Última actualización: 20/09/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Las esponjas han sido empleadas durante décadas para la limpieza corporal y facial. Sin embargo, con los años, han aparecido diversos tipos de esponjas, cada una de ellas con características y funciones diferentes. ¿Sabes lo que es una esponja natural?Aquella que es respetuosa con el medioambiente y está hecha a base de luffa, una planta de origen asiático.

Si quieres cuidar tu cuerpo y proporcionarle la suavidad que siempre has deseado, la esponja vegetal es la mejor opción. Aunque sabemos que si nunca has usado una, puede ser difícil saber cuál es la más indicada para ti. Si quieres conocerlo todo sobre este tipo de esponjas, estás en el sitio adecuado. Continúa leyendo y presta atención para no perderte ni un solo detalle.




Lo más importante

  • La esponjas naturales están hechas a base de luffa, una planta de origen asiático que permite obtener las esponjas de manera sostenible y que aportan grandes beneficios a tu cuerpo.
  • Las esponjas sintéticas son muy similares a las naturales, en lo que a la estética se refiere, es por ello que debemos prestar atención a los componentes para poder distinguirlas.
  • Un buen uso y cuidado de las esponjas es fundamental para evitar que acumulen bacterias y que duren lo mismo o más que las esponjas sintéticas que muchas personas usan diariamente.

Las mejores esponjas naturales del mercado: nuestras recomendaciones

Son muchas las esponjas vegetales disponibles en el mercado. En estos casos, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Es por eso que hemos creado una lista con las cinco mejores esponjas bajo nuestro punto de vista. Si quieres saber cuáles son y para qué sirve cada una de ellas, continúa leyendo.

La mejor esponja natural para bebés

Suavinex tiene la esponja perfecta para tu bebé. Es una esponja vegetal hecha completamente de elementos procedentes del mar. Está disponible en varios tamaños e incluso puede comprarse también una caja para guardarla dentro. Es muy absorbente, perfecto para los baños del más pequeño de la casa. Cabe destacar que esta esponja se hace artesanalmente.

La gente que lo ha probado destaca su durabilidad, ya que no deshace con el uso, su suavidad que evita rojeces en la piel y su tamaño, ya que consideran que es el tamaño adecuado, ni muy grande ni muy pequeña. Muchos otros opinan que es mejor no comprar la caja para guardar la esponja, ya que, al ser naturales, deben secarse al aire para evitar que se acumule humedad.

La mejor esponja natural facial

¿Sufres de acné y buscas una buena esponja natural? Casalfe tiene la solución para ti. Esta esponja promete reducir el acné, eliminar los puntos negros y además es biodegradable. Gracias al poder exfoliante de esta esponja, la regeneración de células se produce rápidamente. Está compuesta a base de elementos 100 % naturales, entre ellos el té verde.

Los que ya la han probado se sorprenden con la suavidad de la esponja. Cuando abres por primera vez el paquete en el que viene envuelta parece un pequeño ladrillo. Sin embargo, tras sumergirla en el agua se vuelve extremadamente suave. Muchos señalan que además de reducir el acné también reducen el sebo facial, algo muy común en gente con piel grasa.

La mejor esponja natural para la menstruación

Tom & pat han creado las mejores esponjas de origen natural para esos días del mes en los que la menstruación acecha. Estas esponjas tienen la misma capacidad de absorción que un tampón, pero son mucho más sostenibles. No contienen químicos y son aptas para aquellas mujeres que sufren de sequedad vaginal. Pueden ser reutilizadas tras un simple lavado.

Pueden ser adquiridas en paquetes de tres, cinco, seis y diez unidades. Las personas que ya las han probado destacan la facilidad de uso, tanto para poner las esponjas como para sacarlas. Consideran estas esponjas una alternativa más higiénica que las copas menstruales. Además, no causan ningún tipo de irritación por lo que son adecuadas para personas con pieles sensibles.

La mejor esponja natural para la cocina

Es muy común usar esponjas para fregar los platos y limpiar la cocina, pero no siempre son naturales. Para optar por algo mucho más sostenible, Wooglaste tiene la solución. Pesan solo 15 gramos y miden 11 x 7 x 2 centímetros. Estas esponjas tienen un diseño innovador, son muy duraderas y robustas. No dejan rayones en la vajilla y son completamente ecológicas y respetuosas con el medio ambiente.

Comprando una de estas esponjas contribuirás a la reforestación de todo el mundo. Son muchas las personas que las han probado, destacando su embalaje reciclado y su durabilidad, mucho mayor que la de cualquier estropajo tradicional. No acumulan mal olor y son extremadamente suaves con las vajillas más delicadas. Son la alternativa más resistente y sostenible.

La mejor esponja natural exfoliante

¿Buscas una esponja de origen natural y exfoliante? Ledoo tiene lo que necesitas. Este paquete incluye ocho esponjas hechas a base de luffa y con un tamaño que ronda los seis y diez centímetros. Eliminan la piel muerta aportando una mayor suavidad a tu piel. Para usarlas basta con tan solo humedecerlas, agregar gel corporal y frotar sobre la piel. Tras su uso, deben colgarse para que se sequen adecuadamente.

Las reseñas de las personas que ya las han probado indican que estas esponjas son tan suaves que incluso son aptas para usar en bebés recién nacidos. Muchos destacan que al comienzo son demasiado duras, pero que con los usos se ablandan más y más. En definitiva, el mejor exfoliante se encuentra en tu esponja de luffa que usas a diario.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la esponja natural

Si te interesa adquirir una esponja natural, pero aún no tienes muy claro lo que son y para qué sirven, ¡estás de suerte! Hemos preparado una guía de compras especialmente para ti. Aquí encontrarás las dudas más comunes ya resueltas para ayudarte en este proceso.

Los bebés necesitan lo mejor para su delicada piel, por eso una esponja natural es la mejor opción. (Fuente: Karkala: _6eiZ9Mb9_8/ unsplash)

¿Qué es una esponja natural?

Una esponja natural, también conocida por muchos como esponja vegetal, es un elemento natural, biodegradable y que, además, tiene una infinidad de usos. El más conocido es, probablemente, el corporal. Aunque es necesario saber diferenciar correctamente las esponjas naturales de las esponjas sintéticas. Las esponjas naturales están hechas a base de luffa, una planta que es originaria de Asia.

Cuando las esponjas están en seco, son ciertamente ásperas y rugosas. Sin embargo, al humedecerlas su tacto cambia por completo, se vuelven suaves e ideales para el cuidado de la piel de los más mayores y pequeños de la casa. Pueden usarse en todo el cuerpo, también en la cara. Cabe destacar que es el producto perfecto para exfoliar la piel y dejarla más suave que nunca.

¿Qué beneficios tiene el uso de una esponja natural?

Las esponjas vegetales, como ya hemos mencionado, tienen su origen en una planta que realmente, está asociada con la calabaza. Por lo que no es nada perjudicial para nuestro cuerpo y salud. Su poder exfoliante puede ser un gran aliado para combatir problemas comunes como la celulitis. Si sufres de problemas de circulación, también te recomendamos el uso de esta esponja, ya que su material principal, la luffa, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo.

Al exfoliar la piel en profundidad, otros productos como cremas o aceites, penetrarán mejor en tu piel, ya que la esponja vegetal conseguirá eliminar gran parte de las pieles muertas. Si tienes problemas de acné, la esponja natural te ayudará a tratar este problema. En definitiva, la esponja ayuda a combatir y mejorar todo tipo de problemas o imperfecciones de tu cuerpo.

¿Cómo se debe usar y limpiar una esponja natural?

El uso de las esponjas naturales es extremadamente fácil, solo necesitan ser humedecidas y ya estarán listas para usar. Si tienes una rutina facial y utilizas algunos productos como exfoliantes o cremas limpiadoras, también puedes impregnar las esponjas con ellos y así usarlas diariamente. Si no usas esponjas para rutinas o tratamientos faciales, y solo las usas para el cuerpo, puedes humedecerlas e impregnarlas de jabón.

En lo que a limpiarlas respecta, debes utilizar agua, enjuagarlas propiamente y escurrir todo el agua para que queden lo más secas posibles. Las esponjas naturales duran mucho tiempo, incluso meses. Sin embargo, quizá prefieras cambiarlas cada mes para asegurarte de que no acumulan bacterias u hongos que puedas ser perjudiciales para tu salud.

¿De dónde proviene la esponja natural?

La esponja natural proviene de la luffa. Esta planta tiene su origen en Asia del sur, es por eso que quizá nunca hayas oído hablar de ella antes. Esta planta da como fruto algo similar a calabazas, que posteriormente serán peladas y de ahí se obtendrán las esponjas. Antes de poder utilizarse, han de quitarse las semillas que las esponjas contienen en su interior.

Tras este proceso, se lavan bien las esponjas y se dejan secar. Una vez secas se cortan en láminas hasta obtener el tamaño ideal. Así es como se consigue una esponja natural. Hoy en día es muy fácil encontrar esponjas vegetales en cualquier mercado, y es un elemento que debes incluir en tu día a día si aún no te has animado a probarlo. Es completamente natural y muy beneficiosa para tu piel.

Si quieres que tu esponja dure mucho tiempo y no pierda sus propiedades, debes seguir una serie de cuidados. (Fuente: Wilborn: tMt-m2zECRc/ unsplash)

¿Deben usarse esponjas naturales en bebés?

Muchas son las dudas acerca de este aspecto. Ya hemos mencionado la textura de las esponjas, ásperas en seco y suaves al humedecerse. Es por este motivo por lo que son altamente recomendables. Al nacer y durante los primeros meses, los bebés solo necesitan ser bañados con agua. Su piel es muy fina, por eso las esponjas naturales propiamente humedecidas son lo más adecuado para el baño de los más pequeños.

Sin embargo, es necesario tener un cuidado especial con estas esponjas vegetales. Deben ser cambiadas con regularidad, cada pocas semanas. Además, también puedes desinfectarlas, para ello necesitarás agua templada y vinagre. Tras dejarlas reposar un rato en el líquido, se deben escurrir y secar al aire durante unos minutos. Es muy sencillo este proceso y es una muy buena manera de asegurar una higiene adecuada para los bebés.

Criterios de compra

Sabemos que, si nunca has usado una esponja vegetal, son muchas las dudas que te rodean por la cabeza. Para ayudarte en el proceso de compra hemos creado los criterios más relevantes y a los que más atención debes prestar para asegurarte de que estás comprando la mejores de las esponjas.

Material

Como ya hemos comentado anteriormente las esponjas vegetales están hechas a base de luffa. Es muy importante conocer con certeza el material de las esponjas. Muchas de ellas, en lo que a la apariencia respecta, son muy similares, incluso aquellas que no son naturales. Las esponjas comunes están hechas de espuma cuyas celulosas son altamente inflamables.

Además, si vas a usarla en tu cuerpo el material de una esponja común puede producir irritaciones. Es por ello que usando una esponja vegetal te aseguras de estar dando a tu cuerpo el cuidado necesario y limpiando tu piel profundamente con la suavidad que caracteriza a estas pequeñas esponjas.

Una esponja natural puede proceder del mar o de una planta llamada luffa. (Fuente: Benmbarek: oIH_MJ1X8YM/ unsplash)

Tipos

Probablemente hayas escuchado hablar de esponjas vegetales, pero lo cierto es que existen una gran variedad de esponjas. Existen las marinas, aquellas que proceden del mar; las de luffa, las originales y más sostenibles; las sintéticas, aquellas que estéticamente son parecidas a las naturales, pero son totalmente lo contrario y las de malla, las cuales suelen acumular muchas bacterias.

Como has podido comprobar, existen muchos tipos de esponjas, pero no todas ellas son naturales. Para asegurarte de que estás comprando la adecuada, deberás fijarte en sus componentes. Si están hechas con 100 % de luffa, son las indicadas, de lo contrario abstente de adquirirlas. Con este sencillo truco, sabrás distinguir las esponjas sintéticas de las que no lo son.

¿Qué uso le darás?

El uso que le vayas a dar a tu esponja puede determinar el tamaño de esta. Las faciales son más pequeñas y, en ocasiones, pueden estar especializadas en tratar problemas como el acné, gracias a sus poderes exfoliantes. También existen esponjas corporales, probablemente las más conocidas y usadas por todos, al menos una vez en la vida.

También existen otro tipo de esponjas mucho menos conocidas como las menstruales. Por lo que es muy probable que siempre haya una esponja de origen natural para cualquier cosa que necesites. Debes mantener una serie de cuidados como escurrir las esponjas tras su uso para asegurarte de que duran el mayor tiempo posible y sea una de las mejores inversiones de tu vida.

Tipo de piel

Conocer qué tipo de piel tienes es necesario por muchos motivos, entre ellos para saber qué productos y accesorios debes usar y cuáles no. Lo cierto es que las pieles más duras son capaces de soportar todo y más. Sin embargo, si tu piel es grasa o sensible, será más recomendable que uses una esponja natural. Esta aporta la suavidad necesaria para su cuidado.

Las esponjas de origen natural son idóneas para todo tipo de pieles. Incluso para las de los más pequeños de la casa. Es por eso que, independientemente de cual sea tu tipo de piel, una esponja completamente naturales siempre será la mejor decisión. Especialmente si tu piel es sensible o requiere un mayor cuidado para evitar la aparición de imperfecciones.

Tamaño

Existen esponjas de diferentes tamaños, dependiendo de la persona que la vaya a utilizar. Generalmente para bebés y recién nacidos el tamaño de las esponjas es mucho menor que la de los adultos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el tamaño de la esponja aumentará al ser sumergida en el agua. Tiene un gran poder de absorción.

El uso principal que se le vaya a dar a la esponja también es relevante para conocer qué tamaño debería tener. Las esponjas vegetales que son de uso facial, para desmaquillar o limpiar la cara en profundidad, suelen ser redondas, aplanadas y pequeñas. Las esponjas naturales de uso corporal son redondeadas y desiguales, pero tienen un mayor volumen que las de uso facial.

Resumen

Todo el mundo sabe lo que es una esponja. Sin embargo, no todos saben diferenciar una esponja sintética de una natural. Elegir la esponja incorrecta puede causar efectos secundarios a tu cuerpo y cara, como por ejemplo irritaciones. Es por eso que, tras leer este artículo, ya tienes todas las herramientas y recomendaciones para hacer la mejor elección.

Utilizar una esponja vegetal es muy sencillo. Solo necesitas conocer sus características y consejos de uso. ¿Aún no tienes tu esponja? Ahora ya lo sabes todo sobre este accesorio. Si te ha gustado este contenido, permanece atento a nuestra página. Seguiremos aconsejándote sobre miles de productos más.

(Fuente de la imagen destacada: sal73it: 126368986/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones