Última actualización: 01/04/2022

Nuestro método

26Productos analizados

78Horas invertidas

34Artículos evaluados

219Opiniones de usuarios

Un disipador de CPU sirve para dispersar el calor de forma más eficiente. Esto permite utilizar ordenadores de mayor potencia y/o menores velocidades, lo que a su vez reduce los niveles de ruido. Disipar la CPU es una nueva tecnología que permite que el procesador funcione a mayor velocidad de reloj disipando el calor del chip.

La disipación del calor se produce a través de un avanzado sistema de refrigeración, que utiliza agua como refrigerante y ha sido diseñado específicamente para este fin. Esto significa que puedes disfrutar de un rendimiento más rápido, sin preocuparte de que se sobrecaliente o dañe los componentes de tu ordenador. En este artículo te ofrecemos una mayor explicación sobre este útil producto para tu computadora.




Los mejores disipadores de CPU del mercado: nuestras recomendaciones

El mejor disipador de CPU de amplia gama

Este disipador de CPU es una solución de refrigeración compacta para el Intel Socket 1200 y 115x. Ayuda a mejorar el proceso de refrigeración gracias a su nueva fabricación en la que se extrae el disipador de calor radial.

Cuenta con una alta conductividad térmica de aluminio; es potente y compacto. Adicionalmente, es una gama amplia de velocidades, lo que ayuda a reducir el ruido, garantizando el máximo rendimiento de refrigeración.

El mejor disipador de CPU con ventilador silencioso

Este disipador de CPU es compacto y de gran calidad; con una altura de 70 mm en total. Cuenta con un ventilador optimizado con soporte PWM y un adaptador que disminuye el ruido, permitiendo un mejor control de velocidad.

Asimismo, incluye una pasta térmica NT-H1 y su sistema de montaje es compatible para instalación en Intel LGA1700, LGA1200, LGA115 x, LGA2011, LGA2066 y AM4, AM5. Este disipador es una elección correcta para las CPU con carga térmica moderada.

El mejor disipador de CPU con doble ventilador

El siguiente disipador de CPU está calibrado para ofrecer un enfriamiento líquido de CPU de alto rendimiento. Cuenta con una bomba de disipación dual diseñada para reducir la vibración y el ruido.

Adicionalmente, contiene un kit con los componentes de montaje de soporte de CPU INTEL y AMD. Su radiador de ventilador dual sirve para un uso intenso y sus mangueras robustas son fáciles de manipular, no comprometen el perfil interno y aseguran un flujo de agua sin interrupciones.

El mejor disipador de CPU con potencia de 130 W

Este disipador de CPU es de alto rendimiento, cuenta con un radiador vertical con láminas de alta densidad que te permitirán disfrutar de tu ordenador al máximo. Su innovadora tecnología garantiza un menor ruido.

De la misma manera, su ventilador posee una iluminación con efecto de arcoíris automático. Este disipador cuenta con una amplia compatibilidad para series Intel y series AM4, AM3+, AM3, AM2+, AM2, FM2, FM1.

El mejor disipador de CPU con 4 tubos de calor

Este disipador de CPU es de tapa blanca con un mejor rendimiento e iluminación. Su ventilador es de 120 mm y adicional, cuenta con 4 tubos de cobre que mejoran la transferencia de calor y disipación.

Posee un proceso de montaje de aletas que elevan la ventilación y además, su nuevo kit de montaje es infalible, haciéndolo más fácil y seguro de usar. Las dimensiones de este disipador son de 12.9 x 7.7 x 15.7 centímetros.

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los disipadores de CPU

¿Qué es lo que hace a un disipador de CPU bueno?

Un buen disipador de CPU es aquel que puede esparcir el calor. Cuanto más eficiente sea el refrigerador, menos energía necesitará para funcionar y, por tanto, producirá menos calor residual. Esto significa que debes buscar disipadores con altos índices de eficiencia (80+ o más), así como con bajos niveles de ruido, para que no tengan que trabajar demasiado en la refrigeración de tu sistema.

¿Qué tipos de disipador de CPU existen?

Existen dos tipos de disipadores de CPU:

  1. El primer tipo es la versión estándar, que puede utilizarse para disipar cualquier cantidad de calor de un solo componente del sistema (CPU o GPU). Este tipo no tiene restricciones en cuanto a la cantidad que puede disipar y siempre funcionará a pleno rendimiento.
  2. El segundo tipo se denomina "Eficiencia de disipación" y funciona junto con otros disipadores para aumentar su eficiencia al refrigerar varios componentes simultáneamente. Por ejemplo, si tienes tres sistemas en funcionamiento que necesitan cada uno 1 unidad de disipación por tic, pero únicamente hay 2 unidades disponibles en total para ser utilizadas por los 3 sistemas combinados, entonces funcionarían con una eficacia del 50% (1/2 100%). Si hubiera 4 sistemas de este tipo, funcionarían con una eficacia del 25%, etc. Estas eficiencias se apilan de forma aditiva, de modo que si se tuvieran 5 CPU separadas que requirieran 1 unidad cada una por tic, pero solamente 6 unidades totales disponibles entre todas ellas, la eficacia global sería del 20%.

¿Cuáles son las ventajas de una CPU Disipada?

La principal ventaja de un disipador de CPU es que puede utilizarse para alimentar todo el sistema. Esto significa que no necesitas una fuente de alimentación externa para tu ordenador. Además, gracias a esto, puedes sacarle todo el partido a tu computadora, ya que está diseñado para personas que quieren una CPU de alto rendimiento.

Criterios de compra

Tamaño

Un factor importante que hay que tener en cuenta al comprar un disipador de CPU es su tamaño. No querrás algo demasiado grande porque podría bloquear algunos componentes dentro de la caja de tu PC, así que comprueba siempre las dimensiones antes de tomar cualquier decisión de compra.

Potencia

Otro factor relevante a tomar en cuenta es la potencia. Asegúrate de que el disipador de CPU que estás mirando puede realizar de manera rápida su trabajo, sin afectar el resto de actividades. Especialmente, si no produce ruido, ya que eso le proporciona mayor velocidad.

(Fuente de la imagen destacada: FMR: WOxjwcBOrsI/ unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones