Mesero sirviendo vino con decantador

El mundo del vino posee multitud de posibilidades. Para muchos es una simple bebida, para otros, un campo lleno de diversidad. Lo cierto es que las personas deciden hasta dónde profundizar sobre él. No es lo mismo beber sin más que conocer las diferentes clases de vino y extraer conclusiones sobre sus propiedades, sabores y olores. Cada cual decide cómo abordarlo.

Independientemente de lo que busques en un vino, debes saber que hay diferentes accesorios que ayudan a su manejo, a servirlo de una forma adecuada e incluso a potenciar todas sus características. Es por ello que os hablaremos de útiles como los decantadores. Utilizaremos términos que puedan ser entendidos por todos para que la información sea asimilada fácilmente.

Lo más importante

  • Los decantadores sirven para potenciar las propiedades de algunos tipos de vino, pero también para separarlo de sus sedimentos.
  • Elegir el más adecuado, y realizar bien la decantación, será lo que realmente marque las diferencias a la hora de servir el vino.
  • Hacia el final del artículo podrás consultar una serie de criterios de compra. Te ayudarán a enfocar una posible elección.

Los mejores decantadores del mercado: nuestras recomendaciones

Hemos llegado a un momento importante, e interesante, en el que elegiremos una serie de recomendables decantadores. Intentaremos elegirlos con diferentes características para que después tú puedas orientar la elección hacia dónde prefieras o necesites. Si no estás al tanto de estos artilugios, no te preocupes, terminarás el artículo conociendo sus funciones.

El mejor decantador por su elegancia: Smaier D0201

Decantador fabricado en vidrio soplado. Su capacidad es de 1200 ml y tiene forma de «U». Precisamente, su diseño, además de elegante, reduce problemas de goteo o derrames.

El grosor del vidrio es bastante fino. Por ello, debes tener en cuenta que es muy frágil y podría romperse si no tienes un cuidado extremo. Buen producto para que el vino tome el aire preciso para su degustación.

El mejor decantador en relación calidad-precio: Doctor Hetzner

También destaca por su elegancia, pero sobre todo por su funcionalidad. Tiene un diseño que minimiza los derrames y aporta un aire distinguido a tu mesa. Sirve tanto para vino blanco y tinto.

Fabricado en vidrio de calidad, presenta una base de fondo ancho para que el vino respire adecuadamente. Es bastante resistente, algo más que otros decantadores, pero igualmente conviene tener precaución.

El mejor decantador para tintos fragantes: Woqo

Decantador con capacidad para 1,2 litros, expresamente diseñado para poder oxigenar con garantías cualquier tipo de vino tinto almacenado durante bastante tiempo y poder separar el sedimento del vino.

Su diseño es original, por lo que, además de sus efectivas funciones, también aportará un toque de distinción a tu mesa. Fabricado en un vidrio de buena calidad, sin plomo, y soplado a mano.

El mejor decantador tradicional: Bohemia Crystal

Decantador fabricado en cristal de Bohemia, por lo que le aporta cierto estatus y un toque de distinción. Aparentemente delicado, posee una base ancha, apta para la correcta oxigenación del vino.

Su capacidad es de 1’5 litros y, gracias a sus 384 gramos de peso, resulta muy fácil de manejar. Por su construcción y material empleado, podría resultar más caro de lo que realmente es.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los decantadores

Has podido conocer algunos de los mejores decantadores del mercado. Ahora es el momento de que te introduzcas en el mundo de estos artilugios, normalmente fabricados en vidrio. Queremos que conozcas su origen, sus principales funciones y cómo se utilizan. Todo esto te permitirá elegir alguno de ellos para descubrir el efecto que producen en el vino.

Mesero manipulando vino con decantador

Independientemente de lo que busques en un vino, debes saber que hay diferentes accesorios que ayudan a su manejo, a servirlo de una forma adecuada e incluso a potenciar todas sus características. (Fuente: Olena Kachmar: 35949076/ 123rf.com)

¿Qué es un decantador y para qué sirve?

El decantador es un recipiente en forma de botella o jarra, principalmente realizado en vidrio y transparente para poder apreciar el color del vino. Que la mayoría estén fabricados en vidrio no es casual, ya que también mantiene la temperatura y conserva mejor todas las propiedades del caldo elegido. Los hay con diferentes diseños, pero todos buscan la eficiencia.

El decantador sirve, principalmente, para separar los sedimentos o posos del vino, y potenciar sus principales características por medio de una conveniente oxigenación. Según el tipo de vino, como por ejemplo si es joven o añejo, la decantación ha de hacerse en el momento adecuado para que la oxigenación no dé al traste con el «ritual» del mismo.

Cuándo aparecieron los primeros decantadores?

Los primeros decantadores, por así decirlo, aparecieron en la época del Imperio Romano, algo que contrasta con los modernos diseños de algunos modelos actuales. Las funciones de los mismos eran algo diferentes en sus primeros años, dado que estaban fabricados en barro, eso sí, en forma de jarra, para conservar el vino en las mejores condiciones posibles.

Los romanos, aunque no lo inventaron, sí expandieron la utilización del vidrio y las técnicas de soplado. Con la caída del Imperio, el vidrio pasó a un segundo plano. Se recuperó en el siglo XVI gracias a que este material volvió a experimentar un gran crecimiento. Fue a partir de ahí cuando se fabricaron los decantadores más similares a los de nuestros días.

Charles BaudelairePoeta y ensayista francés

“Existe en la esfera terrestre un gentío innumerable e innominado cuyo sueño no podría dormir los pesares. El vino escribe para ellos cantos y poemas”

¿Cómo se utiliza un decantador?

Hay que tener en cuenta ciertos pasos para realizarlo correctamente. Primero, hay que mantener la botella de vino elegida en posición vertical unas veinticuatro horas. Después, hay que inclinar el decantador y deslizar el vino sobre sus paredes, con una velocidad constante y con cierto mimo. No se debe posar el cuello de la botella sobre el recipiente.

Es recomendable realizar este proceso en un lugar con cierta luz para observar si los sedimentos se acercan al cuello de la botella, algo que no debe ocurrir. Una vez el vino está en el decantador, hay que mantenerlo un tiempo para que oxigene debidamente. El tiempo que debe reposar depende principalmente del tipo de vino. Podemos hablar de minutos o incluso horas.

¿Cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de adquirir un decantador?

Llegamos a este paso para que puedas observar qué ventajas e inconvenientes pueden presentar los decantadores, desde un punto de vista genérico. Una persona ajena a este tipo de artilugios podría pensar que las diferencias entre ellas son mínimas, sin embargo, no es así. Esto también va a determinar, en parte, si la elección realizada es o no la correcta.

Ventajas
  • Tremendamente útiles para sacar todo el partido al vino
  • Ayudan a separar los posos del vino
  • El proceso de decantación es sencillo y puede realizarlo cualquier persona
  • Los hay de diferentes y elegantes formas
  • No suelen ser demasiado caros para lo que aportan
  • Ligeros y manejables
Desventajas
  • Algunos modelos son muy frágiles
  • No son válidos para todo tipo de vinos
  • Cada vino necesita un determinado tiempo de reposo para su adecuada oxigenación
  • En algunos vinos, el proceso puede llegar a ser realmente lento

¿Qué tipos de decantadores existen?

En el mundo de los decantadores es conveniente conocer todos sus tipos. Principalmente se dividen en dos y sirven para diferentes tipos de vino. Tenlo en cuenta a la hora de hacerte con uno de ellos, ya que este es un factor clave. ¿Por qué? Porque si no eliges el decantador adecuado para el tipo de vino que consumes puedes arruinar todos sus matices.

  • Decantador para una oxigenación mínima: se diferencian fácilmente porque la boca del mismo es estrecha. Su mayor cometido es el de separar los sedimentos. Recomendado para vinos maduros tintos, blancos y vinos jóvenes que necesiten realmente ser decantados.
  • Decantador para una máxima oxigenación: Poseen una boca ancha y están diseñados para que el vino rompa al verter y se oxigene. Son recomendables para vinos que han pasado mucho tiempo embotellados. También son conocidos como aireadores.
Bartender sirviendo vino con decantador

Los decantadores sirven para potenciar las propiedades de algunos tipos de vino, pero también para separarlo de sus sedimentos. (Fuente: Yulia Grogoryeva: 103747647/ 123rf.com)

¿Para qué oxigenar el vino mediante un decantador?

El término es fácil de entender y tampoco tiene mucha ciencia. Por medio de un decantador de máxima oxigenación, lo que se busca es que el vino rompa y se oxigene, principalmente para eliminar olores extraños y desagradables que puedan interferir en su sabor. Normalmente, hay que realizar este proceso con los vinos que lleven mucho tiempo conservados en una botella.

¿Cómo se limpia un decantador?

Limpiar un decantador no tiene ninguna complejidad. Lo ideal es enjuagarlo con agua muy caliente inmediatamente después de su uso para que las manchas del vino no se queden adheridas al cristal. Una vez se ha enjuagado debidamente, ha de escurrirse como cualquier otro recipiente. La intención es la de no utilizar jabones que puedan entrometerse en posteriores usos.

Decantador de vino en mesa junto a copa con uvas

El decantador es un recipiente en forma de botella o jarra, principalmente realizado en vidrio y transparente para poder apreciar el color del vino. (Fuente: Stefania Valvola: 112193226/ 123rf.com)

Criterios de compra

En las próximas líneas, trataremos de darte una serie de pautas, a modo de consejos, para que enfoques la compra hacia lo que más se adecue a tus necesidades. Hablamos de una serie de criterios muy sencillos, pero sin duda importantes. Una vez has conocido las principales funciones de un decantador, estás preparado para plantearte ciertas cuestiones.

  • Interés
  • Diseño
  • Material del decantador
  • Capacidad

Interés

Criterio contundente que, sin duda, marcará al resto de ellos. ¿Quieres beber simplemente o te interesa la preparación para degustar un vino en las mejores condiciones? Si tu caso es el primero, no hay más que decir, pero si quieres avanzar, ampliar tus conocimientos y realizar los pasos clave para explotar las características de un buen vino, permanece atento.

Decantador de oxigenación mínima

En el mundo de los decantadores es conveniente conocer todos sus tipos. Principalmente se dividen en dos y sirven para diferentes tipos de vino. (Fuente: Lightfieldstudios: 102256082/ 123rf.com)

Diseño

El diseño de un decantador no obedece simplemente a cuestiones estéticas. A veces, sí pueden aportar un plus de distinción y elegancia, pero al final lo realmente importante es su principal función. Los decantadores de gran oxigenación tienen una boca y base anchas, obviamente para propiciar que un vino conservado durante mucho tiempo pueda airearse.

Por otra parte, los decantadores de mínima oxigenación tienen la función principal de separar los sedimentos del vino. Suelen tener el cuello muy estrecho para que el vino no se rompa al verter. Dependiendo del tipo de vinos que tengas en tu bodega, o bien consumas por preferencias personales, tendrás que decidirte por un tipo u otro.

Material del decantador

Quizá no lo hayamos mencionado anteriormente, pero existen los decantadores fabricados en plástico. Los hemos pasado por alto porque lo más recomendable es adquirir uno de vidrio, que al fin y al cabo es el material con el que se fabrican la mayoría de ellos. Nuestra recomendación es clara en ese sentido. Además, no son para nada costosos.

Capacidad

La capacidad del decantador dependerá un poco de lo que quieras servir. Se recomienda que la capacidad del mismo sea el doble que el de la botella a decantar, principalmente para que haya espacio suficiente para la oxigenación. Por norma general, los decantadores suelen rondar entre el litro y el litro y medio. Busca el que se ajuste a tus demandas.

Mesero vertiendo vino en decantador

El diseño de un decantador no obedece simplemente a cuestiones estéticas. A veces, sí pueden aportar un plus de distinción y elegancia, pero al final lo realmente importante es su principal función. (Fuente: Ilshat Bikmiev: 92680647/ 123rf.com)

Resumen

Los decantadores son recipientes útiles para el tratamiento de un vino y para después poder servirlo. La mayoría de ellos son de cristal porque mantienen mejor la temperatura y las propiedades del mismo. Dependiendo del tipo de caldo, deberás optar por decantadores de máxima o mínima oxigenación. Si la elección es la adecuada, los resultados serán notables.

El arte de la decantación, como has podido comprobar, no es para nada complejo. Basta con elegir el recipiente adecuado, seguir unos pasos, que sí han de ser casi milimétricos para realizarlos correctamente, y listo. Lo único que sí debes averiguar es el tiempo de reposo, si es que lo necesita, que debe emplearse para conseguir una buena oxigenación.

Esperamos haberte ayudado en la medida de lo posible. Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Freeprod: 81615987/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Ricardo Fernández
Ricardo Fernández
Redactor especializado en productos electrónicos
Soy redactor especializado en productos electrónicos. Disfruto analizando artículos enfocados al sonido, smartphones, y mucho más. Anteriormente, fui colaborador de la revista musical This is Rock. En definitiva, mi mayor pasión es la música, pero tengo otras aficiones como el cine, la geografía, los deportes y hablar con mis amigos.

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
36 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Cargando…
4 36