Funda de guitarra amarillo

El mundo exterior está lleno de amenazas para nuestras preciadas guitarras. La lluvia, el bochorno, los golpes y las rozaduras son solo algunos de los agentes potencialmente dañinos para nuestros instrumentos musicales. Por ello, es importante contar entre nuestros enseres con una funda de guitarra que la mantenga a salvo cuando la transportemos de un lugar a otro.

Incluso en la seguridad de nuestros hogares, a veces necesitamos guardar nuestras guitarras en sus fundas. Los cambios de temperatura, el calor, la humedad o el polvo pueden desgastar nuestros instrumentos o desafinarlos. En definitiva, ya sea para transportarla o para guardarla cuando no la estemos usando, es una buena idea contar con una buena funda para guitarra.

Lo más importante

  • Existen diferentes tipos de fundas para guitarra. Los principales son las fundas blandas, las semirrígidas o acolchadas, y las rígidas. En función de nuestras necesidades, nos decantaremos por una u otra.
  • Es fundamental tener en cuenta las dimensiones de nuestra guitarra a la hora de elegir una funda. De esta manera, podremos encontrar la que mejor se ajuste a su tamaño y a su forma.
  • El peso es uno de los criterios de compra básicos. Por un lado, las fundas blandas son las más ligeras, pero son las que menos protección aportan. Las fundas rígidas, por su parte, proporcionan un extra de seguridad que se ve reflejado en su peso.

Las mejores fundas para guitarra del mercado: nuestras recomendaciones

Las fundas para guitarra son un complemento esencial para todo guitarrista. Existen diferentes modelos en función del tipo de guitarra que queramos transportar y el nivel de protección que deseemos para nuestros instrumentos. A continuación, te ofrecemos una variada selección con algunas de las mejores fundas para guitarra del 2019.

La mejor funda para guitarra acústica y española de protección media

La funda para guitarra Cahaya es compatible tanto con guitarras acústicas como con españolas o clásicas. Sus dimensiones son unos 110 centímetros de alto por 45 de ancho. Por otra parte, su profundidad es de 12 centímetros.

Lo interesante de esta funda es que tiene un acolchado de 6 milímetros, lo que aportará una buena protección contra golpes y rozaduras sin resultar muy pesada. Además, es resistente al agua.

La mejor funda para guitarra eléctrica rígida

Gator pone a nuestra disposición una funda rígida para guitarra eléctrica fabricada en madera. El interior está realizado en felpa e incluye un pequeño compartimento para guardar complementos, como el afinador, el capo o las púas.

Este modelo incorpora cuatro cierres y un asa acolchada para transportarlo. Está disponible para diferentes modelos de guitarras, como Les Paul, Jaguar o SG, por ejemplo.

La mejor funda para guitarra acústica rígida

Esta funda de guitarra aporta una protección mayor que los modelos acolchados. Gear4Music ofrece una funda de guitarra rígida con una buena resistencia contra golpes. Su interior está acolchado y forrado con felpa, y dispone de un compartimento para accesorios.

Este modelo es compatible con guitarras acústicas de tamaño folk (40 pulgadas). También se ajusta a guitarras españolas cuya caja de resonancia no supere los 37 centímetros.

La mejor funda para guitarra eléctrica en relación calidad-precio

Si buscas una funda para tu guitarra eléctrica que sea fácil de transportar, esta opción puede que te interese. Se trata de una funda de tela, por lo que no aportará tanta protección contra golpes como una rígida. Eso sí, es mucho más ligera.

Esta funda está realizada por Epiphone, célebre fabricante de instrumentos musicales. Dispone de un asa para llevar con la mano y de dos correas para llevar cómodamente colgada a la espalda.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las fundas para guitarra

A lo mejor estás pensando en imitar a tu ídolo Pete Townshend, legendario guitarrista de The Who, destrozando tu guitarra en directo. Pero, incluso en ese caso, necesitarás una funda de guitarra para llevar tu instrumento hasta la sala. A continuación, resolvemos las dudas más frecuentes que pueden surgir al adquirir este complemento tan esencial para todo guitarrista.

Hombre con funda de guitarra

Las fundas para guitarra son un complemento esencial para todo guitarrista.
(Fuente: Golubov: 88032355/ 123rf.com)

¿Por qué necesito una funda para guitarra?

Como guitarrista, es importante saber cuidar tu instrumento si quieres que funcione correctamente y que se conserve lo mejor posible. Por eso, es fundamental contar con una buena funda para guitarra. Los motivos por los que puedes necesitar una son fundamentalmente dos: para el transporte de tu guitarra y para guardarla.

Para la mayoría de los músicos, es impensable salir a la calle con su guitarra sin meterla en una funda.

Este complemento evitará que roces o golpees tu instrumento, lo que podría provocar que se dañe la pintura, que se arañe o, incluso, que se estropee alguno de sus componentes. Una buena funda para guitarra también la mantendrá a salvo de las inclemencias climáticas.

Por último, también podrías querer una funda en la que guardar tu guitarra cuando no la estés usando. Algunos guitarristas optan por dejar la guitarra en un soporte o apoyada contra una pared. No obstante, no es mala idea disponer de una funda en la que cobijar a tu guitarra cuando no la estés usando. Así, la mantendrás a salvo del polvo o de la humedad.

Guitarra en su funda

Los motivos por los que puedes necesitar una son fundamentalmente dos: para el transporte de tu guitarra y para guardarla. (Fuente: Johnson: 115093173/ 123rf.com)

¿Qué tipos de funda para guitarra hay?

Hoy en día, hay disponible en el mercado una gran variedad de modelos de fundas para guitarra. La primera diferenciación que podríamos hacer es entre fundas para guitarras eléctricas y fundas para guitarras acústicas y españolas. Las guitarras eléctricas, por norma general, tienen un cuerpo más estrecho, por lo que las fundas para estas guitarras serán más delgadas.

Las guitarras acústicas y las españolas tienen, habitualmente, un cuerpo más grueso y redondeado. Por tanto, necesitarán una funda más amplia. Aunque algunos modelos son compatibles tanto con las acústicas como con las españolas, existen fundas específicas para cada tipo.

Es importante que compruebes que el modelo de tu guitarra se ajuste a la funda que deseas.

Además, hay que señalar que también existen fundas para guitarras con formas más peculiares, como la Flying V, que necesitará una funda con un cuerpo triangular. Por otra parte, las fundas para guitarras también se pueden clasificar según su rigidez y su acolchado. En la lista que mostramos a continuación, lo explicamos de manera más detallada.

  • Fundas blandas: lo habitual es que estén fabricadas en tela, aunque también las hay de cuero o vinilo. Es el tipo de funda más ligero y, normalmente, más económico, aunque es el que menos protección contra golpes proporciona. Es fácil de manejar y se puede doblar para guardarla. Esta funda puede ser impermeable y lo habitual es que disponga de un asa en el lateral y de uno o dos tirantes para colgarla de la espalda como una mochila.
  • Fundas semirrígidas o acolchadas: este tipo de funda proporciona una protección mayor contra golpes y caídas gracias al acolchado que incorpora. Algunos modelos disponen de una abrazadera para sujetar el mástil en el interior e impedir que baile dentro de la funda. Como el tipo de funda anterior, las acolchadas pueden ser impermeables y también disponen, por norma general, de un asa lateral y de tirantes para colgarla a la espalda.
  • Fundas rígidas: suelen ser más pesadas y más caras que los modelos anteriores. La ventaja es que proporcionan una mayor protección contra golpes que las fundas blandas y las acolchadas. Suelen estar fábricadas con plástico, con madera o con fibra de carbono, y suelen tener un acabado de tela, vinilo o cuero. Su interior, por norma general, está recubierto con terciopelo o felpa para que la guitarra no se arañe. Es importante que nuestra guitarra se ajuste bien a la funda para que no se mueva en el interior. Suelen incorporar pestillos para cerrarla de manera segura. Muchos modelos permiten cerrar alguno de esos pestillos con llave. Las fundas rígidas no incorporan, por norma general, tirantes para llevar como una mochila.
  • Soft Case: este tipo de funda sería un híbrido entre las rígidas y las acolchadas. Son modelos más ligeros que las rígidas, aunque más robustos que las fundas acolchadas. El interior es similar al de las fundas rígidas, con un acolchado de felpa o terciopelo. En este caso sí que suelen incorporar tirantes, además de bolsillos externos.
  • Flying Case: este tipo de funda es el diseñado especialmente para viajar en avión con tu guitarra. Proporciona una protección extra contra golpes y cambios de temperatura. No obstante, es el menos económico de todos.
Hombre con guitarra

Las fundas nos permiten transportar y almacenar las guitarras de manera más práctica.
(Fuente: Klemenchenko: 88371365/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas de las fundas para guitarra?

Las fundas nos permiten transportar y almacenar las guitarras de manera más práctica. Además, aportan una importante protección contra golpes o salpicaduras de lluvia. No obstante, cada tipo de funda tiene sus pros y sus contras. A continuación, te mostramos de manera más detallada las ventajas y los inconvenientes de los tres tipos principales de fundas para guitarra.

Tipo de fundaVentajasInconvenientes
Blanda Son las más ligeras.

Son fáciles de doblar y guardar.

Las de tela se pueden lavar.

Ocupan menos espacio.

Son compatibles con muchos modelos de guitarra.

Son más económicas.

Suelen incorporar bolsillos.

Ofrecen una menor protección contra golpes, rozaduras y caídas.
Semirrígida o acolchadaPesan más que las blandas, pero menos que las rígidas.

Aportan una mayor protección que las blandas.

Suelen tener bolsillos para llevar complementos.

No protegen tanto como las rígidas.
RígidaSon las fundas que mayor protección aportan.Son más pesadas.

Son más caras.

Son menos manejables.

¿Son todas las fundas para guitarra compatibles con todas las guitarras?

Hay ciertas fundas que son compatibles con un amplio abanico de guitarras, en especial las blandas para eléctrica, por un lado, y, por otra parte, para acústicas y españolas. No obstante, si metes una guitarra eléctrica en una funda de acústica va a bailar en el interior. Y, al revés, una guitarra acústica no entrará, por norma general, en una funda de eléctrica.

En el caso de las fundas acolchadas y las rígidas, la guitarra debe ir bien ajustada en su interior. Es esencial asegurarse de que las medidas de la funda son las adecuadas para nuestro instrumento. Además, es muy importante que la forma del acolchado interior sea el adecuado para nuestra guitarra, de modo que pueda encajar a la perfección sin forzarla ni que baile.

¿Puedo llevar dos guitarras en una funda para guitarra?

Lo ideal es que las fundas para guitarra sean lo suficientemente ajustadas para que el instrumento no baile en su interior. Por consiguiente, resultará bastante difícil introducir dos guitarras en una única funda. No obstante, aunque físicamente fuese posible, no es recomendable, ya que las guitarras podrían, al mover la funda, chocar entre ellas y dañarse.

Sin embargo, si necesitas llevar contigo dos guitarras, existen fundas dobles. Este tipo de funda incorpora dos compartimentos independientes para llevar dos guitarras eléctricas, o una eléctrica y una acústica o española. Se trata de una solución práctica si tienes que transportar dos instrumentos al mismo tiempo y no deseas acarrear dos fundas separadas.

Criterios de compra

Como ya hemos visto, la funda para guitarra es un complemento con muchas ventajas. Además, en algún lugar tendrán que echarte las monedas cuando des tus primeros conciertos en la calle. No obstante, es importante tener en mente ciertos criterios a la hora de elegir una. Aquí te detallamos los más importantes.

  • Dimensiones
  • Grado de acolchado
  • Peso
  • Uso
  • Comodidad

Dimensiones

Es importante que nuestra guitarra vaya lo más ajustada posible en el interior de la funda. De esta manera, se evitará que baile y que se roce. Por ello, es de vital importancia consultar las dimensiones de la funda antes de comprarla, así nos aseguramos de que nuestro instrumento cabe en el interior, pero sin moverse.

También es fundamental, en el caso de las fundas acolchadas y rígidas, que la forma del interior se ajuste a las formas del cuerpo de la guitarra y de la pala. No es recomendable forzar la guitarra hasta que encaje en el interior. Tampoco es bueno que la guitarra quede algo suelta, pues al moverse podría dañarse aunque el interior esté acolchado.

fundas de guitarra vacias

Es esencial asegurarse de que las medidas de la funda son las adecuadas para nuestro instrumento.
(Fuente: Proshkin: 97184469/ 123rf.com)

Grado de acolchado

Antes de decidirte por una funda para guitarra, debes sopesar qué grado de acolchado deseas. Existen fundas sin ningún acolchado, como las blandas, y con acolchado medio, como las semirrígidas. Algunos expertos recomiendan un acolchado de entre 25 y 30 milímetros. No obstante, existe un nivel todavía superior de protección: las fundas rígidas. ¿Cuál es la ideal para ti?

Peso

En cuanto al peso, las fundas blandas son las más ligeras, pero las que menos protección aportan. Por otra parte, las fundas rígidas son, generalmente, las más seguras, aunque suelen ser muy pesadas. Debes sopesar si vas a tener que acarrear durante largos periodos de tiempo la guitarra con su funda. Existen fundas acolchadas con una buena protección y bastante ligeras.

Uso

Es importante pensar para qué necesitamos nuestra funda. Si nuestra intención es viajar con ella, por ejemplo, en avión, es importante que aporte la mayor protección posible. Si la vamos a emplear únicamente para ir al local de ensayo, quizás sea recomendable algo más manejable. Ten en cuenta que habitualmente suele ser más difícil meter una funda rígida en un coche.

Comodidad

Lo importante en una funda es que aporte protección, pero si además resulta cómoda, mucho mejor. Como decíamos, a veces una funda rígida, por motivos de espacio, cuesta encajarla en un maletero o en los asientos traseros de un coche. Por otra parte, es esencial que las fundas con correas para los hombros sean cómodas de llevar. Y que sean seguras y no se desprendan.

Resumen

Aunque es frecuente ver a gente tocando al aire libre, no es habitual encontrarse músicos transportando sus guitarras sin una funda. Por algo será. Cuando llevamos nuestros instrumentos de un lado para otro los exponemos a golpes, arañazos, caídas o inclemencias climáticas. Por eso es importante llevarlos resguardados en una buena funda para guitarra.

Igualmente, cuando no usamos la guitarra, en función del lugar en el que la almacenemos, sería recomendable guardarla en su funda. Así, la mantendremos a salvo del polvo, de la humedad o de los cambios de temperatura. Hay una gran variedad de fundas para guitarra. Es esencial sopesar las diferentes opciones para poder elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Esperamos que esta guía haya ayudado a mantener tu guitarra sana y salva. Si ha sido así, ¡no dudes en dejar un comentario o en compartir estos consejos en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Herhelizhiu: 110536561/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Alberto Sánchez Periodista
Alberto Sánchez
Soy graduado en Periodismo y he colaborado con diferentes medios, tanto impresos como online. Me apasiona la literatura, el cine y la música. Escribo sobre temas variados, especialmente de tecnología, sobre todo la relacionada con el vídeo y la fotografía digital; libros e instrumentos musicales.