¿Cuántas veces te ha tocado fregar los platos? Seguro que recuerdas con nostalgia aquellos días de tu infancia en los que ayudabas a tus padres en esta tarea. Es posible que tu cometido fuese secar la vajilla, mientras conversabais sobre cómo había ido el día. Es probable que momentos así hayan quedado atrás, pero contar con un buen fregadero sigue siendo importante.

Aunque los lavavajillas cada vez están más presentes en los hogares, todavía se friega a mano. Incluso hay quien no desea contar con ese tipo de electrodomésticos por diferentes razones. Sin olvidar que un fregadero sirve para el lavado de frutas, verduras y otros alimentos. ¿Quieres encontrar el mejor? Entonces, presta atención a esta guía que hemos preparado para ti.

Lo más importante

  • Es fundamental que adquieras un fregadero adecuado para el diseño de tu cocina y que cubra tus necesidades. Por lo tanto, no te dejes llevar solo por un diseño atractivo.
  • No es lo mismo comprar un fregadero junto con el resto de la cocina, que cambiar el que ya tienes. A lo largo de las siguientes líneas encontrarás opciones para estos dos casos.
  • ¿Quieres saber por qué es mejor que el fregadero no tenga ángulos rectos? ¿Cuál es el mejor tamaño o el número de senos que necesitas? Entonces, no te pierdas nuestra sección “Criterios de compra”, encontrarás la respuesta a esta y a otras preguntas.

Los mejores fregaderos del mercado: nuestras recomendaciones

¿Hay un fregadero para cada persona? No lo sabemos, pero seguro que si existe uno perfecto para ti, solo tienes que encontrarlo. El recorrido que empezamos en este momento te llevará a descubrir distintos modelos, materiales, formas y tamaños. ¿Quieres comenzar conociendo algunas de nuestras recomendaciones? Entonces, vamos con ellas.

El mejor fregadero para los compradores online

Se trata de un fregadero de acero inoxidable de dos senos, uno mide 30 x 40 cm y el otro 32 x 33 cm. El pequeño tiene dos orificios, uno para el grifo y otro para un dispensador de jabón, ambos se deben comprar aparte.

Sí incluye instrucciones y los diferentes elementos de montaje que necesitas. Viene con tapón, sifón, rebosadero y mangueras de drenaje. La zona inferior del fregadero cuenta con una almohadilla silenciosa para reducir el ruido del agua al chocar contra ella.

Uno de los fregaderos más completos

Este es uno de los fregaderos más completos del mercado. Incluye doble seno, papelera, jabonera, grifo y un portaherramientas para que coloques algunos elementos de cocina, como tijeras o cuchillos.

Está fabricado en acero inoxidable que cuenta con un acabado satinado, que no se irá con el uso. Además, viene con todos los elementos que necesitas para instalar el fregadero. Mide 84 cm de ancho y 43 de fondo.

El mejor fregadero de doble seno

Es un fregadero fabricado en granito blanco, un material muy resistente a los arañazos, al calor y que se limpia fácilmente. Sus medidas son 79,5 x 45,5 cm y puedes conectar el lavavajillas o la lavadora a su sifón con tapón de desagüe.

El fregadero se debe instalar en la parte superior de la encimera. Es un modelo de gran calidad y por eso sus fabricantes te ofrecen hasta 25 años de garantía. Te encantará su diseño moderno y atractivo.

El mejor fregadero con escurridor

Un fregadero con escurridor como este resulta muy útil, ya que, aunque tengas lavavajillas, siempre se friega algo a mano. Además, viene con otro escurridor desmontable para facilitar la limpieza de los alimentos.

Está fabricado en acero inoxidable y cuenta con un diseño ondulado en los dos escurridores. Es un modelo perfecto para instalarlo delante de una ventana, puesto que el grifo se coloca en un lateral. Sus medidas son 45 x 41 cm.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre un fregadero

El diseño de las cocinas debe estar tan cuidado como el del resto del hogar. Es muy importante que se cree un espacio funcional, pero sin descuidar la estética. Un fregadero atractivo puede ser clave para conseguirlo. De hecho, hay modelos que pueden convertirse en el centro de la estancia. En la siguientes líneas descubrirás cuál es el que mejor cubre tus necesidades.

Mujer lava lechuga

Si vas a reformar la cocina podrás elegir dónde colocar el fregadero. Los expertos recomiendan crear un triángulo imaginario con las zonas de cocinado, almacenaje y fregadero. (Fuente: Polc: 40802271/ 123rf.com)

¿Qué formas pueden tener los fregaderos?

Lo primero es que determines la forma que debe tener tu fregadero, está claro que dependerá de las necesidades de tu cocina. No es lo mismo contar con un gran espacio que con uno más reducido. Además, las encimeras tienen diferentes formas y no todos los modelos serán válidos. Por todo ello, presta atención a la siguiente tabla.

Tipo de fregadero Sus ventajas Sus desventajas
Cuadrado Se adaptan a los espacios más reducidos. No suelen tener un gran tamaño.
Rectangular Son los más espaciosos. Necesitas contar con una encimera de buen tamaño.
Redondo Se limpian muy bien y son adecuados para cocinas pequeñas. Sus dimensiones son bastante limitadas.
De esquina Te ayudan a optimizar el espacio de tu cocina. No siempre son cómodos.
Con escurridor Permiten escurrir lo que lavas a mano. No son adecuados si tienes una encimera pequeña.
Dos senos Son muy cómodos y te dan más opciones de uso. Ocupan más espacio.

¿Es mejor un fregadero con un seno o con dos?

Como es obvio, siempre es mejor contar con un fregadero con dos senos. Te permite tener un espacio extra que puedes utilizar de diferentes formas. Pero si tienes una encimera con un tamaño reducido, es mejor que optes por un modelo de un solo seno. Una opción intermedia son los fregaderos de seno y medio, es decir, uno más grande y otro más pequeño.

¿De qué materiales pueden estar hechos los fregaderos?

El material con el que está fabricado el fregadero es clave para determinar su rendimiento. En el mercado encontrarás diferentes opciones, es buenos que conozcas cuáles son las principales. En esta tabla te mostramos las más habituales y sus características más destacadas, las más favorables y las que no lo son tanto.

Tipo de fregadero A favor En contra
Acero inoxidable Es un material muy resistente y se limpia con facilidad. Le afecta bastante la cal y se raya con facilidad.
Granito Soporta muy bien el calor, los golpes y las rayaduras. Su limpieza es sencilla. Su precio es más alto.
Piedra Tiene un aspecto muy atractivo y aguanta muy bien el calor, los golpes y las rayaduras. Es algo caro.
Cerámica Su estética es ideal para una cocina rústica. Es muy delicado, se mancha con facilidad y es un material muy anticuado.
Resina Son muy suaves y existe una amplia gama de colores y subtipos, como el composite. Es bastante resistente, pero no tanto como el acero inoxidable.
Cristal Es muy higiénico y resistente a las rayaduras. Es ideal para consultas médicas. En el ámbito doméstico no es muy recomendable por su delicadeza.

¿Dónde colocar el fregadero en una cocina nueva?

Si vas a reformar la cocina podrás elegir dónde colocar el fregadero. Los expertos recomiendan crear un triángulo imaginario con las zonas de cocinado, almacenaje y fregadero. Se conoce como triángulo de trabajo. Te mostramos en el siguiente listado la mejor distribución, que dependerá del diseño de tu cocina. Si es posible, coloca el fregadero debajo de una ventana.

  • Cocina en línea. Esta distribución se suele encontrar en cocinas pequeñas. Te recomendamos que sitúes el fregadero entre el frigorífico y los fogones.
  • Cocina en paralelo. En un lado coloca el fregadero y los fuegos y en el otro la zona de almacenaje. Comprueba que las puertas del horno y del lavavajillas no queden enfrente de la del frigorífico.
  • Cocina en L. Coloca uno de los elementos en la parte más estrecha y los otros dos en la otra. Intenta que el triángulo que forman no tenga lados muy largos para reducir los desplazamientos.
  • Cocina en U. En este caso te recomendamos que coloques cada una de las zonas en una de las tres paredes. Siempre a una distancia que permita trabajar con comodidad.
  • Cocina con isla. Deja al menos un metro libre alrededor de la isla para facilitar el movimiento. Coloca la zona de cocción en la isla y, si cuentas con espacio, también la de agua. De lo contrario, sitúala en la pared que queda a tu espalda junto con el frigorífico.
Cocina hogareña

Comprar un fregadero es una decisión que debes meditar.
(Fuente: Rodgers: 1597018/ 123rf.com)

¿Qué ocurre si solo vas a cambiar de fregadero?

Si solo vas a cambiar el fregadero, el nuevo tendrá que ser similar en cuanto a forma y tamaño que el antiguo. Piensa que la mayoría de los modelos tienen una serie de condicionantes relativos a su instalación. Por ejemplo, el mueble que está debajo, el desagüe o el grifo. En este caso las opciones serán más limitadas y lo mejor es que consultes con el fabricante.

¿Qué tres tipos de instalación puede tener un fregadero?

Salta a la vista cuando entras en diferentes cocinas, o en tiendas especializadas, que los fregaderos tienen varios tipos de instalación. Cuando optes por un modelo concreto debes comprobar que sea compatible con el diseño de tu cocina. Para poder hacerlo, es importante que conozcas las opciones que tienes a tu disposición:

  • Sobre encimera o encastrado. Se realiza un agujero en la encimera y se coloca el borde del fregadero sobre la misma. Se une utilizando silicona o un producto similar. Debes tener en cuenta que las juntas acumulan suciedad, por lo que hay que ser constante con su limpieza. Se recomiendan para las encimeras de madera o laminadas, ya que aíslan mejor de la humedad.
  • Bajo encimera. Se coloca debajo de la encimera y va unido a esta por medio de tornillos. Su limpieza es más sencilla, ya que no tiene juntas como en el caso anterior. Es muy utilizado en las encimeras de piedra o granito. Es mejor evitar esta clase de instalación si la encimera es de madera o laminada, ya que puedes tener problemas con la humedad.
  • Integrada. Es la instalación más estética de las tres, ya que da sensación de continuidad a la encimera. El inconveniente es que se fabrica al mismo tiempo que la encimera y solo es válido para algunos materiales. Además, el precio final es más elevado que otras opciones.

¿Cómo limpiar el fregadero?

Limpiar el fregadero todos los días evitará que pierda su brillo. Te recomendamos utilizar siempre productos que sean adecuados para el material con el que está fabricado. No emplees nunca limpiadores agresivos ni estropajos que puedan rayar su superficie. Te sugerimos que utilices un jabón neutro y una bayeta suave. Si luego lo secas bien, quedará perfecto.

Cocina rústica

Limpiar el fregadero todos los días evitará que pierda su brillo.
(Fuente: Jarmoluk: 2094707/ Pixabay.com)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los fregaderos?

Comprar un fregadero es una decisión que debes meditar. A buen seguro ya cuentas con bastantes pistas para encontrar el modelo más adecuado. Sin embargo, no está hecho todo el trabajo, todavía tendrás que valorar otros aspectos importantes. Como cualquier producto, este también tiene sus ventajas y desventajas, te invitamos a conocerlas antes de terminar esta guía.

Ventajas
  • Son imprescindibles en cualquier cocina
  • Su uso es muy sencillo
  • Encontrarás un modelo para cada cocina
Desventajas
  • Necesitan montaje
  • Hay que ser cuidadoso con su limpieza

Criterios de compra

Seguro que no puedes esperar a ver completa tu cocina, pero te recomendamos que lo hagas unos minutos más. Justo el tiempo que te llevará conocer unos últimos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de efectuar tu compra. Se trata de esas cuestiones claves que no puedes pasar por alto para acertar. Después, solo te quedará tomar tu decisión final.

  • Ángulos rectos
  • Tamaño
  • Número de senos
  • Accesorios
  • Uso

Ángulos rectos

Intenta que el fregadero no tenga ángulos rectos, ya que dificultan su limpieza. Suelen encontrarse en algunos modelos con un diseño moderno. En cambio, las formas redondeadas facilitan en gran manera esta tarea. No es necesario que cuenten con un seno redondo, hay modelos cuadrados y rectangulares que tiene este tipo de forma.

Cocina aseada

Si solo vas a cambiar el fregadero, el nuevo tendrá que ser similar en cuanto a forma y tamaño que el antiguo. (Fuente: Nakhjavani: 100260260/ 123rf.com)

Tamaño

El tamaño de tu cocina, sobre todo de tu encimera, puede limitar las dimensiones de tu fregadero. Pero si es posible, apuesta por un modelo profundo y con al menos 60 cm de ancho. La razón es muy sencilla: te permitirá lavar utensilios de grandes dimensiones. En un modelo pequeño limpiar una olla exprés puede convertirse en una auténtica proeza, no lo olvides.

Número de senos

El espacio puede ser tu mayor límite, pero de no ser así, opta por fregaderos de dos senos. Es mejor que un modelo con un solo seno y escurridor. Decimos esto porque el segundo seno puede ser utilizado para secar el menaje limpio. Eso sí, intenta que uno de los dos tenga un buen tamaño por lo comentado en el criterio anterior.

Accesorios

En ocasiones, los fregaderos vienen con una serie de accesorios que pueden ser muy útiles a la hora de trabajar en tu cocina. Te ayudan a simplificar su uso y además hacen tu vida más sencilla. A continuación, repasamos los más habituales. Por cierto, si no los incluye el modelo elegido, algunos los puedes comprar aparte.

  • Cesto escurridor. Se utiliza para lavar diferentes alimentos y después escurrirlos con facilidad.
  • Cubeta para estropajo. Sirve para que mantengas estropajos y bayetas en orden.
  • Fondo antisalpicaduras. Se coloca en la base del fregadero para que el agua no salpique. Además, evita que el fondo se raye o que el menaje se rompa con tanta facilidad si se escurre mientras friegas.
  • Dispensador de jabón integrado. Permite tener el jabón siempre a mano y no tener trasteada la zona de aguas.
  • Papelera. Se trata de un depósito con tapa en el que echar pequeños desperdicios. Sirve para que no tengas que desplazarte tantas veces hasta el cubo de la basura mientras cocinas.

Uso

Ten en cuenta el uso que le darás al fregadero. No es lo mismo contar con lavavajillas que tener que utilizarlo para fregar toda la loza. En este último caso, tendrá que ser muy resistente. El acero inoxidable es una gran opción, soporta muy bien el uso continuo y hay modelos bastante económicos. Si quieres invertir algo más, el grafito es una gran idea.

Resumen

¡Qué ganas de ver tu cocina terminada! Gracias a la información de esta guía podrás adquirir uno de sus elementos más importantes. Da igual si cuentas o no con lavavajillas, un fregadero es imprescindible en este tipo de estancias. Por supuesto, dependiendo del uso que le des elegirás un modelo u otro. Incluso puede que decidas invertir más o menos dinero.

Ahora ya sabes que los fregaderos no solo son de acero inoxidable, también existen otros materiales muy atractivos. La forma y el tamaño va a depender de tus necesidades, pero sobre todo del espacio disponible en tu cocina. Has descubierto una serie de accesorios que pueden resultar interesantes y que te harán más sencillo el trabajo. Solo queda que tomes tu decisión.

¿Te gustaría que tus familiares y amigos se beneficien de toda la información que hemos analizado? Entonces, comparte esta guía a través de tus redes sociales, pero antes de irte, déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Brooks: 37228071/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
41 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…