Estufa exterior
Última actualización: 01/07/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Una estufa de exterior es el complemento perfecto para pasar agradables jornadas en el patio o el jardín. Ya sea con nuestros seres queridos o cuando las temperaturas no son las más placenteras, lo cierto es que no hay nada como reunirse alrededor del calor de la lumbre y disfrutar de buenos momentos en la mejor compañía.

Hoy en día, el mercado ofrece múltiples variedades para disfrutar el calor en el exterior: calefactores exteriores de leña, gas o infrarrojos. Elegir una u otra dependerá de diversos factores como tu disponibilidad económica, el objetivo buscado y el espacio disponible. ¡Descubre un poco más sobre las alternativas existentes en el siguiente artículo!




Lo más importante

  • Las estufas exteriores se presentan como la alternativa perfecta para alargar las jornadas al aire libre, paliando el descenso de las temperaturas.
  • Existen múltiples opciones en el mercado: de leña, infrarrojas, a gas o pellets. Es conveniente conocer bien el objetivo y las preferencias personales, antes de decantarse por una u otra.
  • Además de los usuarios finales, sectores como la hostelería y la gastronomía también podrán aprovechar sus beneficios, para ofrecer un mayor confort a sus huéspedes y comensales.

Las mejores estufas exteriores del mercado: nuestras recomendaciones

Te mostraremos, a continuación, cinco de las mejores estufas exteriores que podemos encontrar en el mercado. Todas ellas despuntan por su calidad. Sin embargo, cada una ofrece sus características propias, las cuales deberás analizar detenidamente para encontrar cuál es la ideal para ti. ¡Compruébalo tu mismo!

La mejor estufa exterior de pirámide

La estufa exterior pirámide de la marca Activa, modelo Pyramide Cheops II, tiene una altura de 1,90m. Cuenta con una potencia de 9,3 kW y es eléctrica. Además de su encendido piezoeléctrico y su tubo de cristal, dispone de protección antivuelco y un apagado automático. Está concebida a modo de calentador de terrazas.

A pesar de su altura, es móvil y fácilmente transportable gracias a sus ruedas. Es aconsejable adquirirla junto a la funda protectora, que ayudará a protegerla de las problemáticas típicas del exterior (frío, calor, polvo o humedad). Se trata de una de las opciones más elegidas por parte del público, ya que cumple su función de estufa exterior a un precio asequible.

La mejor estufa exterior de leña

El brasero exterior de jardín multifuncional de Yaheetech, es un calentador de leña pensado para proveer calor e iluminación en patios exteriores. Su montaje es sencillo y rápido, y cuenta con una tapa orientada a reavivar la llama del fuego. Además, se vende junto con una cubierta, para evitar que se ensucie.

Se trata de un modelo de estufa exterior con una estética rústica, muy estable, que supone una pieza muy llamativa en cualquier terraza. Consiste en una chimenea realizada de hierro de resistencia con revestimiento negro, lo que garantiza un producto robusto y duradero. Pueden dársele diversos usos en función del lugar en el que se utilice o la época del año. Por ejemplo, como brasero para el jardín o el camping, o, incluso, como cubitera de hielo para el verano.

La mejor estufa exterior de gas

La estufa exterior KEKAI KT0586 se alimenta de gas y calienta mediante el método de radiación. Tiene una potencia de 13 kW, pensada para calentar grandes estancias (de un máximo de 25 m²). Está diseñada para jardines o patios, con materiales preparados para resistir las inclemencias medioambientales y los cambios de temperatura, como el acero inoxidable.

Su montaje es sencillo, procurando siempre la eficiencia energética. Se trata de una estufa exterior con un sistema de seguridad anti-inclinación. Cuenta con la posibilidad de incorporarle ruedas, para facilitar su transporte de un punto a otro, aunque, en principio, está pensada para ser fijada al suelo. Por su fácil montaje, autonomía, potencia y limpieza, supone una de las opciones más populares del mercado.

La mejor estufa exterior de infrarrojos

La estufa exterior por infrarrojos de Blumfeldt Heat Guru cuenta con una fuente de alimentación por cable eléctrico, con una potencia máxima de 2000 vatios (aunque es regulable). Calienta mediante el método de la radiación infrarroja, gracias al cual proyecta directamente el aire caliente a la gente cercana. Elaborada con base de aluminio robusto, hace que sea un elemento muy estable.

Cuenta con un medidor de temperatura regulable según las necesidades del momento o las preferencias de cada usuario. Además, su sistema de eficiencia energética hace que se ahorre electricidad sin perjudicar el calor deseado. Se trata de un diseño móvil, compacto y, a la vez, respetuoso con el medio ambiente. Aunque es una estufa exterior preparada para los cambios de temperatura, se recomienda guardarla en el interior si no se le va a dar uso.

La mejor estufa exterior de techo

El modelo de estufa exterior de techo 52141802 de la marca DRULINE está elaborado con base de aluminio, y su peso es de 1,6 kg. Se trata de un producto apto tanto para interiores como exteriores. Además, puede colocarse en la pared mediante un adaptador.

Cuenta con una cuerda de tracción, lo que hace de ella una opción muy fácil de usar. Se trata de una de las alternativas más económicas que podemos encontrar en el mercado de estufas exteriores en estos momentos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las estufas exteriores

A la hora de adquirir una estufa exterior, son tantas las opciones que pueden surgir ciertas dudas. Por ello, la mayor parte de los usuarios suele dejarse llevar por las preferencias personales en un determinado momento (el impulso) en lugar de hacer un estudio pormenorizado. Si, por el contrario, eres de los que prefiere meditar bien la decisión de compra, aquí os dejamos algunas pautas muy útiles. Con ellas, tu elección será muy sencilla.

Las estufas exteriores se presentan como la alternativa perfecta para alargar las jornadas al aire libre, paliando el descenso de las temperaturas. (Fuente: Yerofeyev: 169723842/ 123rf)

¿Por qué comprar una estufa exterior?

Tanto los profesionales de la hostelería como los usuarios finales, encontrarán en las estufas de exterior la forma perfecta de alargar los meses de verano. Las terrazas, los patios o los jardines (y cualquier espacio al aire libre en general) tienden a ser nuestros favoritos, pero su uso queda acotado a los meses más cálidos del año.

En el caso de bares y restaurantes, es una clara forma de maximizar el espacio, y obtener beneficios de las mesas exteriores en los días en los que las temperaturas empiezan a ser bajas.

En el pasado, las estufas exteriores parecían un producto de lujo debido a que su producción no era tan masiva como en la actualidad. Hoy en día, podemos encontrar diversas alternativas en el mercado, accesibles para todos los bolsillos.

¿Cuáles son las ventajas de las estufas exteriores?

Las estufas exteriores pueden cumplir el rol de guardianes térmicos en épocas de bajas temperaturas y/o en aquellas zonas en las que las noches acaecen con un clima muy gélido. Entre sus principales ventajas, se encuentran:

Ventajas
  • Solución rápida
  • Generan sensación de calor en espacios abiertos
  • Para comercios y hoteles, puede aumentar la afluencia de clientes y huéspedes en los meses de bajas temperaturas
  • Algunos modelos son fácilmente transportables y aprovechan bien el espacio
  • Existen modelos para cada tipo de necesidad
Desventajas
  • En climas extremadamente fríos y ventosos, puede no ser tan eficiente
  • Deberás analizar el área de cobertura o la cantidad de personas que requerirán de la estufa
  • Algunas estufas son un tanto difíciles de trasladar

¿Cómo utilizar una estufa exterior?

Aunque todos los modelos de estufas exteriores existentes cumplen una misma función, proporcionar calor, su forma de uso puede variar. Sin embargo, lo cierto es que suele ser bastante intuitiva.

  • Estufas exteriores de techo: Suelen activarse a través de una cuerda de tracción.
  • Calefactores de gas: Suelen tener aire acumulado que habrá que liberar previamente, encendiéndose mediante el giro de su perilla hasta la temperatura deseada. Algunos modelos incluyen mando a distancia.
  • Radiadores de leña o de pellets: Requieren de dichos combustibles para ser utilizados.

Cada opción cuenta con su propio sistema, pero no se recomienda en ningún caso mover la estufa mientras esté en uso.

Cada opción cuenta con su propio sistema, pero no se recomienda en ningún caso mover la estufa mientras esté en uso.

¿Cómo calentar una terraza con una estufa exterior?

A la hora de calentar una terraza u otro espacio abierto, normalmente se recomiendan las estufas de gas. La razón de su recomendación es su capacidad para ventilar espacios exteriores y al hecho de que no requieren de cables y enchufes para la toma de corriente. En este sentido, los modelos de gas son más prácticos, especialmente si son ligeros de peso y/o tienen ruedas.

Para calentar la terraza, habrá que tener en cuenta también ciertos factores, como la posición de la misma, el viento y si se trata de un espacio abierto o semi-abierto. A la hora de adoptar una solución, deberán tenerse en cuenta factores como la eficiencia energética, la ergonomía, la rapidez con la que calientan el espacio, el tipo de calor (que sea suave, no agresivo), la seguridad y la facilidad de transporte.

¿Qué tipo de estufa exterior consume menos?

Por norma general, las estufas exteriores de infrarrojos son las que menos consumen. Sobre todo, si las comparamos con otros modelos, como las de gas. Entre las alternativas de menor consumo, suelen mencionarse los paneles radiantes eléctricos de onda corta, pensados para la pared.

En cuanto a los modelos de pie, suele recomendarse que tengan una altura adaptable, para poder acercar la fuente de calor al usuario, en caso de ser necesario. De este modo, podremos reducir la potencia y, por tanto, el consumo. El hecho de que esta sea regulable, y no fija, es un factor notable en cuanto a eficiencia energética.

El diseño también suele influir a la hora de administrar el consumo. Las estufas circulares suelen contar con un diámetro más amplio de expansión del calor, aunque la temperatura liberada estará más dispersa en relación con los modelos de pared, que concentran la calidez en un punto más concreto. La elección de un modelo u otro, en lo concerniente al gasto energético, dependerá del espacio donde vaya a ser utilizada y el número de personas.

Existen múltiples opciones en el mercado: de leña, infrarrojas, a gas o pellets. Es conveniente conocer bien el objetivo y las preferencias personales, antes de decantarse por una u otra. (Fuente: Trigubishyn: 145280660/ 123rf)

¿Qué potencia se necesita en la estufa exterior?

La potencia que necesitaremos para calentar nuestra terraza no depende del modelo elegido (gas, infrarrojos o pellets). Se entiende que todos ellos cuentan con la capacidad necesaria para aclimatar el lugar deseado.

Las estufas exteriores de gas suelen requerir de una potencia de entre 10 y 13kW para calentar una superficie de un máximo de 30 m². Esta cifra dependerá también de la temperatura que haya en el exterior y del viento. En lo que respecta a las estufas exteriores eléctricas, normalmente se necesitarán unos 300 vatios máximo por m². En este caso, la fuente de calor deberá estar a unos 2 metros, la altura recomendada.

Criterios de compra

A la hora de adquirir una estufa exterior, debes valorar una serie de aspectos sobre este producto para tomar así una buena decisión. A continuación, hemos incluido los criterios más importantes que debes tener en cuenta antes de comprar tu calefactor. De esa forma, podrás escoger la alternativa que mejor se adecúa a tus necesidades o a las de tu hogar o comercio.

Fuente de energía

La fuente de energía es uno de los aspectos fundamentales que diferencian unos radiadores exteriores de otros. Si estás buscando un elemento estético y armónico, las estufas de leña aportan esa calidez para veladas en buena compañía. No obstante, no son la opción ideal para quienes buscar huir de la dependencia de elementos externos, como la madera, en este caso (o los pellets).

En el caso de terrazas de hostelería, suele ser más cómodo no depender de fuentes de alimentación que requieran de cables y enchufes. Esto aporta mucha comodidad a la hora de mover la estufa de un lugar a otro, en función de la distribución de las mesas. Por ello, en estos casos, suelen recomendarse las estufas exteriores de gas o de infrarrojos, siempre teniendo en cuenta un bajo consumo y eficiencia energética.

Las estufas exteriores suponen la forma perfecta de alargar las agradables jornadas de verano. (Fuente: Louis Hansel: X9fMozHtR8w/ Unsplash)

Tamaño

En lo concerniente al tamaño de la estufa exterior, el mercado ofrece diferentes modalidades. La elección de una u otra dependerá del uso que queramos darle.

A continuación, te especificaremos sobre el tamaño de las mismas y cómo inciden sus dimensiones en su utilización:

  • Estufas de gas: Tienden a ser más altas. Se recomienda que la fuente de calor esté a unos 2 metros de altura, como mínimo, para una correcta difusión del mismo. Suelen tener una forma alargada, pero estrecha.
  • Estufas de leña o de pellets: Suelen ser bajas y aglutinan al grupo de personas alrededor del fuego. Si están pensadas para utilizar en un punto fijo, no importará su tamaño o peso, ya que no serán movilizadas de su ubicación original.
  • Calefactores exteriores de pared o de techo: Suelen ser pequeños y de menos peso (no más de 3 kilos). Van anclados y no deben superar ciertas dimensiones, para evitar caídas indeseadas.

Movilidad

En lo que a movilidad se refiere, debemos considerar el lugar al que destinaremos nuestra estufa exterior. Si está pensada para calentar terrazas de bares o restaurantes, lo ideal es que sea fácilmente transportable. Si es ligera, y cuenta con uno sistema de ruedas, mucho mejor. De este modo, el calefactor se desplazará de acuerdo con la disposición de los usuarios en el espacio.

El caso contrario lo encontramos en las estufas fijas (de pared, de techo), las cuales son demasiado pesadas para moverlas constantemente. En este supuesto, son los usuarios quienes deberán de situarse cerca de la fuente de calor, y no a la inversa.

Lugar de uso

Otro de los criterios de compra a la hora de elegir una estufa exterior, es el lugar de uso. Aunque parezca redundante, es necesario hacerse la siguiente pregunta varias veces: ¿qué buscamos calentar? A continuación, te daremos algunas pistas para resolver el dilema.

  • Terraza o patio comercial (restaurante, bar, hotel): En este caso, deberemos priorizar modelos de largo alcance, fáciles de transportar y con un consumo moderado-bajo.
  • Uso doméstico: En este caso, entrará en juego la parte estética. Además de buscar un modelo que proporcione la calidez deseada, deberemos priorizar los diseños que mejor se ajusten a la decoración de nuestro hogar. Aquí se estará con una mayor libertad para determinar la fuente de energía y el tamaño de la estufa.

Resumen

Es un hecho que las jornadas memorables al aire libre ya no se limitan a los tres meses de verano. Gracias a las estufas exteriores, podremos alargar el período estival y disfrutar de encuentros con familiares y amigos alrededor del calor.

¿Crees que se trata de un objeto de lujo? Absolutamente falso. A día de hoy, el mercado nos ofrece un gran abanico de alternativas para calentarnos, aptas para todos los bolsillos y necesidades. Desde rústicas estufas exteriores de leña, hasta las más modernas de infrarrojos.

Con ellas, ya no tendrás excusas privarte de un cálido momento a la luz de la luna. Si te ha gustado nuestro artículo, por favor, déjanos un comentario con tu opinión y compártelo con tus conocidos y amigos.

(Fuente de la imagen destacada: Rtsubin: 17179727/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones