Escarificadores
Última actualización: 08/02/2021

Nuestro método

15Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

79Opiniones de usuarios

Algunas veces, por mucho que te esfuerces en abonar, segar y cuidar de tu césped, no consigues que tenga ese aspecto verde y cuidado que todos admiran. Esto puede deberse a que la superficie necesita una escarificación, un proceso bastante desconocido que consiste en arañar la superficie del terreno con un escarificador para que este respire.

Los escarificadores arañan el manto superior de tierra, llamada fieltro, y permiten que las raíces y el césped en general puedan respirar y beneficiarse del sol. La escarificación es una forma sencilla de revitalizar tu césped. En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre los escarificadores y cómo comprar el que mejor se adapte a tus necesidades.




Lo más importante

  • Los escarificadores manuales son una herramienta muy económica y muy sencilla de utilizar. Gracias a ellos, puedes destruir el fieltro vegetal que forman las raíces y las hojas secas y dejar que la tierra respire.
  • Es habitual confundir el aireador con el escarificador. El aireador tiene unos dientes cilíndricos y más profundos y sirve para ventilar la tierra hasta el fondo, mientras que el escarificador solo araña la superficie.
  • En el caso de los escarificadores, el número de cuchillas influirá directamente en tu decisión de compra. En este caso, se hace válido el dicho de “cuanto más, mejor”. Lo veremos en profundidad en la última sección de esta guía, dedicada precisamente a los criterios de compra.

Los mejores escarificadores del mercado: nuestras recomendaciones

Tanto si dispones de un jardín grande, como de uno pequeño, querrás contar con las herramientas adecuadas para lograr el mejor aspecto posible. Los escarificadores son una sencilla herramienta manual que te permitirá airear la tierra y revitalizar el césped. Para ayudarte en la decisión de compra, a continuación te presentamos los cinco mejores escarificadores:

El mejor escarificador para grandes terrenos

El escarificador eléctrico Einhell RG-SA 1433 dispone de un potente motor de 1400 W y 3 niveles de profundidad. Dispone de una anchura de trabajo de 33 cm, por lo que es una herramienta ideal para terrenos grandes.

Posee un rodillo especial para airear. Como medida de seguridad incorpora un interruptor de 2 puntos. El manillar es doble y plegable lo que, junto a su soporte para mural, te permitirá guardarlo sin problemas en cualquier parte.

Evaluación editorial: Nos encanta su versatilidad, al combinar 3 herramientas en un producto (escarificación, aireación y captura). Además, su potencia es perfecta para grandes espacios.

El mejor escarificador para jardines medianos

Con un potente motor eléctrico de 1300 vatios, podrás trabajar en jardines medianos de hasta 800 metros cuadrados. Y todo ello con un óptimo rendimiento gracias a un gran ancho de trabajo de 38 cm.

El escarificador eléctrico te permitirá eliminar la capa de musgo, raíces muertas y hojarasca de forma cómoda y rápida. Tendrás ventilador y escarificador en un solo producto.

Evaluación editorial: Es un producto personalizable para mejores resultados, ya que posee ajuste de la profundidad de 5 veces para un cambio rápido. Es muy cómodo de manejar.

El escarificador más fiable y robusto

El escarificador y aireador de Bosch es un modelo sencillo y con un ancho de trabajo de 32 cm, lo que te permitirá trabajar cómodamente. De esta forma, eliminarás eficazmente la capa de raíces muertas, musgo y hojarasca, aireando el césped.

Es robusto y eficaz para un rendimiento fiable, incluso en suelos duros y compactos. Además, no deberás preocuparte por su almacenamiento gracias a las asas doblemente plegables y la cesta colectora apilable.

Evaluación editorial: Su gran capacidad permite dedicar más tiempo al trabajo y menos a vaciar. Es un escarificador que soportará cualquier uso gracias a sus 14 sierras de acero al carbono.

El escarificador más cómodo para tus trabajos en el jardín

El escarificador eléctrico Einhell GC-SA 1231 es un modelo potente con motor de 1200 vatios (W). Combina cuchillas de escarificación y punzones de aireado en una sola máquina.

En su función de escarificador, su rodillo de 16 cuchillas dobles de acero de alta calidad con rodamiento de bolas extrae la maleza y el musgo. De esta forma, arranca incluso las raíces.

Evaluación editorial: Dispone de un cómodo ajuste de profundidad y el mango de guiado también es ajustable y plegable.

El escarificador perfecto para terrenos irregulares

El escarificador Bellota 3080 dispone de un cabezal de acero especial. El recubrimiento de las púas las protege de la humedad y la corrosión. Es una herramienta manual, que dispone de ruedas. Es ideal para terrenos pequeños o con formas irregulares.

Es una herramienta ligera y de muy buena calidad, aunque te costará trabajar con ella si nunca has escarificado el césped o no lo has hecho en mucho tiempo. Tiene una anchura de corte de 50 cm.

Evaluación editorial: Tanto si eres un profesional de la agricultura como si tienes un huerto urbano, este es para ti. Es una herramienta ágil, cómoda y altamente eficaz en cualquier terreno.

Guía de compras: Lo que debes saber de los escarificadores

Para cuidar de la salud de tu césped vas a necesitar un buen conjunto de herramientas. Seguro que dispones de un sistema de riego y de un buen cortacésped, pero eso no es todo. Los escarificadores son unas herramientas desconocidas pero muy necesarias. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellos en esta guía de compra:

Los escarificadores manuales son una herramienta muy económica y muy sencilla de utilizar.
(Fuente: Milert: 125734642/ 123rf.com)

¿Qué es un escarificador?

Los escarificadores son unas herramientas agrícolas que disponen de dientes análogos a los de del rastrillo. En este caso, los dientes son mucho más fuertes y encorvados, están aplastados en un extremo y tienen entre 12 y 18 pulgadas de largo. Los dientes arrancan las raíces muertas, el musgo y otras impurezas del suelo, permitiendo que el césped respire.

Hoy en día, encontramos muchos tipos de escarificadores en el mercado, desde los tradicionales modelos manuales hasta los eléctricos. Los escarificadores eliminan el “fieltro” que es un conjunto de raíces, hojas muertas y musgo que se forma sobre la tierra e impide que el césped consiga todos los nutrientes y la luz necesaria.

¿Qué es el fieltro vegetal y por qué es importante su escarificación?

El fieltro vegetal o thatch es una capa fuertemente entremezclada de tallos, raíces, rizomas, estolones y hojas (vivas o muertas), que se acumula entre la parte aérea del césped y el suelo. Es un componente natural de un césped en crecimiento activo y, siempre que no sea demasiado gruesa, puede ser beneficiosa al aumentar la capacidad de recuperación del mismo.

Por otra parte, una capa excesiva de fieltro (entre 1,25 y 2 cm), puede restringir el paso del aire, agua y fertilizantes hacia las raíces del césped. Esto afectará directamente a su crecimiento, ya que el agua y el abono quedarán atrapados entre la cubierta de paja. También las raíces del césped crecen en ella y, al ser un medio pobre, mueren o crecen poco.

Gracias a ellos, puedes destruir el fieltro vegetal que forman las raíces y las hojas secas y dejar que la tierra respire. (Fuente: Traksel: 121969349/ 123rf.com)

¿Por qué necesito un escarificador?

Al escarificar el suelo se corta ligeramente el césped y se retiran los restos de fieltro acumulado en la superficie. De esta forma, el suelo absorberá más oxígeno, lo que acelerará el proceso de crecimiento. Además, al eliminar la capa de raíces muertas, musgo y hojarasca, las raíces del césped quedarán sobre la tierra, lo que permitirá un crecimiento vigoroso.

Al escarificar también se arranca el césped con pocas raíces, por lo que no es aconsejable hacerlo sobre césped nuevo. Es mejor esperar a que transcurran varios meses y que las raíces hayan agarrado lo suficiente antes de realizar este proceso por primera vez. Una regla básica es que el césped debe tener al menos tres años antes de escarificarse por primera vez.

¿Qué diferencias hay entre un escarificador y un aireador de césped?

Los aireadores son máquinas con unas púas gruesas que se clavan en la tierra. Tienen el diámetro de un dedo (entre 5 y 9 cm). Al pasar se clavan en suelo y crean agujeros que se rellenan de arena. Este proceso rompe la capa compacta del suelo y permite el intercambio de gases que favorece el desarrollo de bacterias aeróbicas que facilitan el crecimiento del césped.

El escarificador, en cambio, tiene muchas “garras”, pero de menor diámetro, y en lugar de tener forma de punzón, son curvadas. Estas “garras” arañan la superficie de la tierra para eliminar la capa sobrante de raíces muertas, hojarasca y musgo, llamada “fieltro vegetal”. Este proceso es complementario al de aireación.

Los escarificadores son unas herramientas agrícolas que disponen de dientes análogos a los de del rastrillo. (Fuente: Welcomia: 139227143/ 123rf.com)

¿Qué tipos de escarificador existen en el mercado?

Los escarificadores son herramientas muy sencillas, económicas y fáciles de utilizar. En el mercado encontrarás básicamente tres tipos de modelos de escarificadores: manuales, eléctricos y con motor de gasolina. Para que entiendas cada uno de ellos, hemos preparado esta tabla comparativa con sus principales características:

Tipo de escarificador Tamaño de terreno Características
Escarificadores manuales Ideales para terrenos pequeños.
Por debajo de los 100 metros cuadrados (m2)
Provistos de cuchillas de pequeño calibre.
Entre 10 y 14 cuchillas.
Algunos modelos tienen ruedas.
Son parecidos a los rastrillos.
Escarificadores a gasolina Terrenos grandes.
Más de 300 m².
Son los escarificadores más potentes del mercado.
Más precisos que los eléctricos.
Más caros.
Son más resistentes, aunque requieren mayor mantenimiento.
Necesitan cable, por lo que son incómodos en terrenos grandes.
Escarificadores con púas Todos los terrenos. Pueden ser manuales, eléctricos o de gasolina.
Estos modelos, además de escarificar, pueden airear el terreno.

¿Cuándo debo de escarificar el césped?

El mejor momento para escarificar, si se trata de un césped de estación cálida, es en primavera, una vez pasadas las heladas. Para céspedes de estación fría, otro buen momento es justo al final del verano, a inicios de otoño. De forma ideal, esta labor debe realizarse una vez al año o cada dos años, en función de la formación de la capa de fieltro.

Los céspedes que requieren más cuidados (por ejemplo, los de competición), deberán ser escarificados dos veces al año. Es muy importante no hacerlo jamás en verano, ya que las raíces quedarán demasiado expuestas al sol y a la sequedad, por lo que acabarás dañando el césped. Un consejo: riega un poco el césped antes de escarificar para facilitar la tarea.

¿Cómo se usa un escarificador?

A no ser que seas un profesional de la jardinería, lo más normal es que jamás hayas usado un escarificador. Estas herramientas, aunque muy útiles, son ampliamente desconocidas, por lo que antes de usarla, conviene que te familiarices con todo el proceso. Para ayudarte, te explicamos paso a paso cómo escarificar tu césped:

  • Prepara el terreno. Lo primero que debes hacer es pasar tu cortacésped y dejarlo lo más bajo posible. De esta forma evitarás que se atasque el escarificador y que arañe perfectamente la superficie. Es importante que el escarificador llegue a la profundidad necesaria de trabajo. También es aconsejable que el suelo esté mojado, pero sin charcos.
  • Escarificar. Si dispones de un escarificador manual, realiza una pasada en un sentido y una segunda en perpendicular, así realizarás un trabajo homogéneo a lo largo de toda la zona. Si cortas algunas raíces no te preocupes, con el tiempo crecerán de nuevo.
  • Recoge los residuos. A continuación, deberás retirar o recoger los desechos orgánicos que se hayan originado con la escarificación. Esta es una labor pesada, pero necesaria para evitar que la tierra y el fieltro se acumulen creando una capa impermeable.
  • Aireado. Como actividad complementaria puedes utilizar un aireador de césped para hacer algunos agujeros a la tierra y que el aire, los nutrientes y el agua circulen mejor hacia las raíces.
  • Resiembra. Si tu jardín tiene zonas muertas, tras la escarificación es un buen momento para resembrar.
  • Recebado. Una vez has pasado el escarificador, puedes recebar. La función del recebo es controlar el fieltro y favorecer el crecimiento de nuevas raíces.
  • Abono. Ahora que hay un mejor paso de aire, agua y nutrientes deberás proceder a abonar el césped. No utilices abono en exceso, ya que podrías quemar las plantas.
  • Riego. Por último, hay que regar la superficie tratada. El riego debe cubrir toda la superficie de forma homogénea, sin encharcar.

Al escarificar el suelo se corta ligeramente el césped y se retiran los restos de fieltro acumulado en la superficie. De esta forma, el suelo absorberá más oxígeno, lo que acelerará el proceso de crecimiento. (Fuente: Milert: 125734641/ 123rf.com)

¿Qué mantenimiento requiere un escarificador?

Los escarificadores manuales requieren poco mantenimiento. Solo deberás asegurarte de mantener las cuchillas limpias y afiladas. Al finalizar cada trabajo, limpia los restos de materia vegetal adherida para evitar que los jugos las corroan y oxiden. Asegúrate de mantener el eje del escarificador engrasado y listo para su uso.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos sobre el mantenimiento de los escarificadores:

  • Presta atención al terreno durante la escarificación, ya que los restos del corte pueden salir despedidos afectando a personas y animales. Debes disponer de un radio de quince metros libres a tu alrededor.
  • Si tu terreno está inclinado, muévete en paralelo a la pendiente y no hacia arriba y abajo.
  • Igual que al cortar el césped, escarifica yendo y viniendo.
  • Usa ropa de protección, sobre todo botas de seguridad con puntera reforzada.
  • Si trabajas con un escarificador de gasolina, utiliza protección auditiva.
  • Si trabajas con un escarificador eléctrico, pasa el cable por encima de tu hombro para evitar accidentes.

Criterios de compra

Ahora que ya sabes todo lo necesario sobre los escarificadores, ha llegado el momento de hacer la compra. Pero antes de decidirte por un modelo concreto, deberás saber que diferencia un buen escarificador de uno perfecto. Para ayudarte, hemos elaborado la siguiente guía con los criterios de compra en los que debes fijarte:

Número de dientes

Aunque todo dependerá de tu terreno, de la profundidad del césped y del tamaño de la superficie a escarificar, en cuanto al número de dientes, cuántos más, mejor. Es importante escoger un escarificador con un gran número de garras, ya que de esta forma podrás realizar un mejor trabajo en un tiempo más reducido.

Nuestro consejo es que busques un escarificador con unas veinte lamas, de esta forma podrás abarcar una gran cantidad de espacio de una sola pasada, aliviando el trabajo. Además, si te has decidido por un modelo con función de aireador, deberá contar con entre 24 y 48 púas o garras, para airear a buen ritmo.

El mejor momento para escarificar, si se trata de un césped de estación cálida, es en primavera, una vez pasadas las heladas. (Fuente: Mariok: 10607258/ 123rf.com)

Profundidad de trabajo

Al contrario que los aireadores, los escarificadores trabajan sobre la superficie del césped. Sus garras están pensadas para arañar la superficie de la tierra, justo por encima de las raíces, por lo que son más fuertes que las de un rastrillo. Este es un factor que debes tener en cuenta para no dañar el césped, ya que una profundidad excesiva puede matarlo.

La escarificación se practica a varios milímetros de la superficie. Una gran capacidad de penetración en el suelo (de 2,5 a 5 cm) solo será interesante si tu escarificador también posee funciones de aireador. En la mayoría de modelos modernos, la profundidad es ajustable, por lo que deberías fijarte en este punto.

Ancho de corte

El ancho de corte es un factor que variará en función del tamaño de tu césped. Esto es, si dispones de un terreno grande, deberías buscar un modelo con un cilindro de más de 30 cm, de esta forma abarcarás una gran cantidad de terreno de una sola pasada y terminarás el trabajo antes. En cambio, para terrenos pequeños o con formas extrañas, es mejor uno pequeño.

Lo más habitual es encontrar máquinas con rodillos de entre 25 y 40 cm. Este es un ancho común y, como te hemos dicho, apto para terrenos grandes. Si quieres un escarificador manual, para un terreno pequeño, lo mejor es que te plantees un ancho de menos 20 cm, de forma que puedas moverlo sin tropezar con los límites.

Los escarificadores manuales requieren poco mantenimiento. Solo deberás asegurarte de mantener las cuchillas limpias y afiladas. (Fuente: Milert: 27125102/ 123rf.com)

Tipo de dientes

Los dientes, cuchillas o púas, son muy importantes a la hora de escoger el mejor escarificador para tu jardín. Procura buscar uno que disponga de púas de acero de alta resistencia (HSS), que sea capaz de cortar raíces y maleza sin ningún tipo de dificultad. Como ya te hemos explicado, si además quieres airear, deberás buscar uno con púas y no solo garras.

Existen diferentes tipos de dientes, cada uno diseñado para un tipo de terreno o una labor concreta. De esta forma encontramos los típicos, llamados “de bolo”, que arañan a mayor profundidad. Los slasher que cortan raíces y maleza con mucha facilidad y, por último, los de estilo “cincel” que son muy recomendados para suelos rocosos.

Ergonomía

La ergonomía es un factor decisivo en la compra de un escarificador, mucho más si te has decidido por un modelo manual. El diseño, la forma, la altura o el peso determinarán lo cómodo que te resultará trabajar con la herramienta. Un escarificador muy bajito te provocará dolores de espalda, mientras que un modelo pesado hará que te canses antes.

Lo mejor es escoger un modelo con manillar regulable que te permita adaptarlo a tu altura y con mangos confortables y agradables al uso. El peso de un escarificador, determinará también la facilidad de uso y su potencia. Sobre todo, fíjate en el diseño de sus ruedas y en los comentarios sobre la comodidad y la facilidad de uso en espacios grandes.

Aunque todo dependerá de tu terreno, de la profundidad del césped y del tamaño de la superficie a escarificar, en cuanto al número de dientes, cuántos más, mejor. (Fuente: Balabanova: 12888909/ 123rf.com)

Materiales

En los escarificadores los materiales son un factor de compra decisivo. Debes tener en cuenta que son herramientas para trabajar al aire libre, en contacto con materiales corrosivos (humedad y jugos vegetales) y pensados para una labor pesada.

Por tanto, deberás fijarte y escoger un equipo elaborado con los mejores materiales.

Las cuchillas siempre deben ser de acero de alta resistencia y anticorrosivo o galvanizado. Las cuchillas deben soportar el trabajo constante y el paso del tiempo. El mango y el armazón también deben ser de un material resistente, aunque en este caso es importante que sea también ligero, para escarificadores manuales lo mejor es la madera y para eléctricos el aluminio.

Potencia

Si te decides por comprar un escarificador eléctrico la potencia será un factor determinante. Por normal general, estos equipos suelen tener una potencia algo inferior a la de un cortacésped. Eso no significa que no sean potentes. Normalmente, cuentan con motores de entre 1000 y 1200 W, fuerza más que suficiente para trabajar en cualquier superficie.

Si buscas algo más, un equipo profesional, nuestro consejo es que busques escarificadores de gasolina. Estos disponen de motores de dos tiempos y pueden llegar a tener hasta 2 caballos de potencia. Eso sí, estos equipos requieren mayor mantenimiento por tu parte, lo que, unido a su precio superior, puede no resultar la mejor opción.

Resumen

Los escarificadores son herramientas muy sencillas diseñadas para arañar el suelo bajo el césped, de forma que las raíces respiren y puedan absorber mejor los nutrientes. De esta forma, eliminamos el material orgánico que se va compactando sobre el suelo, dejando paso al oxígeno, a la luz del sol y logrando un mejor drenaje del agua de riego.

A no ser que seas un experto jardinero, lo más fácil es que no hayas trabajado jamás con un escarificador, pero gracias a esta completa guía, ya sabes todo lo que necesitas sobre ellos. Sigue paso a paso nuestras indicaciones y no fallarás en la elección del mejor escarificador del mercado. Ahora te toca a ti, ¡suerte con la compra!.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para encontrar el mejor escarificador del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Balabanova: 12888897/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones