Última actualización: 10/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Cada vez están más de moda los envases de vidrio y esto se debe a sus características. Entre otras cosas podemos reciclarlos por completo, además de usarlos varias veces en casa. Se trata de un material resistente con múltiples posibilidades y usos sin que se estropee.

A todo esto se le añade la facilidad de decorarlos, la posibilidad de comprarlos en diferentes colores y el hecho de que no estamos ante un material basto o que quede feo. Los envases de vidrio, en general, tienen una versatilidad increíble y es por eso que no nos pueden gustar más.




Lo más importante

  • Lo mejor de los envases de vidrio es que no se degradan. Por ello no afectan ni a las sustancias que pueden contener ni al medio ambiente.
  • Otra característica muy interesante es que podemos usarlos y reutilizarlos tantas veces como queramos, basta con lavarlos bien.
  • Y, por último, su capacidad hermética nos ayuda a conservar aquello que guardemos en su interior durante más tiempo que con cualquier otro material.

Los mejores envases de vidrio del mercado: nuestras recomendaciones

Te traemos una lista con algunos de los mejores envases de vidrio que puedes encontrar en el mercado. Tienes diferentes estilos y tamaños según para qué los quieras utilizar. Echa un vistazo a los distintos tipos y comprueba sus características específicas para cada uso.

Los envases de vidrio con mejor relación calidad-precio

Este set consta de 7 tuppers de cristal con sus respectivas tapaderas. Tiene un cierre hermético gracias al anillo de silicona y son aptos para congelador, lavavajillas, microondas y horno (las tapas no son aptas para este último). La base es de vidrio de borosilicato y las tapas de plástico sin BPA.

Este set de tuppers de cristal con un diseño sencillo es un básico en el hogar. Perfecto gracias a su variedad de formas y tamaños. Además, son muy económicos y tienen una gran versatilidad. Se limpian y almacenan con facilidad y no pesan demasiado para ser de vidrio.

Los mejores envases de vidrio aptos para altas temperaturas

Este recipiente de vidrio templado es ideal para cocinar a altas temperaturas. Tanto la base como la tapa son de cristal, por lo que puedes usar ambos en lavavajillas, microondas y horno. Con una capacidad de 7 litros, pesa 2 kilos y mide 22 cm x 37 cm x 15 cm.

Es perfecto para una comida grande por su capacidad. Además, gracias a su tapa puedes mantener lo que sobre. Pues, aunque no es hermético, ayuda a mantenerse más tiempo. Y, por esta misma razón, es apto para el congelador.

Los mejores recipientes de vidrio para bebidas

Esta jarra de cristal es perfecta para cualquier tipo de bebida. Está hecha de vidrio de borosilicato y permite temperaturas desde los -18º C hasta 150º C. Con una capacidad de 2,4 litros y un cierre metálico hermético. Incluye, además, un estropajo suave para poder lavarla con facilidad.

Lo mejor de esta jarra de vidrio es que puedes usarla sobre el fuego (no inducción) para preparar el té, pero también para té helado. Pues permite una gran variación de temperatura (nunca de manera brusca) y su tapa de acero inoxidable evitará que se evapore o derrame tu bebida. Además, tiene un pequeño filtro por si decides echar frutas o hielos, para que no caigan en tu vaso al servir.

Los mejores botes de cristal para sellar

Este pack de tarros de cristal es el mejor para guardar y sellar tus conservas. Consta de 20 botes de vidrio con una capacidad de 720 mililitros, una altura de 152 milímetros con tapa incluida y 82 milímetros de diámetro.

Son tarros de vidrio con tapas de rosca metálicas que permiten un cierre hermético. Gracias a esto pueden hervirse sin ningún problema para que se esterilicen bien y sellar tus conservas al vacío cómodamente. Además, por supuesto, son aptas para congelar y guardar comidas en general.

Los mejores tuppers de cristal herméticos

Este set consta de 9 tuppers de vidrio de borosilicato con sus respectivas tapas de plástico sin BPA. Son aptos para horno y microondas (sin las tapaderas), ya que aguantan los 450º C. Pueden meterse también en el congelador, pues resisten hasta -20º C.

Hay diferentes medidas y formas para cada tupper de cristal, siendo el más grande de una capacidad de 1,5 litros. Tienen un cierre hermético gracias a una junta de silicona que incluyen las tapas y que puede extraerse con facilidad si quieres lavarlos en el lavavajillas.

Los mejores frascos de vidrio con cuentagotas

Este pack contiene 6 frascos de cristal con gotero de 30 mililitros. Son de vidrio de color azul, aunque puedes escoger entre verde, negro, marrón y transparente. Miden 106 milímetros de altura con el tapón y pesan 51 gramos.

Son de cierre hermético y un tamaño pequeño para que sean ideales para llevar a cualquier sitio. Además, tienen un filtro UV para que no se modifique la sustancia interior. Es perfecto para cosméticos fluidos de todo tipo como aceites, serums o perfumes entre otros.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los envases de vidrio

Los recipientes de cristal están cada vez más en auge. En esta guía te explicamos por qué nos gustan tanto y cómo sacarles el mayor partido posible. Además, te damos algunos tips para abrir aquellos que vienen sellados o para decorar los que quieras reutilizar entre otras ideas.

Algunos alimentos que contienen bastantes ácidos son las frutas, las jaleas, las mermeladas y conservas para untar, las salsas, los tomates en escabeche, los pepinillos, el vinagre y otros condimentos. (Fuente: Natalie Rhea: S_AqsN193U8/ Unsplash)

¿Por qué usar recipientes de vidrio?

Si estamos buscando algún bote de vidrio o botella en el mercado, los principales materiales son cristal, plástico o aluminio. Y, aunque a veces desechamos el primero por su mayor facilidad para romperse, es probablemente el que más nos puede interesar.

Ventajas
  • Es más higiénico
  • No interfiere en el sabor de los alimentos
  • Es 100% reciclable y no degrada en el medio ambiente
  • No desprende restos ni tiene interacciones químicas con el contenido
  • No permite la entrada de oxígeno* por lo que no se altera la sustancia interior
  • Es muy resistente, capaz de almacenar sustancias frías y calientes, antisépticas o abrasivas
  • Mantiene en perfecto estado sustancias con características especiales como los medicamentos
  • Permite la pasteurización y esterilización
  • Tiene un carácter antibacteriano que permite mantener productos a largo plazo
Desventajas
  • Puede romperse con mayor facilidad que otros materiales
  • Debes elegir entre resistencia o peso
  • Su creación y reciclaje requieren altas fuentes de energía (mayor gasto que otros materiales)

*Siempre que se mantenga cerrado o, incluso, hermético.

¿Cómo limpiar y esterilizar botes de vidrio?

Lo mejor de los recipientes de cristal es la facilidad que tienen para limpiarse y la posibilidad de esterilizarlos. Aquí tienes unos sencillos pasos para deshacerte de olores y quitar etiquetas si se trata de un bote de vidrio que estás reutilizando, pero también para esterilizar.

  • Quitar el aroma anterior: Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con agua caliente y deja el frasco en remojo toda la noche. También puedes utilizar vinagre de manzana.
  • Eliminar etiquetas y pegatinas: Prepara media taza de bicarbonato y un cuarto de aceite vegetal. Cubre con la mezcla los tarros de vidrio (previamente lavados) y deja reposar 20 minutos. Después podrás retirarlo con una esponja o un trapo.
  • Esterilizar: Primero llena una olla grande con agua. En ella deben caber todos los recipientes de vidrio perfectamente cubiertos y sus tapas (si son de metal o aptas para el calor, ¡cuidado con las de plástico!). Puedes añadirle unas cucharadas de vinagre para que no queden blancos. Llévalo a ebullición y deja los tarros de cristal 30 minutos. Después, sácalos con una pinza metálica previamente esterilizada y dejarlos secar en una rejilla, servilleta o incluso en el mismo horno.

¿Cómo sellar envases de vidrio?

Para esterilizar los frascos de vidrio debes hacerlo primero como te enseñamos en el punto anterior. Además, tienes que hacer todo el procedimiento en el momento en que pongas la comida en el frasco de cristal, ya que este debe estar caliente para que no se pierda la cadena de calor y no quede ningún microorganismo dentro. Es importante que en este método de sellado solo uses alimentos naturalmente ácidos o conservados en algún tipo de ácido como el vinagre. Así te asegurarás de que no haya bacterias.

Una vez hayas esterilizado tus tarros de vidrio déjalos secar y rellénalos sin quitar el agua del fuego. Después, cierra los botes con cuidado de no quemarte y vuelve a meterlos en la olla. Preferiblemente sobre una rejilla o algo que evite que se cocine el contenido. Deja que hierva durante 10 minutos más y sácalos con precaución. No deberías tocarlos en las siguientes 24 horas para que queden bien sellados al vacío. De todas formas, asegúrate de que la tapa, que en principio parece hinchada, baje completamente.

Aparte, puedes usar una máquina para envasar frascos al vacío si haces mucho esto. Y, para las botellas, puede interesarte sellar con cera de parafina. Que consiste en cerrar una botella con un corcho, envolverlo en cinta aislante y después cubrirlo con la cera recién calentada.

¿Cómo pintar o decorar recipientes de cristal?

Este punto depende mucho de qué te gusta y qué utilidad quieres darle a tu envase de cristal. Si vas a usarlo para comidas o bebidas, no podrás utilizar ciertos componentes. Y, si vas a querer meterlos en lavavajillas para lavarlos, también tendrán que ser materiales específicos para ello.

  • Rotuladores aptos para lavavajillas: Con ellos puedes pintar cualquier envase de vidrio y mantenerlo aunque lo pongas a altas temperaturas. Lo ideal es que lo utilices por fuera y no toque tu comida, pero según la marca esto será más o menos importante.
  • Telas con pegamento: Envuelve los frascos de cristal con alguna tela y ajústalos con pegamento. Esto no te vale para recipientes de vidrio que sean para comestibles.
  • Acrílicos: Usa estas pinturas con diferentes técnicas tanto por fuera del tarro de cristal como por dentro. No obstante, si se trata del segundo caso, no podrás verter en él ningún tipo de líquido.
  • Fotos: Personaliza tus envases de vidrio con las fotos que te gusten y pégalas por dentro del bote de cristal para que este haga de pantalla. Al igual que en el caso anterior, no podrás usarlo con líquidos salvo que decidas poner las imágenes por fuera del envase de vidrio.
  • Cordeles y lanas: Envuelve y lía el envase de cristal con alguno de estos dos materiales, puedes hacer lazos y nudos o, incluso, pegarlos haciendo diferentes formas. Es una forma muy sencilla y económica de darle un toque personal y, como van por fuera, son aptos para líquidos y comestibles.

¿Cómo abrir envases de vidrio?

A veces abrir un tarro de cristal herméticamente cerrado puede ser difícil. Por ello hemos recogido los mejores trucos para que la próxima vez que te ocurra puedas abrirlos con mayor facilidad.

  • Con un paño: Sostén el bote de vidrio con alguna tela para que no se resbale, pues es uno de los principales problemas que solemos tener.
  • Bajo el grifo: Pon la tapa del bote de cristal en agua caliente. Esta se dilatará siendo más fácil de abrir.
  • Con un trapo mojado: Cubre la tapa del envase de vidrio con un trapo de cocina mojado en agua caliente. Déjalo reposar un par de minutos y ábrelo.
  • Dale un golpe seco: Pon el bote de cristal boca abajo y golpea el fondo con la palma de tu mano.
  • Rompe el sello de vacío: Coge una cuchara de madera a ser posible y golpea la tapa del envase de cristal o intenta meter el filo de un cubierto por el lado de esta. Así, se aflojará.
  • Perfora la tapa: Si no tienes que volver a cerrar el tarro de vidrio clava un cuchillo o punzón.
  • Con calor directo: Puedes usar un secador como última opción. Enfócalo sobre la tapa metálica del envase de vidrio para que esta dilate un poco.

Si lo que quieres abrir es una botella de cristal con corcho, clávale un tornillo y sácalo con un martillo de carpintero o métela en una zapatilla deportiva para darle un golpe seco. Y si lo que no puedes abrir es un botellín con chapa puedes usar las tijeras, la hebilla de un cinturón o, incluso, unas llaves para hacer palanca.

Nunca metas un recipiente de vidrio cerrado herméticamente en el microondas. (Fuente: Ello: 94KPme-Ibb4/ Unsplash)

¿Cómo cortar envases de vidrio?

Para cortar un envase de cristal ten cuidado ante todo. Procura no cortarte ni quemarte durante el proceso, pues aunque es sencillo, debes tomar precauciones con los materiales. Para ello necesitarás::

  • Un mechero
  • Acetona
  • Un recipiente con agua fría en el que quepa tu tarro o botella de vidrio
  • Un cordel de algodón o lana
  • Papel de lija

Primero, envuelve el envase de cristal con el cordel por donde tú quieras cortar. Después, lo tienes que empapar en acetona y quemar. Debes tener el agua cerca para meterlo en cuanto empiece a apagarse, pero también por si tienes algún problema. El cambio de temperatura tan brusco hará que se parta. Entonces, sécalo con cuidado y pásale la lija para que no quede ningún resto del recipiente de vidrio que pueda dañar.

Criterios de compra

Si necesitas nuevos recipientes de cristal en casa y no sabes bien qué comprar, aquí tienes algunas ideas para saber qué debes buscar y en qué fijarte. Lee atentamente cada criterio y encuentra qué tipo de envase de vidrio te viene mejor para las diferentes situaciones y usos.

Tamaño

Según la utilidad que le quieras dar a tus envases de vidrio, te pueden interesar diferentes tipos de tamaños y formas. No es lo mismo querer conservar una comida para irse de pícnic, donde necesitarás un tupper de vidrio grande; que una colonia, para lo que será preferible un pequeño frasco de cristal.

Lo mejor de los recipientes de cristal es que se pueden encontrar con todo tipo de tamaños y formatos. Si tu idea es apilarlos en el congelador, escoge formas cuadradas y rectangulares. Si son para llevar en el bolso o en la maleta, busca los más pequeños y observa los tipos de cierre. No es lo mismo un tarro de cristal para sólidos, que para líquidos. Lo bueno es que ya sean para comestibles o cosméticos, los recipientes de cristal siempre van bien.

Si lo que quieres es reciclar y usar vidrio reciclado fíjate bien siempre en este detalle y ante cuál de los dos estás. (Fuente: freestocks: cegg5Xj0AxM/ Unsplash)

Resistencia al calor

Cuando hablamos de la resistencia que puede tener un envase de vidrio frente al calor, suele ser para saber si podemos meterlo en el microondas, el lavavajillas o el horno. Para ello hay una distinción se hace en los recipientes de vidrio:

  • Vidrio “normal”: Normalmente se pueden meter en el microondas y en el lavavajillas. Aunque en el primero debes tener cuidado si la comida coge mucha temperatura. Y en el horno únicamente si es por debajo de los 100º C (salvo que el fabricante haya indicado lo contrario).
  • Vidrio templado: Suele ser de cristal Pyrex, que es la marca que lo popularizó, y borosilicato. Es apto para horno, microondas y lavavajillas. Y está preparado para aguantar perfectamente los cambios de temperatura.

Cierre

El tipo de tapa también dependerá mucho del envase de cristal con el que nos encontremos. De hecho, la primera posibilidad que tenemos es que tenga o no cierre. Por ejemplo, la diferencia entre una botella de vidrio para vino y una jarra de vidrio para el aceite (que pueden tener o no escanciador). Te dejamos una tabla con los tipos de tapas más usados en tarros y frascos de vidrio:

Sirve para sólidos Sirve para líquidos Es hermético Se puede esterilizar con su tapa y sellar
Sin tapa Se puede esterilizar aunque no hay posible sello
Corcho comprimido
Madera o corcho sin comprimir
Plástico enroscado o ajustado
Metal enroscado
Con bordes de silicona o plástico Solo si es de silicona apta
Cuentagotas
Spray
Roll-on

Hermeticidad

Los envases de vidrio herméticos son ideales para mantener su interior intacto. Algunos, incluso, pueden envasarse al vacío. Aunque eso dependerá de los materiales. Según la tapa o tipo de cierre hermético que tengan, encontramos tres posibilidades:

  • Corcho: Es el que se suele usar en botellas de cristal para vinos y licores. Este cierre en realidad es únicamente hermético la primera vez. Cuando ya ha sido abierto, el corcho deja de estar tan comprimido y pierde esta propiedad.
  • Metal: Son las más habituales en tarros de cristal de cocina. Vienen con un método de rosca y son perfectos para esterilizar por completo y sellar junto a su recipiente de vidrio.
  • Con un plástico o silicona: Estos son de cristal o plástico normalmente con un recubrimiento que permite cerrar completamente. Suelen ser tuppers o tarros de cristal con un cierre metálico. Lo más normal es que se puedan desmontar para poder lavarlos en lavavajillas. Pero si son de plástico no se podrán esterilizar por completo ni sellar con alimentos en una olla.

Reciclado y reciclable

Para poder hablar del reciclado o no en los envases de vidrio, lo primero que tenemos que hacer es una distinción entre vidrio y cristal. Pues aunque los hemos estado tratando como sinónimos, en realidad no son exactamente iguales.

  • El vidrio: Es un material duro, transparente (aunque puede tener colores) y con características amorfas. Normalmente se usa en botellas, botellines, tarros de conservas, frascos de colonia y cosméticos, entre otros.
  • El cristal: Tiene un sonido y un brillo muy característicos dado por el óxido de plomo. Suele utilizarse para copas y vasos, ventanas, espejos y bombillas convencionales, entre otros.

El vidrio se recicla por completo y a menudo. Es habitual que el vidrio que usamos sea ya reciclado. Sin embargo, el cristal no se puede reciclar, pues necesita unas temperaturas muy altas para fundirse.

Resumen

Recuerda siempre comprobar las características del envase de vidrio que vayas a usar si quieres someterlo a temperaturas extremas. No dudes en reutilizarlos tanto como puedas y, una vez hayas acabado con su vida útil, recíclalos.

Si quieres saber más, déjanos un comentario. No dejes de preguntarnos las dudas que te surjan para que podamos aclararte bien todo. Y si te ha gustado, comparte el artículo para que llegue a más gente.

(Fuente de la imagen destacada: Fahrwasser: 94521835/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones