plegar. Estos modelos suelen tener discos de 16 cm de diámetro. En cambio, si vas a darle un uso intensivo, elige un modelo semiprofesional. Con él podrás cortar sin problemas carne, jamón curado, quesos, embutidos duros y una amplia variedad de alimentos.

Ten en cuenta el tamaño de los alimentos que vayas a lonchear. La cuchilla debe ser, al menos, del mismo diámetro de la pieza que desees cortar. Además, el recorrido del carro ha de ser, como mínimo, dos veces más largo que el diámetro del fiambre. Como medida de seguridad, la pieza de alimento no debe sobresalir del carro. Si es así, deberás trocearla previamente.

La cuchilla dentada es mejor para rebanar alimentos duros, mientras que la de filo liso es más adecuada para cortar alimentos blandos. (Fuente: Sarymsakov: 96770411/ 123rf.com)

Seguridad

Es importante que el cortafiambres cuente con sistemas de seguridad que minimicen el riesgo. Para evitar que se activen accidentalmente, algunos modelos cuentan con interruptores dobles. También es vital que la cuchilla no esté expuesta más que por donde realiza el corte. Los brazos para sujetar los alimentos son otra parte importante de la seguridad de estas máquinas.

Los cortafiambres deben tener sistemas de sujeción para evitar que se desplacen. Algunos tienen ventosas en su parte inferior, mientras que otros cuentan con bases antideslizantes. Por supuesto, estos aparatos deben tener el sello CE que garantiza que cumplen con la normativa europea en cuanto a seguridad. Asegúrate bien de ello, sobre todo si decides comprar un modelo barato.

Cuchillas

Hay máquinas de cortar embutido con cuchillas intercambiables. Los modelos más baratos, en cambio, solo traen una. Existen dos tipos de discos de corte: lisos y dentados. Las cuchillas lisas son adecuadas para alimentos blandos, como la carne o el queso. Las dentadas, en cambio, para el pan y alimentos más duros.

Potencia

Cuanta más potencia tenga el cortafiambres, más electricidad consumirá. Si vas a usarlo solo ocasionalmente y para rebanar embutidos pequeños, no merece la pena gastarte mucho dinero en uno muy potente. Con uno de 100 o 150 vatios bastará. Para un uso intensivo, deberás invertir en un cortafiambres potente, ya que ofrecerá mejores resultados.

Una limpieza y una desinfección eficaces de estos utensilios son claves a la hora de prevenir enfermedades. (Fuente: Bobbymp: 4984568/ Pixabay.com)

Regulación de corte

Es importante que el cortafiambres disponga de un regulador del grosor del corte. De este modo, podrás seleccionar el espesor de loncha más adecuado para cada tipo de alimento. La mayoría de cortafiambres puede cortar lonchas que van desde un milímetro hasta los dos centímetros de grosor. La máquina debe permitir, además, elegir entre un amplio rango de espesores.

Fácil limpieza

Fíjate en que la máquina de cortar fiambres que elijas sea fácil de limpiar. Las piezas principales deben poder desmontarse fácilmente o, al menos, debes poder acceder bien a todos sus recovecos. Recuerda que los cortafiambres con el cuerpo metálico son más higiénicos y fáciles de limpiar que los de plástico.

Resumen

España es uno de los países con una mayor variedad de quesos y embutidos. La presentación de este tipo de alimentos es muy importante, de ahí que los cortafiambres domésticos se hayan popularizado tanto. No solo sirven para lonchear embutidos, también alimentos como el pan, la carne o el queso.

En este artículo hemos abordado los diferentes tipos de aparatos cortafiambres, así como la mejor manera de utilizarlos. También te hemos enseñado cómo limpiarlos y cómo afilar con seguridad sus cuchillas. Finalmente, te hemos ofrecido unos sencillos criterios de compra. Con ellos te será más fácil elegir el cortafiambres idóneo.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo? Si te ha resultado útil, compártelo en tus redes sociales. También puedes dejarnos tus dudas y sugerencias en la sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Petchang: 152989216/ 123rf.com)

Referencias (1)

1. La limpieza y desinfección de los cortafiambre es clave para prevenir la listeriosis [Internet]. Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria; 2020 [cited 11 September 2020]. 
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo informativo
La limpieza y desinfección de los cortafiambre es clave para prevenir la listeriosis [Internet]. Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria; 2020 [cited 11 September 2020]. 
Ir a la fuente