Última actualización: 15/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Tejer, una actividad ancestral que al día de hoy continúa siendo practicada por personas alrededor del mundo y que crea infinidad de productos cada vez más creativos en las diferentes técnicas que existen. Sin embargo, el mundo del tejido es amplio y muchas veces, confuso, específicamente en la elección del hilo para tejer que sea más adecuado.

Los hilos para tejer se clasifican de muchas maneras según sea el origen, el grosor, entre otros, y resulta relevante conocer un poco de esta información a fin de lograr un producto final de gran calidad y acabado. En este artículo tratamos de responder todas esas dudas que pueden surgir además de presentar algunos criterios de compra importantes en la elección del hilo más adecuado para el proyecto.




Lo más importante

  • La elección de determinado hilo para tejer siempre estará condicionada al resultado final que se quiera lograr en el proyecto, así como a la técnica que se quiera usar en su elaboración.
  • El origen de la fibra del hilado permitirá darle las propiedades físicas y funcionales al producto final.
  • El grosor y el acabado también son factores importantes a considerar en términos funcionales y estéticos. Es necesario conocer el sistema de clasificación del hilo según su grosor, puesto que se trata de un sistema internacional.

Los hilos del mercado: nuestras recomendaciones

Existen diferentes técnicas de tejido para hacer un proyecto, algunas son más adecuadas para realizar cierto tipo de producto. Cada una de estas técnicas tendrá un tipo de hilo que se le acomode mejor en cuanto al acabado o facilitar su manipulación durante el tejido. Por ejemplo, el hilo de macramé no será igual a un hilo para miyuki o tricot.

A continuación, mostraremos los mejores hilos para tejer según la técnica que se vaya a utilizar.

Los mejores hilos para tejer en macramé

Este hilo de macramé es de color blanco y corresponde a la marca Rayher consta de fibras trenzadas en 6 pliegues, no cerradas y amalgamadas, pues combina fibras de origen natural de algodón blanco al 35% y poliéster al 65%, el cual le aporta resistencia al hilado.

El hilo de Rayher es el más adecuado para la elaboración de telares y otros artículos de decoración del hogar, no solo por la resistencia del hilado amalgamado, sino también por la facilidad de manipulación durante el tejido gracias al trenzado de las hebras.

Los mejores hilos para tejer a crochet y tricot

Este hilo para tejer en crochet o en tricot, está hecho de fibras de algodón mezcladas con fibras de acrílico en una proporción de 60% y 40% respectivamente. Cuenta con un peso de 220 gramos y 1000 metros de longitud. Es adecuado para agujas de tamaño 3,5 o 4 milímetros. Se trata de un hilo multicolor, clasificado como 759 - Jumpin Jelly perteneciente a la marca Scheepjes.

La composición del hilado, que cuenta con un mayor contenido de algodón, lo hace adecuado para crear proyectos ligeros como prendas de vestir entre estaciones o para climas templados a cálidos. Sin embargo, puede ser usado también para el tejido de guantes, calcetines, bufandas y gorros. Es un producto muy versátil.

Los mejores hilos para tejer miyuki y mostacilla

La bobina de cuerdas de silicona transparente de APLI cuenta con un tamaño de 0.7 mm de diámetro por 100 metros de largo. Está hecha de silicona transparente de alta calidad que brinda como propiedades una gran resistencia y elasticidad en el hilado.

Esta cuerda de silicona es ideal para los trabajos de joyería, además, el color transparente le permite ser versátil en la utilización de diferentes proyectos. Es ideal para usar con cuentas pequeñas, en las que los hilos más gruesos no caben, además, con 100 metros de longitud asegura un gran rendimiento.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los hilos para tejer

Si se está por adquirir hilos para tejer un proyecto, es importante conocer bien sobre los aspectos más importantes sobre el producto. A continuación, proporcionamos los datos más relevantes sobre los hilos para tejer, además de las preguntas más frecuentes que se dan entre los usuarios al momento de querer adquirir hilos para tejer.

El aspecto que de un hilo según su brillo y suavidad también es un variable a considerar en la elección de un hilo para tejer. (Fuente: Sikkema: 8A7qKkvm/ unsplash)

¿Qué son las hebras de un hilo?

La hebra es una porción de hilo o estable compuesta de fibras y que, en el caso de la costura, suele introducirse por el ojo de la aguja. También pueden ser denominadas como cabos.

Los hilados suelen estar compuestos por una o más hebras y estas suelen ser fácilmente identificables a la vista, a diferencia de las fibras que las componen, las cuales, desordenadas podrían ser vistas como pelusas.

¿Cómo se clasifican los hilos en función al grosor del hilado?

Una forma de clasificar a los hilos será en función al grosor que tiene el hilado, contando con dos variables principales: el calibre de la hebra y el número de hebras en el hilado. Estas variables las explicamos en el segmento Criterios de Compras más al detalle, en el presente punto explicaremos las categorías ayudándonos de una tabla.

Es importante conocer la clasificación de los hilos, ya que se trata de un sistema estandarizado en todos los países gracias al Craft Yarn Council (CYC). Se trata de 8 categorías numeradas del 0 al 7. La categoría 0 corresponde a los hilados más finos y la 7 a los más gruesos.

Número y Nombre de la categoría Vueltas por Pulgada (WPI) Número de Hebras Tipo de Hilado
0 - Lance 15 o más 1 o 2 Fingering.
1 - Super Fine 14 a 30 3 o 4 Sock, Fingering, Baby.
2 - Fine 12 a 18 5 Sport y Baby.
3 - Light 11 a 15 8 DK (double knitting) y Light Worsted.
4 - Medium 9 a 12 10 a 12 Worsted, Afghan y Aran.
5 - Bulky 6 a 9 12 a 16 Chunky Craft y Rug.
6 - Super Bulky 5 a 6 - Super Bulky y Roving.
7 - Jumbo 1 a 4 - Jumbo y Roving.

¿Qué tipo de hilo es más adecuado según lo que quieres tejer?

El producto que se quiera lograr, condiciona la elección del tipo de hilo y este será considerando el material del que esté fabricado, pues según el origen cada uno cuenta con propiedades y características propias, además de cuidados que se deban tener posterior al tejido.

Lo mencionado se puede observar más detalladamente en la sección Criterios de Compra, sin embargo, en esta sección se presentan algunas recomendaciones según algunas de categorías de productos que se quieran fabricar.

Categoría de producto Tipo de hilo recomendado
Prendas de vestir frescas o de entretiempo Se recomiendan fibras naturales, preferentemente algodón por la frescura que brinda. El hilo de poliéster también es usado, pero se recomienda que los hilos tengan baja concentración. Para chales y calcetines se recomienda la categoría 1 - Superfine y para ropa de baño, la categoría 3 - Light.
Prendas de vestir de invierno Las fibras naturales animales serán la mejor opción por su capacidad de generar calor. Sin embargo, deben de ser de buena calidad y encontrarse limpias de impurezas, pues podría generar picazón.
No se recomienda el uso de hilo acrílico en su totalidad, puesto que suelta pelusa, podría ser una opción si la persona es alérgica a las fibras naturales. Se recomiendan hilos de categoría 2 - Fine para prendas y para accesorios invernales, la categoría 4 - Medium y la 5 - bulky para chaquetas.
Ropa de bebé Algodón al 100% será la mejor opción, puesto que evitará las alergias y es suave al contacto. Se recomienda la categoría 1 - Fine o la 3 - Light.
Accesorios: carteras y mochilas Básicamente puede ser usado cualquier hilo, pero se recomiendan aquellos con mayor resistencia, por ejemplo, hilos de poliéster o acrílico. Si se trata de piezas delicadas, se recomiendan los hilos de categoría 0 - Lance.
Amigurumis Por el acabo que son recomendables hilos de aspecto edificado para un mejor acabado del producto. También, una buena opción son los hilos sintéticos por la resistencia y por el menor costo. Sin embargo, si los amigurumis serán usados por niños pequeños, es mejor que el hilo sea de algodón. Se recomiendan hilos de categoría 1 - Fine.
Tapetes y decoración Se busca que tengan buena resistencia, por tanto, la mejor opción sería el poliéster. Se recomienda la categoría 5 - Bulky o la 6 - Super Bulky para mantas y alfombras junto con la categoría 7 - Jumbo, muy en tendencia para las maxi mantas.

¿Cómo calcular cuánto de hilo necesito?

Es uno de los dilemas más comunes para cualquier tejedor, optando muchas veces por el “más vale que sobre en lugar de que falte”, pero ahora, en este segmento, explicaremos una forma fácil y práctica para calcular cuánto material se necesita para tejer cualquier proyecto. Se necesitará:

  • Cinta métrica o regla
  • Balanza
  • Lápiz y Papel
  • Muestra de 10 x 10 cm aproximadamente del hilo tejido en el punto que se usará y en la técnica que se usará.

A continuación, se deben de seguir los siguientes paso:

  1. Elaborar el modelo a tamaño real en un papel, puede ser solo la silueta dibujada.
  2. Colocar la muestra sobre el dibujo del proyecto empezando por el extremo superior y desplazar por todo el dibujo sin hacer caso a las curvas. Así determinarás cuántas veces entra.
  3. Al número de veces, se le multiplicará por 2 si se trata de una prenda de vestir con frente y espalda. Si no es el caso, no se multiplica.
  4. Apuntar el número, es el número de veces que la muestra cabe.
  5. Pesar la muestra y anotar los gramos, esto, en caso de que el hilado se comercializa por peso, si el hilo se comercializa por longitud, habrá que destejer la muestra y pesarla.
  6. A la medida del punto 4 (sea en gramos o en longitud), se le deberá multiplicar por el número de muestras que caben en el proyecto (punto 3).

¡Y eso es todo!

¿Qué otros complementos necesito en mi kit para comenzar a tejer?

A continuación, mencionamos algunos elementos que, sin importar la técnica que se utilice, serán de mucha ayuda.

  • Tijeras
  • Marcadores de puntos: aparentan ser unos pequeños clips y te ayudarán marcar una puntada importante que hayas realizado y que necesites de referencia para añadir detalles.

Por otro lado, cada técnica de tejido tiene sus propios elementos que ayudan a la elaboración del proyecto:

  • Tejido a mano como macramé: Necesitará un soporte de madera donde puedas enrollar el hilo y elaborar proyectos que no tengan forma circular. Un cepillo también será de gran ayuda para los remates donde se separan las fibras.
  • Tejido a una aguja o crochet: Necesitará un crochet del número que el grosor del hilo requiera, las agujas pueden ir desde el número 1.0, adecuado para un hilo de categoría 0 - Lance, a más.
  • Tejido a dos agujas o tricot: Igual que en el caso del crochet, las dos agujas deberán ser seleccionadas en función al grosor del hilo, pero además, se considera la longitud del proyecto, si es muy grande (o largo), será mejor optar por agujas de mayor longitud para que quepa bien.
  • Tejido de miyuki: Necesitará de un pequeño soporte o telar donde apoyar las hebras para poder realizar el tejido manual y, mostacillas que vayan acorde con el grosor del hilo.

Los elementos que forman parte del kit para tejer varían en función de la técnica de tejido. (Fuente: Karina L: ylhANXVV6Pk/ unsplash)

¿Cuáles son los beneficios de tejer?

Tejer es una de las actividades más practicadas alrededor del mundo por su sencillez y las infinitas posibilidades de creación que ofrece. Sin embargo, algo que muy poca gente conoce es que tejer a mano puede ser una fuente de sanación que permite conectarse con las emociones y liberarse del estrés.

A continuación, enumeramos algunos de los beneficios que brinda tejer a mano:

  1. Mejora la actividad cerebral, aumentando la coordinación cerebral al trabajar con los dos lados de los hemisferios cerebrales.
  2. Mejora el estado de ánimo y reduce el estrés al brindar la oportunidad de desconectarse de la rutina y ayudando a liberar endorfinas.
  3. Ayuda a la movilidad de las manos, por lo cual es muy recomendable para adultos mayores y niños pequeños. Mantener las manos activas ayudará a combatir ciertos síntomas de la artrosis y artritis; así como desarrollar motricidad fina.
  4. Aumenta la autoestima y la creatividad, este es un efecto de realizar manualidades, pues se toma las riendas y la responsabilidad del resultado final.

Criterios de compra

Al momento de adquirir el hilo que se usará para tejer, es necesario valorar ciertos aspectos para hacer una buena compra. A continuación, mencionaremos algunos de los factores más importantes en la elección del ovillo a fin de que este se adecúe mejor a las necesidades de cada comprador.

Origen de la fibra

Las fibras que componen los hilos para tejer pueden tener tres orígenes con características propias y diferentes entre sí, estos orígenes son: fibras naturales (animales y vegetales), sintéticas y artificiales.

Ninguna de las fibras es perfecta y al momento de elegir el hilo que se utilizará, es necesario considerar las propiedades de cada tipo de fibra y cuáles serían las más convenientes para el proyecto. En la siguiente tabla podrás observar la clasificación según el origen de las fibras, el nombre de las más conocidas y sus propiedades básicas.

Origen Fibras Propiedades
Natural (la materia prima se encuentra presente en la naturaleza) Animal como lana de oveja, cashmere, mohair, pelo de camello, alpaca, seda de gusano, etc. Vegetal como algodón, lino y bambú Absorben la humedad, necesitan cuidados, precio un poco más elevado.
Sintético (se obtiene mediante procesos químicos) Nailon, acrílico y poliéster. Más económicas que los hilos de origen natural, sin embargo no son buenos absorbentes de la humedad, lo que implica tener mayores cuidados en higiene.
Artificial (La materia prima está en la naturaleza, pero el proceso de obtención es químico) Serie de derivados de la celulosa como rayón, derivados de la cafeína como la fibra de leche, entre otras. Sus propiedades están determinadas por las propiedades de la materia que las componen.

Grosor y calibre

Tanto el calibre (también llamado grosor) como el número de hebras, juegan un papel importante en la elección del hilo, ambos constituyen un sistema de clasificación internacional. Conocerlos te permitirá realizar rápidamente tu pedido y lograr un buen producto tanto a nivel funcional como estético.

En este punto iniciaremos por explicar la importancia del calibre del hilo tomando en cuenta los dos factores mencionados:

  • A nivel estético: Lo primero, es considerar si se desea que la puntada del tejido sea o no visible. Si el objetivo es que lo sea, se deberá elegir un grosor mayor; por el contrario, si se busca causar un efecto más liso, se deberá optar por un menor grosor.
  • A nivel funcional: Un hilo de mayor calibre ofrecerá mayor resistencia del producto en comparación con un producto hecho de hilo delgado.

Número de hebras

El número de hebras es el segundo componente del sistema de numeración de los hilos para tejer, yendo desde una sola hebra a más. Pero, ¿por qué es importante tomar en cuenta este factor?

Básicamente, el número de hebras influirá en el grosor que tenga la puntada y en tipo de aguja que se debe usar (en el caso del crochet o del tricot). A mayor número de hebras, mayor será el grosor del tejido, sin embargo, esto también dependerá del calibre que tengan las hebras. En general se podría afirmar que:

  • A mayor número de hebras habrá mayor resistencia del tejido.
  • Si el calibre de la fibra no es muy alto, se puede alcanzar mayor resistencia del tejido incrementando el número de hebras.
  • Será mayor la resistencia de un tejido si el número de hebras es elevado y se combina con calibres altos de fibra.

Si bien, el número de hebras es importante en la elección del ovillo no es tan crucial como el calibre, esto, debido a que manualmente se pueden juntar hebras mientras se está tejiendo. En este caso, es preferible que las hebras sean de un mismo calibre y material. Realizar combinaciones de color, incluso de calibre y de material dependerá del acabado final que se le quiera dar al proyecto.

El producto que se quiera elaborar condicionará la elección del tipo de hilo para tejer. (Fuente: Hayffield: g34GFT3RtuY/ unsplash)

Color

Gracias al avance que ha tenido la industria textil, las posibilidades de color son infinitas, incluso, en fibras de origen natural. Pueden encontrarse la gama completa de colores y combinarse más de un color en un solo ovillo. Así también se pueden encontrar en el mercado hilos de origen sintético con colores metálicos o neones.

  • Hilo color entero: Presenta un color único a lo largo del hilo, es decir, es un color sólido.
  • Hilo matizado: Presenta variaciones monocromáticas a lo largo del hilo, se trata de un cambio en el tono progresivo que genera un efecto degradé, pudiendo pasarse, por ejemplo, de un azul muy claro, hasta un azul marino.
  • Hilo multicolor: También presenta variaciones, sin embargo, a diferencia de un carrete de hilo matizado, este variará de colores, presentando, por ejemplo, tonos azules, verdes, naranjas y rosas a lo largo del hilo.

La elección del color está basada en gustos y cómo se quiera el producto final."

Acabado

El acabado que genera el hilo cuando se está tejiendo está muy relacionado con el origen de la fibra que lo compone, el calibre y el número de hebras. Sin embargo, existen ciertos hilos que pueden generar el mismo acabado, o uno similar. Ciertos tejidos de fibras de origen artificial pueden tener el mismo acabado que un tejido de lana natural; o ciertas fibras de origen sintético, como el poliéster, tienen un acabado similar al algodón.

Así mismo, se pueden encontrar hilos para tejer que combinan fibras de distintos orígenes, logrando el acabado visual propio de cierto material pero añadiendo propiedades de otro. La composición del hilado por porcentajes se indica en la etiqueta de cada ovillo.

El aspecto que de un hilo según su brillo y suavidad también es un variable a considerar y para esto, dividimos a los hilos en tres grupos según su acabado.

  • Hilo sedificado: A veces llamado perlé o mercerizado, se caracteriza por tener un alto brillo, efecto satinado, gran suavidad y acabado firme. Puede conseguirse de origen sintético al 100% o en hilos con fibras mixtas que combinan fibras naturales y sintéticas.
  • Hilos matizados: No deben confundirse con los hilos matizados en color del punto anterior. Los hilos matizados en acabado son unos de los más brillantes pero más equilibrados en comparación con el sedificado gracias al acabado acrílico.
  • Hilo opaco: Suele ser el más usado en prendas y también es uno de los más económicos con una paleta de colores muy amplia.

Cuidados post elaboración

Al igual que en el caso del acabado, los cuidados que se deben tomar una vez terminado el producto, dependen del origen de fibra, el grosor y el número de hebras en el hilo. Tomar los cuidados correspondientes será muy importante para la duración y conservación del tejido, al punto de ser un factor a considerar en la elección del hilo. Entonces, se puede mencionar que:

Origen Cuidados
Natural de origen animal La lana, sin importar de qué animal sea, tiene la característica de ser muy duradera, sin embargo, se debe de cuidar de deformaciones como encogimiento durante el lavado y secado. Algunas fibras más delicadas, como las de lana de vicuña, necesitarán cuidados especiales, como el lavado a mano, pues en máquina, el tejido corre el riesgo de romperse.
Natural de origen vegetal Una vez realizado el producto, al igual que la lana, se deberá de cuidar de las deformaciones que se puedan dar durante el proceso de lavado y secado. Se debe secar adecuadamente dada su sensibilidad a los hongos, pero también, evitar la exposición extensa al sol, pues podría cambiar el color a un tono amarillento.
Sintético Los hilos de origen sintético tienen la característica de no ser absorbentes, por tanto, los tejidos no se arrugan fácilmente, sin embargo sí son propensos a retener óleo y aceite, razón por la que se debe de evitar el contacto con estos elementos, puesto que podrían generar manchas.
Artificial Aunque visualmente son semejantes a las fibras naturales como la lana, los cuidados son distintos, las fibras artificiales tienden a soltar pelusa o enroscarse formando bolitas, esto suele suceder luego de cierto número de lavadas, pero se manifiesta más rápidamente cuando la fibra es de mala calidad.

Resumen

En definitiva, la elección de un hilo para tejer no es una decisión sencilla, se deberán considerar muchísimos criterios como el origen de la fibra, el grosor del hilo, el color el acabado, los cuidados, entre otros. Sin embargo, algo que tienen estos criterios en común es el resultado que se espera lograr con el tejido, es decir, el producto, el acabado y las propiedades deseadas para este.

Además, conocer las principales clasificaciones de los hilos para tejer, específicamente la clasificación internacional según el grosor, es de relevancia para poder hacer una buena compra y pedidos más exactos cuando se va a la Mercería.

(Fuente de la imagen destacada: Kenishirotie: 64107761/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones