destacada
Última actualización: 26/08/2020

Nuestro método

19Productos analizados

20Horas invertidas

15Artículos evaluados

430Opiniones de usuarios

¡Bienvenidos a REVIEWBOX.es! Cuando nos acercamos al último mes de verano y las temperaturas comienzan a ser más bajas, es hora de prepararse para el otoño y el invierno. Dos estaciones del año en las que el frío aparece y a nadie le gusta pasar por esa sensación en su propia casa. Por lo tanto, es momento de que te equipes debidamente ante lo que es inevitable.

Si además vives en alguna zona interior de un país como España, las temperaturas son aún más extremas. ¿Cómo puedes paliar el frío? Pues con una estufa catalítica. Estas sirven tanto para apoyar un sistema de calefacción central como para utilizarla de forma individual en una habitación de medianas proporciones. Vamos a echarles un vistazo y a conocerlas un poco más.




Lo más importante

  • Las estufas catalíticas son ideales para cubrir estancias de hasta unos 25 m².
  • Son las más idóneas para un hogar con niños y mascotas. También son más seguras gracias a sus sistemas incluidos para que reaccionen según condiciones.
  • En la parte final del artículo encontrarás una serie de criterios de compra para enfocar tu elección final.

Las mejores estufas catalíticas del mercado: nuestras recomendaciones

Por su comodidad y seguridad, las estufas a gas se están ganando la confianza de buena parte de la población. No vamos a negar que, en parte, también ayuda el precio de las mismas, ya que resultan bastante asequibles. Ha llegado el momento de mostrarte una serie de modelos que, por diferentes factores, nos han parecido más recomendables hasta el momento.

La mejor estufa catalítica por su seguridad

Este modelo cuenta con tecnología de Llama Azul. Además, posee un triple sistema de seguridad. Es muy fácil de encender y de usar, y puede generar hasta 3400 W de potencia. Esto quiere decir que puede regular la temperatura de una estancia de unos 34 metros cuadrados.

Es apta tanto para gas butano como para gas propano. Gracias a ello, tendrás la libertad de elegir el sistema de combustión que desees.

Evaluación editorial: Este producto se destaca por el rendimiento de su clase energética (A). Además, garantiza un uso libre de peligros gracias a su sistema de desconexión automática.

La mejor estufa catalítica con gran potencia

Estufa de butano de color negro y con ruedas para un desplazamiento más sencillo. Cuenta con un total de 3000 W (vatios) que se pueden distribuir mediante diferentes niveles de intensidad. Dispone de encendido piezoeléctrico, panel catalítico y triple sistema de seguridad.

Esta opción nos gusta por su aparente sencillez, su capacidad para calentar una habitación mediana y por su fácil manejo. Su clase energética es A.

Evaluación editorial: Si lo que buscas es complementar el sistema de calefacción de tu hogar, esta opción es ideal. También tranquiliza que sea tan segura.

La mejor estufa catalítica compacta

Este modelo de estufa catalítica posee una gran potencia en relación con su reducido tamaño. Es capaz de alcanzar los 4200 W. Si vives en un apartamento pequeño, es ideal para conservar el calor en los meses más fríos.

Logra ser más eficiente en habitaciones de entre 15 a 20 metros cuadrados aproximadamente. Además, puedes regular la potencia con el termostato, así como configurar su sistema de seguridad.

Evaluación editorial: Esta estufa catalítica es perfecta si no cuentas con mucho espacio, pero requieres de mucha potencia. Seguridad y eficiencia en un solo producto.

La mejor estufa catalítica de bajo consumo

Esta estufa a gas sobresale por su bajo consumo. Aunque calienta algo menos que otras, también hay que resaltar que gasta menos gas si se pone al máximo. Funciona con butano o propano.

Nos gusta precisamente porque la bombona te puede durar más tiempo, aunque funciona mejor en estancias medianas o como apoyo a otro sistema de calefacción principal.

Evaluación editorial: Cumple con todas las exigencias en materia de seguridad. Analiza la atmósfera para apagarse automáticamente cuando sea necesario.

La mejor estufa catalítica portátil

Esta estufa catalítica cuenta con una potencia de hasta 3050 W. Posee tres posiciones para regular el calor e incluye cuatro ruedas y un asa para facilitar su transporte por el hogar.

También dispone de medidas de seguridad. La estufa se apaga cuando hay exceso de concentración de CO2.

Evaluación editorial: Destaca por su diseño, por su facilidad a la hora de encender y porque funciona con gas butano. Además, puedes transportarla fácilmente a otra habitación según lo requieras.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las estufas catalíticas

A mucha gente le causa pánico el hecho de tener una estufa que funcione por medio de gas butano o propano. Sin embargo, en los últimos tiempos se han ido convirtiendo en una de las opciones más seguras. Como queremos que conozcas un poco más acerca de este producto, vamos a aportar información útil para que puedas comprender el funcionamiento de estas estufas.

Son las más idóneas para un hogar con niños y mascotas. También son más seguras gracias a sus sistemas incluidos para que reaccionen según condiciones. (Fuente: Yastremska: 106848146/ 123rf.com)

¿Qué son las estufas catalíticas?

A menudo son confundidas con las estufas de llama azul, aunque presentan algunas sutiles diferencias. Esparcen todo el calor a través del panel catalítico, por lo que es enviado hacia el frente por medio de convección. No funcionan con fuego directo. El panel se calienta mediante una combustión que se produce a temperaturas no tan elevadas como en otro tipo de estufas.

Las estufas catalíticas necesitan del oxígeno para poder realizar su labor y liberan dióxido de carbono. Por eso es recomendable que ventiles cada cierto tiempo la estancia elegida. Pero tranquilo, los modelos vigentes cortan el suministro de gas cuando detectan una gran cantidad de dióxido en el ambiente. También son muy transportables gracias a sus ruedas.

¿Cuáles son las ventajas de adquirir una estufa catalítica?

Hay otra cosa que debes hacer antes de decidirte a comprar una estufa catalítica, y es pensar en todos los aspectos positivos y negativos que puedan llegar a presentar. Para que no tengas que buscar cuáles son en multitud de lugares, te las vamos a facilitar por medio de una sencilla y práctica tabla. Cuando la consultes tendrás todo un poquito más claro.

Ventajas
  • Calientan ambientes fríos de hasta unos 25 m².
  • Son transportables
  • Al funcionar con gas evitarás disgustos en la factura de la luz
  • Cuentan con regulador para elegir el flujo de calor
  • Incluyen varios sistemas de seguridad
  • Relativamente fáciles de encender
Desventajas
  •  Dependes del precio del gas butano
  • Tras apagarla, no mantienen el calor durante mucho tiempo

¿Qué otros tipos de estufas de gas existen?

Es habitual que mucha gente confunda diferentes tipos de estufas de gas. Esto es debido a que algunas de ellas son muy similares en diseño y funcionamiento. Sin embargo, hay ligeras diferencias que te facilitarán diagnosticar cuándo se trata de unas u otras. A continuación, describimos qué otros tipos de estufas de gas existen además de las citadas catalíticas.

  • Estufa de gas tipo llama azul: presentan una potencia mayor que las catalíticas, por lo que están más enfocadas a estancias de hasta 40 m². Aunque consumen poco, sí que demandan un mayor número de gramos de gas por hora. Eso sí, cuentan con regulador. El calor se irradia por la parte frontal y, sobre todo, por la parte superior.
  • Estufa de gas tipo infrarrojo: aunque también funciona por medio de gas, presentan un panel de cerámica y una rejilla que se vuelve del clásico color anaranjado incandescente. Son más potentes que las catalíticas pero tienen varios inconvenientes, ya que son menos eficientes al funcionar por radiación y pueden producir quemaduras.

¿Qué es el encendido piezoeléctrico de las estufas catalíticas?

El sistema de encendido piezoeléctrico es el mismo que utilizan algunas calderas de gas y calentadores. Se acciona de forma manual por medio de algún botón o palanca que origine la chispa para comenzar la ignición del gas. Es un sistema seguro y nada complejo de utilizar. Basta con seguir las instrucciones del fabricante, aunque a veces hay que accionar el sistema varias veces.

Esto es así cuando pones la estufa a funcionar por primera vez, o bien se ha mantenido inactiva durante un buen período de tiempo. El encendido piezoeléctrico requiere de ciertos cuidados, aunque uno de ellos es el más fácil de poner en práctica. Basta con mantener el aparato limpio de polvo. Si no vas a utilizarla durante un tiempo, guarda la estufa debidamente.

¿Cómo ubicar una estufa catalítica con mayor seguridad?

Aunque las estufas catalíticas son bastante seguras para las personas y las mascotas, por su bajo riesgo de quemaduras, es aconsejable seguir las pautas que marca el fabricante. Su estructura no suele quemar demasiado debido a su sistema de ignición de gas, y a que la fuente de calor se mantiene lejos de la zona más exterior, algo que no sucede con las de gas radiante o infrarrojo.

Otro aspecto a tener en cuenta es la habitación en la que puedes poner este tipo de estufas. Al consumir oxígeno, es mejor que ventiles la estancia en la medida de lo posible. Además, no se recomiendan para zonas como el cuarto de baño, precisamente porque el consumo de oxígeno va a ser mucho más rápido en las estancias más pequeñas.

Ben AaronovitchEscritor británico
"En invierno nos acurrucamos con un buen libro y soñamos teniendo alejado el frío".

¿Cuánto puede costar una estufa catalítica?

Para el servicio que te pueden ofrecer no son demasiado caras. Obviamente, para cada persona el límite de lo barato es variable. Sin embargo, podemos decir que la mayoría de modelos rondan entre los 80 y 120 euros. A cambio vas a gastar mucho menos si las comparamos con las eléctricas. Todo depende del precio de la bombona y del tiempo que utilices la estufa.

Criterios de compra

Tras abrirte la puerta al mundo de las estufas catalíticas, es el momento de saber cómo afrontar la compra. Sí, porque para elegir qué clase de estufa te conviene más, y con qué prestaciones, es necesario analizar una serie de cuestiones clave. No son demasiadas, ya que las variables existentes son bien pocas, pero sí definitivas para obtener un rendimiento satisfactorio.

¿Catalítica o no?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte. ¿Por qué? Bueno, pues porque hay otros tipos de estufas, incluso de gas, que tienen una mayor potencia. Ahora bien, si posees mascotas o niños pequeños, esta opción es la más segura. Esto es debido a que la fuente de calor está separada por una rejilla exterior que protege bastante para no sufrir quemaduras de forma instantánea.

Las estufas catalíticas, a su vez, no mantienen el calor demasiado tiempo una vez las apagas. Hay otras que lo aguantan un poco más en el ambiente. También es importante saber si la quieres como apoyo a otra principal, o bien esta va a ser tu principal opción. Las estufas catalíticas te ayudarán a soportar el frío, pero tampoco hacen milagros.

El sistema de encendido piezoeléctrico de la estufa catalítica es el mismo que utilizan algunas calderas de gas y calentadores. (Fuente: Yastremska: 97395540/ 123rf.com)

Potencia

La potencia y eficiencia de una estufa catalítica van a determinar cuántos metros cuadrados puede abarcar para caldear el ambiente. Este tipo está más enfocado a las estancias medianas. Es decir, zonas que no se extiendan más allá de los 25 m². En el caso de que quieras utilizarla para un lugar con mayores dimensiones, igual es mejor que acudas a otro tipo de estufas.

Para que te hagas una idea, esto es lo que necesitarás dependiendo de los metros de la estancia:

  • Habitaciones pequeñas: entre 800 W y 2000 W de potencia. Más enfocado a calefactores eléctricos.
  • Habitaciones medianas: entre 2000 W y 3200 W de potencia. Bien para estufas catalíticas.
  • Habitaciones grandes: a partir de 3200 W y hasta 4200 W. Bien para estufas de llama azul.

Regulador

Antes de hacer frente a la compra de una estufa catalítica, es ideal que te inclines por las que poseen algún tipo de regulador para seleccionar el flujo de calor. Es muy habitual que las estufas modernas lo traigan pero, por si acaso, fíjate en ello cuando veas imágenes y especificaciones del modelo que te haya atraído.

La importancia de la inclusión de un regulador reside en que puedas ahorrar y jugar con el consumo del gas butano. Así, es habitual encender la estufa y llevar el regulador al máximo para que caliente lo antes posible. Cuando notes que es suficiente, baja la intensidad para que se mantenga en el ambiente que te resulte más cómodo. Así podrás elegir a tu gusto.

Medidas de seguridad

Las estufas catalíticas incluyen ciertos sistemas de seguridad para protegerte de algunos imprevistos. La propia rejilla que separa el exterior del panel catalítico es una de ellas. Además, dispone de una pequeña llama piloto que es clave para que puedas saber qué ha sucedido. Aunque deben contar con varias medidas según la normativa vigente, fíjate en que las incorporen igualmente.

  • Desconexión automática en caso de que la pequeña llama se haya apagado de forma accidental.
  • Análisis de la atmósfera de la habitación.
  • La estufa se apaga cuando los niveles de CO2 son altos. Cuando esto ocurre, tienes que ventilar el lugar para poder encenderla de nuevo.

Resumen

A nadie le gusta pasarlo mal en los días de frío. A veces uno recurre a las mantas, pero cuando tienes que desprenderte de ellas, la sensación es muy incómoda si vas de una zona a otra del hogar. Es mucho mejor adquirir una estufa de gas para poder estar tranquilamente leyendo, prestando atención a tu programa favorito o lo que desees, y tener una sensación de bienestar.

Recuerda todo lo que has podido leer en este artículo. Hay algunos factores que van a determinar su funcionamiento y queremos que hagas una buena compra. Analiza los metros de las estancias que vas a querer cubrir, la potencia de la estufa y su maniobrabilidad. Y no te olvides de echar un vistazo a sus sistemas de seguridad. Tú tienes que sentirte seguro en cada momento.

Si te ha gustado la información que te hemos aportado, no dudes en compartir en tus redes sociales o en dejarnos algún comentario. ¡Gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Roman: 135671895/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones