destacada
Publicado: 06/10/2020

Nuestro método

8Productos analizados

12Horas invertidas

18Artículos evaluados

35Opiniones de usuarios

Para los aficionados y los profesionales del bricolaje, la carpintería y la construcción hay una serie de herramientas que resultan fundamentales. Una de ellas es la fresadora. Con ella, es posible realizar cortes, ranuras, tallados y mucho más en diferentes tipos de materiales. Así, están indicadas para trabajar en madera, acero, hierro, materiales sintéticos y materiales no férricos.

Se trata, por tanto, de máquinas muy versátiles y que ofrecen unas excelentes prestaciones. Actualmente, existe una gran variedad de modelos a precios realmente ajustados. Por ello, elegir la adecuada puede no ser un proceso sencillo. Para facilitarte la tarea, te hemos preparado una completa guía de compra en la que no falta una selección de las mejores fresadoras del mercado.




Lo más importante

  • Las fresadoras son máquinas eléctricas que se pueden utilizar para realizar distintos tipos de trabajos, como desbastar, perforar, cortar y/o detallar, sobre una gran variedad de materiales.
  • Las fresadoras son máquinas muy versátiles y, además, ofrecen un mayor rendimiento que otro tipo de herramientas o máquinas, ya que el fresado es un proceso de trabajo muy rápido y efectivo.
  • En la elección de una fresadora, el primer criterio que tienes que considerar es el uso que vas a hacer de la máquina. Después,  ya puedes tener en cuenta otras cuestiones como su potencia y los rangos de velocidades en los que se mueve.

Las mejores fresadoras del mercado: nuestras recomendaciones

Si has llegado hasta aquí, lo más probable es que sea porque estás pensando comprar una fresadora. Si es así, quizá te convenga echarle un vistazo a la selección que hemos preparado con algunas de las mejores fresadoras disponibles en el mercado.

La mejor fresadora de superficie para madera

Bosch es una marca que siempre asegura una gran calidad en sus productos. La Fresadora de superficie para madera POF 1400 ACE no iba a ser una excepción. Se trata de un equipo que combina a la perfección calidad, prestaciones y seguridad.

Cuenta con un motor con una potencia de 1.400 W (vatios), siendo capaz de ofrecer entre 11.000 y 28.000 rpm (revoluciones por minuto). Dispone de un sistema de ajuste fino de profundidad con una escala de 0,1 mm y de luces LED para iluminar la superficie de trabajo. Y su carrera máxima es de 55 mm.

La mejor fresadora barata

En TEENO, lo tienen claro, es posible ofrecer una fresadora capaz de asegurar unas magníficas prestaciones a muy buen precio y además incluir un completo conjunto de accesorios. Así, no es de extrañar que su máquina sea una auténtica superventas.

Se trata de una fresadora ideal para iniciarse en el bricolaje o para usuarios que buscan un equipo para uso ocasional. Tiene una potencia de 1.200 W, una velocidad de rotación mínima y máxima de 11.000 y 30.000 rpm, y cuenta con un sistema de eliminación de virutas por succión. Incluye 12 fresas, un maletín y diversos accesorios extra.

La mejor fresadora eléctrica pequeña para trabajos de bricolaje caseros

Roeam presenta una fresadora pequeña, ligera (pesa menos de 1,5 kg), manejable a un precio muy, muy, económico, y pensada para trabajos de bricolaje casero. Así, tiene una potencia de 800 W y una velocidad de rotación máxima de 30.000 rpm.

Se trata de una máquina específica para trabajar con madera. Es adecuada para distintos tipos de trabajos, como recorte, desbastado, ranurado, entallado y tallado, entre otros. Viene con un reducido conjunto de accesorios.

La mejor fresadora perniadora profesional

Casals es sinónimo de calidad. Con esta fresadora perniadora con prestaciones profesionales, lo demuestra una vez más. Es una máquina diseñada para colocar pernios sin necesidad de utilizar plantillas. Permite trabajar tanto madera como otros materiales.

Cuenta con una potencia de 430 W y una velocidad máxima de 26.000 rpm. Con tan solo un 1,8 Kg de peso, es una fresadora ligera y muy manejable. Además, integra una cómoda empuñadura cuyo agarre se adapta perfectamente a la mano. Incluye guías laterales y varias puntas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las fresadoras

Antes de comprar una fresadora es completamente necesario que resuelvas todas las dudas que puedas tener sobre sus prestaciones, usos y los distintos tipos que existen. Para que puedas hacerlo fácilmente, te hemos preparado esta sección. No dejes de acudir a ella para realizar cualquier consulta.

Las fresadoras son máquinas eléctricas que se pueden utilizar para realizar distintos tipos de trabajos, como desbastar, perforar, cortar y/o detallar, sobre una gran variedad de materiales. (Fuente: Hudson: 15379126/ 123rf.com)

¿Qué es una fresadora?

Las fresadoras son un tipo de herramienta eléctrica diseñada para realiza trabajos por arranque de viruta sobre distintos tipos de materiales. Así, se pueden utilizar para desbastar, perforar, cortar y/o detallar sobre madera, acero, hierro y materiales sintéticos, entre otros. Su funcionamiento se basa en el giro y el movimiento de una herramienta de corte llamada fresa.

¿Sabías que la primera fresadora de la historia tuvo tanto éxito y resultó tan innovadora que conservó sus características y funcionalidades iniciales durante un siglo y medio?

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las fresadoras?

A pesar de ser máquinas que requieren cierta experiencia para sacarle el máximo partido, las fresadoras ofrecen una gran cantidad de ventajas. Las más importantes te las presentamos en el siguiente cuadro.

Ventajas
  • Son máquinas muy versátiles.
  • Ofrecen un mayor rendimiento que otro tipo de herramientas o máquinas.
  • Las piezas sobre las que trabajan sufren un menor desgaste y una menor fatiga.
  • Permiten trabajar una gran variedad de materiales.
  • El fresado es un proceso rápido con tiempos de trabajo muy bajos.
  • Permiten conseguir acabados muy decorativos.
Desventajas
  • Su manejo requiere cierta destreza.
  • El fresado produce muchos desechos.
  • La compra de la máquina y de los accesorios necesarios para su uso implica una importante inversión.

¿Qué tipos de fresadoras existen?

Las fresadoras se pueden clasificar de distintas maneras. Una muy habitual es en función de la orientación de la herramienta. En ese caso, se distingue principalmente entre horizontales, verticales y universales. También se suelen clasificar en base al número de ejes que poseen, en cuyo caso se clasifican en fresadoras de tres, cuatro y cinco ejes.

  • Fresadora horizontal: Es una herramienta que se adapta a todo tipo de trabajos. El husillo está dispuesto horizontalmente.
  • Máquina fresadora vertical: Está indicada sobre todo para trabajos de fresado frontal. El husillo está colocado en el cabezal portafresas de forma vertical. El cabezal puede girar y, por tanto, colocarse en una posición inclinada.
  • Máquina de fresar universal: Cuentan con un husillo principal en el que puede adaptar un cabezal que permite convertir la máquina en una fresadora vertical. Además, tiene unos ejes que permiten que también pueda trabajar de manera horizontal. Es mucho más cara y también precisa una mayor destreza para su manejo.

Además, también puedes encontrar otros tipos de fresadoras, como las circulares, las de puente móvil, las copiadoras y las de pórtico.

Por último, se suele hablar de fresadoras de madera cuyo uso es específico para este material.

¿Cuáles son los principales accesorios de una fresadora?

Para utilizar una fresadora, necesitas una serie de accesorios. Algunos vienen con la propia máquina cuando la compras. Otros, en cambio, tendrás que adquirirlos por separado. Los más habituales son:

  • Fresas: Es un accesorio totalmente imprescindible, ya que sin él la máquina carece de utilidad. Poseen dientes o cuchillas con los que cepilla o tornea el material. En última instancia, la forma de sus dientes es la que va a determinar el trabajo que realices.
  • Husillo de recambio: El husillo es el elemento que sujeta la fresa a la máquina. Siempre es conveniente contar con algunos de repuesto.
  • Casquillo copiador: Se utilizar para apoyar la guía y que, de este modo, puedas hacer el recorrido que quieras realizar de una forma precisa.
  • Mesa de trabajo: Fundamental para llevar a cabo los trabajos con comodidad y precisión.
  • Aspirador de polvo: Para poder recoger las virutas que se producen en el proceso de fresado.
  • Guías: Plantillas que te van a permitir hacer curvas, círculos, cortes en línea recta y otro tipo de formas.

Las fresadoras son máquinas muy versátiles y, además, ofrecen un mayor rendimiento que otro tipo de herramientas o máquinas, ya que el fresado es un proceso de trabajo muy rápido y efectivo. (Fuente: Robert D Hale: 11645220/ 123rf.com)

¿Qué medidas de seguridad debes tener en cuenta cuándo uses una fresadora?

Cuando utilices una fresadora, es conveniente que tengas en cuenta una serie de medidas de seguridad. Las más importante son las siguientes:

  1. Gafas protectoras para los ojos.
  2. Mascarilla para protegerte del polvo.
  3. Guantes para las manos.
  4. Evita tocar la fresa justo después de su uso, ya que normalmente está muy caliente y te puedes quemar.
  5. Antes de cambiar la fresa desenchufa la fresadora.

Joaquín Moral Responsable técnico taller de resina de Proasur
"La fresadora es la máquina-herramienta de múltiples ejes más extendida".

Criterios de compra

Para elegir la fresadora adecuada para tus necesidades, es conveniente que tengas en cuenta algunos criterios de compra. En REVIEWBOX.es, hemos utilizado los siguientes para realizar esta guía de compra. Te los detallamos a continuación por si te pueden resultar útiles.

Uso que vas a hacer de la fresadora

Según el uso que vayas a hacer de la fresadora, el material sobre el que vayas a trabajar y el tipo de trabajo que vayas a realizar, te va a convenir más un tipo de máquina u otro.

  • Para realizar distintos tipos de trabajos, lo mejor es que optes por una fresadora polivalente de superficie.
  • Para un aficionado al bricolaje, la mejor opción son las fresadoras de superficie.
  • Si necesitas una máquina para redondear o achaflanar aristas rectas, la mejor apuesta es una fresadora de cantos compacta.
  • Para uso doméstico ocasional, puedes apostar por una fresadora multifunción. En este sentido, una buena opción son las fresadoras de bases intercambiables.
  • Si es la primera vez que vas a utilizar una fresadora, te conviene elegir una que sea fácil de manejar. Para ello, es conveniente que cuente con un mango ergonómico y con sistema antivibración.

Es importante trabajar con fresas en buen estado y que estén bien afiladas para, de este modo, evitar posibles roturas y agilizar el trabajo. (Fuente: Photovs: 84333137/ 123rf.com)

Potencia y velocidades

La potencia te da una idea de la capacidad de trabajo puede realizar la fresadora en un tiempo determinado. También te permite saber cuál es su consumo de energía para ese mismo tiempo. Se mide en vatios (W). Lógicamente, a mayor potencia del motor, mayor capacidad de corte tendrá la máquina.

  • Para materiales blandos, como maderas blandas y aglomerados, tienes suficiente con una de poca potencia.
  • Para trabajar materiales más duros, como metales, plásticos y acrílicos, o para trabajar sobre piezas muy grandes, necesitas una fresadora potente.

En lo que respecta a las velocidades, tienes que considerar el valor máximo, el mínimo y la cantidad de valores intermedios que permite. Esto último resulta fundamental, ya que a más velocidades disponibles, más fresas podrás usar y más posibilidades de corte tendrás.

Diámetro del casquillo

El casquillo es el lugar en el que se acoplan las fresas. Así, su diámetro va a determinar las fresas que vas a poder utilizar y, por tanto, los tipos de trabajos que vas a poder llevar a cabo. Los tamaños más habituales son 6, 8 y 12 mm. Los diámetros más grandes te van a permitir utilizar fresas más gruesas que son las que se utilizan generalmente para los trabajos de más potencia.

Sin embargo, para trabajos de bricolaje que, por lo general, no precisan tanta potencia, tienes suficiente con un casquillo con un diámetro de 6-8 mm. De hecho, son los más habituales.

Tamaño y peso

El tamaño y el lugar en el que vas a ubicar la fresadora son también cuestiones que tienes que tener en cuenta. Lógicamente, una máquina más pequeña va a ocupar menos espacio. Además, suelen ser más manejables. A menudo, también son menos potentes. Por otra parte, una máquina con una mesa con una mayor superficie te va a permitir trabajar con piezas de mayor tamaño.

En lo que respecta al peso, tienes que tener en cuenta que una máquina más ligera va a ser, por lo general, más manejable. Sin embargo, una fresadora más pesada te asegura una mayor estabilidad, transmitiendo durante su funcionamiento menos vibraciones a la fresa y permitiendo así conseguir superficies con mejores terminaciones.

Resumen

Las fresadoras son herramientas fundamentales tanto para profesionales como para aficionados al bricolaje, la carpintería y la construcción. Tienen múltiples aplicaciones, ya que son máquinas muy versátiles. Eso sí, su manejo precisa ciertas destrezas que no se adquieren de un día para otro. Por lo demás, sus prestaciones superan a las de otras herramientas.

Según el uso que vayas a hacer de la fresadora te conviene más un modelo u otro. Además, también debes tener en cuenta su potencia, su velocidades máxima y mínima, y cuestiones como su peso y tamaño. Afortunadamente, existe una gran variedad de fresadoras entre las que elegir, muchas de ellos con precios realmente ajustados.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Kalinovsky: 75482429/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones