Mujer apoyada en una fitball
Última actualización: 06/07/2022

Nuestro método

32Productos analizados

84Horas invertidas

17Artículos evaluados

151Opiniones de usuarios

Un fitball es un gran balón de ejercicios que puede utilizarse para estiramientos, ejercicios de tronco y entrenamiento del equilibrio. Entre las disciplinas en las que se utiliza, las más populares son el pilates y el yoga. También es ideal para usarlo como alternativa a la silla de oficina, ya que ayuda a mejorar la postura y fortalecer los músculos del abdomen y piernas.

El fitball es una forma estupenda de ponerse en forma y mantenerse en forma. Es divertido, desafiante y puedes hacerlo en cualquier lugar. No necesitas ningún equipo ni entrenamiento especial, sólo el peso de tu cuerpo y el balón. Lo mejor del fitball es que hay muchos ejercicios diferentes que puedes hacer con él; desde el fortalecimiento del tronco hasta los estiramientos, el trabajo de equilibrio e incluso los ejercicios de cardio.




Los mejores fitballs del mercado: nuestras recomendaciones

El mejor fitball para embarazadas

Este fitball está fabricado en PVC y es libre de bisfenol A. Gracias a su espesor de 2000 micrómetros, soporta hasta 300 kg sobre él. Además, su diámetro es de 65 cm, lo que permite que lo utilicen quienes miden entre 155 y 175 m de altura.

Por otro lado, es adecuado para muchas disciplinas como el yoga, pilates, fisioterapia y hasta rehabilitación. Está muy recomendado para gimnasia durante el embarazo y preparto, ya que permite realizar ejercicios de bajo impacto.

El mejor fitball anti explosión

Gracias a los anillos antideslizantes con los que cuenta en su diseño, este fitball tiene un agarre superior. Asimismo, ayuda a obtener un mayor equilibrio y evita que ruede cuando sostiene el peso del cuerpo. En su presentación incluye cinta métrica, el balón, inflador de mano, dos tapones y una herramienta para retirarlos.

A saber, está fabricada en un material que si se pincha, no explotará el balón, sino que se desinflará lentamente. Con una medida de 75 cm de diámetro, puede utilizarse para hacer flexiones, como balón para embarazadas y como silla de escritorio.

El mejor fitball con mayor soporte

Fabricado en PVC de alta calidad no tóxico, este fitball soporta hasta 450 kg, lo que lo hace muy seguro tanto para embarazadas como para adultos mayores.

Adicionalmente, su superficie es ligeramente rugosa, por lo tanto, no resbala con facilidad. Asimismo, su diámetro de 55 cm permite ser utilizado por personas de entre 150 a 168 cm de altura.

El mejor fitball con gran elasticidad

Este fitball de 55 cm de diámetro incluye en su presentación, una bomba de aire y una banda de resistencia de 15 libras. Además, está fabricada en materiales ecológicos e inodoros.

Por otro lado, es muy adecuado para fortalecer los músculos de la cintura y abdomen por medio de flexiones, y al sentarse sobre él, proporciona un soporte inestable que hace que los músculos estén contraídos.

El mejor fitball para mejorar la postura

Este balón fitball es extremadamente versátil, ya que puede incorporarse fácilmente a los ejercicios diarios. Es ideal para pilates, fitness, entrenamiento de abdominales y espalda y gimnasia. También ayudan a mejorar el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad.

A saber, el balón se debe inflar hasta aproximadamente el 80% durante su uso, lo que hará que sea más flexible y seguro. Las líneas antideslizantes alrededor del perímetro proporcionan un agarre superior para evitar que se deslicen bajo tu peso al hacer ejercicio.

Guía de compra: Lo que debes saber sobre los fitballs

Mujeres sentadas sobre fitballs

Las fitballs pueden ser utilizadas para gran variedad de ejercicios y por personas de cualquier edad. (Fuente: Fring/ pexels)

¿Quién debe usar una fitball?

Cualquier persona que quiera mejorar su fuerza y estabilidad central. Es una gran herramienta para cualquiera que quiera aumentar la intensidad de sus entrenamientos, tanto si eres un atleta como si solo quieres ponerte en forma. Adicionalmente, los fitballs ayudan a la mejora de la postura y el equilibrio.

Por otro lado, si no tienes tiempo de ejercitarte y trabajas en un escritorio sentado todo el día, es una excelente opción cambiar la silla de escritorio por un fitball. Mientras realizas tus tareas, estarás manteniendo una posición erguida y apretando los músculos abdominales y de tus piernas.

¿Qué tipos de fitball hay?

Hay varios tipos de fitballs de acuerdo a su tamaño y textura. En primer lugar, en cuanto al tamaño, existen balones de fitball desde 55 cm a 85 cm de diámetro. El motivo de esta diferencia es que dependiendo de la altura de quien lo utiliza, debe ser el diámetro, y, por lo tanto, la altura, del balón. Esto es para que al sentarse sobre el mismo, las rodillas no queden más elevadas, porque puede generar incomodidad.

En segundo lugar, existen diferentes texturas en los fitballs. Los mejores son los que cuentan con textura de panal, porque esta tecnología evita que, en contacto con un filo, el balón explote. Por el contrario, el balón se desinfla lentamente, dando tiempo de bajarse del mismo.

¿En qué debo fijarme al comparar una fitball?

Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño de la pelota. Debe ser lo suficientemente grande como para que al sentarte, tus rodillas no queden por encima de la altura de tu cadera. También quieres una pelota con un buen rebote, que te permita hacer más ejercicios en ella sin tener que preocuparte de hacerte daño o de dañar algo a tu alrededor.

Por último, asegúrate de que el fitball tenga algún tipo de textura en su superficie. La mayoría cuenta con unos aros elevados alrededor de toda la circunferencia, que lo que hacen es brindar mayor agarre y seguridad de que no se deslizará cuando te sientes sobre él.

¿Qué hace un buen fitball?

Un buen fitball debe estar fabricado en materiales resistentes a los rebotes y a los pinchazos. Los mejores balones fitball son de PVC grueso, que soporta hasta 300 o 450 kg sobre ellos, lo que permite saltar sobre ellos. Además, para ser bueno, el fitball debería contar con una tecnología que no permita que explote mientras se está utilizando.

Por otro lado, un buen fitball debe tener el tamaño adecuado de acuerdo a la altura de quien lo va a utilizar para evitar posturas y movimientos incorrectos. La mejor manera de saber cuál es el tamaño adecuado, es medir desde la planta de los pies a la parte superior de las rodillas y sumarle 10 cm. El resultado es el diámetro de fitball que debes obtener.

(Fuente de la imagen destacada: Piacquadio/ pexels)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones