Elevador de coche para niños
Última actualización: 27/02/2020

Nuestro método

Products

13Productos analizados
Hours

23Horas invertidas
Studies

7Artículos evaluados
Comments

80Opiniones de usuarios

Si tienes hijos mayores de cuatro y menores de doce años, debes saber que, si viajan en coche y miden menos de 135 centímetros o pesan menos de 36 kilos, han de usar un elevador de coche. No es un capricho arbitrario, sino algo que está recogido en la normativa española de los SRI (Sistemas de Retención Infantil). Pero tranquilo, vamos a ayudarte.

En este artículo, haremos un exhaustivo recorrido por los diferentes elevadores de coche para niños existentes en la actualidad. Además, contestaremos a las preguntas más frecuentes sobre los mejores elevadores de coche para niños, así como analizaremos los criterios de compra clave. Toma asiento, abróchate el cinturón y arranca el motor,gjhy ¡porque empezamos!



Lo más importante

  • Los elevadores de coche para niños del grupo 2/3 son obligatorios siempre y cuando el niño sea menor de doce años, mida menos de 135 centímetros o tenga un peso inferior a los 36 kilos.
  • Los elevadores de coche para niños con sistema ISOFIX permiten una instalación óptima. Eso sí, el coche debe ser compatible con este sistema, si no, no valdrá de nada.
  • Entre los criterios de compra más importantes, destaca el del tamaño. No todos los niños son iguales y los elevadores de coche para niños de un mismo grupo varían en función del modelo. Repasamos este y otros criterios al final del artículo.

Los mejores elevadores de coches para niños: nuestras recomendaciones

La seguridad de los más pequeños es vital, más si eres padre y viajas frecuentemente con ellos en coche. El elevador de coche para niños no solo es necesario porque es obligatorio, sino porque ofrece una seguridad adicional nada despreciable. Por ello, querrás el mejor elevador de coche para niños posible. A continuación, analizamos cuatro modelos altamente recomendables:

El elevador de coche para niños más vendido

Disponible en tres colores diferentes, este elevador de coche para niños es el más vendido de Amazon. Su diseño es perfecto para hacer viajes cortos con familia o amigos. Dispone de un asiento totalmente acolchado, por lo que resulta muy cómodo.

En cuanto a su instalación, es realmente fácil. Además, su funda es extraíble y puede lavarse sin problemas a máquina o a mano. Debido a su compacto diseño, puede guardarse en el maletero cuando no se utiliza.

El mejor elevador de coche para niños inflable

Se trata de un elevador de coche para niños de entre cuatro a once años de edad y con una ligereza asombrosa, pues apenas pesa 700 gramos. Como es hinchable, permite ahorrar espacio al guardarlo cuando no se utiliza.

El proceso de inflado es de apenas 30 segundos. Gracias a ello, podrás instalarlo solo cuando realmente lo necesites, lo que evita que acumule suciedad innecesariamente. Posee una funda extraíble y fácilmente lavable.

El mejor elevador de coche para niños barato

Este elevador de coche para niños barato corre a cargo de la prestigiosa Chicco. También bastante liviano (apenas 1.2 kilos de peso), puede llevarse sin problema de un lugar a otro e instalarse con gran rapidez.

Es capaz de soportar cargas de hasta 36 kilos de peso, por lo que está pensado para niños de entre cuatro y doce años. Debido a su sencillo diseño, va mejor para asegurar al niño en recorridos no demasiado largos.

El mejor elevador de coche para niños por relación calidad-precio

Terminamos la lista con este elevador de coche para niños de Play. Elaborado con materiales de calidad, aguanta hasta 36 kilos de peso. Incorpora anclajes ISOFIX regulables, lo que permite que la silla quede siempre fija al asiento del coche.

Debido a su ligereza, es fácil de instalar y transportar. Su acolchado superior lo convierte en el mejor elevador de coche para niños en caso de que estés planeando algún viaje más largo de lo normal.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los elevadores de coche para niños

Tras las sillas de coche para niños, llega el momento de usar los elevadores de coche para niños. Recuerda que con la seguridad de los más pequeños no se juega. Además, el uso de estos accesorios es obligatorio, por lo que no querrás arriesgarte a recibir una multa. Pero antes de comprar uno, debes conocerlos a fondo. Y para eso hemos elaborado esta sección.

Los elevadores de coche para niños son obligatorios en niños de menos de 135 centímetros de estatura o menores de doce años. (Fuente: Yeulet: 93402617/ 123rf.com)

¿Por qué es necesario utilizar un elevador de coche para niños?

Los mejores elevadores de coche para niños son obligatorios según explica la normativa de los SRI. Por lo tanto, uno de los motivos de su uso es el de el cumplimiento de la ley. Pero más allá de temas legales, hay algo más importante: la seguridad de tus hijos o los más pequeños. Los elevadores de coche para niños permiten a estos viajar con menos riesgos.

¿Qué indica el grupo 2/3 de los elevadores de coche para niños?

Los elevadores de coches para niños que recogemos aquí son del grupo 2/3. Esto quiere decir que son los de uso inmediatamente posterior al de las sillas de coches para niños. Son el paso intermedio entre la niñez y la adultez. La etiqueta «Grupo 2/3» quiere decir que son elevadores de coche para niños de menos de 36 kilos y con una altura inferior a los 135 centímetros.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de los elevadores de coches para niños?

Los mejores elevadores de coche para niños presentan infinidad de ventajas. La principal es la de la seguridad. Con ellos, tus hijos o cualquier niño a tu cargo viajarán más seguros. Pero no es la única. Como tu trabajo no es el de analizar productos, a continuación, te ofrecemos una tabla con las ventajas y desventajas confeccionada por el equipo de expertos de REVIEWBOX.es:

Ventajas
  • Económicos.
  • De buenos materiales.
  • Duraderos.
  • Fáciles de limpiar.
  • Sencillos de instalar.
  • Algunos modelos son ajustables.
  • Ligeros.
  • Disponibles en múltiples colores.
Desventajas
  • Presentan un uso limitado.
  • Con respaldo ofrecen mayor protección.

¿Qué es el sistema ISOFIX de los elevadores de coche para niños?

El sistema ISOFIX es una función adicional de algunos coches, que deben incorporar también los elevadores de coche para niños, y que mejora la instalación de estos últimos. Con ellos, los elevadores de coche baratos o de gama alta se pueden ajustar aún mejor. Si tu coche es compatible con este sistema, es recomendable apostar por un elevador que lo incorpore.

  • El ISOFIX lo conforman dos anillas incrustadas a la carrocería del vehículo. Es a estos anclajes a los que se engancha el elevador de coche para niños de forma directa y con un sencillo «click».
  • Adicionalmente, dispone de un anclaje superior e inferior. Estas funciones extra se conocen como «top tether» y «pata de apoyo». De esta forma, el elevador de coche para niños queda incluso mejor fijado, ya que se evita el vuelco y la rotación.

¿Cómo instalar un elevador de coche para niños con ISOFIX?

Obviamente, lo primero que debes hacer es seguir a rajatabla las indicaciones del fabricante. Sin embargo, desde aquí podemos complementar el manual con una serie de consejos útiles. Ten en cuenta que los elevadores de coche para niños con ISOFIX son muy útiles, pero requieren de una buena instalación. De lo contrario, podrás poner al pequeño en peligro:

  1. Asegúrate de que dispones del elevador de coche para niños barato o de gama alta adecuado a la edad, tamaño y estatura de tu hijo o pequeño a tu cargo.
  2. Sitúalo sobre el asiento trasero. Lo mejor es que lo coloques en uno de los laterales. Recuerda que el asiento del medio no siempre posee una superficie lo suficientemente plana.
  3. Ajusta correctamente la base del elevador de coche para niños a las correas del asiento. Gracias a ello, el elevador se mantendrá fijo durante todo el trayecto.
  4. Sienta al niño y comprueba que lo hace bien. Para ello, asegúrate de que tiene la espalda apoyada sobre el asiento, así como la cabeza en el respaldo correspondiente. Los hombros deben estar, preferiblemente, rectos.
  5. Cuando coloques al niño, recurre al cinturón de seguridad. Pásalo por su pecho desde su hombro. Además, debe contactar con la parte superior de sus piernas. Si el modelo del elevador de coche para niños que has elegido cuenta con algún sistema de seguridad adicional, no dudes en usarlo.
  6. Por último, no te olvides de retirarlo al finalizar (sobre todo tras viajes largos). De este modo, evitarás que se acumule suciedad. Además, debes limpiar con relativa frecuencia el elevador de coches barato o de gama alta que hayas comprado. Para ello, puedes servirte de un paño húmedo.

Algunos elevadores de coche para niños ofrecen un acolchado superior ideal para viajes largos. (Fuente: Novak: 32625628/ 123rf.com)

¿Hasta cuándo debe usar mi hijo un elevador de coche para niños?

Los elevadores del grupo 2/3, que son los que tratamos aquí, son obligatorios para todo niño que mida menos de 135 centímetros. Esta altura incluye a los niños de entre ocho y diez años. Eso sí, los niños mayores de doce años que midan menos de 135 centímetros pueden usar únicamente el cinturón de seguridad (aunque es recomendable apostar por el elevador igualmente).

Respecto al peso, se habla de cifras que van de los 18 a los 36 kilos de peso.

Eso sí, esto no quiere decir que si el niño supera los 36 kilos pueda ir sin en el asiento trasero sin un elevador de coches para niños. En ese caso, habría que buscar uno adecuado para dicha situación. Respetar estas pautas es clave para mantener una buena seguridad dentro del vehículo.

¿Existen los elevadores de coche con respaldo?

Sí, y ha habido mucha polémica al respecto debido a las diferentes normativas y los diversos anuncios de la DGT. Los elevadores de coche para niños del grupo 2/3 sin respaldo que ya estén homologados podrán seguir usándose. Los nuevos elevadores sin respaldo pasarán a ser del grupo 3. Los elevadores con respaldo estarán destinados a niños de más de 100 cm de altura.

Mercedes LópezDirectora de la revista oficial de la DGT

“Llevar a un niño sin su SRI está tipificado como infracción grave, y lleva aparejada una sanción de hasta doscientos euros para el conductor responsable de la seguridad del menor”.

Criterios de compra

Ahora que ya conoces a fondo los mejores elevadores de coche para niños, llega el momento de hacerse con uno. Para ello, debes tener en cuenta una serie de criterios de compra. Si eres asiduo a este portal, ya sabrás que en REVIEWBOX.es nos encargamos de presentártelos. Queda a tu elección seguir nuestros consejos o no, ¡pero es altamente recomendable, créenos!

Tamaño

Aunque los elevadores del grupo 2/3 están hechos para niños de hasta 12 años de edad, de menos de 135 centímetros de altura y de hasta 36 kilos de peso, obviamente, no todos los modelos son iguales. Repasa las indicaciones para ver si el modelo encaja con lo que buscas. Por ejemplo, si vas a usar tres SRI, opta por modelos estrechos para poner fácilmente el cinturón.

La normativa de los SRI cambia con frecuencia, por lo que conviene consultar siempre la norma antes de cada compra. (Fuente: Lopolo: 43470442/ 123rf.com)

Elementos de seguridad

Algunos modelos ofrecen una base antideslizante que puede otorgar un extra de seguridad muy interesante. Por otro lado, recuerda que los elevadores de coche para niños con sistema ISOFIX permiten un ajuste superior. Eso sí, antes de comprar uno con este sistema, debes estar seguro de que tu coche es compatible con él, ya que si no, la inversión será en vano.

Facilidad de limpieza

Algunos de los mejores elevadores de coche para niños vienen con funda extraíble, lo que permite lavarla rápidamente a máquina. Por lo demás, no deberías de preocuparte demasiado. El resto de las partes de los diferentes modelos se lavan sin mucho problema. Para ello, usa un paño húmedo. Evita usar productos demasiado agresivos, ya que el elevador es para un niño.

Comodidad

Ten en cuenta que lo va a usar un niño. Ya sabemos lo inquietos y maniáticos que pueden llegar a ser. En este sentido, quizá merezca la pena invertir algo más y comprar un modelo como el propuesto por Play y que recogemos en nuestra lista. Con su acolchado superior, permite al niño ir siempre cómodo. Para viajes cortos, eso sí, te sirve cualquiera de los otros.

foco

¿Sabías que el primer sistema de retención infantil ISOFIX apareció en 1997? Fue desarrollado por Britax Römer en colaboración con el gigante de la automoción Volkswagen.

Facilidad de instalación

La mayoría de modelos que hemos recogido en este artículo presentan un peso inferior al kilo y medio. Gracias a ello, la instalación es más sencilla. Además, hemos presentado una alternativa hinchable que se instala en cuestión de minutos y puede guardarse sin problema cuando no se usa. Valora todas estas posibilidades para un mejor uso e instalación.

Resumen

La seguridad de los niños no es un juego. Si tu hijo o cualquier pequeño que tengas a cargo tiene menos de doce años, pesa menos de 36 kilos y mide 135 centímetros o menos, es obligatorio que uses con él uno de los mejores elevadores de coche. Recuerda que los que recogemos aquí, del grupo 2/3, son para niños de cuatro años o más.

Para otras situaciones, tienes sillas de coche o elevadores de coche para niños con respaldo. En el caso del artículo que nos ocupa en esta ocasión, tienes que adquirir uno con base en unos factores de compra determinados. Valora el tamaño, así como la facilidad de limpieza del elevador de coche para niños o lo cómodo que es (esencial si el viaje va a ser largo).

Si sigues nuestros consejos, ¡seguro que aciertas! En caso de haber encontrado útil este artículo, ¡devuélvenos el favor compartiendo el contenido en redes sociales o dejándonos un comentario!

(Fuente de la imagen destacada: Gladskikh: 29608574/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sergio Fernández Traductor, filólogo y redactor de textos
A la hora de escribir, doy lo mejor de mí cuando me toca analizar productos del hogar, tecnológicos y relacionados con el mundo animal. Porque ¿qué sería de la vida sin ellos? En cuanto a mi vida personal, no concibo el mundo sin los discos de vinilo, la poesía de Jaime Gil de Biedma, mis dos gatos (Molly y Cohen) y el clutch time de la NBA.